Diccionario de Remedios y Tratamientos Naturales

Esta sección es un diccionario de remedios y tratamientos naturales proporcionado por la muy prestigiosa colaborativa de investigación Natural Standard. Aquí puedes buscar la información que necesitas alfabéticamente utilizando las letras aquí abajo. Si prefieres buscar por remedios o por tratamientos, puedes usar los títulos negros arriba de éste cuadro y debajo de las pestañas azules de navegación. También puedes buscar utilizando la casilla de búsqueda debajo de este texto.

Aquí aprenderás sobre las hierbas y los suplementos, los remedios caseros y las terapias alternativas (también conocidas como terapias complementarias, terapias naturales, tratamientos alternativos, tratamientos complementarios o tratamientos naturales). La medicina complementaria (también conocida como medicina natural, medicina alternativa o medicina integrada) incluye terapias como la homeopatía, la acupuntura, la quiropráxia o quiropráctica, los masajes o masoterapia, el tai chi, el qui gong, la oración o sanación a distancia, la colorterapia, la aromaterapia, la hipnosis o hipnoterapia, la reflexología, la meditación, la medicina china tradicional, la acupresión o digitopresión, el shiatsu, y el reiki. También incluye a los remedios naturales, las hierbas y los suplementos.

En esta sección podrás informarte sobre la eficacia o falta de eficacia de estos tratamientos así como las indicaciones y contraindicaciones para cada uno de ellos y sus peligros, si los hay. Cada remedio o tratamiento recibe una calificación de A (bueno) a F (malo) según la evidencia que existe sobre sus efectos en las diferentes condiciones. Te invitamos también a visitar nuestro canal de Medicina Natural y a suscribirte a nuestro boletín semanal sobre el mismo tema.

5-HTP (5-Hidroxitriptofano)

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • 5-Hidroxitroptofano, Griffonia simplicifolia, L-5-HTP, L-5-Hidroxitroptofano, oxitriptán, Tript-OH, triptofán.
  • Nota: No debe confundírsele con el L-triptofán.

    Seguir Leyendo…

Canela (Cinnamomum spp.)

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • 1-metoxi-4-(1-propenil)benceno (trans-anetol), quinazolinonas 2-sustituídas 4-(3H), 3-fenil-2-propen-l-ol (alcohol cinamílico), 5,7,3′,4′-tetrahidroxiflavan-3,4-diol, aitokaneli (finlandés), äkta kanel (sueco), akupatri (telugú), albero della cannella (italiano), alfa-amil cinamaldeído, cinnamon Americano, Batavia cassia, Batavia cinnamon, breyne, canela (portugués, español), canela de la China (portugués, español), caneleiro (portugués), canelero chino (español), canelero de Ceilán (español), canelheira da India (portugués de Brasil), cannelier de Chine (francés), cannella (italiano), cannella del Ceylan (italiano), cannella della Cina (italiano), cannelle (francés), cannelle de Ceylan (francés), cannelle de Chine (francés), cannelle de Cochinchine (francés), cannellier casse (francés), cannellier de Ceylan (francés), cannellier de Chine (francés), cassia (inglés, italiano), cássia (portugués), cássia-aromática (portugués), corteza de casia, árbol de casia, canela de casia, cassia lignea, cassia rou gui, catechins, cây que (vietnamita), Ceylon cinnamon, ceyloni fahéj (húngaro), ceyloninkaneli (finlandés),

    Seguir Leyendo…

Chi kung

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com) Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud. No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • AST Chiro, Chan-Chuang qigong, chi, Chi Gong, Chi Kung, medicina china, Chun Do Su Bup, Daoyin-Tuna Qigong, Chi kung externo, Falun gong, toque de curación, hexiangzhuang (grulla voladora) Qigong, Chi kung interno, meditación, Nei-Gong, Pa Tuan Jin, Pai Jer Tsuh Jih Gong, Qi, Qi gong emisión externa Qi (QEQ), Qi gong Yangsheng, Qigong, Qigong Waiqi, Qigongizations, Reiki, tai chi, Toque Terapéutico, medicina tradicional china, visualización, Wai Qi Fa Gong, walking Qi gong, Yan Jing Yi Shen Gong.

    Seguir Leyendo…

La terapia de desintoxicacion (limpieza)

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com) Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud. No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • Ayurveda, limpieza intestinal, terapia de quelación, colon, limpieza de colon, hidroterapia de colon, terapia de colon, irrigación de colon, sesión colónica, estreñimiento, baños desintoxicantes, terapia con EDTA, enema, ayuno, alergias a los alimentos, desintoxicación del tracto intestinal, limpieza de metales pesados, desintoxicación con hierbas, hierbas, irrigación complete de colon, programas de atención hormonal y cutánea, hidroterapia, limpieza de los intestinos, terapia intestinal, ayuno de jugo, terapia de jugos, extracción de jugo, limpieza hepática, drenaje linfático, dieta macrobiótica, nutrición, limpieza de parásitos, probióticos, dieta de rotación, cuidado de la piel, limpieza cutánea, dieta específica de carbohidratos, suplementos, minerales tóxicos, toxinas, vitaminas, ayuno de agua, pérdida de peso, bienestar.
  • No se incluyen en esta revisión: Desintoxicación alcohólica y por abuso de drogas.

    Seguir Leyendo…

Masaje

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com) Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud. No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • Masaje abdominal, masaje abdominal meridiano, acupresión, masaje de acupuntura, técnica de Alexander, terapias antroposóficas, masaje de aromaterapia, técnica Aston-Patterning, aumento de la movilización de tejido suave, silla de masaje automático, masaje de ritmo, terapias para el cuerpo, masaje cardiaco, masaje carótido sinusal, metodología de Cignolini, masaje clásico, masaje de tejido profundo, masaje profundo de fricción trasversa, masaje digital, masaje rítmico, técnica de Feldenkrais, Flexitouch, masaje genérico, masaje de reflexión en el pie, masaje de manos, Hellerwork, masaje pélvico hipocrático, masaje con piedras calientes, masaje con hielo, masaje infantil, jin shin do, Lomi lomi, drenaje linfático manual, terapia de masaje Marma, mioterapia, masaje neuromuscular, masaje con aceite, masaje de silla en sitio, terapia manual naprapática, masaje perineal, terapia física, tratamiento de polaridad, masaje prostático, masaje Qi gong, masaje de zonas reflejas, reflexología, Reiki, Rolfing®, masaje rítmico, masaje roll-stretch, método Rosen, shiatsu, terapia de masaje de rehabilitación de la piel, masaje deportivo, técnica neuromuscular de San Juan, técnicas para contrarrestar torceduras, terapia de girasol, masaje sueco, masaje tailandés, masaje tibetano, tacto, técnica Trager, TriActive laser, masaje de punto desencadenante, tuina, terapia zonal.
  • Esta revisión se concentra principalmente en la evidencia científica disponible para el masaje sueco.

Historia

  • Las diferentes culturas han practicado varias formas de manipulación terapéutica para el tejido superficial, desde hace miles de años. La utilización del masaje en China se remonta a 1600 A.C. Se tiene registro del año 400 A.C. de una referencia de Hipócrates en relación a la importancia que tenía para los médicos la práctica de la “frotación”. Existen referencias sobre los masajes en los registros antiguos de las naciones chinas, japonesas, árabes, egipcias, índicas, griegas y romanas. También se han encontrado referencias en la Biblia y en el libro de los Vedas. El término “masaje” se compone de la palabra francesa masser, del término griego equivalente a “amasar”, del término hindú equivalente a “presionar” y el término arameo equivalente a “presionar suavemente”. La técnica que en la actualidad se conoce como masaje sueco, fue desarrollada durante el siglo XIX por Henrik Ling (1776-1839), como una combinación de masajes y ejercicios gimnásticos.
  • Muchas técnicas terapéuticas se pueden clasificar como terapia de masajes. La mayoría requiere la aplicación de presión en movimiento o en un punto fijo o la manipulación de los músculos/tejidos conectivos de los clientes. Los terapeutas pueden utilizar sus manos u otras áreas del cuerpo tales como antebrazos, codos o pies. También pueden usarse sustancias lubricantes para imprimir suavidad a los movimientos del masaje.
  • Las técnicas utilizadas en el masaje sueco son (1) golpes superficiales en la dirección opuesta al corazón o golpes profundos hacia el corazón; (2) movimientos en patrones circulares, utilizando los dedos y pulgares para amasar; (3) estimulación profunda del músculo; (4) movimientos rítmicos tales como palmadas o martilleo con los dedos y (5) vibración.
  • El masaje deportivo es similar al masaje sueco pero se adapta específicamente para los atletas. El masaje clásico ayuda a lograr calma, relajación, estimula la autosanación y la revitalización. Existen muchas otras variaciones y estilos de masajes o palpaciones, a menudo desarrollados en regiones geográficas específicas.
  • La investigación científica sobre el masaje es limitada y los estudios disponibles utilizan varias técnicas y diseños de ensayos clínicos. En el momento, no se pueden ofrecer recomendaciones firmes con base en evidencias sobre la efectividad del masaje para ningún padecimiento de salud.

Teoría

  • Existen numerosas teorías sobre los efectos benéficos del masaje, aunque la investigación es limitada en relación con su mecanismo de acción. Se sugiere que el masaje puede tener efectos localizados en músculos y tejidos blandos y que puede reducir la inflamación, estimular la oxigenación de los tejidos, suavizar o estirar el tejido cicatrizal, romper adherencias, reducir la acumulación de ácido láctico en los músculos, inducir la relajación fibromuscular y estimular la cicatrización de tejidos conectivos o músculos lesionados.
  • Los terapeutas del masaje sueco sugieren que éste puede ayudar a que el cuerpo libere los nutrientes y retire los productos de deshecho de varios tejidos. Se dice que esta terapia transforma la energía nerviosa en un estado energético más estable. Se considera que el ritmo es importante para establecer equilibrio y que el sistema nervioso se beneficia de la repetición y del ritmo. Se considera que los ritmos tienen una calidad meditativa que reconforta tanto al terapeuta como al cliente.
  • Se considera que el ambiente es parte integral del masaje terapéutico, por lo que a menudo el masaje se practica en lugares cómodos, cálidos y calmados. El masaje deportivo se puede hacer en un gimnasio o cuarto de casilleros. Muchas técnicas se realizan con el cliente recostado boca abajo en una plataforma o mesa, con la parte inferior de su cuerpo cubierto por una sábana. Dependiendo de la técnica utilizada, las sesiones pueden durar desde 15 hasta 90 minutos.
  • Los requisitos de adiestramiento para el masaje terapéutico varían en Estados Unidos, donde muchos de sus practicantes no tienen licencia; además, las organizaciones nacionales e internacionales tampoco se han puesto de acuerdo en los estándares. El International Therapy Examinations Council (ITEC), ofrece exámenes para evaluar el conocimiento teórico o habilidad práctica (cuando es pertinente) de cada candidato, y determinar si sus habilidades cumplen con los estándares requeridos para lograr una acreditación profesional internacional. Se recomienda a los pacientes que buscan masajes terapéuticos por razones médicas que consulten con su médico de atención primaria acerca de la elección de un terapeuta de masajes. Antes de comenzar cualquier programa terapéutico es recomendable que se verifiquen las referencias y experiencia del terapeuta de masajes.

Evidencia Científica

Usos:

    Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Bienestar de pacientes con cáncer

A menudo se han utilizado varias formas de masajes para pacientes con cáncer, con el objetivo de mejorar el bienestar y reducir la ansiedad. Se requiere investigación científica adicional para ofrecer una conclusión en esta área.

Calificación B

Dependencia del alcohol

El masaje se considera promisorio como complemento de la terapia tradicional para desintoxicación de alcohol. Se requiere investigación adicional para confirmar estos resultados.

Calificación C

Comportamiento agresivo

El masaje puede ayudar a reducir el comportamiento agresivo de adolescentes, aunque no existe suficiente evidencia para ofrecer una recomendación firme. Se requieren estudios adicionales para evaluar este uso del masaje.

Calificación C

Ansiedad

Varios ensayos clínicos han valorado los efectos del masaje en pacientes con ansiedad, inclusive de aquellos con enfermedades crónicas, cáncer u hospitalizados por trastornos siquiátricos, ansiedad previa por una cirugía propia o de sus hijos, demencia, esclerosis múltiple, antes/durante procedimientos médicos, madres adolescentes deprimidas, mujeres con síndrome premenstrual, pacientes con fibromialgia y en pacientes ancianos que están internos en instituciones. Se requiere investigación adicional para ofrecer una recomendación con bases científicas.

La información preliminar sugiere que la aromaterapia en conjunto con el masaje puede ayudar a calmar a las personas con demencia cuando están alteradas. Sin embargo, se desconoce si este enfoque tiene un uso benéfico superior a la utilización de la aromaterapia únicamente.

Calificación C

Artritis (reumatoide, osteoartritis)

El masaje puede beneficiar a los niños que padecen artritis reumatoide, aunque la evidencia científica disponible no es suficiente para ofrecer una recomendación firme.

Calificación C

Asma

La evidencia preliminar promisoria sugiere que el masaje terapéutico puede ser benéfico para la función pulmonar de niños con asma. Se necesita de mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Calificación C

Dermatitis atópica

Los masajes realizados por los padres pueden ayudar a niños que padecen de dermatitis atópica. Se requieren estudios adicionales antes de ofrecer recomendaciones a favor o en contra del masaje para esta afección.

Calificación C

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD)

La evidencia preliminar indica que el masaje terapéutico puede mejorar el estado anímico y comportamiento de los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Se necesita de mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Calificación C

Autismo

El masaje puede mejorar los patrones de sueño, inducir al relajamiento y mejorar los patrones de comportamiento autista. Sin embargo, la evidencia disponible no es suficiente para ofrecer recomendaciones concretas en este campo.

Calificación C

Dolor de espalda

Varios ensayos clínicos en humanos reportan mejoría temporal en el dolor en la región lumbar con varios métodos de masaje. Un estudio reciente reporta que la eficacia del masaje es ligeramente mejor que la terapia tradicional. No obstante, los efectos adicionales del masaje pueden aumentar su valor en la práctica del cuidado holístico. Se requiere investigación adicional para ofrecer una recomendación con base científica.

Calificación C

Trasplante de médula espinal

La evidencia limitada indica posibles efectos modestos del masaje en relación a la salud sicológica de pacientes con trasplante de médula espinal. Se requieren estudios adicionales.

Calificación C

Dolor crónico

Con base en evidencia preliminar, el uso del masaje solo o en combinación con técnicas de reducción de estrés con fundamento en la plenitud mental puede beneficiar a pacientes con dolor crónico. Se requiere investigación adicional para confirmar estos resultados.

Calificación C

Cuidado de quemaduras y heridas

Existe alguna evidencia a partir de un pequeño estudio que indica que el masaje puede reducir el estrés de los pacientes con quemaduras.

Calificación C

Parálisis cerebral (diplegía espástica en adolescentes)

La evidencia preliminar indica un posible beneficio del masaje de las pantorrillas en niños con diplegía espástica, una forma de parálisis cerebral. No obstante, se requiere investigación adicional.

Calificación C

Vómito y náuseas inducidos por quimioterapia

Se ha utilizado el masaje para el tratamiento de las náuseas, ansiedad y depresión de pacientes con cáncer de seno bajo tratamiento con quimioterapia. El masaje puede ayudar contra las náuseas; sin embargo, sus efectos sobre la ansiedad y depresión no son claros aún.

Calificación C

Estreñimiento

Un pequeño número de ensayos clínicos en humanos reporta que el masaje abdominal puede ayudar a pacientes que sufren de estreñimiento. En general, estos estudios no fueron bien diseñados ni reportados, por lo que se requiere de investigación de buena calidad antes de poder llegar a una conclusión definitiva.

Calificación C

Enfermedad crítica (pacientes en unidad de cuidados intensivos)

La evidencia limitada indica que las técnicas simples de masaje pueden ayudar en la reducción de índices de estrés y mejorar el estado de ánimo de pacientes en cuidados intensivos. Se requieren estudios adicionales.

Calificación C

Fibrosis quística

La evidencia preliminar indica que los masajes que los padres realizan a sus niños pueden ser benéficos en el estado anímico y circulación del aire de niños con esta enfermedad.

Calificación C

Demencia

Se ha utilizado el masaje con o sin aceites esenciales para el tratamiento de pacientes con demencia en instituciones de cuidados crónicos, con el fin de evaluar los efectos en el comportamiento. La evidencia preliminar es promisoria en relación a que la aromaterapia con aceites esenciales puede reducir la alteración en pacientes con demencia, aunque los efectos del masaje en sí mismo no son claros.

Calificación C

Depresión

La evidencia existente es insuficiente para determinar si el masaje es benéfico para pacientes con trastornos depresivos mayores, trastornos de ánimo situacionales, enfermedades críticas o depresión durante el embarazo o posparto (inclusive el masaje a infantes).

Calificación C

Procedimientos de diagnóstico

El masaje puede ayudar a realzar la sensibilidad y habilidad de diagnosticar el mapa linfático de pacientes con cáncer de seno.

Calificación C

Diabetes

Existe evidencia preliminar que indica que el masaje que los padres realizan a sus niños diabéticos puede beneficiar los niveles de los síntomas y del azúcar en la sangre. También existe alguna evidencia de que el automasaje en los sitios de aplicación de inyecciones puede incrementar la absorción de insulina.

Calificación C

Dislexia

Se ha estudiado la terapia con girasol para el tratamiento de la dislexia infantil. Esta terapia, que consiste de quinesiología, manipulación física, masaje, homeopatía, remedios herbales y programación neurolingüística, ha demostrado beneficios promisorios. No obstante, se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones en firme.

Calificación C

Recuperación después de ejercicio físico

Varios estudios con debilidades metodológicas indican que el masaje puede mejorar la molestia muscular posterior al ejercicio físico. Sin embargo, la evidencia es insuficiente para ofrecer conclusiones firmes.

Calificación C

Fibromialgia

Un número pequeño de estudios reporta que el masaje puede mejorar el dolor, la depresión y la calidad de vida de pacientes con fibromialgia. Se requiere investigación adicional para poder formular una recomendación con base científica.

Calificación C

Fortaleza de agarre con la mano

La evidencia existente es insuficiente para determinar si el masaje es benéfico para mejorar la fortaleza de agarre con la mano. Los resultados preliminares son conflictivos.

Calificación C

Presión arterial alta

Con base en estudios preliminares, el masaje puede disminuir la presión arterial en pacientes hipertensos. Se requieren estudios adicionales de buen diseño para confirmar estos resultados.

Calificación C

SIDA/VIH

La evidencia existente es limitada y conflictiva en relación a los beneficios del masaje en el funcionamiento inmunológico o la utilización de servicios de salud por parte de las personas con VIH.

Calificación C

Hipoxia (falta de oxígeno)

Investigaciones de alcance limitado indican un beneficio potencial del masaje en la recuperación de niños con impedimentos en el sistema nervioso central, ocasionados por falta de oxígeno. Se requieren estudios adicionales.

Calificación C

Síndrome de fricción de la banda iliotibial

La evidencia existente es insuficiente para determinar si el masaje es benéfico para pacientes con síndrome de fricción de la banda iliotibial.

Calificación C

Función inmunológica

La evidencia preliminar sugiere que el masaje terapéutico puede preservar la función inmunológica. Se necesita de mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Calificación C

Desarrollo infantil/cuidado neonatal

Algunos terapeutas y madres han utilizado el masaje en infantes nacidos antes de término con el objetivo de mejorar su desarrollo y la ganancia de peso. Los estudios existentes no arrojan claridad acerca de si esta terapia es benéfica.

Calificación C

Migraña

Actualmente no existe suficiente evidencia científica disponible acerca de la efectividad del masaje en el tratamiento de la migraña.

Calificación C

Esclerosis múltiple

Los reportes preliminares indican que el masaje puede mejorar los síntomas de ansiedad, depresión, autoestima así como la autoimagen del cuerpo y funcionamiento social en pacientes que padecen de esclerosis múltiple. Los beneficios en el proceso de la enfermedad en sí no se han evaluado bien. Se necesita de mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Calificación C

Afecciones músculo-esqueléticas

La evidencia preliminar señala que el masaje puede aliviar el dolor crónico. El masaje de los tejidos suaves puede también mejorar la capacidad de movimiento y la función. Se requieren estudios adicionales de buen diseño para confirmar estos resultados.

Calificación C

Dolor miofacial

La evidencia preliminar indica que el masaje puede reducir el número e intensidad de los puntos desencadenantes del dolor. Se requieren estudios adicionales.

Calificación C

Dolor de cuello y hombros

La realización de masajes en área localizadas del cuerpo, en contraposición a un masaje corporal total, puede ser benéfico contra el dolor en cuello y hombros. Aún no es claro si es masaje es efectivo por sí mismo y tampoco es claro si es más efectivo que la acupuntura.

Calificación C

Enfermedad de Parkinson

La evidencia científica preliminar indica que las personas con enfermedad de Parkinson pueden tener reducción de los síntomas después de recibir masajes. Se requieren estudios adicionales.

Calificación C

Recuperación postoperatoria

Se han utilizado distintas técnicas de masaje después de cirugías para ayudar a la recuperación y disminuir el dolor. Se necesita mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Calificación C

Embarazo y trabajo de parto

Se han utilizado distintas técnicas de masajes durante el embarazo y el trabajo de parto; este uso es más común en Europa que en Estados Unidos. La reducción del dolor o la ansiedad es un objetivo común. No existe claridad en la manera cómo el desenlace del nacimiento se ve afectado o si es una intervención segura. Las mujeres embarazadas deben consultar con su médico obstetra antes de comenzar cualquier masaje terapéutico.

Calificación C

Síndrome premenstrual

La evidencia preliminar de los efectos del masaje en el estado de ánimo de mujeres con trastorno disfórico premenstrual no es concluyente. Un estudio reciente que investigaba el efecto del masaje abdominal meridiano (Kyongrak) encontró efectos positivos sobre los cólicos menstruales y la dismenorrea. Se necesita mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Calificación C

Preparación para cirugía

Un pequeño número de estudios ha intentado evaluar la contribución del masaje en la preparación previa a procedimientos quirúrgicos invasivos. Los resultados obtenidos son mixtos.

Calificación C

Calidad de vida (residentes en hogares de cuidados)

Un estudio practicado entre residentes en hogares de cuidados reportó que, aparentemente, el masaje con la mano no alteró los niveles de comodidad o satisfacción de estas personas. Se requieren estudios de mejor tamaño y buen diseño antes de ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Rehabilitación

La evidencia preliminar indica que el masaje como medio de rehabilitación general para los ancianos postrados en cama o para aquellos que residen en hogares de cuidados no ha demostrado efectos benéficos significativos. Se requieren estudios adicionales antes de ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Dolor reumático

En términos generales, el masaje puede aliviar el dolor reumático. Sin embargo, la evidencia es insuficiente para ofrecer recomendaciones definitivas.

Calificación C

Cicatrización de heridas (hipertróficas, pediátricas)

No existe claridad sobre los efectos del masaje en la reducción de la severidad de la cicatrización hipertrófica en niños. Se requieren estudios adicionales para evaluar la efectividad del masaje para este uso.

Calificación C

Lesión de columna vertebral

La evidencia preliminar indica que el masaje puede beneficiar a pacientes con lesiones de columna vertebral. En estos pacientes el masaje abdominal puede tener efectos positivos en la disfunción intestinal. Sin embargo, la evidencia es insuficiente para ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Estrés

Se ha estudiado el efecto de un masaje semanal de 15 minutos practicado a enfermeras, a fin de evaluar la reducción del estrés físico y sicológico. Se encontró que el masaje no fue benéfico para la reducción del estrés físico, aunque sí lo fue para la reducción del nivel de estrés sicológico. Se recomienda realizar investigaciones adicionales.

Calificación C

*Clave para las Calificaciones:
A: Evidencia científica sólida para este uso
B: Evidencia científica buena para este uso
C: Evidencia científica dudosa para este uso
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar)
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación:
Estado de alerta, enfermedad de Alzheimer, desempeño atlético, equilibrio y postura, reductor de grasa corporal (celulitis), mejoramiento de la respiración, bronquitis, bulimia, cáncer, síndrome de fatiga crónica, mejoramiento de la circulación, enfermedad de Crohn, colitis, cardiopatías coronarias, fibrosis quística, neuropatía diabética, diarrea, fortalecimiento de la digestión, diverticulitis, estimulación de la liberación de endorfinas, epilepsia, fatiga, gastritis, trastornos gastrointestinales (motilidad del colon), dolor de cabeza (por la tensión), reducción del ritmo cardiaco, desequilibrios hormonales, incremento de la actividad del sistema nervioso parasimpático, inflamación, enfermedad inflamatoria del intestino, insomnio, estrés por cuidados intensivos, síndrome de intestino irritable, trastorno de las articulaciones, leucemia, síndrome de elevación del ano (coxigodinia), hernia de disco lumbar, incremento del flujo linfático, desnutrición (demacración en niños), mastectomía adjunta, acoplamiento materno-infantil, menorragia, cólicos menstruales, trastornos musculares y de las articulaciones (daño muscular), relajación muscular, espasmo muscular, desgaste/debilidad muscular, náusea, dolor, trauma perineal, neuropatía periférica, fasciitis plantar, hemorragia posparto (sangrado), úlceras por presión, prostatitis/síndrome de dolor pélvico crónico, prurito (escozor), lesión de torcedura repetitiva, síndrome de piernas inquietas, trastornos convulsivos, autoestima, mejoramiento de la autoimagen, problemas sexuales, sinusitis, cuidados de la piel, trastornos del sueño, abandono del tabaquismo, lesiones deportivas, esguinces, torceduras, apoplejía, trastorno de la articulación temporomandibular, tendonitis, colitis ulcerosa, visión (miopía), pérdida de peso.

Seguridad

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

  • Se han reportado pocos efectos adversos al masaje; algunos casos de fracturas, incomodidad, moretones, hinchazón de los tejidos masajeados y un caso de hematoma del hígado (moratones internos). Debe evitarse el uso de masajes vigorosos en pacientes con trastorno de sangrado, conteos plaquetarios bajos o que usan medicamentos adelgazantes de la sangre (tales como heparina o warfarina/Coumadin®). Con base en estudios preliminares, la presión arterial se puede incrementar en pacientes saludables luego de un masaje vigoroso (por ejemplo, masaje de punto desencadenante). No obstante, en los pacientes hipertensos el masaje puede disminuir la presión arterial. Las áreas que no deben masajearse son aquellas donde hay fracturas, huesos debilitados por la osteoporosis o cáncer, heridas abiertas o por cicatrizar en la piel, infecciones cutáneas, cirugías recientes o coágulos de sangre. El masaje terapéutico u otras terapias con base en la palpación deben utilizarse con precaución en pacientes con historia de abuso físico. Las mujeres embarazadas deben consultar con su médico obstetra antes de comenzar cualquier masaje terapéutico. Las alergias e irritación cutánea pueden ocurrir con algunos aceites esenciales utilizados en el masaje.
  • Los masajes no han sido evaluados como método para diagnosticar afecciones médicas, y no deben usarse como sustitutos de otras terapias comprobadas para el tratamiento de dichas afecciones. Por último, los masajes no deben causar dolor al cliente.

Información del Autor/Actualización

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  • Aourell M, Skoog M, Carleson J. Effects of Swedish massage on blood pressure. Complement Ther Clin Pract 2005 Nov;11(4):242-6. Ver Abstracto
  • Billhult A, Bergbom I, Stener-Victorin E. Massage relieves nausea in women with breast cancer who are undergoing chemotherapy. J Altern Complement Med 2007 Jan-Feb;13(1):53-7. Ver Abstracto
  • Bost N, Wallis M. The effectiveness of a 15 minute weekly massage in reducing physical and psychological stress in nurses. Aust J Adv Nurs 2006 Jun-Aug;23(4):28-33. Ver Abstracto
  • Diego MA, Field T, Hernandez-Reif M, et al. Spinal cord patients benefit from massage therapy. Int J Neurosci 2002;112(2):133-142. Ver Abstracto
  • Fernandez-de-Las-Penas C, Alonso-Blanco C, Cuadrado ML, et al. Are manual therapies effective in reducing pain from tension-type headache?: a systematic review. Clin J Pain 2006 Mar-Apr;22(3):278-85. Ver Abstracto
  • Hattan J, King L, Griffiths P. The impact of foot massage and guided relaxation following cardiac surgery: a randomized controlled trial. J Adv Nurs 2002;37(2):199-207. Ver Abstracto
  • Hernandez-Reif M, Martinez A, et al. Premenstrual symptoms are relieved by massage therapy. J Psychosom Obstet Gynaecol 2000;21(1):9-15. Ver Abstracto
  • Kelmanson IA, Adulas EI. Massage therapy and sleep behaviour in infants born with low birth weight. Complement Ther Clin Pract 2006 Aug;12(3):200-5. Ver Abstracto
  • Kim JS, Jo YJ, Hwang SK. [The effects of abdominal meridian massage on menstrual cramps and dysmenorrhea in full-time employed women] Taehan Kanho Hakhoe Chi 2005 Dec;35(7):1325-32. Ver Abstracto
  • Macgregor R, Campbell R, Gladden MH, et al. Effects of massage on the mechanical behaviour of muscles in adolescents with spastic diplegia: a pilot study. Dev Med Child Neurol 2007 Mar;49(3):187-91. Ver Abstracto
  • Perlman AI, Sabina A, Williams AL, et al. Massage therapy for osteoarthritis of the knee: a randomized controlled trial. Arch Intern Med 2006 Dec 11-25;166(22):2533-8. Ver Abstracto
  • Roh YS, Cho H, Oh JO, et al. Effects of skin rehabilitation massage therapy on pruritus, skin status, and depression in burn survivors. Taehan Kanho Hakhoe Chi 2007 Mar;37(2):221-6. Ver Abstracto
  • Silva LM, Cignolini A, Warren R, et al. Improvement in sensory impairment and social interaction in young children with autism following treatment with an original Qigong massage methodology. Am J Chin Med 2007;35(3):393-406. Ver Abstracto
  • Underdown A, Barlow J, Chung V, et al. Massage intervention for promoting mental and physical health in infants aged under six months. Cochrane Database Syst Rev 2006 Oct 18;(4):CD005038. Ver Abstracto
  • Wilkinson SM, Love SB, Westcombe AM, et al. Effectiveness of aromatherapy massage in the management of anxiety and depression in patients with cancer: a multicenter randomized controlled trial. J Clin Oncol 2007 Feb 10;25(5):532-9. Ver Abstracto

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com)La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia. La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Medicina china

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com) Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud. No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

Historia

  • La medicina china es un término amplio que abarca muchas y diversas modalidades y tradiciones de curación, las cuales comparten una herencia común de técnicas o teorías derivadas de la antigua filosofía china (el taoismo). Dada la distribución de la población mundial, es probable que más personas hayan recibido tratamiento con medicina china en sus diversas formas que con cualquier otro tratamiento en la historia. Existen muchas maneras posibles de clasificar las modalidades y tradiciones de la medicina china. Las siguientes clasificaciones se usan en esta monografía a fin de describir los métodos más importantes que están disponibles:
  • Medicina tradicional china: En los años de 1940 y 1950, el gobierno de China emprendió la tarea de combinar las diferentes formas de la medicina china en un sistema unificado oficialmente denominado medicina tradicional china (conocida en inglés como TCM). La intención era integrar la gran fuerza de trabajo de practicantes tradicionales existentes en el país en un sistema de prestación de servicios de salud al estilo occidental con el fin de ayudar a ofrecer atención a una gran población, con el uso de métodos familiares y económicos. La medicina tradicional china se apoya en una teoría bien definida y en la medicina herbal complementada con la acupuntura. Por lo general, las hierbas se administran en la forma de píldoras, extractos, cápsulas, tinturas o polvos fabricados o procesados, en contraste con la forma cruda y seca de la medicina étnica tradicional china.
  • Medicina herbal china: Ésta es quizás la forma más antigua de la medicina basada en los principios médicos chinos. Se fundamenta en las cualidades energéticas de las hierbas más que en las propiedades químicas según se entienden en la farmacología occidental. Existen más de 2,000 clases de hierbas diferentes (de las cuales se usan unas 400 comúnmente). La medicina herbal china puede emplearse como un sistema completo de curación en sí, o se puede combinar con muchas de las otras prácticas que se señalan a continuación.
  • Medicina ecléctica china: El mayor número de practicantes occidentales de la medicina china puede describirse como eclécticos, no obstante su adiestramiento original haya sido en una de las formas específicas antes mencionadas. Muchos practicantes recurren a diferentes fuentes para crear su propia síntesis que funciona mejor según su estilo propio de práctica.
  • Medicina étnica tradicional china: Ésta es una forma genérica libremente definida de la medicina china que practican profesionales étnicos chinos en centros urbanos grandes en Estados Unidos y otros países. No existe un ente organizado único de teoría o capacitación, lo que contrasta con el sistema más formal y organizado que se denomina medicina tradicional china (el cual se describe más adelante). Se pueden usar tanto la acupuntura como las hierbas, además de la estimulación eléctrica con agujas que practican algunos profesionales. Los practicantes comúnmente preparan fórmulas de hierbas crudas y las entregan al cliente, envueltas en papel o en frascos, para que éste las prepare en un té medicinal en casa.
  • Acupuntura auricular: La acupuntura auricular se realiza exclusivamente en puntos de la oreja. Muchos de sus practicantes consideran que este método es un sistema médico completo para tratar trastornos funcionales y alérgicos, y a menudo la usan sin incluir ningún otro tipo de práctica. También se usa para controlar el dolor y ayudar en el abandono de drogas y alcohol.
  • Acupuntura japonesa: Un pequeño, pero creciente número de acupunturistas occidentales practica la acupuntura japonesa. Las agujas japonesas son mucho más delgadas que las demás, y como resultado muchos otros practicantes de la medicina china las usan ya que se consideran más suaves para los pacientes. La teoría de la acupuntura japonesa incluye las hierbas, aunque algunos practicantes las usan basándose en otros principios.
  • Acupuntura médica: Ésta es suministrada por un practicante médico adiestrado en occidente dentro de la práctica de la medicina occidental. La acupuntura médica se desarrolló en Europa como resultado de la introducción de las prácticas y los textos médicos chinos por parte de comerciantes y misioneros en los siglos XVII y XVIII.
  • Acupuntura tradicional: También conocida como acupuntura de los “cinco elementos” o “acupuntura clásica,” la acupuntura tradicional evolucionó como una práctica distinta (separada de las hierbas). Es la forma de acupuntura más antigua que se practica en Estados Unidos. La filosofía en la cual se fundamente es que la acupuntura sin hierbas es un sistema médico completo en sí.
  • Acupresión y shiatsu: Estos son nombres de una técnica de masaje que involucra el uso de la presión con los dedos en los puntos de acupuntura (en vez de usar agujas). Con base en la teoría médica china del sistema humano de energía, la acupresión y el shiatsu buscan estimular el flujo y la circulación del chi (energía vital, fuerza de vida) a través del sistema de meridianos de la persona (sistema de rutas de circulación del chi a través del cuerpo).
  • Ventosas y moxibustión: La acupuntura por ventosas (cupping) es la aplicación de una taza caliente en un área del cuerpo. A medida que el aire al interior se enfría, su volumen disminuye y crea una ligera succión del área que estimula la circulación sanguínea. La moxibustión consiste en quemar una hierba, por lo general la artemisia (Artemisia vulgaris), sobre la piel o en los puntos de acupuntura con el fin de introducir calor en un punto de acupuntura para aliviar los síntomas. Se puede aplicar en la forma de un cono, palo o hierba suelta, o se puede colocar en la cabeza de una aguja de acupuntura, para manipular el gradiente de temperatura de la aguja.
  • Otras modalidades: Existen otras modalidades de curación relacionadas que tienen su origen en los conceptos o en la teoría de la medicina china. Muchas de éstas han sido examinadas en estudios científicos. Se recomienda leer cada monografía individual de Natural Standard para los detalles.
  • Practicantes: Debido a la diversidad de formas en las cuales se practica la medicina china, no existe una credencial única para todos los practicantes.

Teoría

  • La filosofía china antigua del taoismo sirvió como base para el desarrollo de la teoría médica china. Los principios taoistas según se describen a continuación están presentes en toda la documentación y enseñanzas de las diversas formas de la medicina china.
  • La naturaleza y las leyes que rigen el flujo de energía de la vida permanente y armónico a través del mundo natural se usan también para entender el cuerpo y la salud. La persona es analizada como un ecosistema en el cual está sumergido y se relaciona con el ecosistema más grande de la naturaleza, el cual está sujeto a las mismas leyes.
  • La fuerza de la vida, el chi (qi), circula por el cuerpo y le da vida. La salud es una función del flujo de chi balanceado y armónico y las enfermedades resultan cuando ocurre un bloqueo o desbalance del flujo del chi. El yin y el yang son cualidades opuestas y complementarias de la energía de la vida (chi). El yin se considera como el principio femenino y el yang como el principio masculino.
  • El ser humano tiene un sistema de rutas llamadas meridianos (también conocidos algunas veces como canales) a través del cual el chi fluye. El cuerpo está marcado con estos meridianos, los cuales pasan a través de todos los órganos, los meridianos específicos corresponden a órganos específicos o sistemas de órganos (redes de órganos, como se describe más adelante). La salud es un proceso permanente que mantiene el equilibrio y la armonía de la circulación del chi a través de todos los órganos y sistemas del cuerpo.
  • Los síntomas se consideran como señales obstruidas del flujo o circulación del chi por el cuerpo. Los síntomas se consideran parte de un panorama o patrón más amplios que afectan a la persona. El practicante busca conectar los síntomas aparentemente no relacionados y producir una explicación conjunta, en términos de lo que está pasando con el chi de la persona en términos generales.
  • La mayoría de las enfermedades modernas se consideran “deficiencias del chi”, provocadas por no mantener o apoyar una ecología interna armoniosa.
  • La armonía y desarmonía se entienden en dos estructuras conceptuales principales: los ocho principios y los cinco elementos, descritos a continuación.
  • Los ocho principios son en realidad cuatro pares de opuestos complementarios que describen los patrones de desarmonía dentro de la persona. En resumen, los principios son interior/exterior, con referencia a la ubicación de la desarmonía en el cuerpo (órganos internos en vez de piel o huesos); caliente/frío, con referencia a las cualidades del patrón de la enfermedades, como fiebre o sed, en vez de fríos o deseo de tomar líquidos calientes; lleno/vacío, con referencia a una afección aguda o crónica, y si las respuestas del cuerpo son fuertes o débiles; y el equilibrio del yin/yang, lo cual se suma a la descripción de los otros seis principios. Los ocho principios son la base teórica del método de la medicina tradicional china que se describió antes.
  • Los cinco elementos son fuego, tierra, metal, agua y madera. Estos términos no se refieren a constituyentes básicos de la materia, sino que son cualidades dinámicas de la naturaleza. Se usan para describir las cualidades cambiantes de la energía chi a medida que circula por el cuerpo de la persona. La teoría de los cinco elementos es la base del método llamado acupuntura tradicional (también conocida como acupuntura clásica o de los cinco elementos).
  • El cuerpo tiene cinco redes de órganos, cada una corresponde con un elemento en particular: el corazón/el intestino delgado con fuego, el bazo/el estómago con la tierra, los pulmones/el intestino grueso con el metal, los riñones/la vejiga con el agua, y el hígado/la vesícula con la madera. Las redes de órganos tienen los nombres de los meridianos comunes que circulan y conectan los órganos, y hacen circular el chi a través del sistema de meridianos más grande por todo el cuerpo. Los esfuerzos del practicante para armonizar los cinco elementos promueven mayor armonía en el funcionamiento de todas las redes de órganos.
  • La medicina china incluye muchas modalidades relacionadas pero individuales, cada una con su propia base de investigación y diferentes grados de apoyo científico. Las monografías de Natural Standard están disponibles para revisiones de evidencia de las siguientes modalidades que emplean principios de la medicina china: acupresión, acupuntura, acuestimulación, trabajo corporal asiático, chi kung, ventosas (cupping), electroacupuntura, trabajo corporal basado en la energía, dieta macrobiótica, moxibustión, Qi gong, shiatsu, tai chi, taiji, medicina tradicional china, tuina y otros.

Evidencia Científica

Usos:

    Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

*Clave para las Calificaciones:
A: Evidencia científica sólida para este uso
B: Evidencia científica buena para este uso
C: Evidencia científica dudosa para este uso
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar)
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación:
Acné, envejecimiento, alergias, antioxidante, asma, autismo, circulación sanguínea, estasis sanguínea, viscosidad sanguínea (para mejorar), quemaduras, cáncer, enfermedad cardiovascular/angina, infarto cerebral, parálisis cerebral, síndrome cervical y lumbar, gastritis crónica, dolor crónico del cuello, prostatitis no bacteriana crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, inflamación pélvica crónica, insuficiencia renal crónica, malfuncionamiento cognitivo, resfrío común, prurito cutáneo, cistitis, demencia, dermatitis, desintoxicación, diabetes, diarrea, boca seca, epilepsia, obstrucción de las trompas de Falopio, fatiga, pubertad precoz idiopática femenina, fiebre, curación de fracturas óseas, pancreatitis biliar, carcinoma gástrico, trastornos intestinales, enfermedad de Graves, dolor de cabeza, insuficiencia cardiaca, fibrosis hepática de cirrosis, hepatitis B, tratamiento del citomegalovirus humano, hiperglucemia, hipertensión, immunoregulación, immunoestimulante, mayor actividad fetal, anemia aplástica crónica infantil, inflamación, inflamación del cuello del útero, infertilidad, insomnio, ritmo cardiaco irregular (fibrilación atrial), periodos menstruales irregulares, síndrome de intestino irritable, osteoartritis de la rodilla, diabetes mellitus autoinmune latente en adultos (LADA), cáncer del hígado, cirrosis de hígado, enfermedades hepáticas, función hepática, dolor lumbar, cáncer de pulmón, enfermedades pulmonares, malaria, síntomas de menopausia (oleadas de calor), enfermedades metabólicas, dolores menstruales, migraña, disfunción cerebral mínima, mareo por movimiento, saturación de oxígeno en el tejido muscular, carcinoma nasofaringeo, náuseas/vómito, enfermedades neurodegenerativas, osteoporosis, dolor, trastornos del páncreas, enfermedad de Parkinson, síndrome premenstrual (SPM), trastornos psiquiátricos, encefalopatía pulmonar, obesidad, ovulación (promoción), síntomas de flebitis, síndrome nefrítico primario, calidad de vida, lesión de rutas post-visuales inducida por la radioterapia, función renal, úlcera péptica resistente, infección respiratoria, artritis reumatoide, cirugía de tratamiento de conductos, tendonitis del manguito rotador, esquizofrenia, rinitis alérgica estacional, demencia vascular senil, interrupción del sueño, crecimiento esquelético lento, enfermedades de piel, abuso de sustancias, trombocitopenia, trasplantes, colitis ulcerosa, úlceras, nefropatía de ácido úrico, micción (aumentar), vasodilación, miocarditis viral, cicatrización de heridas.

Seguridad

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

General

  • Dado que la medicina china cubre tantas terapias y modalidades diversas, la siguiente información incluye solamente ejemplos de las inquietudes de seguridad con algunas hierbas, modalidades y suplementos seleccionados. Para información más detallada, consulte las monografías de Natural Standard de cada una de las terapias.

Hierbas chinas

  • Los estudios de la hierba china, ma huang, el ingrediente activo principal en la efedra para la pérdida de peso, indican que el uso de la sustancia está relacionado con complicaciones graves de la salud, incluidas la hepatitis aguda y la muerte. Las mujeres embarazadas o lactantes no deben usar ma huang u otras hierbas como el ginseng para las cuales no se ha establecido su seguridad.
  • Cuando se ingieren por vía oral o se aplican a la piel, las hierbas chinas pueden causar una reacción alérgica. Por ejemplo, la shi-un-ko, una medicina china que se aplica a la piel, puede causar un salpullido alérgico.
  • Ha habido informes de productos de hierbas chinas fabricados o procesados que se han contaminado con toxinas o metales pesados o que no contienen los ingredientes indicados. Se debe consultar a un profesional de la salud que esté calificado, como un farmaceuta, para recomendaciones de productos herbales seguros.
  • Las hierbas chinas pueden ser potentes. Ha habido informes de efectos secundarios. Se debe consultar la dosis con un practicante de la salud que esté calificado, como un farmaceuta.
  • Las hierbas chinas pueden interactuar con las drogas, interferir o exagerar los efectos. En particular, el producto ma huang no se debe consumir con cafeína. Los consumidores deben consultar con un profesional médico, como un farmaceuta antes de mezclar hierbas con cualquier medicamento por prescripción.
  • La medicina china tradicional se debe emplear con extrema cautela en bebés y niños ya que se han reportado efectos dañinos, incluso trastornos en la sangre.

Acupuntura

  • Por lo general, se considera que la acupuntura es un procedimiento seguro si lo realiza un practicante con experiencia y siguiendo técnicas de esterilización habituales. Las agujas deben ser esterilizadas para evitar la transmisión de enfermedades (la mayoría de practicantes usan agujas desechables).
  • Se han observado complicaciones de gravedad y potencialmente letales poco frecuentes, entre ellas infecciones y lesiones de órganos, nervios o vasos, como el taponamiento cardiaco. Existen varios informes de muertes en la documentación médica disponible. La acupuntura podría ser insegura particularmente cuando se realiza a pacientes con enfisema u otras enfermedades pulmonares, debido a varios informes de casos de neumotórax, en pacientes mayores o médicamente delicados, diabéticos (debido a la mala circulación), o pacientes con antecedentes de convulsiones.
  • La acupuntura por electroestimulación se debe evitar en mujeres embarazadas (en teoría) y en pacientes con antecedentes cardiacos, incluidas aquellas personas con arritmias o marcapasos, debido al riesgo de arritmia e interferencia con la operación del marcapasos.
  • Se debe evitar la acupuntura en las siguientes afecciones: enfermedad cardiaca valvular, trastornos de hemorragia conocidos, uso de drogas anticoagulantes (adelgazantes de la sangre), afecciones o infecciones médicas inestables, embarazo (puede inducir el parto no deseado y un posible aborto espontáneo), infección sistémica o local, dolor de origen médico incierto, afección médica de origen incierto como son las lesiones dermatológicas y trastornos neurológicos. También se debe evitar en áreas que han recibido terapia de radiación.

Acupuntura por ventosas y moxibustión

  • Los informes de eventos adversos por ventosas y moxibustión son escasos en la documentación científica.
  • Las ventosas por lo general deja moretones temporales en la piel, los cuales desaparecen por sí solos.
  • Tanto para la acupuntura por ventosas como para la moxibustión, se ofrecen precauciones y contraindicaciones con base en la tradición, experiencia clínica y teoría, más que por investigación controlada, como se establece a continuación.
  • Acupuntura por ventosas (Cupping): Se debe evitar en el área abdominal/sacral durante el embarazo, los puntos de acupuntura contraindicados durante la fiebre alta, convulsiones o calambres, sobre pieles con afecciones alérgicas o llagas ulceradas, en órganos inflamados y áreas inflamadas, y en general en pacientes con enfermedades cardiacas y/o aneurismas, en pacientes con fatiga extrema y/o anemia, y en pacientes que acaban de realizar ejercicios o de darse un baño o ducha calientes.
  • Se debe evitar deslizar las tazas por la columna, lunares u otras anormalidades de la piel.
  • Moxibustión: Se debe tener precaución en pacientes con neuropatía. Evítense el rostro, la cabeza, los pezones y los genitales, las adhesiones de piel, los puntos donde las agujas están contraindicadas para el paciente en particular, en pacientes con cualquier clase de “síndrome de calor” de acuerdo con la teoría de la acupuntura, en pacientes con fuertes síntomas de calor, fiebre alta, etc., sobre áreas inflamadas o cerca a las mismas o áreas rojas del cuerpo, y en pacientes con neuropatía diabética o en cualquier situación en la cual el paciente podría no responder a las sensaciones de calor.
  • Se recomienda a los pacientes que no se bañen ni duchen hasta por 24 horas después de un tratamiento de moxibustión.
  • Embarazo y lactancia: Por lo general se debe evitar el área abdominal y lumbar durante el embarazo tanto en la práctica de la acupuntura por ventosas como de moxibustión debido a inquietudes de que se afecte de manera adversa el útero o el feto, aunque los reportes publicados sobre los efectos adversos son escasos.

Acupresión

  • La acupresión parece ser segura con el adiestramiento correcto, tanto la auto-administrada como la que realiza un terapista con experiencia. Faltan complicaciones de largo plazo de gravedad que se hayan reportado en la documentación científica. La acupresión con fuerza puede causar moretones.

Otras modalidades

  • Se puede encontrar más información acerca de la seguridad en las monografías específicas en este sitio para las diferentes modalidades de la medicina china.

Información del Autor/Actualización

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  • Borud EK, Alraek T, White A, et al. The effect of TCM acupuncture on hot flushes among menopausal women (ACUFLASH) study: a study protocol of an ongoing multi-centre randomised controlled clinical trial. BMC Complement Altern Med 2007 Feb 26;7:6. Ver Abstracto
  • Chan B, Ui LQ, Ming TP. Methemoglobinemia after ingestion of Chinese herbal medicine in a 9-day-old infant. Clin Toxicol (Phila) 2007;45(3):281-3. Ver Abstracto
  • Cheng XR, Cheng K. Survey of studies on the mechanism of acupuncture and moxibustion treating diseases abroad. Zhongguo Zhen Jiu 2008 Jun;28(6):463-7. Ver Abstracto
  • He Y, Lu A, Lu C, et al, Symptom combinations assessed in traditional Chinese medicine and its predictive role in ACR20 efficacy response in rheumatoid arthritis. Am J Chin Med 2008;36(4):675-83. Ver Abstracto
  • Kwee SH, Tan HH, Marsman A, et al. The effect of Chinese herbal medicines (CHM) on menopausal symptoms compared to hormone replacement therapy (HRT) and placebo. Maturitas 2007 Sep 20;58(1):83-90. Ver Abstracto
  • Lu AP, Ding XR, Chen KJ. Current situation and progress in integrative medicine in China. Chin J Integr Med 2008 Sep;14(3):234-40. Ver Abstracto
  • Mao JY, Ge YB, Wang HH, et al. Summary of 32 patients with cardiac syndrome X treated by TCM therapy of regulating qi relieving chest stuffiness and promoting blood circulation. Chin J Integr Med 2007;13(1):17-21. Ver Abstracto
  • Oiso N, Yamadori Y, Higashimori N, et al. Allergic contact dermatitis caused by sesame oil in a topical Chinese medicine, shi-un-ko. Contact Dermatitis 2008 Feb;58(2):109. Ver Abstracto
  • Paterson RR. Cordyceps: a traditional Chinese medicine and another fungal therapeutic biofactory? Phytochemistry 2008 May;69(7):1469-95. Ver Abstracto
  • Pippa L, Manzoli L, Corti I, et al. Functional capacity after traditional Chinese medicine (qi gong) training in patients with chronic atrial fibrillation: a randomized controlled trial. Prev Cardiol 2007 Winter;10(1):22-5. Ver Abstracto
  • Qin XY, Li XX, Suteanu S. [Comparative study on Chinese medicine and western medicine for treatment of prolapse of lumbar intervertebral disc]. Zhongguo Zhen Jiu 2007 May;27(5):365-8. Ver Abstracto
  • Stockert K, Schneider B, Porenta G, et al. Laser acupuncture and probiotics in school age children with asthma: a randomized, placebo-controlled pilot study of therapy guided by principles of Traditional Chinese Medicine. Pediatr Allergy Immunol. 2007 Mar;18(2):160-6. Ver Abstracto
  • Tseng, SH, Chien TY, Tzeng CF, et al. Prevention of hepatic oxidative injury by Xiao-Chen-Chi-Tang in mice. J Ethnopharmacol 2007 May 4;111(2):232-9. Ver Abstracto
  • Yang HZ, Zhao JA, Dai M, et al. Traditional Chinese medicine syndromes of chronic hepatitis B with precore mutant. World J Gastroenterol 4-7-2005;11(13):2004-2008. Ver Abstracto
  • Zuskin E, Lipozencić J, Pucarin-Cvetković J, et al. Ancient medicine–a review. Acta Dermatovenerol Croat 2008;16(3):149-57. Ver Abstracto

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com)La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia. La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Selenio (Se)

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • MSC 5-metilselenocisteína, adrusen zinco, número atómico 34, DL-seleniometionina, benzisoselenazol, ebselen, gamma-glutamil-selenometil-SeCis, levadura de alto selenio, L-seleniometionina, ácido metilselenínico, selenol de metilo, Se monometialatado, Na2SeO3, parselenio, Se, Se-EMP, Sele-Pak, Selepen, Se-malt, SeMCYS, Seme, SeMet, Se-metilselenocisteína, SeO3(2-), SeO4(2-), SeS, Se-levadura, selen, dióxido de selenio, sulfuro de selenio, levadura de selenio, selenocisteína, seleniometionina, selenato, ácido selénioso, selenita, selenita canjeable metabólica, dióxido de selenio, disulfuro de selenio, sulfuro de selenio, trigo enriquecido con selenio, levadura enriquecida con selenio, harina de guisantes ricos en selenio, selenio-cinc, levadura selenizada, levadura seleno, selenocisteína, selenoenzimas, seleno-L-metionina, seleniometionina, selenometil-SeCis, selenoproteína P, selenoproteínas, ácido selenoso, selepen, Selmevit, Semet, se-espirulina, se-levadura, SLM, selenato de sodio, selenita de sodio, Spirulin-Sochi-Selen, selenio de trigo.

Historia

  • El selenio es un mineral esencial que se encuentra en algunos alimentos, el agua, y el suelo. Es un componente de los aminoácidos cisteína y metionina. El selenio es necesario para el funcionamiento de las enzimas antioxidantes del cuerpo y para la supervivencia y el crecimiento celular.
  • La presencia del selenio en los alimentos producidos localmente y los niveles de selenio en las poblaciones humanas reflejan los niveles del selenio en el suelo local. El contenido de selenio en los alimentos es influenciado por la ubicación geográfica, los cambios estacionales, el contenido de proteína, y el procesamiento de alimentos. Es necesario un seguimiento periódico de los niveles de selenio en el suelo y los alimentos. Los suplementos de selenio pueden beneficiar a personas que viven en regiones con niveles ambientales muy bajos de selenio.
  • El selenio tiene una fuerte acción protectora contra los efectos tóxicos de muchos metales pesados, algunos compuestos tóxicos, y toxinas de hongos.
  • El papel del selenio en la prevención del cáncer ha sido objeto de reciente estudio y debate. Pruebas iniciales del ensayo Prevención Nutricional del Cáncer (NPC) sugirieron que los suplementos de selenio reduzcan el riesgo del cáncer de próstata entre los hombres con niveles de referencia normales de PSA (antígeno prostático específico) y niveles bajos de selenio en la sangre. Sin embargo, en este estudio, el selenio no redujo el riesgo del cáncer de pulmón o de colon, o carcinoma basocelular de la piel y en realidad aumentó el riesgo del carcinoma de células escamosas de la piel.

Evidencia Científica

Usos:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Antioxidante

Calificación B

El selenio es un componente de la enzima glutationa peroxidasa, que posee propiedades antioxidantes en humanos. Se necesitan más investigaciones.

Enfermedad de Keshan

Calificación B

La enfermedad de Keshan afecta al miocardio en personas con muy bajos niveles de selenio. La ingesta preventiva del selenio de sodio, una forma de selenio, se mostró capaz de invertir la insuficiencia cardíaca debida a la deficiencia de selenio. Aunque los resultados iniciales son prometedores, se necesitan más estudios de alta calidad.

Prevención del cáncer de próstata

Calificación B

Pruebas iniciales sugirieron que los suplementos de selenio pueden reducir el riesgo del desarrollo del cáncer de próstata en los hombres con niveles de referencia normales del PSA (antígeno prostático específico) y niveles bajos de selenio en la sangre. Sin embargo, estudios adicionales mostraron una aparente falta de beneficio. Se necesitan investigaciones adicionales antes de establecer conclusiones firmes.

Esclerosis lateral amiotrófica (ELA, ALS)

Calificación C

Los estudios han reportado consistentemente que los antioxidantes carecen de beneficio en el tratamiento de enfermedades neuromotoras tales como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA, ALS). Se necesitan investigaciones de alta calidad antes de llegar a conclusiones firmes.

Asma

Calificación C

Las investigaciones preliminares indican que los suplementos de selenio, solos o en combinación con otras vitaminas y minerales, pueden ayudar a reducir los síntomas del asma. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión.

Padecimientos de la sangre

Calificación C

El uso de suplementos de selenio careció de beneficios en pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G-6-PD). El uso de los suplementos de selenio puede afectar también a la función plaquetaria y la coagulación de la sangre.

Prevención del cáncer

Calificación C

Un estudio inicial sugiere que los niveles bajos de selenio en el cuerpo pueden ser un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer, especialmente el cáncer gastrointestinal, ginecológico, de pulmón, de colon, y de esófago. Algunos estudios han demostrado un riesgo significativamente menor de algunos cánceres (pero no todos) en personas que toman suplementos de selenio. Se necesitan más investigaciones para determinar el papel exacto del selenio en la reducción del riesgo del cáncer.

Tratamiento para el cáncer

Calificación C

Estudios preliminares indican que los niveles bajos de selenio en el cuerpo pueden ser un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer, especialmente el cáncer de próstata, gastrointestinal, ginecológico, y colorrectal. Estudios de poblaciones informaron que las personas con el cáncer tienen más probabilidades de tener niveles bajos del selenio que los individuos sanos, pero en la mayoría de los casos no está claro si los niveles bajos del selenio sean una causa o un efecto del cáncer. No queda claro si el selenio es benéfico para el tratamiento de cualquier tipo de cáncer.

Enfermedad cardiovascular (prevención)

Calificación C

Los estudios sobre los efectos de la ingesta de selenio y suplementos de selenio en enfermedades cardiovasculares arrojan resultados incoherentes. Se necesitan ensayos mejor diseñados antes de llegar a una conclusión.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Calificación C

Los resultados de los estudios sobre el uso de suplementos de selenio (generalmente en combinación con otros nutrientes) durante la quimioterapia son mixtos. Los antioxidantes pueden interferir con la terapia de radiación o algunos agentes de quimioterapia, que a su vez pueden depender en el daño oxidativo a las células tumorales por sus actividades contra el cáncer. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión.

Colitis (inflamación del intestino grueso)

Calificación C

El selenio en combinación con el aceite de pescado, los fructooligosacáridos, la goma arábiga, la vitamina E, y la vitamina C ha mostrado algún beneficio en la reducción de la inflamación asociada con la colitis ulcerosa. Se necesitan estudios sobre el selenio por sí solo antes de llegar a una conclusión.

Enfermedades críticas

Calificación C

Estudios limitados han intentado probar el efecto del selenio en el mejoramiento de la salud o la disminución de la mortalidad en pacientes en estado crítico. Los resultados han sido inconsistentes. Se requiere más investigación antes de poder llegar a conclusiones firmes.

Fibrosis quística

Calificación C

Las investigaciones preliminares sobre el efecto de la suplementación con selenio en pacientes de fibrosis quística han arrojado resultados indeterminados. Se necesita más investigación en esta área.

Caspa

Calificación C

El sulfuro de selenio puede ayudar a mejorar la caspa. El selenio se incluye en algunos champús disponibles comercialmente. Se requiere más investigación.

Diálisis

Calificación C

Los beneficios de usar suplementos de selenio en pacientes de diálisis no están claros. Algunos métodos de diálisis pueden disminuir los niveles de selenio en el plasma. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de llegar a una conclusión.

Trastornos oculares

Calificación C

Aunque en algunas personas el consumo elevado de selenio ha reducido el riesgo de ciertos trastornos oculares, se desconoce el efecto de los suplementos de selenio en el desarrollo de estos trastornos. Se necesita más investigación en esta área.

Fatiga (asociada con la cirrosis biliar)

Calificación C

Los suplementos antioxidantes, incluyendo el selenio, han sido estudiados para el tratamiento de la fatiga asociada con la cirrosis biliar. Las pruebas de sus beneficios no son concluyentes. Se necesita más investigación.

Toxicidad por plomo o metales pesados

Calificación C

El cinc y el selenio han demostrado ejercer efectos protectores contra la toxicidad por mercurio. Se necesita más investigación antes de poder sacar una conclusión.

Alta presión arterial

Calificación C

Algunos estudios han reportado una posible relación entre los niveles bajos de selenio y el aumento de la presión arterial. Se necesitan estudios adicionales en esta área.

VIH/SIDA

Calificación C

Algunos reportes asocian los niveles bajos de selenio en pacientes con VIH/SIDA con complicaciones tales como cardiomiopatía. No queda claro si la suplementación con selenio sea benéfica en los pacientes con VIH, particularmente durante la terapia antirretroviral.

Estimulación inmunológica

Calificación C

El selenio puede ayudar a prevenir infecciones debido a la estimulación del sistema inmunológico. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión.

Prevención de infecciones

Calificación C

Las investigaciones preliminares reportan que el selenio pueda reducir la recurrencia de algunas infecciones bacterianas de la piel y de la sangre, así como la pulmonía bacteriana. Debido a la estimulación del sistema inmunológico, el selenio puede ayudar a prevenir infecciones. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión.

Infertilidad

Calificación C

El uso de suplementos de selenio se ha estudiado para la infertilidad masculina y la motilidad de esperma con resultados mixtos. Se carecen de pruebas sobre los efectos potenciales sobre la infertilidad femenina. Se necesitan estudios adicionales.

Síntomas de la presión intracraneal

Calificación C

La investigación preliminar muestra una disminución de los síntomas de la presión intracraneal elevada (dolores de cabeza, náuseas, vómitos, vértigo, inestabilidad al caminar, trastornos del habla, y convulsiones) con los suplementos de selenio junto con otros tratamientos. Se necesitan más investigaciones sobre el efecto del selenio por sí solo antes de llegar a una conclusión.

Enfermedades del hígado

Calificación C

El uso de suplementos de selenio se ha estudiado en diversos trastornos hepáticos, incluyendo la hepatitis, la cirrosis, y el cáncer de hígado, con resultados mixtos. Se necesitan más estudios.

Longevidad/antienvejecimiento

Calificación C

Se cree que los suplementos antioxidantes retarden el envejecimiento y prevengan la enfermedad, se ha propuesto que los suplementos de selenio puedan ayudar a las personas a vivir más tiempo. Sin embargo, los resultados de los ensayos clínicos son mixtos, y todavía no está claro si la suplementación de selenio pueda aumentar la duración de vida en individuos sanos.

Peso neonatal bajo

Calificación C

El uso de suplementos de selenio se ha estudiado para tratar el peso bajo al nacer. Se necesitan estudios adicionales antes de llegar a una conclusión clara.

Malabsorción

Calificación C

Los bajos niveles de selenio han estado presentes en varios síndromes de malabsorción y en algunos padecimientos digestivos y alergias gastrointestinales. Existen algunas pruebas de que los niños con alergias a los alimentos tienen un mayor riesgo de la deficiencia de selenio. Se necesita más investigación en esta área.

Apoyo nutricional

Calificación C

El uso de suplementos de selenio ha demostrado ser eficaz para aumentar y mantener los niveles de selenio en varias poblaciones, incluyendo en las mujeres en lactancia y pacientes con enfermedades renales avanzadas. Se necesitan estudios adicionales antes de llegar a una conclusión.

Pancreatitis

Calificación C

El selenio usado de manera conjunta con probióticos y prebióticos puede ayudar a pacientes con pancreatitis aguda. No existen pruebas concluyentes sobre el uso del selenio por sí solo para la pancreatitis. Se necesita más investigación.

Resistencia física

Calificación C

Las pruebas disponibles indican que los suplementos de selenio carecen de efecto sobre el rendimiento físico o el entrenamiento de la resistencia. Se necesitan estudios adicionales.

Recuperación postoperatoria

Calificación C

En estudios limitados, se ha mostrado que el selenio ayudó a la recuperación postoperatoria y redujo la inflamación después de la cirugía. Los pacientes con una inflamación severa resultante de cirugía o quemaduras extensas pueden beneficiarse de la terapia de selenio. Se necesitan más estudios para determinar si el selenio es un complemento adecuado para la terapia y atención postoperatorias.

Complicaciones relacionadas al embarazo

Calificación C

En un estudio preliminar en mujeres con presión arterial alta inducida por el embarazo se reportó menor inflamación al usar suplementos de selenio, sin un impacto significativo en los resultados natales. Se necesitan investigaciones adicionales bien diseñadas.

Calidad de vida

Calificación C

Se ha estudiado el uso de suplementos de selenio para mejorar el humor y la calidad de vida, con resultados mixtos. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión firme.

Efectos secundarios de la radiación

Calificación C

Los suplementos de selenio han sido utilizados como una terapia adjunta para tratar los efectos secundarios de la radiación. Es necesaria más investigación antes de llegar a una conclusión clara.

Infecciones del tracto respiratorio

Calificación C

Algunas evidencias indican que el selenio puede promover la recuperación en bronquitis y pulmonía causadas por virus sincicial respiratorio (VSR, RSV). Aunque los suplementos de selenio pueden corregir la deficiencia de selenio en pacientes con bronquitis, se necesitan más estudios para examinar su eficacia en el tratamiento de infecciones respiratorias.

Artritis reumatoide

Calificación C

El uso de suplementos de selenio se ha estudiado en pacientes con artritis reumatoide, dando resultados mixtos. Es necesario que se conduzca investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión clara.

Convulsiones

Calificación C

No está claro si los niveles de selenio estén relacionados con las convulsiones en pacientes con tumores en el cerebro o con epilepsia. Se necesitan más investigaciones para examinar si la suplementación de selenio puede afectar la frecuencia o la gravedad de las convulsiones.

Sepsis (infección bacteriana severa en la sangre)

Calificación C

Los resultados de los estudios sobre el uso de suplementos de selenio en pacientes sépticos son mixtos. Se necesitan más investigaciones utilizando sólo el selenio.

Prevención del daño solar

Calificación C

Se observó inicialmente cierta protección al daño solar en investigaciones preliminares mediante la administración de suplementos de selenio y otros antioxidantes, aunque existen algunas pruebas de la ineficacia en la prevención del enrojecimiento de la piel inducido por los rayos del sol. Se necesitan más estudios.

Problemas de la tiroides

Calificación C

Se cree que la función tiroidea dependa del selenio, y los problemas de la tiroides son comunes en pacientes con deficiencia de selenio. Se ha sugerido que el selenio pueda mejorar el bocio, así como la actividad inflamatoria en tiroiditis autoinmune crónica o la enfermedad de Grave. Se necesitan más investigaciones.

Infecciones por levaduras

Calificación C

El champú comercialmente disponible de sulfuro de selenio de 1% se ha reportado como equivalente a la terapia antimicótica para el tratamiento de varios tipos de micosis. Se necesitan más pruebas de alta calidad.

Diabetes (prevención)

Calificación D

Algunos estudios han sugerido que los suplementos de selenio puedan ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 por el mejoramiento del metabolismo de la glucosa. Sin embargo, otros datos mostraron mayores tasas de diabetes tipo 2 en personas que toman suplementos de selenio. Estos resultados indican un riesgo potencial de los suplementos de selenio que necesita estudiarse más.

Osteoartropatía de Kashin-Beck

Calificación D

La enfermedad de Kashin-Beck es una osteoartropatía común en áreas con deficiencia de selenio y yodo. La evidencia preliminar indica que los suplementos de selenio carecen de efectividad.

Padecimientos de los músculos y las articulaciones

Calificación D

Se ha estudiado el uso de suplementos de selenio y vitaminas en pacientes con distrofia muscular de Duchenne (DMD), distrofia miotónica, y lesiones musculares inducidas por el ejercicio. Sin embargo, el selenio no parece mejorar la fuerza muscular o el rendimiento motor en pacientes con distrofia miotónica. A pesar de la evidencia prometedora, el uso de suplementos de selenio no parece afectar la fuerza muscular o la progresión de la enfermedad en la distrofia muscular.

Osteoartritis

Calificación D

El producto Selenio-ACE, una formulación que contiene selenio con tres vitaminas, ha sido promovido para el tratamiento de la artritis. Los estudios no han podido demostrar ningún beneficio significativo, y puede haber más efectos secundarios en comparación con el placebo.

Prevención del cáncer de piel (no melanoma)

Calificación D

Los resultados de un estudio sugieren que los suplementos de selenio en individuos con alto riesgo del cáncer de piel (no melanoma) sean ineficaces para prevenir el carcinoma de células basales y realmente aumentan el riesgo del carcinoma de células escamosas y el cáncer de piel no melanoma. Por lo tanto, la suplementación con selenio debe evitarse en individuos con riesgo o con antecedentes del cáncer de piel no melanoma.

Padecimientos de la piel

Calificación D

El uso del selenio por vía oral ha sido estudiado por sus efectos sobre la psoriasis y las lesiones inducidas por arsénico. El selenio también se ha utilizado para tratar el eccema y aumentar la tasa de curación de heridas de quemaduras, y puede ser eficaz para el tratamiento de la dermatitis herpetiforme. Los resultados actualmente disponibles no muestran cuál sea el papel del selenio en el tratamiento de estos diversos trastornos de piel.

*Clave para las Calificaciones:

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

  • Frotis de Papanicolau anormales, acné, envejecimiento, alcoholismo, mal de altura, enfermedad de Alzheimer, envenenamiento por arsénico, aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), hiperplasia prostática benigna (HPB, BPH), densidad ósea, quemaduras, arritmia cardíaca (latidos cardíacos irregulares), enfermedad celíaca, trastornos cognitivos, usos cosméticos, enfermedad de Crohn, depresión, retinopatía diabética, diarrea, desintoxicación de alcohol o toxinas de arsénico, síndrome de Down, infecciones del oído, eccema, trastornos endocrinos, recuperación después de cirugía o enfermedad, epilepsia, desarrollo fetal, enfermedad de Graves, trastornos de crecimiento (dolores de crecimiento), fiebre del heno, tratamiento, prevención, y rehabilitación de un ataque cardíaco, hiperglicemia (azúcar alta en la sangre), hiperlipidemia (nivel alto de lípidos en la sangre), desarrollo del cerebro infantil o de sus ojos, inflamación, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad pulmonar, lupus eritematoso, linfedema, síntomas de la menopausia, mejoramiento metabólico, prevención del aborto espontáneo, trastornos del humor, falla múltiple de órganos, esclerosis múltiple (EM, MS), debilidad muscular, trastornos neonatales, linfoma no de Hodgkin, dolor, parásitos y gusanos, deficiencia de andrógenos parcial, fenilcetonuria, pulmonía, profilaxis venenosa, radioprotección, enómeno de Raynaud, sinusitis, envejecimiento de la piel, apnea del sueño, trazo, síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS), esclerosis sistémica, tuberculosis, adjunto a vacuna, vasculitis, pérdida de peso, sanación de heridas.

Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Adultos (18 años y mayores)

  • La asignación dietética recomendada (RDA) para adultos es 80-200 microgramos por vía oral. Específicamente: 55 microgramos para mujeres adultas; 70 microgramos para adultos varones; 40-70 microgramos para adolescentes varones, 45-55 microgramos para mujeres adolescentes; 65 microgramos para mujeres embarazadas; y 75 microgramos por mujeres en lactancia.
  • La disponibilidad de selenio en el cuerpo varía según la fuente del selenio y el estado nutricional de la persona y es significativamente mayor en formas orgánicas del selenio.
  • Para el asma, 100 microgramos de selenita de sodio han sido tomado por vía oral diariamente durante 14 semanas.
  • Para prevenir el cáncer, 200 microgramos de selenio han sido tomados por vía oral diariamente.
  • Para las enfermedades cardiovasculares (prevención), 100 microgramos de levadura rica en selenio han sido tomados por vía oral diariamente durante seis meses.
  • Para enfermedades críticas, 500 microgramos de selenio han sido tomados por vía oral durante los primeros cinco días después de la lesión.
  • Para la caspa, el champú de sulfuro de selenio de 1% y 2.5% se han utilizado dos veces por semana para las primeras dos semanas y, a continuación, una vez por semana durante las semana dos, tres y cuatro.
  • Para la toxicidad por plomo o metales duros, 100 microgramos de seleniometionina han sido tomados por vía oral.
  • Para la estimulación inmune, 100 microgramos de selenio (como selenita de sodio) han sido tomados por vía oral diariamente durante 15 semanas.
  • Para la infertilidad (masculina), 200 microgramos de selenio han sido tomados por vía oral diariamente durante 26 semanas.
  • Para la enfermedad hepática, 100 microgramos de selenio como levadura enriquecida han sido tomados por vía oral diariamente durante cuatro meses.
  • Como apoyo nutricional, 28 microgramos de selenita o selenato han sido tomados por vía oral durante 14 días en pacientes de hemodiálisis. En las mujeres que amamantan, 100 microgramos de selenita con levadura han sido tomados por vía oral diariamente.
  • Para la pancreatitis, 500 microgramos de selenita de sodio han sido tomados por vía oral diariamente.
  • Para la resistencia física, 240 microgramos de selenio orgánico han sido tomados por vía oral tres veces semanales durante 10 semanas.
  • Para complicaciones del embarazo, 100 microgramos de líquido dietético de selenio han sido tomado por vía oral diariamente de 6 a 8 semanas durante el embarazo tardío.
  • Para la calidad de vida, 100 microgramos de selenio se han tomado por vía oral diariamente durante cinco semanas. En usuarios de drogas VIH-positivos, 200 microgramos de selenio se han tomado por vía oral.
  • Para la artritis reumatoide, 200 microgramos de selenita de sodio se han tomado por vía oral diariamente durante tres meses.
  • Para la sepsis, 474 microgramos, 316 microgramos, y 158 microgramos de selenio se han tomado por vía oral diariamente. Para la sepsis en pacientes gravemente enfermos, 1,000 microgramos de selenita de sodio han sido administrados por vía intravenosa, dentro de los primeros 30 minutos de admisión, seguido por 1,000 microgramos de selenita de sodio durante 24 horas continuamente durante 14 días, para un total de 15 miligramos de selenio dentro de 14 días.
  • Para la deficiencia de selenio en adultos, 100 microgramos de selenio elemental han sido administrados por vía parenteral diariamente por 24-31 días. Para la prevención de la deficiencia de selenio en adultos, se han sugerido 20-40 microgramos de selenio elemental diariamente.
  • Para las infecciones de la piel, el tratamiento siguiente ha sido usado diariamente por siete días: lociones de 1% y 2.5% de selenio aplicadas a la zona afectada, dejadas en la piel durante 10 minutos, y luego enjuagadas.
  • Para las condiciones de la tiroides, 200 microgramos de selenita de sodio se han tomado por vía oral diariamente durante tres meses a un año.

Niños (menores de 18 años)

  • La asignación diaria recomendada (RDA) para bebés y niños es 10 microgramos por vía oral diariamente de 0 a 6 meses de edad; 15 microgramos diarios de 6 a 12 meses de edad; 20 microgramos de 1 a 6 años de edad; 30 microgramos de 7 a 10 años de edad; 45 microgramos de 11 a 14 años de edad; y 50 microgramos de 5 a 18 años de edad. La ingesta adecuada para bebés de hasta seis meses de edad puede ser 2.1 microgramos por kilogramo de peso corporal tomado por vía oral por día y para niños de 7 a 12 meses puede ser 2.2 microgramos por kilogramo de peso corporal tomado por vía oral por día.
  • La dosis máxima diaria recomendada por vía oral es 45 microgramos de 0 a 6 meses de edad; 60 microgramos de 7 a 12 meses de edad; 90 microgramos de 1 a 3 años de edad; 150 microgramos de 4 a 8 años de edad; y 280 microgramos de 9 a 13 años de edad.
  • Para la deficiencia de selenio en los bebés prematuros, cinco microgramos de levadura de selenio se ha administrado por una sonda nasogástrica diariamente. Las dosis por vía oral son para bebés de 0-6 meses de edad, 10 microgramos diarios; para niños de 6 a 12 meses de edad, 15 microgramos diarios; para niños de 1 a 6 años de edad, 20 microgramos diarios; para niños de 7 a 10 años de edad, 30 microgramos diarios; para hombres de 11 a 14 años de edad, 40 microgramos diarios; y para hombres de 15 a 18 años de edad, 40 microgramos diarios. Para deficiencia de selenio o prevención, 42 microgramos de selenio elemental como H2SeO3 han sido administrados por vía intravenosa diariamente.
  • Para la fibrosis quística en los niños, 2.8 microgramos de selenita de sodio por kilogramo de peso corporal han sido tomados por vía oral diariamente durante cinco meses.
  • Para peso bajo al nacer en los bebés prematuros, 4.8 miligramos de levadura que contiene cinco microgramos de selenio por goteo nasogástrico se han administrado diariamente durante los primeros 14 días después del parto.
  • Para las infecciones respiratorias en niños hospitalizados con pulmonía o bronquiolitis causada por virus respiratorio (VRS, RSV), un miligramo de selenita de sodio se ha tomado por vía oral en el segundo día de hospitalización.

Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • El selenio es un elemento de trazo y la hipersensibilidad a él es improbable. Evitar con alergias conocidas o hipersensibilidad a los productos que contienen selenio.

Efectos secundarios y advertencias

  • La exposición crónica y el alto consumo de selenio han producido efectos adversos, incluida la muerte. La exposición crónica al selenio orgánico e inorgánico puede causar neurotoxicidad, particularmente la degeneración neuromotora que conduce a un mayor riesgo de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA, ALS). Se han reportado náuseas, vómitos, y disfunción hepática como resultado de la exposición alta al selenio. Cantidades excesivas de selenio pueden causar perdida de pelo y uñas, dermatitis, deterioro de función endocrina y neurotoxicidad, selenosis (afecta al hígado, piel, uñas, y cabello), y dermatitis. También se ha asociado la ingesta excesiva de selenio con olor a ajo en el aliento y un sabor metálico en la boca.
  • El selenio puede reducir los niveles en el suero de somatotropina (hormona de crecimiento) y el factor de crecimiento de insulina-1 (IGF-1), seguidos por el retraso en el crecimiento. Se ha reportado hipotiroidismo, secundario a la deficiencia de yodo, como resultado de la administración intravenosa de selenio. La administración de suplementos de selenio puede reducir la motilidad de los espermatozoides.
  • Usar con precaución en dosis de 27 a 2,310 miligramos diarios.
  • Usar con precaución en pacientes de hemodiálisis, ya que la eritropoyetina (EPO) puede aumentar los niveles de selenio en estos pacientes.
  • Usar con precaución en pacientes con deficiencia de yodo, ya que se ha reportado hipotiroidismo como resultado de la administración de suplementos de selenio.
  • Usar con precaución en pacientes con colesterol alto, ya que los altos niveles de selenio en el suero se han asociado con mayores niveles de colesterol LDL.
  • Usar con precaución en pacientes con desórdenes inmunológicos o aquellos que utilizan inmunosupresores, ya que se ha demostrado que el selenio estimula el sistema inmunológico.
  • Usar con precaución en los pacientes que usan los corticosteroides, ya que estos agentes pueden disminuir los niveles de selenio.
  • Usar con precaución en pacientes que usan antiácidos, ya que estos agentes pueden reducir la absorción de selenio.
  • Usar con precaución en pacientes que usan eritropoyetina (EPO), ya que el selenio puede aumentar los efectos de EPO.
  • Usar con precaución en pacientes que toman inhibidores de reductasa HMG-CoA (“estatinas”), ya que el selenio puede reducir la eficacia de estos agentes.
  • Usar con precaución en los pacientes que toman anticonceptivos orales, ya que estos agentes pueden reducir los niveles de selenio.
  • Usar con precaución en los pacientes que usan astrágalo, ya que esta hierba puede causar que el selenio se acumule en el cuerpo.
  • Usar con precaución en los pacientes que toman suplementos de hierro, ya que los niveles de selenio pueden verse afectados por la administración de suplementos de hierro.
  • Evitar en pacientes con alto riesgo del cáncer de piel no melanoma, ya que el uso de suplementos de selenio aumenta el riesgo del carcinoma de células escamosas y el cáncer de piel no melanoma.
  • Evitar en los pacientes con riesgo de desarrollar la diabetes, ya que la administración de suplementos de selenio puede aumentar el riesgo de padecer la diabetes tipo 2.
  • Evitar en pacientes con alergias conocidas o hipersensibilidad conocida a los productos que contienen selenio. Sin embargo, el selenio es un elemento de trazo, y la hipersensibilidad a él es poco probable.

Embarazo y lactancia

  • La asignación dietética recomendada (RDA) de selenio para adultos es 65 microgramos para mujeres embarazadas y 75 microgramos para mujeres en lactancia.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • El selenio puede interactuar con agentes anticoagulantes y antiplaquetarios. Sin embargo, los resultados de las investigaciones disponibles son conflictivos.
  • El selenio puede afectar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución al usar drogas que también afecten los niveles de azúcar en la sangre. Los pacientes que toman drogas para la diabetes por vía oral o por inyección deben ser vigilados cuidadosamente por un profesional médico calificado. Pueden ser necesarios ajustes en las dosis.
  • El selenio también puede interactuar con agentes anticancerígenos, agentes antiinflamatorios, barbitúricos, drogas que reducen el colesterol, cisplatino, clozapina, corticosteroides, eritropoyetina (EPO), estrógenos, agentes para reducción del ácido gástrico, agentes antiulcerosos, hormonas de crecimiento, agentes que afectan el sistema inmunológico, sales de hierro, hormonas tiroideas, y ácido valproico.

Interacciones con hierbas o suplementos dietéticos

  • El selenio puede interactuar con agentes anticoagulantes y antiplaquetarios. Sin embargo, los resultados de las investigaciones disponibles son conflictivos.
  • El selenio puede afectar los niveles de azúcar en la sangre. Usar con precaución al tomar hierbas y suplementos que también puedan afectar el nivel de azúcar en la sangre. Los niveles de glucosa de la sangre podrían requerir supervisión, y pueden ser necesarios ajustes en las dosis.
  • El selenio también puede interactuar con hierbas y suplementos antioxidantes, hierbas y suplementos antiinflamatorios, hierbas y suplementos que reducen el colesterol, antioxidantes, astrágalo, calcio, cromo, coenzima Q10, las dietas ricas en alimentos refinados, pescado, huevos fortificados (enriquecidos con vitamina E, luteína, Se, y DHA), ajo, hierbas y suplementos para reducir el ácido gástrico, hierbas y suplementos antiulcerosos, hierbas y suplementos que afectan el sistema inmunológico, dieta cetogénica, yodo, hierro, ácidos grasos omega-3, fitoestrógenos, vitamina C, cinc, y dietas vegetarianas.

Información del Autor/Actualización

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Arnaud J, Arnault N, Roussel AM, et al. Relationships between selenium, lipids, iron status and hormonal therapy in women of the SU.VI.M.AX cohort. J Trace Elem Med Biol 2007;21 Suppl 1:66-9. Ver Abstracto
  2. Bardia A, Tleyjeh IM, Cerhan JR, et al. Efficacy of antioxidant supplementation in reducing primary cancer incidence and mortality: systematic reVer and meta-analysis. Mayo Clin Proc 2008;83(1):23-34. Ver Abstracto
  3. Bjelakovic G, Nikolova D, Gluud L., et al. Antioxidant supplements for prevention of mortality in healthy participants and patients with various diseases. Cochrane Database Syst Rev 2008;(2):CD007176. Ver Abstracto
  4. Duffield-Lillico AJ, Slate EH, Reid ME, et al. Selenium supplementation and secondary prevention of nonmelanoma skin cancer in a randomized trial. J Natl Cancer Inst 2003;95(19):1477-1481. Ver Abstracto
  5. Etminan M, FitzGerald JM, Gleave M, et al. Intake of selenium in the prevention of prostate cancer: a systematic reVer and meta-analysis. Cancer Causes Control 2005;(9):1125-31. Ver Abstracto
  6. Hurwitz BE, Klaus JR, Llabre MM, et al. Suppression of human immunodeficiency virus type 1 viral load with selenium supplementation: a randomized controlled trial. Arch Intern Med. 2007 Jan 22;167(2):148-54. Ver Abstracto
  7. Lippman SM, Klein EA, Goodman, P. J., et al. Effect of selenium and vitamin E on risk of prostate cancer and other cancers: the Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial (SELECT). 2009;301(1):39-51. Ver Abstracto
  8. Rayman M, Thompson A, Warren-Perry M, et al. Impact of selenium on mood and quality of life: a randomized, controlled trial. Biol Psychiatry 2006;59(2):147-54. Ver Abstracto
  9. Reid ME, Duffield-Lillico AJ, Slate E, et al. The nutritional prevention of cancer: 400 mcg per day selenium treatment. Nutr Cancer 2008;60(2):155-163. Ver Abstracto
  10. Reid ME, Duffield-Lillico AJ, Sunga A, et al. Selenium supplementation and colorectal adenomas: an analysis of the nutritional prevention of cancer trial. Int J Cancer 2006 Apr 1;118(7):1777-81. Ver Abstracto
  11. Shaheen SO, Newson RB, Rayman MP, et al. Randomised, double blind, placebo-controlled trial of selenium supplementation in adult asthma. Thorax 2007;62(6):483-90. Ver Abstracto
  12. Stawicki SP, Lyons M, Aloupis M, et al. Current evidence from phase III clinical trials of selenium supplementation in critically Ill patients: why should we bother? Mini Rev Med Chem 2007;7(7):693-9. Ver Abstracto
  13. Stranges S, Marshall JR, Natarajan R, et al. Effects of long-term selenium supplementation on the incidence of type 2 diabetes: a randomized trial. Ann Intern Med 2007;21;147(4):217-23. Ver Abstracto
  14. Stranges S, Marshall JR, Trevisan M, et al. Effects of selenium supplementation on cardiovascular disease incidence and mortality: secondary analyses in a randomized clinical trial. Am J Epidemiol 2006;163(8):694-9. Ver Abstracto
  15. You WC, Brown LM, Zhang L, et al. Randomized double-blind factorial trial of three treatments to reduce the prevalence of precancerous gastric lesions. J Natl Cancer Inst 2006;98(14):974-83. Ver Abstracto

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com)

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Vitamina C (ácido ascórbico)

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • Vitamina antiescorbútica, ascorbato, ácido ascórbico (AA), palmitato ascorbil, ascorbato de calcio, ácido cevitámico, ácido iso-ascórbico, ácido 1-ascórbico, ascorbato de sodio.

Historia

  • La vitamina C (ácido ascórbico) es una vitamina soluble en agua que es necesaria en el cuerpo para formar el colágeno en los huesos, cartílago, músculos y vasos sanguíneos y ayuda en la absorción del hierro. Dentro de las fuentes en la dieta de vitamina C se incluyen frutas y vegetales, sobre todo frutas cítricas como las naranjas.
  • La deficiencia aguda de vitamina C causa escorbuto. Aunque no es común, el escorbuto incluye potencialmente consecuencias serias y puede causar muerte repentina. Los pacientes con escorbuto se tratan con vitamina C, bajo supervisión médica.
  • Se han propuesto muchos usos para la vitamina C, pero pocos han demostrado ser benéficos en estudios científicos. En lo particular, las investigaciones sobre el asma, cáncer y diabetes siguen siendo inciertas, al mismo tiempo que no se han descubierto beneficios en la prevención de cataratas o cardiopatías.
  • El uso de vitamina C en la prevención/tratamiento del resfrío común e infecciones respiratorias sigue siendo controversial, con investigaciones en curso. Para la prevención del resfrío, más de 30 ensayos clínicos, en los que se incluyeron a más de 10,000 participantes, han analizado los efectos de consumir vitamina C a diario. En términos generales, no se ha observado ninguna reducción significativa en el riesgo de desarrollar resfríos. En las personas que desarrollaron resfríos mientras consumían vitamina C, no se ha observado ninguna diferencia en la gravedad de los síntomas en términos generales, aunque se ha reportado una muy pequeña reducción significativa en la duración de los resfríos (aproximadamente 10% en adultos y 15% en niños). De forma particular, un subconjunto de estudios en personas que viven en circunstancias extremas, entre las que se incluyen soldados en ejercicios subpolares, esquiadores y corredores de maratón, ha encontrado una reducción significativa en el riesgo de desarrollar resfrío en aproximadamente 50%. Esta área merece un estudio adicional y puede ser de interés particular para atletas de alto nivel o personal militar.
  • Para el tratamiento del resfrío, muchos estudios han analizado los efectos de empezar el consumo de vitamina C después del inicio de los síntomas del resfrío. Hasta ahora, no se han observado beneficios significativos.

Evidencia Científica

Usos:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Deficiencia de la vitamina C (escorbuto)

Calificación A

La deficiencia en la dieta de vitamina C causa escorbuto. Aunque el escorbuto no es común, puede ocurrir en personas desnutridas, en aquellas personas que requieren más vitamina C (como mujeres embarazadas o lactantes) o en infantes cuya única fuente de nutrición es la leche materna. La vitamina C que se administra por vía oral o por inyección es efectiva para curar el escorbuto. Si no hay vitamina C disponible, se puede usar el jugo de naranja para el escorbuto infantil. Los síntomas deben comenzar a mejorar en 24-48 horas, con una resolución dentro de un plazo de siete días. El tratamiento debe ser bajo estricta supervisión médica.

Prevención del resfrío común (ambientes extremos)

Calificación B

Los estudios científicos indican, en términos generales, que la vitamina C no evita el surgimiento de síntomas del resfrío. Sin embargo, en un subconjunto de estudios en personas que viven en climas extremos o bajo condiciones extraordinarias, entre las que se incluyen soldados en ejercicios subpolares, esquiadores y corredores de maratón, se han reportado reducciones significativas en el riesgo de desarrollar resfríos en aproximadamente 50%. Esta área amerita un estudio adicional y puede ser de particular interés para atletas de alto nivel o personal militar.

Mejoramiento en la absorción de hierro

Calificación B

Con base en la investigación científica, la vitamina C parece mejorar la absorción por vía oral del hierro. La vitamina C concurrente puede ayudar en la absorción de los suplementos de hierro en la dieta.

Infección el tracto urinario (durante el embarazo)

Calificación B

La vitamina C puede disminuir el riesgo de desarrollar infecciones del tracto urinario durante el embarazo. Se requiere investigación adicional a fin de confirmar estos hallazgos.

Asma

Calificación C

Se ha indicado que bajos niveles de vitamina C (u otros antioxidantes) pueden aumentar el riesgo de desarrollar asma. Desde la década de los años 80 se ha estudiado el uso de vitamina C para el asma (sobre todo asma causada por ejercicios), aunque la evidencia en esta área no se ha concluido. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión firme.

Sangrado de úlceras estomacales causado por aspirina

Calificación C

La evidencia preliminar indica que la vitamina C puede ayudar a curar las lesiones gástricas inducidas por aspirina. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones.

Prevención del cáncer

Calificación C

La ingestión en la dieta de frutas y vegetales ricos en vitamina C se ha asociado con un menor riesgo de varios tipos de cáncer en estudios de población (sobre todo cánceres de boca, esófago, estómago, colon o pulmón). Sin embargo, no está claro si la vitamina C presente en estos alimentos, específicamente, sea benéfica y no se han descubierto suplementos de vitamina C que se asocien con este efecto protector. Los expertos han recomendado aumentar el consumo en la dieta de frutas y vegetales con un alto contenido de vitamina C, como espárragos, frutas bayas, brócoli, repollo, melón (cantalupo, pulpa verde, sandía), coliflor, frutas cítricas (limones, naranjas), panes/granos/cereales fortificados, col rizada, kiwi, papas, espinacas y tomates.

Tratamiento del cáncer

Calificación C

La vitamina C tiene una larga historia como uso complementario en la terapia del cáncer, y aunque no ha habido ningún estudio definitivo con el uso de vitamina C intravenosa (u oral), existe evidencia de que ésta tiene beneficios en algunos casos. Se necesitan estudios mejor diseñados antes de emitir una recomendación firme.

Síndrome de dolor regional complejo

Calificación C

Los estudios clínicos indican que la vitamina C puede prevenir el síndrome de dolor regional complejo en pacientes ancianas con fractura de muñeca. Estudios adicionales sugieren que la vitamina C puede bajar el dolor asociado con este síndrome.

Recuperación del ejercicio

Calificación C

Vitamina C puede prevenir la peroxidación lipídica inducida por el ejercicio de resistencia y daño muscular en personas sanas. Se necesita más investigación antes de hacer una recomendación fuerte.

Infección por Helicobacter pylori

Calificación C

La adición de vitamina C a la terapia triple con omeprazol, amoxicilina y claritromicina para el tratamiento de la úlcera gástrica por Helicobacter pylori puede permitir una disminución en la dosis de claritromicina. Se requiere investigación adicional para confirmar tales resultados.

Enfermedad isquémica del corazón

Calificación C

Debido a sus propiedades antioxidantes, se ha utilizado la vitamina C en pacientes con enfermedad isquémica del corazón. La evidencia preliminar indica que la vitamina C puede beneficiar el flujo sanguíneo al corazón, aunque se requieren estudios adicionales para confirmar tales resultados.

Anormalidades metabólicas (alcaptonuria)

Calificación C

La alcaptonuria es un trastorno que se caracteriza por la ausencia de la enzima oxidasa del ácido homogentísico, lo que da como resultado la acumulación del ácido homogentísico en la sangre y la orina. La investigación limitada existente informa que altas dosis de vitamina C a diario pueden ayudar en el alivio sintomático y disminuir el avance de las complicaciones de este trastorno. Se necesitan evidencias adicionales en esta área.

Placas/cálculos en los dientes

Calificación C

En un estudio preliminar, se observó una reducida cantidad de cálculos, placas y sangrado en las encías después de usar vitamina C en gomas de mascar. Se necesita investigación adicional para confirmar estos resultados.

Neumonía (prevención)

Calificación C

La vitamina C puede ayudar a la prevención de la neumonía; sin embargo, se requiere investigación adicional para confirmar estos resultados.

Embarazo

Calificación C

Los datos son escasos para concluir si la suplementación con vitamina C por sí sola o combinada con otros suplementos es de beneficio durante el embarazo. El nacimiento antes de término puede aumentar con la suplementación con vitamina C. Algunos resultados de estudios muestran que la suplementación diaria puede reducir de manera efectiva la incidencia de ruptura prematura de las membranas corioamnióticas. Se debe consultar con un ginecólogo o farmaceuta antes de tomar cualquier hierba o suplemento durante el embarazo.

Cáncer de próstata

Calificación C

Se ha utilizado la vitamina C para el cáncer de próstata. La evidencia de las pruebas actuales varia, y no está claro en cuanto a si la vitamina C es beneficiosa para las personas con cáncer de próstata.

Lesión de la piel causada por el sol (inducida por rayos UV)

Calificación C

La aplicación de vitaminas C y E en la piel puede ser inefectiva para prevenir la lesión de la piel inducida por los rayos UV (bronceado solar). Se requieren estudios adicionales para confirmar tales hallazgos.

Trastornos de pigmentación de la piel (pigmentación perifolicular)

Calificación C

La evidencia limitada indica un papel de la vitamina C en la pigmentación perifolicular, el cual consiste en el incremento del color del pigmento cerca del folículo capilar.

Prevención de apoplejías

Calificación C

Existen variables resultados de estudios que han medido la asociación de la ingestión de vitamina C y el riesgo de apoplejía. Algunos estudios no han reportado beneficios, mientras que otra investigación reporta que la baja dosis diaria de vitamina C puede reducir el riesgo de muerte a causa de apoplejía. Se necesita de una investigación adicional en esta área. Las personas en riesgo de sufrir una apoplejía deben consultar con el proveedor médico acerca del papel que desempeñan los suplementos de vitamina C en la prevención de la apoplejía.

Vaginitis

Calificación C

Algunos estudios preliminares en humanos indican que las tabletas vaginales de vitamina C administradas una vez al día pueden ayudar a pacientes que sufren de vaginitis no específica. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

Cataratas (prevención/progresión)

Calificación D

Aunque las investigaciones en la población indicaron inicialmente una reducción en la formación de cataratas entre personas que consumieron vitamina C al menos por 10 años, la presunta investigación subsiguiente no encontró ninguna reducción en el riesgo durante 7 años de formación o progresión de cataratas relacionadas con la edad con el uso diario de vitamina C.

Prevención del resfrío común (general)

Calificación D

Más de 30 ensayos clínicos entre los que se incluyeron a más de 10,000 participantes han analizado los efectos de consumir vitamina C a diario para la prevención del resfrío. En términos generales, no se ha observado ninguna reducción significativa en el riesgo de desarrollar resfríos. En personas que desarrollaron resfríos mientras consumían vitamina C, no se ha observado ninguna diferencia en la gravedad de los síntomas, aunque se ha reportado una pequeña reducción significativa en la duración de los resfríos (aproximadamente 10% en adultos y 15% en niños). Durante experimentos en laboratorio en los cuales los voluntarios estaban infectados con virus respiratorios mientras consumían vitamina C se han producido resultados contradictorios, pero en general se reporta una pequeña diferencia o ninguna diferencia significativa en la gravedad de los síntomas después de la infección. En forma particular, un subgrupo de estudios en personas que viven en circunstancias extremas, entre las que se incluyen soldados en ejercicios subpolares, esquiadores, corredores de maratón, ha reportado una significativa reducción en el riesgo de desarrollar un resfrío en aproximadamente 50%. Esta área necesita un estudio adicional y puede ser de particular interés para los atletas de alto nivel o personal militar.

Tratamiento del resfrío común

Calificación D

Muchos estudios han analizado los efectos de consumir vitamina C después del inicio de los síntomas del resfrío. En términos generales, no se han observado beneficios significativos. La evidencia inicial de un estudio reporta posibles beneficios con dosis altas de vitamina C tomadas al inicio de los síntomas, pero sin una evidencia adicional, esto sigue siendo incierto. En este momento, la evidencia científica no apoya este uso de vitamina C.

Prevención de cardiopatías

Calificación D

La vitamina C no parece disminuir los niveles de colesterol o reducir el riesgo de ataques cardíacos. Los efectos en las placas de colesterol en las arterias del corazón (aterosclerosis) siguen siendo difusos y algunos estudios indican posibles propiedades benéficas en la vasodilatación (abertura de las arterias). Con base en las actuales evidencias científicas, generalmente no se recomienda la vitamina C para este uso. Las personas en riesgo de ataques cardíacos deben consultar con un proveedor médico para considerar medidas preventivas como tomar aspirina.

Infantes prematuros

Calificación D

En un ensayo controlado aleatorio, no se asociaron beneficios significativos o efectos dañinos con la suplementación de ácido ascórbico durante los primeros 28 días de vida.

*Clave para las Calificaciones:

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

  • Acné, degeneración macular relacionada con edad, enfermedad de Alzheimer, anemia, antiinflamatorio, antiviral, antioxidante, arterosclerosis (endurecimiento de las arterias), trastorno por déficit de atención con hiperactividad, autismo, bronquitis, fragilidad capilar, displasia cervical, síndrome de Chediak-Higaski, insuficiencia venosa crónica, función cognitiva, estreñimiento, fibrosis quística, dolor muscular de inicio retardado, caries dentales, depresión, dermatitis, diabetes, trastornos oculares, toxicidad con metales pesados/plomo (eliminación de mercurio), fluorosis (decoloración del esmalte dental), furunculosis (diviesos recurrentes), enfermedad de la vesícula biliar, úlcera gástrica, fiebre del heno, hipertensión, colesterol alto, desintoxicación de histamina, púrpura trombocitopénica idiopática, estimulación inmunológica, infertilidad, picaduras de medusa, infertilidad masculina, melasma, menorragia, toxicidad por plomo/metales pesados (eliminación de mercurio), prolongación de la actividad de la nitroglicerina (prevención de tolerancia de nitrato), osteoporosis, úlceras por presión, reducción de los efectos secundarios de levodopa, distrofia simpática refleja, afecciones de la piel (arrugas), úlceras estomacales, tuberculosis, acidificación urinaria, cicatrización de heridas.

Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Adultos (18 años y mayores)

  • La ingestión diaria recomendada por la Comisión de Alimentos y Nutrición del Institute of Medicine para hombres mayores de 18 años es de 90 miligramos/día; para mujeres mayores de 18 años es de 75 miligramos/día; para mujeres embarazadas mayores de 18 años es de 85 miligramos/día; para mujeres lactantes mayores de 18 años es de 120 miligramos/día. Recientemente, algunos expertos han cuestionado si la ingestión diaria recomendada se debe aumentar. Otros expertos han recomendado una mayor ingestión en algunas personas como fumadores, a quienes se les ha recomendado 35 miligramos/día adicionales.
  • No se debe exceder de 2,000 miligramos/día en hombres y mujeres mayores de 18 años (incluidas las mujeres embarazadas o lactantes).
  • La vitamina C que se administra por vía oral o por inyección es efectiva para curar el escorbuto. En los adultos, 100-250 miligramos por vía oral cuatro veces al día durante una semana es, por lo general, suficiente para mejorar los síntomas y suplir la reserva de vitamina C del cuerpo. Algunos expertos han recomendado 1-2 gramos/día durante dos días y posteriormente 500 miligramos/día durante una semana. Los síntomas deben comenzar a mejorar dentro de 24-48 horas, con una resolución en un plazo de siete días. El tratamiento debe ser bajo estricta supervisión médica. Para la deficiencia de vitamina C asintomática, se pueden usar dosis diarias inferiores.

Niños (menores de 18 años)

  • Las ingestiones adecuadas (AI, en inglés) e ingestiones de referencia en la dieta de Estados Unidos (DRI, en inglés) para infantes de 0-6 meses de edad es de 40 miligramos/día y para infantes de 7-12 meses es de 50 miligramos/día. La DRI para niños de 1-3 años es de 15 miligramos/día; para niños de 4-8 años es de 25 miligramos/día; para 9-13 años es de 45 miligramos/día; para varones de 14-18 años es de 75 miligramos/día; para mujeres de 14-18 años es de 65 miligramos/día; para mujeres embarazadas de 14-18 es de 80 miligramos/día; para mujeres lactantes de 14-18 años es de 115 miligramos/día. Recientemente, algunos expertos han cuestionado si las ingestiones diarias recomendadas se deben aumentar.
  • El nivel máximo de consumo tolerable (UL, en inglés) no se ha determinado para infantes de 0-12 meses y la vitamina C en este grupo se debe derivar de la ingestión de alimentos para evitar la dosis en exceso. El nivel máximo de consumo para niños de 1-3 años es de 400 miligramos/día; para edades de 4-8 años es de 650 miligramos/día; para edades de 9-13 años es de 1200 miligramos/día; para edades de 14-18 años es de 1,000 miligramos/día (incluidas las mujeres embarazadas o lactantes).
  • Para escorbuto/deficiencia en niños, se han usado 100-300 miligramos/día por vía oral en dosis divididas durante dos semanas. Niños mayores o más grandes pueden requerir dosis más cercanas a las recomendaciones para adultos. Si no hay vitamina C disponible, se puede usar jugo de naranja para el escorbuto infantil. Los síntomas deben comenzar a mejorar dentro de 24-48 horas, con una resolución en un plazo de siete días. El tratamiento debe ser bajo estricta supervisión médica. Para la deficiencia de vitamina C asintomática, se pueden usar dosis diarias inferiores.

Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Los pacientes deben evitar productos de vitamina C si son sensibles o alérgicos a cualquiera de sus ingredientes.

Efectos secundarios y advertencias

  • En general, se considera que la vitamina C es segura en cantidades que se obtienen de los alimentos. Los suplementos de vitamina C se consideran, en términos generales, seguros en la mayoría de las personas en cantidades recomendadas, aunque raras veces se han reportado efectos secundarios, entre los se incluyen: náuseas, vomito, acidez gástrica, calambres abdominales y dolores de cabeza. Puede ocurrir desgaste dental al masticar de manera repetitiva tabletas de vitamina C.
  • Altas dosis de vitamina C se han asociado con múltiples efectos adversos. Entre éstos se incluyen: cálculos renales, diarrea aguda, náuseas y gastritis. Con poca frecuencia se ha notado rubor, desmayo, mareos y fatiga. Altas dosis pueden precipitar la hemólisis (destrucción de glóbulos rojos) en pacientes con deficiencia de glucosa 6-fosfato deshidrogenasa. Se deben evitar altas dosis de vitamina C en personas con afecciones agravadas por la recarga de ácido; tales como cirrosis, gota y acidosis tubular renal o hemoglobinuria nocturna paroxismal. La vitamina C parenteral (en inyección) puede causar mareo, desmayo, incomodidad en el sitio de la inyección, y en altas dosis, puede producir insuficiencia renal (problemas de la función hepática). En casos de toxicidad debido a ingestiones masivas de vitamina C, los fluidos forzados y la diuresis pueden ser benéficos.
  • Los adultos sanos que toman grandes dosis crónicas de vitamina C pueden tener niveles bajos de vitamina C en la sangre si dejan de consumir altas dosis y vuelven a la ingestión normal. Para evitar esta potencial complicación, las personas que consumen altas dosis que desean reducir la ingestión, deben hacerlo de forma gradual y no drásticamente. Existen pocos informes de escorbuto debido a la tolerancia o la resistencia posterior a la discontinuación después del uso de altas dosis a largo plazo, tales como infantes que nacen de madres que consumen vitamina C adicional durante el embarazo.

Embarazo y lactancia

  • La ingestión de vitamina C obtenida de los alimentos se considera, en términos generales, segura durante el embarazo. Sin embargo, no está claro si la suplementación de vitamina C en cantidades que superan las recomendaciones de la ingestión de referencia en la dieta sea segura o benéfica. Existen pocos informes de escorbuto debido a la tolerancia/resistencia en infantes que nacen de madres que consumen vitamina C adicional durante el embarazo. La información disponible es muy escasa para afirmar que la suplementación con vitamina C sola o en combinación con otros suplementos es benéfica durante el embarazo. La suplementación con vitamina C puede aumentar los nacimientos antes de término.
  • La vitamina C está presente en la leche materna. La ingestión de vitamina C a partir de los alimentos se considera, en términos generales, segura en madres lactantes. La investigación limitada indica que la vitamina C en la leche materna puede reducir el riesgo de desarrollar alergias en la infancia. No está claro si la suplementación de vitamina C en cantidades que superan las recomendaciones de la ingestión de referencia en la dieta sea segura o benéfica.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • La vitamina C puede aumentar los efectos adversos que se asocian con el acetaminofén o con los antiácidos que contienen aluminio como es el hidróxido de aluminio (Maalox®, Gaviscon®).
  • La vitamina C puede aumentar los niveles en la sangre y los efectos adversos de la aspirina, mientras que la aspirina puede disminuir los niveles de vitamina C en la sangre.
  • Los barbitúricos pueden disminuir los efectos de la vitamina C, entre los que se incluyen: fenobarbital (Luminal®, Donnatal®), pentobarbital (Nembutal®) o secobarbital (Seconal®).
  • La suplementación de vitamina C puede disminuir los niveles de la droga flufenazina en el cuerpo.
  • La administración concomitante de altas dosis de vitamina C puede reducir el estado de equilibro del indinavir en el plasma.
  • Existen evidencias de casos limitados de que una alta dosis de vitamina C puede reducir los efectos secundarios de la terapia de levodopa, como náuseas o mala coordinación.
  • Los productos de nicotina, tales como cigarrillos, puros, tabaco para masticar o parches de nicotina pueden disminuir los efectos de la vitamina C.
  • Los estrógenos orales pueden disminuir los efectos de la vitamina C en el cuerpo. Si se toman juntos, la vitamina C puede disminuir los niveles del etinilestradiol en la sangre.
  • Los antibióticos de tetraciclina pueden disminuir los efectos de la vitamina C, como la doxiciclina (Vibramycin®), minociclina (Minocin®) o tetraciclina (Sumycin®).
  • La vitamina C en altas dosis parece interferir en los efectos de adelgazamiento de la sangre que tiene la warfarina al disminuir el tiempo de protrombina (PT, en inglés), tal como se notó en informes de caso en la década de los años 70. No se han reportado complicaciones (como mayores coágulos de sangre).
  • No se recomiendan altas dosis de vitamina C a pacientes con insuficiencia renal. Se recomienda precaución cuando se ingiere vitamina C con drogas que pueden lesionar los riñones debido a un riesgo aumentado de insuficiencia renal.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • Si se toman juntos, la vitamina C puede disminuir la absorción del hierro en el tracto gastrointestinal, aunque este efecto parece ser variable y no parece ser significativo desde el punto de vista clínico.
  • La vitamina C puede disminuir la absorción de los suplementos de la vitamina de luteína.
  • Grandes dosis de vitamina C pueden interferir en la absorción y el metabolismo de la vitamina B12.
  • En teoría, grandes dosis de vitamina C también pueden interactuar con hierbas y suplementos con actividad hormonal, antibacteriana y adelgazante de la sangre (anticoagulante).
  • Se recomienda precaución al ingerir vitamina C con agentes que pueden lesionar los riñones debido a un riesgo aumentado de insuficiencia renal.

Información del Autor/Actualización

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Casanueva E, Ripoll C, Tolentino M, et al. Vitamin C supplementation to prevent premature rupture of the chorioamniotic membranes: a randomized trial. Am J Clin Nutr 2005;81(4):859-863. Ver Abstracto
  2. Douglas RM, Hemilä H, Chalker E, et al. Vitamin C for preventing and treating the common cold. Cochrane Database Syst Rev 2007 Jul 18;(3):CD000980. Ver Abstracto
  3. Duconge J, Miranda-Massari JR, et al. Vitamin C pharmacokinetics after continuous infusion in a patient with prostate cancer. Ann Pharmacother 2007 Jun;41(6):1082-3. Ver Abstracto
  4. Ehrlich M, Rao J, Pabby A, et al. Improvement in the appearance of wrinkles with topical transforming growth factor beta(1) and l-ascorbic acid. Dermatol Surg 2006 May;32(5):618-25. Ver Abstracto
  5. Hemilä H, Louhiala P. Vitamin C for preventing and treating pneumonia. Cochrane Database Syst Rev 2007 Jan 24;(1):CD005532. Ver Abstracto
  6. Inui S, Itami S. Perifollicular pigmentation is the first target for topical vitamin C derivative ascorbyl 2-phosphate 6-palmitate (APPS): randomized, single-blinded,placebo-controlled study. J Dermatol 2007 Mar;34(3):221-3. Ver Abstracto
  7. Konturek PC, Kania J, Hahn EG, et al. Ascorbic acid attenuates aspirin-induced gastric damage: role of inducible nitric oxide synthase. J Physiol Pharmacol 2006 Nov;57 Suppl 5:125-36. Ver Abstracto
  8. Lin J, Cook NR, Albert C, et al. Vitamins C and E and beta carotene supplementation and cancer risk: a randomized controlled trial. J Natl Cancer Inst 2009 Jan 7;101(1):14-23. Ver Abstracto
  9. McNulty PH, Robertson BJ, Tulli MA, et al. Effect of hyperoxia and vitamin C on coronary blood flow in patients with ischemic heart disease. J Appl Physiol 2007 May;102(5):2040-5. Ver Abstracto
  10. Muran PJ. Mercury elimination with oral DMPS, DMSA, vitamin C, and glutathione: an observational clinical review. Altern Ther Health Med 2006 May-Jun;12(3):70-5. Ver Abstracto
  11. Nankivell BJ, Murali KM. Images in clinical medicine. Renal failure from vitamin C after transplantation.N Engl J Med 2008 Jan 24;358(4):e4. Ver Abstracto
  12. Ochoa-Brust GJ, Fernández AR, Villanueva-Ruiz GJ, et al. Daily intake of 100 mg ascorbic acid as urinary tract infection prophylactic agent during pregnancy. Acta Obstet Gynecol Scand 2007;86(7):783-7. Ver Abstracto
  13. Petersen EE, Magnani P. Efficacy and safety of vitamin C vaginal tablets in the treatment of non-specific vaginitis. A randomised, double blind, placebo-controlled study. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 2004;117(1):70-75. Ver Abstracto
  14. Puvabanditsin P, Vongtongsri R. Efficacy of topical vitamin C derivative (VC-PMG) and topical vitamin E in prevention and treatment of UVA suntan skin. J Med Assoc Thai 2006 Sep;89 Suppl 3:S65-8. Ver Abstracto
  15. Zollinger PE, Tuinebreijer WE, Breederveld RS, et al. Can vitamin C prevent complex regional pain syndrome in patients with wrist fractures? A randomized, controlled, multicenter dose-response study. J Bone Joint Surg Am 2007 Jul;89(7):1424-31. Ver Abstracto

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com)

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Vitamina D

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • 1,25-DHCC, 1,25-dihidroxi-22-ovavitamina D(3), 1,25-dihidroxicolecalciferol, 1,25-dihidroxivitamina D3, 1,25-diOHC, 1,25(0H) 2D3, 1-alfa-hidroxicholecalciferol, 1 alfa-hidroxivitamina D-2, 1 alfa (OH) D3, 19-no-1, 25-dihidroxivitamina D2, 19-no-1, 25-dihidroxivitamina D-2, 22-oxacalcitriol (OCT), 25-HCC, 25-hidroxicolecalciferol, 25-hidroxivitamina D3, 25-OHCC, 25-OHD3, 7-dehidrocolesterol activado, ergosterol activado, alfacalcidol, becocalcidol, calcifediol, calcipotrieno, calcipotriol, calcitriol, colecalciferol, colecalciferol, diquisterol, dihidrotaquisterol, dihidrotaquisterol 2, ED-21 (análogo de vitamina D), ED-71 (análogo de vitamina D), ergocalciferol, ergocalciferolo, hexafluoro-1,25 dihidroxivitamina D3, ergosterol irradiado, MC903, paracalcin, paricalcitol, viosterol, vitamina D2, vitamina D3.

Historia

  • La vitamina D se encuentra en varias fuentes alimenticias de la dieta como pescado, huevos, leche fortificada y aceite de hígado de bacalao. El sol es también un importante factor que contribuye significativamente a la producción de vitamina D en nuestra dieta y se cree que estar tan sólo diez minutos bajo la exposición solar es suficiente para evitar deficiencias. El término de “vitamina D” se refiere a varias formas de esta vitamina. Existen dos formas de esta vitamina que son importantes en los seres humanos: ergocalciferol (vitamina D-2) y colecalciferol (vitamina D-3). La sintetización de la vitamina D-2 la realizan las plantas. La sintetización de la vitamina D-3 la realizan los humanos en la piel cuando se exponen a los rayos ultravioleta-B (UVB) del sol o en la dieta.
  • La función biológica principal de la vitamina D es mantener en grados normales los niveles de calcio y fósforo en la sangre. La vitamina D ayuda en la absorción del calcio, lo que contribuye a formar y mantener huesos fuertes. Una investigación que se realizó recientemente indicó que la vitamina D puede brindar protección contra la osteoporosis, hipertensión, cáncer y varias enfermedades del sistema inmunológico.
  • El raquitismo y la osteomalacia son las enfermedades clásicas de deficiencia de vitamina D. En los niños, la deficiencia de vitamina D provoca raquitismo, lo que a su vez produce deformaciones esqueléticas. En los adultos, la deficiencia de vitamina D puede causar osteomalacia, lo cual provoca debilidad muscular además de debilidad ósea. Las personas que están en alto riesgo de contraer deficiencias de vitamina D son los ancianos, las personas de piel oscura, las personas obesas y los infantes que son alimentados exclusivamente de leche materna y las personas que se cubren la piel expuesta al sol o usan bloqueador solar cada vez que salen a exteriores. Además, están en riesgo quienes presentan síndromes de mala absorción de grasa (por ejemplo, fibrosis quística) o enfermedad inflamatoria intestinal (por ejemplo, la enfermedad de Crohn).

Evidencia Científica

Usos:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Hipofosfatemia hereditaria

Calificación A

La hipofosfatemia hereditaria (niveles bajos de fosfato en la sangre) es un trastorno hereditario poco común que se caracteriza por la desvirtuación del transporte de fosfato y la disminución en el metabolismo de la vitamina D en los riñones. La hipofosfatemia hereditaria es una forma de raquitismo. La ingestión de calcitriol o dihidrotaquisterol por vía oral en conjunto con suplementos de fosfato es efectiva para el tratamiento de trastornos óseos en personas que sufren de hipofosfatemia hereditaria. El tratamiento debe ser bajo supervisión médica.

Hipofosfatemia relacionada con el síndrome de Fanconi

Calificación A

El síndrome de Fanconi es un defecto de los túbulos próximos del riñón y se vincula con la acidosis tubular renal. La ingestión de ergocalciferol por vía oral es efectiva para tratar la hipofosfatemia asociada al síndrome de Fanconi.

Hiperparatiroidismo por bajos niveles de vitamina D

Calificación A

Algunos pacientes pueden desarrollar hiperparatiroidismo secundario debido a los bajos niveles de vitamina D. El tratamiento inicial para este tipo de hiperparatiroidismo es la vitamina D. Por lo general, para pacientes con hiperparatiroidismo refractario o primario, lo que más se recomienda es la extracción quirúrgica de las glándulas paratiroides. Los estudios también indican que la suplementación con vitamina D puede reducir la incidencia de hiperparatioridismo posterior a una cirugía para hipoparatiroidismo primario (extracción total o parcial de la glándula paratiroides).

Hipocalcemia por hipoparatiroidismo

Calificación A

El hipoparatiroidismo (bajos niveles de la hormona paratiroides en la sangre) es poco común y a menudo se debe a la extracción quirúrgica de las glándulas paratiroides. Dosis altas orales de dihidrotaquisterol (DHT), calcitriol, o ergocalciferol pueden ayudar a aumentar las concentraciones séricas de calcio en personas con hipoparatiroidismo o pseudohipoparatiroidismo.

Osteomalacia

Calificación A

En adultos con deficiencia aguda de vitamina D, el mineral de los huesos se pierde (“hipomineralización”) y provoca dolor óseo y osteomalacia (huesos blandos). La osteomalacia puede producirse por deficiencia de vitamina D en las dietas de los ancianos, personas con disminución en la absorción de vitamina D, en personas con exposición al sol inadecuada (aquellos que viven en latitudes con períodos de falta de luz solar y mujeres que usan burkas como parte de su atuendo), pacientes con cirugía gástrica o intestinal, i pacientes con enfermedad de los huesos producida por aluminio, enfermedad hepática o renal crónica con osteodistrofia renal. El tratamiento para la osteomalacia depende de la causa subyacente de la enfermedad y a menudo implica control del dolor e intervención quirúrgica ortopédica, como también vitamina D y agentes aglutinantes de fosfato.

Soriasis

Calificación A

Se ha usado una gran cantidad de diferentes métodos para el tratamiento de las placas de la soriasis en la piel. Dentro de los métodos moderados se incluyen los siguientes: terapia de luz, reducción del estrés, humectantes o ácido salicílico para eliminar las áreas escamosas de la piel. Para casos más graves, se incluyen tratamientos con luz UV-A, psoralen además de luz UV-A (PUVA), retinoides como isotretinoina (Accutane), corticosteroides o ciclosporina (Neoral, Sandimmune). La calcipotriena (Dovonex), análogo sintético de la vitamina D-3, parece controlar el crecimiento de las células de la piel y se usa para placas de piel moderadamente agudas, particularmente en lesiones cutáneas que son resistentes a otras terapias o que están localizadas en el rostro. Se ha reportado que el ungüento de vitamina D-3 (tacalcitol) una vez al día durante seis meses ha demostrado ser seguro y bien tolerado. Altas dosis de becocalcidiol (un análogo de la vitamina D) usadas en la piel podrían ser de beneficio en el tratamiento de la soriasis.

Raquitismo

Calificación A

El raquitismo se desarrolla en niños con deficiencia en vitamina D debido a deficiencia en la dieta, falta de luz solar o ambas. Los infantes que se alimentan exclusivamente con leche materna, sin suplementación de vitamina D, también pueden desarrollar raquitismo. Aunque actualmente es escaso, ha habido un incremento reciente del raquitismo en niños que viven en lugares donde ocurre una falta de luz solar debido a las estaciones. El ergocalciferol o colecalciferol son efectivos en el tratamiento del raquitismo por deficiencia de vitamina D. El calcitriol se debe usar en pacientes con insuficiencia renal, bajo supervisión médica.

Debilidad/dolor muscular

Calificación B

La deficiencia de vitamina D se ha asociado a la debilidad muscular y dolor, tanto en adultos como en niños. Ciertas investigaciones limitadas han reportado deficiencia de vitamina D en pacientes con dolor lumbar y la suplementación puede producir una reducción del dolor en muchos pacientes.

Osteoporosis

Calificación B

Sin suficiente vitamina D, la absorción de calcio no se puede maximizar y la elevación resultante en la secreción de paratiroides por parte de las glándulas paratiroides provoca una mayor reabsorción de los huesos, lo cual puede debilitar los huesos y aumentar el riesgo de fracturas. La suplementación de vitamina D ha demostrado que puede disminuir la pérdida ósea y reducir fracturas, especialmente si se administra con calcio.

Osteodistrofia renal

Calificación B

La osteodistrofia renal es un término que se refiere a todos los problemas óseos que ocurren en pacientes con insuficiencia renal crónica. El calcifediol o ergocalciferol por vía oral puede ayudar a tratar la hipocalcemia y evitar la osteodistrofia renal en personas con insuficiencia renal crónica que se someten a diálisis.

Osteomalacia por inducción de anticonvulsivos

Calificación C

Investigaciones iniciales han reportado que la suplementación con vitamina D-2 reduce la frecuencia de convulsiones. Se necesitan estudios adicionales para confirmar estos resultados.

Prevención de cáncer de seno

Calificación C

La suplementación con altas dosis de vitamina D puede estar relacionada con una pequeña reducción del riesgo de desarrollo de cáncer de seno. Se requiere investigación adicional en esta área.

Prevención del cáncer

Calificación C

Investigaciones limitadas indican que los análogos sintéticos de vitamina D pueden jugar un papel en el tratamiento de cánceres en los seres humanos. Sin embargo, sigue siendo difuso si la deficiencia de vitamina D aumenta el riesgo de cáncer o si una mayor ingestión de ésta protege contra algunos cánceres. Hasta que se no realicen ensayos adicionales, es prematuro recomendar el uso de la suplementación regular de vitamina D para evitar cánceres.

Cáncer colorrectal

Calificación C

La información derivada de un meta-análisis indica que la suplementación con vitamina D puede prevenir el desarrollo de cáncer colorrectal. Se requiere investigación adicional en esta área.

Osteoporosis inducida por corticosteroides

Calificación C

Algunas evidencias implican que los esteroides pueden también deteriorar el metabolismo de la vitamina D y contribuir, además, a la pérdida del hueso y el desarrollo de la osteoporosis asociada a medicamentos esteroides. Existen evidencias limitadas de que la vitamina D puede ser benéfica para el fortalecimiento óseo en pacientes que ingieren esteroides a largo plazo.

Diabetes (tipo 1/tipo 2)

Calificación C

Diabetes tipo 1: Se ha reportado que es menos probable que la diabetes tipo 1 se desarrolle en infantes que hayan recibido calcitriol durante el primer año de vida que en infantes que hayan recibido cantidades inferiores de vitamina D. Otros estudios relacionados han indicado que el uso de aceite del hígado del bacalao es una fuente de vitamina D para reducir la incidencia de la diabetes tipo 1. Actualmente, se carece de evidencia suficiente para llegar a una conclusión firme. Diabetes tipo 2: En estudios recientes realizados en adultos, se mostró que la suplementación de vitamina D mejora la sensibilidad a la insulina. Se necesitan investigaciones adicionales para confirmar estos resultados.

Prevención de caídas

Calificación C

Numerosos estudios clínicos han encontrado resultados conflictivos sobre el efecto de la vitamina D en la prevención de caídas, por lo cual se requiere investigación adicional.

Osteodistrofia hepática

Calificación C

La enfermedad ósea metabólica es común entre pacientes con enfermedad hepática crónica y la osteoporosis es la responsable de la mayoría de los casos. Puede ocurrir una variación en los grados de mala absorción del calcio en pacientes con enfermedad hepática crónica debido a la desnutrición y la deficiencia de vitamina D. La vitamina D por vía oral o en inyecciones puede jugar un papel en el tratamiento de esta afección.

Presión arterial alta (hipertensión)

Calificación C

Los bajos niveles de vitamina D pueden jugar un papel en el desarrollo de la hipertensión. Se ha observado que a menudo la presión sanguínea aumenta durante el invierno, a mayor distancia del ecuador y en pieles de pigmentación oscura (todo lo cual está asociado a una exposición inferior a la vitamina D a través de la luz solar). Sin embargo, las evidencias no son definitivas y no se ha realizado una clara comparación con métodos de mayor solidez científica que reduzcan la presión arterial. Un profesional médico autorizado es quien debe tratar a pacientes con presión arterial elevada.

Hipertrigliceridemia

Calificación C

No existen suficientes evidencias en esta área.

Inmunomodulación

Calificación C

La evidencia preliminar en humanos sugiere que la vitamina D y sus análogos como el alfacalcidol pueden actuar como agentes inmunomoduladores. Se requieren estudios adicionales para confirmar estos resultados.

Reducción de mortalidad

Calificación C

La ingesta de vitamina D puede estar relacionada con una reducción de la morbilidad total. Se requieren estudios adicionales para confirmar estos resultados.

Esclerosis múltiple

Calificación C

Los científicos han detectado que los índices de esclerosis múltiple son inferiores en áreas donde hay más luz solar y un mayor consumo de pescado rico en vitamina D. Las investigaciones preliminares indican que la suplementación de vitamina D a largo plazo disminuye el riesgo de esclerosis múltiple. Sin embargo, se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión firme.

Síndrome mielodisplástico

Calificación C

No existen suficientes evidencias en esta área.

Osteogénesis imperfecta

Calificación C

La osteogénesis imperfecta se caracteriza por huesos extraordinariamente frágiles que se rompen con facilidad, a menudo por cargas que los huesos normales soportan a diario, lo cual ocurre debido al funcionamiento defectuoso en la producción de colágeno del cuerpo. La adecuada ingestión de vitamina D y de calcio es esencial para mantener huesos fuertes.

Osteoporosis en fibrosis quística

Calificación C

La osteoporosis es una afección común en pacientes con fibrosis quística (debido a la mala absorción de grasa), lo cual provoca deficiencia de vitaminas liposolubles, como la vitamina D. La administración por vía oral de calcitriol parece aumentar la absorción del calcio y disminuir las concentraciones de paratiroides.

Miopatía proximal

Calificación C

No existen suficientes evidencias disponibles en esta área.

Raquitismo (resistencia hipofosfatémica a la vitamina D)

Calificación C

La evidencia existente no es suficiente para respaldar el papel de la vitamina D en el tratamiento de esta afección.

Trastorno afectivo estacional

Calificación C

El trastorno afectivo estacional es una forma de depresión que ocurre durante los meses de invierno, posiblemente a causa de la reducción de exposición a la luz solar. En un estudio que se realizó, se descubrió que la vitamina D es superior a la terapia de luz en el tratamiento del trastorno afectivo estacional. Se necesitan estudios adicionales para confirmar estos hallazgos.

Verrugas seniles

Calificación C

En un estudio preliminar, se trataron verrugas seniles con vitamina D-3 tópica.

Trastornos de pigmentación de la piel

Calificación C

La aplicación en la piel de un ungüento de vitamina D3 en combinación con pulsaciones de radio frecuencias intensas puede ser benéfica para el tratamiento de lesiones de pigmentación relacionadas con la neurofibromatosis 1.

Retención dental

Calificación C

La pérdida de dientes y huesos orales está correlacionada con la pérdida de huesos en sitios no orales. Las investigaciones realizadas indican que los niveles de ingestión de calcio y de vitamina D dirigidos a prevenir la osteoporosis pueden tener un efecto benéfico en la retención dental.

Deficiencia de vitamina D en infantes y madres lactantes

Calificación C

Ensayos clínicos de buen diseño indican que la suplementación de altas dosis de vitamina D a madres lactantes puede mejorar la condición de la vitamina D tanto en las madres como en sus hijos. Se requieren estudios adicionales para confirmar tales hallazgos.

Aumento de peso post-menopáusico

Calificación C

La suplementación de vitamina D en combinación con calcio, puede tener un efecto en el aumento de peso post-menopáusico. La evidencia indica que puede ser particularmente cierto en las mujeres que consumen el calcio en cantidades inadecuadas; se requiere investigación adicional.

Fuerza muscular

Calificación D

El colecalciferol por vía oral no parece aumentar la fuerza muscular o mejorar el rendimiento físico en ancianos sanos que no tengan deficiencia de vitamina D.

Cáncer de próstata

Calificación D

Existen evidencias preliminares que se basan en estudios realizados en laboratorio y en seres humanos de que una alta dosis de vitamina D puede ser benéfica en el tratamiento del cáncer de próstata. Sin embargo, las altas dosis de vitamina D necesarias para la inhibición del cáncer pueden causar hipercalcemia. Por esta razón, es difícil utilizar las altas dosis en ensayos clínicos. Investigadores están estudiando este tratamiento, así como el desarrollo de análogos sin calcio; pero aún no existen firmes evidencias disponibles de los beneficios.

*Clave para las Calificaciones:

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

  • Queratosis actínica, fracturas de cadera asociadas a la enfermedad de Alzheimer, espondilitis anquilosante, trastornos autoinmunológicos, enfermedad de Graves, hiperparatiroidismo en diálisis renal, hipocalcemia, tetania hipocalcémica, pérdida ósea relacionada con el transplante de riñón, trastornos metabólicos (síndrome metabólico), trastornos del sistema nervioso (hemicorea), osteitis fibrosa en diálisis, artritis reumatoide, escleroderma, carcinoma de célula escamosa, lupus sistémico eritomatoso, trastornos vaginales (atrofia), vitiligo.

Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Adultos (18 años y mayores)

  • La vitamina D está incluida en casi todas las multivitaminas, usualmente en concentraciones que oscilan entre 50 UI y 1,000 UI en cápsulas blandas, tabletas o en líquido. El US Institute of Medicine de la National Academy of Sciences ha establecido los niveles de ingestión adecuada. Las recomendaciones son las siguientes: 5 microgramos (200 UI) diarios para todas las personas (hombres, mujeres, mujeres embarazadas/lactantes) menores de 50 años. Para todas las personas de 50-70 años, la recomendación diaria es de 10 microgramos (400 UI). Para todas las personas mayores de 70 años, se indica una ingestión diaria de 15 microgramos (600 UI). Algunos autores han cuestionado si los actuales niveles adecuados que se han recomendado son suficientes para suplir las necesidades fisiológicas; particularmente en personas que están privadas de exposición a la luz solar de forma regular. El límite máximo para la vitamina D que se ha recomendado es de 2,000 UI debido a las toxicidades que puedan ocurrir si se ingieren dosis superiores. A 2008 review recommends 400 IU per day for all infants and children, including adolescents, based on evidence from new clinical trials and the historical precedence.
  • No todas las dosis se han encontrado eficaz para las condiciones que han sido estudiadas. Sin embargo, se ha usado ergocalciferol en una dosis por vía oral de 400 a 800 UI por día (algunas veces se usan dosis más altas en conjunto con el calcio) por la prevención y tratamiento de osteoporosis.
  • Se ha usado calcitriol en una dosis inicial por vía oral de 0.25 microgramos por día. Puede haber un aumento de 0.25 microgramos por día a intervalos de cuatro a ocho semanas en pacientes con hipocalcemia de diálisis crónica.
  • Se ha usado dihidrotaquisterol en una dosis inicial por vía oral de 750 microgramos (0.75 miligramos) a 2.5 miligramos diarios durante varios días. Mantenimiento: De 200 microgramos (0.2 miligramos) a 1 miligramo por día. Se ha usado ergocalciferol en una dosis de 50,000 a 200,000 UI diarias por vía oral junto con 4 gramos de lactato de calcio, seis veces al día.
  • El raquitismo se puede tratar gradualmente durante varios meses o en una sola dosis de un día. Las dosis pueden ir aumentando de forma gradual de 125-250 microgramos (5,000-10,000 UI) que se ingieren a diario durante dos a tres meses, hasta que se haya establecido bien la recuperación y la concentración de fosfatasa alcalina en sangre se hayan acercado a los límites normales. La dosis de un solo día puede ser de 15,000 microgramos (600,000 UI) de vitamina D, la cual se ingiere por vía oral dividida en cuatro a seis dosis. La inyección es también una alternativa para la dosis única de un día. Para el raquitismo resistente, algunos autores indican una dosis más alta de 12,000 a 500,000 UI por día.

Niños (menores de 18 años)

  • El Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias (EE.UU.) ha establecido las recomendaciones desde el nacimiento hasta la edad de 50 años en 5 microgramos/día (200 UI pordía). Los niños mayores de un año no deben exceder el límite máximo de 50 microgramos (2,000 UI) por día; niños menores de un año no deben exceder la UI de 25 microgramos (1,000 IU) por día. Es posible que la vitamina D no sea segura si se usa por vía oral en cantidades excesivas, con efectos adversos, entre los que se incluye la hipercalcemia (alto nivel de calcio en la sangre). Algunos autores han cuestionado si los actuales niveles adecuados que se han recomendado son suficientes para suplir las necesidades fisiológicas, sobre todo para personas que están privadas de la exposición solar de forma habitual.
  • No todas las dosis se han encontrado eficaz para las condiciones que han sido estudiadas. Sin embargo, se ha usado ergocalciferol por vía oral en una dosis inicial de 8,000 unidades por kilogramo por día durante una a dos semanas. Para mantenimiento, se han usado 2,000 unidades por kilogramo por día.
  • El raquitismo puede ser tratado gradualmente en varios meses o en una dosis de un solo día. Con base en un ensayo clínico, se encontró que una dosis única de 600,000 IU de vitamina D3 por vía oral fue comparable a una dosis de 20,000 IU por día de vitamina D3 por vía oral, durante 30 días. Las dosis graduales pueden ser de 125-250 microgramos (5,000-10,000 UI) que se ingieren a diario durante dos a tres meses hasta que se haya establecido bien la recuperación y la concentración de fosfatasa alcalina en sangre se haya acercado a los límites normales. Una sola dosis de un día puede ser de 15,000 microgramos (600,000 UI) de vitamina D, que se ingiere por vía oral dividida en 4-6 dosis. La inyección intramuscular es también una alternativa para una dosis de un solo día. Para el raquitismo resistente, algunos autores indican una dosis superior de 12,000 a 500,000 UI por día.

Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Evítese o úsese con precaución cuando se sabe de hipersensibilidad a la vitamina D o a cualquier producto análogo y derivado.

Efectos secundarios y advertencias

  • En términos generales, la vitamina D se tolera bien en la dosis de ingestión diaria recomendada. Un estudio encontró una mayor probabilidad de que los pacientes que toman análogos de la vitamina D se sientan somnolientos durante el día.
  • La toxicidad de vitamina D puede producirse por el exceso habitual de ingestión de esta vitamina y puede provocar hipercalcemia y una excesiva pérdida ósea. Dentro de las personas con riesgo particular se incluyen aquellas personas con hiperparatiroidismo, enfermedad renal, sarcoidosis, tuberculosis, o histoplasmosis. La hipercalcemia crónica puede provocar complicaciones serias que incluso atentan contra la vida de las personas y se deben tratar con un médico. Dentro de los síntomas iniciales de la hipercalcemia se pueden incluir los siguientes: náuseas, vómito y anorexia (pérdida de apetito/peso) seguido de poliurea (micción excesiva), polidipsia (sed excesiva), debilidad, fatiga, somnolencia, dolores de cabeza, anorexia, boca seca, sabor a metal en la boca, vértigo, tinitis (zumbido en los oídos) y ataxia (intranquilidad). La función del riñón puede afectarse y pueden ocurrir calcificaciones metastáticas (deposición de calcio en órganos del cuerpo), lo cual afecta particularmente a los riñones. El tratamiento involucra suspender la ingestión de vitamina D o de calcio y disminuir los niveles de calcio bajo estricta supervisión médica con frecuente monitoreo de los niveles de calcio. Podría ser necesario la acidificación de la orina y los corticosteroides.

Embarazo y lactancia

  • La ingestión diaria recomendada para mujeres embarazadas es la misma que para mujeres adultas que no están embarazadas. Algunos autores han indicado que los requisitos durante el embarazo pueden ser superiores a estas cantidades, particularmente en personas que están privadas de la luz solar, aunque esto no se ha establecido claramente. Debido a los riesgos de toxicidad de vitamina D, se debe discutir con un médico cualquier tipo de consideración de una dosis diaria superior a la indicada.
  • La vitamina D es deficiente en la leche materna y para evitar la deficiencia y el raquitismo en infantes que son alimentados exclusivamente con leche materna, podría ser necesario la suplementación, la cual se inicia dentro de los dos primeros meses de vida.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • La hipermagnesemia (altos niveles de magnesio en la sangre) se puede desarrollar si estos agentes se usan de forma simultánea con la vitamina D, particularmente en pacientes con deficiencia renal crónica.
  • Un menor número de efectos de vitamina D pueden ocurrir con el uso de ciertas drogas anticonvulsivas, ya que éstas pueden inducir las enzimas microsomales y acelerar la conversión de la vitamina D en metabolitos inactivos.
  • Basado en el mecanismo de acción, el uso de vitamina D y calcio juntos puede alterar la respuesta inflamatoria.
  • La absorción intestinal de vitamina D se puede deteriorar con el uso de estos agentes. A los pacientes que toman colestiramina o colestipol se les aconseja que permitan el mayor tiempo posible entre la ingestión de estas drogas y la vitamina D.
  • El uso de corticosteroides puede provocar osteoporosis y una disminución drástica de calcio si se administra a largo plazo. Esta reducción drástica del calcio crea una mayor necesidad tanto del suplemento de calcio como de vitamina D (la cual es necesaria para la absorción del calcio).
  • La vitamina D se debe usar con precaución en pacientes que consumen digoxina, dado que la hipercalcemia (que puede producirse con el uso excesivo de vitamina D) puede precipitar ritmos cardiacos anormales.
  • La absorción intestinal de vitamina D se puede afectar con el uso de aceite mineral.
  • El orlistat puede reducir los niveles de vitamina D. Los pacientes deben considerar consumir alguna multivitamina con vitaminas liposolubles, al menos dos horas antes o después de ingerir orlistat o antes de acostarse.
  • La rifampina aumenta el metabolismo de la vitamina D y reduce los niveles de vitamina D en sangre. La necesidad de suplementación de vitamina D con rifampina no se ha estudiado completamente, aunque podría ser necesario una suplementación adicional.
  • Los laxantes estimulantes pueden reducir la absorción de vitamina D en la dieta. Los laxantes estimulantes se deben limitar a un uso de corto plazo, de ser posible.
  • La administración simultánea de diuréticos tiazidas y vitamina D a pacientes con hipoparatiroides puede provocar hipercalcemia, la cual puede ser transitoria o requerir la suspensión de vitamina D. Dentro de los ejemplos de diuréticos tiazidas se incluyen los siguientes: clorotizida (Diuril®), clorotalidona (Hygroton®, Thalitone®), hidroclorotiazida (HCTZ®, Esidrix®, HydroDIURIL®, Ortec®, Microzide®), indapamida (Lozol®), y metolazona (Zaroxolyn®).

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • Con base en el mecanismo de acción, el uso conjunto de vitamina D y calcio puede alterar la respuesta inflamatoria.
  • La vitamina D se debe usar con precaución en pacientes que consumen hierbas con propiedades cardiacas similares como digoxina debido a que la hipercalcemia (la cual puede resultar por el exceso del uso de vitamina D) puede precipitar ritmos cardiacos anormales.
  • La vitamina D es necesaria para la absorción de calcio. A menudo se incluye vitamina D en productos de suplementación.

Información del Autor/Actualización

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Autier P, Gandini S. Vitamin D supplementation and total mortality: a meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Intern Med 2007 Sep 10;167(16):1730-7. Ver Abstracto
  2. Deane A, Constancio L, Fogelman I, et al. The impact of vitamin D status on changes in bone mineral density during treatment with bisphosphonates and after discontinuation following long-term use in post-menopausal osteoporosis. BMC Musculoskelet Disord 2007 Jan 10;8:3. Ver Abstracto
  3. Goldstein MR. Myopathy, statins, and vitamin D deficiency. Am J Cardiol. 2007 Oct 15;100(8):1328. Epub 2007 Jun 29. Comment on: Am J Cardiol 2007 Apr 15;99(8):1171-6. Ver Abstracto
  4. Gorham ED, Garland CF, Garland FC, et al. Optimal vitamin D status for colorectal cancer prevention: a quantitative meta analysis Am J Prev Med 2007 Mar;32(3):210-6. Ver Abstracto
  5. Helfrich YR, Kang S, Hamilton TA, et al. Topical becocalcidiol for the treatment of psoriasis vulgaris: a randomized, placebo-controlled, double-blind, multicentre study. Br J Dermatol 2007 Aug;157(2):369-74. Ver Abstracto
  6. Izaks GJ. Fracture prevention with vitamin D supplementation: considering the inconsistent results. BMC Musculoskelet Disord 2007 Mar 9;8:26. Ver Abstracto
  7. Lappe JM, Travers-Gustafson D, Davies KM, et al. Vitamin D and calcium supplementation reduces cancer risk: results of a randomized trial. Am J Clin Nutr 2007 Jun;85(6):1586-91. Ver Abstracto
  8. Lind L, Wengle B, Wide L, et al. Reduction of blood pressure during long-term treatment with active vitamin D (alphacalcidol) is dependent on plasma renin activity and calcium status. A double-blind, placebo-controlled study. Am J Hypertens 1989;2(1):20-25. Ver Abstracto
  9. Lyons RA, Johansen A, Brophy S, et al. Preventing fractures among older people living in institutional care: a pragmatic randomised double blind placebo controlled trial of vitamin D supplementation. Osteoporos Int 2007 Jun;18(6):811-8. Ver Abstracto
  10. Pittas AG, Lau J, Hu FB, et al. The role of vitamin D and calcium in type 2 diabetes. A systematic review and meta-analysis. J Clin Endocrinol Metab 2007 Jun;92(6):2017-29. Ver Abstracto
  11. Robien K, Cutler GJ, Lazovich D. Vitamin D intake and breast cancer risk in postmenopausal women: the Iowa Women’s Health Study. Cancer Causes Control 2007 Sep;18(7):775-82. Ver Abstracto
  12. Schumann SA, Ewigman B. Double-dose vitamin D lowers cancer risk in women over 55. J Fam Pract 2007 Nov;56(11):907-10. Ver Abstracto
  13. Tau C, Ciriani V, Scaiola E, et al. Twice single doses of 100,000 IU of vitamin D in winter is adequate and safe for prevention of vitamin D deficiency in healthy children from Ushuaia, Tierra Del Fuego, Argentina. J Steroid Biochem Mol Biol 2007 Mar;103(3-5):651-4. Ver Abstracto
  14. Wactawski-Wende J, Kotchen JM, Anderson GL, et al. Calcium plus vitamin D supplementation and the risk of colorectal cancer. N Engl J Med 2006 Feb 16;354(7):684-96. Ver Abstracto
  15. Wagner CL, Greer FR, Section on Breastfeeding and Committee on Nutrition. Prevention of rickets and vitamin D deficiency in infants, children, and adolescents. Pediatrics 2008; 122(5): 1142-1152.

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com)

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Vitamina E

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Términos Relacionados

  • Todos los rac-alfa-tocoferol, alfa-tocoferol, acetato de alfa tocoferol, acetato de alfa tocoferil, alfa tocotrienol, vitamina antiesterilidad, beta-tocoferol, beta-tocotrienol, d-alfa-tocoferol, d-alfa-tocoferil, acetato d-alfa-tocoferil, succinato d-alfa-tocoferil, beta-tocoferol, d-delta-tocoferol, delta-tocoferol, delta-tocotrienol, d-gama-tocoferol, dl-alfa-tocoferol, acetate dl-alfa-tocoferil, dl-tocoferol, acetato d-tocoferil, dl-tocoferol, gama-tocoferol, gama-tocotrienol, tocoferoles mezclados, RRR-alfa-tocoferol, Spondyvit®, tocoferol, tocotrienol, concentrado de tocotrienol, succinato tocoferil.

Historia

  • La vitamina E es una vitamina liposoluble con propiedades antioxidantes. La vitamina E existe en ocho formas diferentes (isómeros): alfa, beta, gama y delta tocoferol; y alfa, beta, gama y delta tocotrienol. El alfa-tocoferol es la forma más activa en humanos. Las recomendaciones de dosificación y asignación diaria de vitamina E a menudo se entregan en equivalentes de alfa-tocoferol (ATE, en inglés) para que incluyan las diferentes actividades biológicas de las distintas formas de vitamina E, o en unidades internacionales (UI), que se usan en etiquetas de alimentos y suplementos. Los suplementos de vitamina E están disponibles en formas natural o sintética. Las formas naturales por lo general vienen marcadas con la letra “d” (por ejemplo, d-gama-tocoferol), mientras que las formas sintéticas se marcan “dl” (por ejemplo, dl-alfa-tocoferol).
  • Se ha propuesto el uso de la vitamina E para la prevención o el tratamiento de diversas afecciones de salud, a menudo debido a sus propiedades antioxidantes. No obstante, aparte del tratamiento de la deficiencia de vitamina E (la cual es poco frecuente), no existen usos medicinales claramente comprobados de la suplementación de vitamina E más allá de la asignación diaria recomendada. Actualmente hay investigaciones en curso de diversas enfermedades, particularmente cáncer y cardiopatía.
  • Han surgido preocupaciones recientes respecto a la seguridad de la suplementación de vitamina E, particularmente en altas dosis. Se ha indicado un mayor riesgo de hemorragia, en especial en pacientes que toman agentes adelgazantes de la sangre como warfarina, heparina, o aspirina, y en pacientes con deficiencia de vitamina K. La evidencia reciente indica que el uso habitual de suplementos de vitamina E en altas dosis puede aumentar el riesgo de muerte (por “todas las causas”) en una pequeña proporción (1), sin embargo, un estudio diferente no encontró efectos de mortalidad en mujeres que consumieron vitamina E a diario. Se recomienda precaución.

Evidencia Científica

Usos:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Deficiencia de vitamina E

Calificación A

La deficiencia de vitamina E es poco frecuente, y puede ocurrir en personas con menor absorción de grasa a través del intestino (por causa de una cirugía, enfermedad de Crohn, o fibrosis quística), desnutrición, dietas muy bajas en grasa, diversas afecciones genéticas específicas (abetalipoproteinemia, “Ataxia y deficiencia de vitamina E” [AVED, en inglés]), niños prematuros con muy bajo peso al nacer, o infantes que toman leche de fórmula no fortificada. La suplementación de vitamina E se acepta como una terapia eficaz en la deficiencia de vitamina E para frenar las complicaciones. El diagnóstico de esta afección y su tratamiento debe estar a cargo de un médico y un nutricionista.

Rinitis alérgica

Calificación C

No obstante se considera que ayuda a reducir los síntomas nasales de las alergias, el consumo de la vitamina E podría ser ineficaz. La evidencia actual es limitada y se necesitan más estudios antes de llegar a una conclusión firme.

Enfermedad por altitud

Calificación C

La vitamina E podría ofrecer algunos beneficios al exponerse a grandes altitudes. La suplementación con antioxidantes (vitamina E con betacaroteno, vitamina C, selenio y cinc) podría mejorar el umbral de ventilación a grandes altitudes. Sin embargo, es posible que los antioxidantes no reduzcan la inflamación después del ejercicio a grandes altitudes. Se necesita más investigación antes de llegar a conclusiones.

Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)

Calificación C

La evidencia no es clara en relación a la utilización de vitamina E para el tratamiento de la ALS. Se necesitan más estudios antes de puede hacerse una recomendación firme.

Anemia

Calificación C

Los estudios de la suplementación de vitamina E para la anemia han arrojado resultados mezclados. Se necesita de mayor investigación antes de hacer una recomendación firme.

Angina (dolor de pecho)

Calificación C

Se ha sugerido y evaluado la vitamina E en pacientes con angina, aunque los beneficios posibles no son claros. Es necesario contar con mayor evidencia antes de llegar a una conclusión firme. Los pacientes que tienen o sospechan tener angina deben recibir la valoración de un médico.

Antioxidante

Calificación C

La vitamina E posee propiedades antioxidantes, sin embargo no es claro si hay algún beneficio de esta propiedad en los humanos. La American Heart Association recomienda obtener antioxidantes como la vitamina E a través de una dieta bien balanceada con alto consumo de frutas, vegetales y granos integrales, en vez de adquirirlos a través de suplementos, por lo menos hasta que haya mayor evidencia científica disponible.

Aterosclerosis (endurecimiento y obstrucción de las arterias)

Calificación C

Se ha sugerido que la vitamina E tiene una función en la prevención o reversión de la aterosclerosis mediante la inhibición de la oxidación de lipoproteínas de baja densidad (“colesterol malo”). Varios estudios entre la población indican que un alto consumo de vitamina E a través de la alimentación y altas concentraciones de alfa-tocoferol en la sangre tienen relación con menores índices de cardiopatía. No obstante, al mismo tiempo que el estudio “Cambridge Heart Antioxidant” respaldó esta hipótesis, el estudio prospecto más reciente Heart Outcomes Prevention Evaluation (HOPE) no la respaldó. La controversia en este tema continúa.

Cáncer de vejiga

Calificación C

Existe evidencia preliminar de posibles beneficios de suplementación de vitamina E a largo plazo para reducir el riesgo de mortalidad entre pacientes con cáncer de vejiga, no obstante, se requiere investigación adicional antes de llegar a una conclusión firme.

Cáncer de seno

Calificación C

Se ha indicado que la vitamina E es una posible terapia para la prevención o el tratamiento del cáncer de seno. Los estudios publicados incluyen la medición de los niveles de vitamina E, experimentos de laboratorio y estudios entre la población. La evidencia no es concluyente, lo que impide una aseveración firme.

Olas de calor relacionadas con el cáncer de seno

Calificación C

Un estudio de vitamina E por vía oral indica una pequeña reducción en la frecuencia de las olas de calor (aproximadamente una ola de calor menos por día), pero no hay preferencia entre las pacientes por la vitamina E que por el placebo.

Tratamiento para el cáncer

Calificación C

Falta evidencia científica confiable de que la vitamina E sea eficaz como tratamiento para algún tipo de cáncer específico. Se amerita precaución en las personas que reciben tratamiento con quimioterapia o radicación, ya que se ha propuesto que el uso de antioxidantes en altas dosis podría reducir el efecto contra el cáncer de estas terapias. Hay todavía controversia en esta área y los estudios han arrojado resultados variables. Los pacientes que tengan interés en tomar antioxidantes en altas dosis como la vitamina E durante la quimioterapia o radicación deben analizar esta decisión como su oncólogo médico u oncólogo de radiación.

Enfermedad cardiovascular en pacientes con diálisis

Calificación C

Se ha indicado que los pacientes de hemodiálisis podrían sufrir mayor estrés oxidativo, y por tanto beneficiarse del uso crónico de antioxidantes (particularmente para la reducción del riesgo de cardiopatía). Hay estudios sobre el uso de vitamina E crónica en altas dosis en pacientes con diálisis para la prevención de la cardiopatía, no obstante los beneficios de riesgo son aún confusos para esta población. Se han presentado inquietudes recientes respecto a que el uso habitual de suplementos de vitamina E en alta dosis puede en realidad aumentar el riesgo de muerte (por “todas las causas”) en una pequeña proporción, no obstante ésta sigue siendo un área de controversia e investigación activa. Se necesita más investigación en esta área antes de llegar a una conclusión firme.

Prevención de cataratas

Calificación C

La evidencia es conflictiva respecto al uso de vitamina E para prevenir cataratas No obstante algunos estudios entre la población indican algunos efectos protectores (que puede tomar hasta 10 años para producir beneficios), otros estudios en humanos no informan beneficios al usar la vitamina sola o en combinación con otros antioxidantes. Se necesita mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Daño nervioso por quimioterapia (neurotoxicidad)

Calificación C

Al igual que otros antioxidantes, la vitamina E se ha señalado como terapia para evitar complicaciones a causa de la quimioterapia, como es el daño de nervios (neuropatía). Existe cierta evidencia de beneficios, por ejemplo, al usarse con cisplatina. No obstante, se amerita precaución ya que se desconoce si el uso de antioxidantes en altas dosis durante la quimioterapia puede reducir los efectos contra el cáncer de algunos agentes de la quimioterapia o terapia de radiación. Esta sigue siendo un área de controversia, por lo que se recomienda que los pacientes interesados en el uso de antioxidantes durante la quimioterapia analicen esta decisión con el oncólogo.

Prevención del cáncer de colon

Calificación C

No existe suficiente evidencia para determinar si la vitamina E previene el cáncer de colon. En pacientes con cáncer de colon previo, se ha reportado que una combinación de vitaminas A, C y E reduce el riesgo de desarrollar cáncer de colon nuevamente. También se han sugerido beneficios preventivos en pacientes que no han tenido cáncer de colon anteriormente cuando se usó vitamina E en una multivitamina, pero no cuando se usó sola. Los resultados recientes del informe del Women’s Health Study no indican una reducción general en el riesgo de cáncer con el uso diario de vitamina E, sin embargo, la envergadura de este estudio no fue suficiente como para estudiar el cáncer de colon específicamente. Se necesita investigación adicional antes de llegar a una conclusión firme.

Demencia /enfermedad de Alzheimer

Calificación C

Se ha propuesto y evaluado el uso de la vitamina E para la prevención o desaceleración de la demencia (incluida la demencia tipo Alzheimer), con base en las propiedades antioxidantes y en hallazgos de niveles bajos de vitamina E en algunos individuos con demencia. Existe cierta evidencia de que todo-rac-alfa-tocoferol (vitamina E sintética) es similar en eficacia a la selegilina (Eldepryl®) y superior al placebo para desacelerar la pérdida de la función cognitiva en pacientes con enfermedad de Alzheimer moderadamente grave, sin embargo, no se observó un efecto aditivo al usarse en combinación con selegilina. Los datos retrospectivos indican que la terapia de combinación a largo plazo con donepezil (Aricept®) puede ayudar a desacelerar la pérdida cognitiva en pacientes con la enfermedad de Alzheimer. En general, la evidencia sigue inconclusa en esta área. Otras investigaciones indican que la vitamina E proveniente de fuentes dietéticas o suplementos no afecta el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer o demencia vascular.

Diabetes mellitus

Calificación C

Se ha propuesto el uso de la vitamina E para la prevención de diabetes tipos I o II; para mejorar el control del azúcar anormal en la diabetes; para la prevención de la disfunción de plaquetas y aterosclerosis en la diabetes; para la corrección de la deficiencia de vitamina E en pacientes diabéticos; y para la prevención de complicaciones diabéticas del ojo, riñones y sistema nervioso (neuropatía, retinopatía, nefropatía). No es claro que la vitamina E sea de beneficio en alguna de estas áreas, y se necesita más evidencia antes de llegar a una conclusión firme.

Dismenorrea (menstruación dolorosa)

Calificación C

Existe evidencia preliminar de los posibles beneficios de la suplementación de vitamina E para reducir el dolor menstrual crónico, aunque se necesita más investigación en esta área antes de llegar a una conclusión firme.

Deficiencia de G6PD

Calificación C

Se ha estudiado la suplementación de vitamina E para la deficiencia del trastorno hereditario G6PD pero la evidencia es conflictiva. Se necesita mayor evidencia antes de llegar a una conclusión firme.

Glomerulosclerosis (enfermedad del riñón)

Calificación C

Se ha indicado que la proteinuria (proteína en la orina) se puede reducir con el uso de vitamina E en pacientes con glomerulosclerosis segmentaria focal, la cual es reacia al tratamiento médico estándar. No obstante, se necesita más información antes de llegar a una conclusión firme.

Cicatrización después de una queratectomía fotorrefractiva (cirugía ocular láser)

Calificación C

La vitamina E en alta dosis más vitamina A (ingerida por boca) puede mejorar la cicatrización de la córnea y mejorar la agudeza visual (nitidez) después de la cirugía láser para corrección de la visión. La investigación en animales indica que la vitamina E tópica en el ojo puede ser de utilidad. Es necesario realizar más investigaciones antes de que éste uso de vitamina E se confirme como seguro o eficaz.

Hepatitis (hepatitis C)

Calificación C

Se ha propuesto la vitamina E en pacientes con hepatitis C siguiendo una terapia antiviral para evitar la inflamación. Se necesitan más estudios para examinar los efectos de la vitamina E en la hepatitis crónica.

Colesterol alto

Calificación C

Se han estudiado los efectos de la vitamina E en los niveles de colesterol y aterosclerosis en numerosos ensayos de laboratorio, clínicos y entre la población. Es aún incierto si hay beneficios clínicamente significativos y se desconoce cuáles son los efectos de la vitamina E comparados (o en combinación) con otros agentes que han demostrado claramente ser de beneficio para reducir los lípidos. Se requiere de investigaciones más exhaustivas antes de llegar a una conclusión firme.

Función del sistema inmunológico

Calificación C

Los estudios sobre los efectos de suplementación con vitamina E para la función del sistema inmunológico han arrojando resultados mezclados. Se requiere de investigación más a fondo antes de llegar a una conclusión firme.

Claudicación intermitente

Calificación C

Diversos estudios han evaluado el uso de vitamina E en pacientes con enfermedad vascular periférica, para mejorar la tolerancia al ejercicio y la claudicación intermitente (dolor en las piernas al caminar debido a la acumulación de colesterol en los vasos sanguíneos). A pesar de que algunos resultados son prometedores, la mayoría de los estudios fueron pequeños y mal diseñados. Es aún incierto si la vitamina E es de beneficio para esta afección.

Degeneración macular (enfermedad de los ojos)

Calificación C

Al igual que otros antioxidantes, se ha indicado que la vitamina E evita, frena o mejora la degeneración macular. Aunque la evidencia científica no es concluyente, hay ciertas indicaciones de que la vitamina E por sí sola quizás no sea de beneficio. Al combinarse con betacaroteno y vitamina C es igualmente de poco beneficio significativo. Se necesita de mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Enfermedad de Parkinson

Calificación C

La evidencia científica no es concluyente en esta área.

Síndrome premenstrual (SPM)

Calificación C

La evidencia científica no es concluyente en esta área.

Prevención del cáncer de próstata

Calificación C

La función de la suplementación con vitamina E para la prevención del cáncer de próstata es tema de controversia. Existen diversos estudios de laboratorio que apoyan posibles propiedades contra el cáncer. No obstante, los resultados de investigaciones entre la población y la investigación en humanos son mixtos. Algunos estudios alegan beneficios mientras que otros no encontraron efectos.

Prevención de la infección respiratoria

Calificación C

La suplementación diaria de vitamina E por vía oral no parece afectar la incidencia, duración o gravedad de la neumonía (infecciones del tracto respiratorio inferior) entre personas de la tercera edad que viven en hogares para ancianos, ni alterar los patrones del uso de antibióticos, aunque puede haber un efecto protector contra los resfriados (infecciones del tracto respiratorio superior). Se requiere de investigaciones adicionales antes de hacer una recomendación.

Trastornos convulsivos

Calificación C

Se ha estudiado el uso de la vitamina E como una adición a otras drogas formuladas para evitar las convulsiones, particularmente en casos de epilepsia refractaria. Esta evidencia no es tan concluyente como para hacer una recomendación firme. El tratamiento del trastorno convulsivo lo debe supervisar un médico.

Esteatohepatitis (inflamación del hígado)

Calificación C

Hay evidencia preliminar que indica posibles beneficios en el tratamiento de esteatohepatitis en niños, aunque se necesita de mayor evidencia antes de llegar a una conclusión firme.

Cáncer de estómago (prevención)

Calificación C

Se ha propuesto la suplementación con vitamina para reducir la tasa de cáncer de estómago (gástrico). Sin embargo, existe cierta evidencia que indica que la vitamina E no reduce la tasa de cáncer gástrico o las lesiones gástricas pre-cancerosas. Se necesita más investigación para examinar si la vitamina E tiene algún efecto en el cáncer gástrico.

Suplementación en niños prematuros y con bajo peso al nacer

Calificación C

Los bebés prematuros están en riesgo de tener deficiencia de vitamina E, particularmente cuando nacen con bajo peso. Existen diversos estudios acerca de la vitamina E administrada a infantes prematuros para intentar evitar complicaciones potencialmente graves como la hemorragia intraventricular (sangrado hacia el cerebro), retinopatía (lesión en el ojo), o muerte. La calidad de la investigación publicada es variable, y no es claramente concluyente. Los infantes prematuros deben recibir estricta supervisión médica y las decisiones respecto a la suplementación de vitaminas las debe tomar el médico del menor.

Disquinesia tardía (movimientos involuntarios)

Calificación C

Se ha estudiado el uso de la vitamina E en el tratamiento de la disquinesia tardía, y se ha informado que ésta mejora significativamente los movimientos anormales involuntarios, no obstante los resultados de los estudios existentes no son concluyentes como para formar recomendaciones firmes. La vitamina E podría ser más eficaz en mayores dosis y en personas que han padecido de disquinesia por menos de cinco años.

Uveitis (inflamación del ojo)

Calificación C

En un estudio pequeño, una suplementación oral con vitamina E durante cuatro meses no tuvo efectos aparentes en el edema macular o agudeza visual asociados con la uveitus. Se necesita más investigación antes de llegar a una conclusión firme.

Tromboembolismo venoso

Calificación C

Los datos indican que la suplementación con vitamina E podría reducir el riesgo de tromboembolismo venoso en mujeres, y podría beneficiar particularmente a quienes tengan historia previa o predisposición genética.

Asma

Calificación D

Existe evidencia preliminar de que la vitamina E no ofrece beneficios a individuos con asma.

Prevención del cáncer (general)

Calificación D

La evidencia reciente de un ensayo aleatorio controlado bien ejecutado (Women’s Health Study) no reporta reducción en el desarrollo de cáncer con el uso de vitamina E de fuente natural tomada a diario. Anteriormente, ha habido ensayos de laboratorio, entre la población y otros ensayos humanos que estudiaron si la vitamina E era de beneficio para prevenir los diferentes tipos de cáncer, incluido el de próstata, colon, o estómago. Los resultados de estos estudios anteriores varían. En este momento, con base en la mejor evidencia científica disponible, y las inquietudes recientes respecto a la seguridad de la suplementación de vitamina E, no se puede recomendar para este uso.

Prevención de cardiopatía

Calificación D

Los diversos estudios de la suplementación de vitamina E por vía oral no indican beneficios en la prevención de la enfermedad cardiovascular, y existe evidencia reciente que indica que el uso habitual de vitamina E en altas dosis aumenta el riesgo de muerte (por “todas las causas”) en una pequeña proporción. Estas conclusiones han recibido la crítica de algunos expertos. Recientemente, el Women’s Health Study reportó una reducción en muertes cardiovasculares en mujeres que toman vitamina E al día (con seguimiento de 10 años), pero sin cambio en el índice total de mortalidad o el número de ataques al corazón o apoplejías. Con base en la evidencia científica disponible, y a la luz de recientes inquietudes de seguridad, el uso crónico de vitamina E no se puede recomendar para este propósito, por lo que se debe evitar la vitamina E en altas dosis.

Osteoartritis

Calificación D

La vitamina E no parece reducir los síntomas o evitar la pérdida de cartílago en la osteoartritis de rodilla. Se carece de evidencia científica que apoye el uso de la vitamina E en el manejo de la osteoartritis.

Enfermedad de Peyronie

Calificación D

Un estudio no mostró mejoras significativas en el dolor, la curvatura o el tamaño de la placa en pacientes con la enfermedad de Peyronie que recibieron tratamiento con vitamina E, propionil-L-carnitina, o vitamina E más propionil-L-carnitina comparado con quienes recibieron tratamiento con placebo.

Retinitis pigmentosa

Calificación D

La vitamina E por vía oral no parece desacelerar el deterioro visual en las personas con retinitis pigmentosa y podría vincularse con una pérdida más rápida de la acuosidad visual, no obstante, se ha cuestionado la validez de este hallazgo. Hasta tanto no haya mayor evidencia disponible, la vitamina E podría ser poco recomendable para esta afección. Las decisiones acerca de terapias se deben tomar con supervisón médica.

Artritis reumatoide

Calificación D

Vitamina E, por vía oral, no parece reducir el riesgo de desarrollar artritis reumatoide en la mujer.

Prevención de cicatrices

Calificación D

No es evidente que la aplicación de vitamina E tópica reduzca las cicatrices por heridas quirúrgicas. Debido al riesgo de dermatitis por contacto, algunos autores no recomiendan el uso de esta terapia.

Apoplejía

Calificación D

Las evidencias recientes obtenidas en el Women’s Health Study indican que una suplementación habitual de 600 UI/día de vitamina E no reduce el riesgo de apoplejía. La evidencia anterior era indeterminada en cuanto a la prevención de apoplejías o recuperación por apoplejía. Actualmente, con base en la mejor evidencia científica disponible y recientes inquietudes de seguridad, no se puede recomendar este uso de la vitamina E.

*Clave para las Calificaciones:

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

  • Abortivo, acné, (prevención) envejecimiento de la piel, protección contra la polución del aire, alergias, prevención de toxicidad pulmonar amiodarona, picaduras de abeja, hipertrofia prostática benigna, beta-talasemia, trastornos sanguíneos (porfiria), dolor/inflamación de seno (mastitis), displasia broncopulmonar en niños prematuros, bursitis, cardiomiopatía, enfermedad celiaca, extravasación de quimioterapia, corea (hereditaria progresiva crónica), deficiencia cardiaca congestiva, enfermedad de Crohn, fibrosis quística, dermatitis, brote por el pañal, insuficiencia de enzimas digestivas/pancreática, prevención de la pérdida de cabello por doxorubicina, distrofia muscular de Duchenne, dispraxia, aumento de energía, recuperación de ejercicio, congelación localizada, úlcera gástrica, granuloma annulare (vitamina E tópica), pérdida de cabello, ataque al corazón, prevención del rechazo al transplante (corazón), esferocitosis hereditaria, enfermedad de Huntington, hipertensión, tolerancia alterada a la glucosa, impotencia, calambres en las piernas, enfermedad hepática (enfermedad del hígado no inducida por alcoholismo), lentigo solar, prevención del cáncer de pulmón, fertilidad masculina, síntomas de la menopausia, trastornos menstruales, abortos espontáneos, mucositis, fuerza muscular, distrofia miotónica, trastornos neuromusculares, tolerancia al nitrato, leucoplaquia oral, dolor de parto,pancreatitis (crónica), úlceras pépticas, resistencia física, mala postura, recuperación post-operatoria (prevención de restenosis posterior a la angioplastia), prevención de preeclampsia (hipertensión durante el embarazo), fibrosis inducida por la radiación, protección de lesión por reperfusión durante cirugía de corazón, síndrome de piernas inquietas, anemia drepanocítica, daño esquelético muscular, daño a piel causado por el sol, trastornos de la piel, motilidad del esperma, quemaduras por el sol, tromboflebitis, inflamación de las venas, colitis ulcerosa.

Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Fuentes dietéticas de vitamina E

  • Los alimentos que contienen vitamina E incluyen: huevos, cereales fortificados, frutas, vegetales de hoja verde (como la espinaca), carne, nueces, aceites de nueces, aves, aceites vegetales (de maíz, de semilla de algodón, cártamo, soya, girasol), aceite de argán, aceite de olivas, aceite de germen de trigo y granos enteros. El proceso de cocción y el almacenamiento pueden destruir algo del contenido de vitamina E en los alimentos.

Adultos (18 años y mayores)

  • Se cree que la mayoría de las personas en Estados Unidos recibe suficiente vitamina E proveniente de las fuentes dietéticas, no obstante, aquellos con dietas muy bajas en grasa o con trastorno de mala absorción intestinal podrían necesitar suplementación. La asignación alimenticia recomendada de vitamina E se entrega en equivalentes de alfa-tocoferol (ATE) para que incluyan las diferentes actividades biológicas de las distintas formas de vitamina E, o en unidades internacionales (UI), que se usan en etiquetas de alimentos y suplementos. Para propósitos de conversión, 1 miligramo ATE = 1.5 UI. La RDA para hombres o mujeres mayores de 14 años es 15 miligramos (o 22.5 UI); para mujeres embarazadas de cualquier edad es 15 miligramos (o 22.5 UI); y para mujeres lactantes de cualquier edad es 19 miligramos (o 28.5 UI).
  • Para adultos mayores de 18 años, el límite máximo tolerable de la dosis de alfa-tocoferol suplementaria recomendada por el U.S. Institute of Medicine es 1000 miligramos/día (equivalente a 1500 UI). Esta recomendación límite no se altera durante el embarazo o la lactancia.
  • El tratamiento de deficiencia de vitamina E debe estar bajo la supervisión médica, diseñado según la causa subyacente de la deficiencia, y puede incluir vitamina E por vía oral o inyectada. Si la causa se debe a desnutrición crónica y no hay evidencia de una absorción deficiente, se podría considerar una dosis oral entre 2-5 veces mayor que la asignación diaria recomendada. Si la causa es una absorción deficiente que no se puede corregir, se justificarían entonces las inyecciones de vitamina E. Las recomendaciones de dosis varían según la causa subyacente.
  • No se ha establecido una dosificación específica de vitamina E para otras afecciones, y la evidencia reciente indica posibles efectos adversos para la salud por el uso prolongado de suplementación diaria de 400 UI o más al día. A pesar de la controversia, se debe abordar con precaución el uso de suplementación de vitamina E a largo plazo hasta tanto no se cuente con mayor evidencia de ensayos clínicos eventuales. Se han evaluado en ensayos clínicos diversas dosis y duraciones, no obstante, muchas no han demostrado ser eficaces o seguras. Se recomienda a los pacientes que comenten su selección de dosificación y duración con un profesional médico autorizado.

Niños (menores de 18 años)

  • La asignación alimenticia recomendada (RDA) de vitamina E se entrega en equivalentes de alfa-tocoferol (ATE) para que incluyan las diferentes actividades biológicas de las distintas formas de vitamina E, o en unidades internacionales (UI), que se usan en etiquetas de alimentos y suplementos. Para fines de conversión: 1 miligramo ATE = 1.5 UI. No existe una asignación diaria recomendada para infantes, pero sí hay una ingestión adecuada (AI) para niños lactantes saludables de 0-6 meses de 4 miligramos/día (6 UI/día), y para niños de 7-12 meses de 5 miligramos/día (7.5 UI/día). La asignación diaria recomendada para niños de 1-3 años es 6 miligramos/día (9 UI/día); para edades de 4-8 años es 7 miligramos/día (10.5 UI/día); para edades de 9-13 años es 11 miligramos/día (16.5 UI/día); para edades mayores de 14 años es 15 miligramos/día (22.5 UI/día); para mujeres embarazadas de cualquier edad es 15 miligramos (o 22.5 UI); y para mujeres lactantes de cualquier edad es 19 miligramos (o 28.5 UI).
  • No se ha establecido un límite superior para infantes hasta de 12 meses de edad. El límite máximo tolerable diario de dosificación para niños de 1-3 años es 200 miligramos (300 UI); para edades de 4-8 años es 300 miligramos (450 UI); para edades de 9-13 años es 600 miligramos (900 UI); y para edades de 14-18 es 800 miligramos (1200 UI).
  • El tratamiento de la deficiencia de vitamina E se debe hacer bajo supervisión médica, diseñado según la causa subyacente de la deficiencia, y puede incluir vitamina E por vía oral o inyectada. Las dosis seleccionadas en condiciones específicas se indican en la dosificación para adultos. La absorción de la vitamina E puede mejorar si se administra con los alimentos y en pequeñas dosis.
  • No se ha establecido bien una dosificación específica de vitamina E para otras afecciones.

Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Se han conocido reacciones como la dermatitis por contacto y eczema con preparaciones tópicas de vitamina E, como son ungüentos o desodorantes que contienen vitamina E. Los individuos con hipersensibilidad identificada o sospechada a la vitamina E deben evitar estos productos.

Efectos secundarios y advertencias

  • La evidencia reciente indica que el uso habitual de vitamina E en altas dosis (400 UI/día o más) puede aumentar el riesgo de uerte (por “todas las causas”) en una pequeña proporción. Estas conclusiones han recibido la crítica de algunos expertos ya que están basadas en recalculaciones (meta-análisis) de los resultados de estudios anteriores más pequeños los cuales eran de calidad mixta, resultados variables, y a menudo en pacientes con enfermedades crónicas. Sin embargo, ésta es la evidencia científica disponible más reciente, por lo que se debe tener precaución con el uso crónico de la vitamina E, y se debe evitar en altas dosis. Es poco frecuente la sobredosis aguda de vitamina E.
  • Para periodos cortos, se considera que la suplementación de vitamina E es segura en dosis hasta el nivel máximo de consumo tolerable (UL) recomendado. No obstante, la vitamina E podría ser insegura al usarse por vía oral en dosis que superan el nivel máximo de consumo tolerable. Se considera que la asignación alimenticia recomendada (RDA) que se obtiene a través del consumo de alimentos es segura y benéfica.
  • Se han reportado reacciones cutáneas, como dermatitis de contacto y eczema, con el uso de preparaciones tópicas de vitamina E, tales como ungüentos o desodorantes que contienen vitamina E.
  • En muy pocos casos la suplementación de vitamina E se ha vinculado con dolor abdominal, diarrea, náuseas, síntomas de diarrea o de gripe (particularmente al usarse en altas dosis). El riesgo de enterocolitis necrotizante se puede ver aumentado con altas dosis de vitamina E.
  • En muy pocos casos la suplementación de vitamina E se ha vinculado con disfunción gonadal y función renal reducida.
  • Las altas dosis de vitamina E podrían aumentar el riesgo de hemorragia, debido a la inhibición de la concentración de plaquetas y el antagonismo de factores coagulantes que dependen de la vitamina K (particularmente en pacientes con deficiencia de vitamina K). En estudios de vitamina E, se ha observado un pequeño aumento en el índice de infarto hemorrágico (sangrado) y sangrado de las encías, particularmente en los que se usó aspirina en humanos. Se ha observado un mayor riesgo de hemorragia en los estudios en animales al usarse con warfarina (Coumadin®). No obstante, otros estudios no han observado una mayor incidencia de hemorragia. Se ha observado hemorragia en pacientes que reciben altas dosis repetidas de todo-rac-alfa-tocoferol (vitamina E sintética) por vía intravenosa. Se recomienda tener precaución en pacientes con trastornos de hemorragia o que toman drogas que podrían aumentar el riesgo de hemorragia. Podría ser necesario ajustar las dosis.
  • En muy pocos casos la suplementación de vitamina E se ha vinculado con somnolencia, fatiga, dolor de cabeza, debilidad o visión borrosa (particularmente al usarse en altas dosis).
  • Se debe evitar la vitamina E por vía oral en pacientes con retinitis pigmentosa, ya que no parece desacelerar el deterioro visual, y podría relacionarse con una pérdida más rápida de agudeza visual, aunque se cuestiona la validez de este hallazgo.

Embarazo y lactancia

  • Muchas vitaminas prenatales contienen pequeñas cantidades de vitamina E. Podrían ser preferibles las formas naturales de vitamina E que las formas sintéticas.
  • No se recomienda el uso más allá de la asignación alimenticia recomendada (RDA) en mujeres embarazadas saludables. La evidencia es insuficiente respecto a la seguridad de mayores dosis orales, tópicas o inyectadas de vitamina E durante el embarazo y la lactancia, por lo que no se recomiendan.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • El nivel de riesgo de hemorragia relacionado con la vitamina E es aún área de controversia, y se recomienda precaución con pacientes que tengan antecedentes de trastornos hemorrágicos o que tomen drogas para el adelgazamiento de la sangre como la aspirina, anticoagulantes como la warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetas como clopidogrel (Plavix®), y drogas no esteroideas antiinflamatorias como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).
  • Se han presentado inquietudes respecto a que los antioxidantes pueden interferir con algunos agentes de la quimioterapia (como son los agentes alquilantes, antraciclinas, o platinos), los cuales pueden depender del daño oxidativo a las células tumorosas para sus efectos anticáncer. Los estudios sobre los efectos de los antioxidantes en las terapias contra el cáncer han producido resultados mixtos. Algunos reportan interferencia, otros señalan beneficios y la mayoría indica que no hay una interacción significativa. No obstante, mientras no haya evidencia científica adicional, se deben evitar los antioxidantes en altas dosis durante la administración de quimioterapia, a menos que se decida lo contrario al tratarlo con el oncólogo a cargo.
  • La colestiramina (Questran®), el colestipol (Colestid®), el orlistat (Xenical®), isioniazida (INH, Lanizid®, Nydrazid®), olestra (el sustituto de grasa Olean®) y el sucralfato (Carafate®) pueden reducir la absorción dietética de la vitamina E y los niveles de vitamina E en la sangre. El gemfibrozil (Lopid®) puede reducir los niveles séricos tanto de alfa como de gama-tocoferol, aunque la importancia clínica no es clara. Las drogas anticonvulsivas como fenobarbital, fenitoína, or carbamazepina pueden reducir los niveles de vitamina E en la sangre.
  • El uso de la vitamina E con ciclosporina parece aumentar el área debajo de la curva de concentración de sangre-tiempo de ciclosporina. Una forma de vitamina E soluble en agua, el succinato de tocoferil polietileno glicol, puede mejorar la absorción de ciclosporina (observado después de un transplante de hígado).
  • La vitamina E podría tener efectivos aditivos con los medicamentos que reducen el colesterol.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • Las altas dosis de vitamina E por vía oral o inyectada pueden aumentar el riesgo de hemorragia, incluida la apoplejía hemorrágica (sangrado hacia el cerebro), se recomienda precaución en pacientes con antecedentes de trastornos hemorrágicos o que toman hierbas o suplementos que también podrían aumentar el riesgo de hemorragia. Por ejemplo, se han informado de varios casos de hemorragia con el uso de Ginkgo biloba, y menos casos con ajo o palma enana americana.
  • La vitamina E podría tener efectos aditivos con hierbas y suplementos que reducen el colesterol.
  • El aceite mineral puede reducir la absorción dietética de vitamina E.
  • Los niveles sanguíneos de la vitamina E pueden decrecer si se presenta deficiencia de cinc. Una mayor ingestión de ácidos grasos omega-6 puede aumentar el requisito de vitamina E, particularmente en dosis altas.
  • La vitamina E participa en la absorción, almacenamiento y utilización de vitamina A en el cuerpo, y contribuye a evitar la toxicidad con la ingestión de vitamina A. Grandes dosis de vitamina E pueden reducir las reservas de vitamina A.
  • Se reporta que el aloe reduce el ritmo de absorción de la vitamina E, lo que permite una liberación sostenida de la vitamina E en el torrente sanguíneo.
  • Se ha propuesto que la vitamina E mejorar la biodisponibilidad del hierro.

Información del Autor/Actualización

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Bairati I, Meyer F, Jobin E, et al. Antioxidant vitamins supplementation and mortality: a randomized trial in head and neck cancer patients. Int J Cancer 2006 Nov 1;119(9):2221-4. Ver Abstracto
  2. Bjelakovic G, Nikolova D, Simonetti RG, et al. Antioxidant supplements for preventing gastrointestinal cancers. Cochrane Database Syst Rev 2008 Jul 16;(3):CD004183. Ver Abstracto
  3. Boshtam M, Rafiei M, Golshadi ID, et al. Long term effects of oral vitamin E supplement in type II diabetic patients. Int J Vitam Nutr Res 2005 Sep;75(5):341-6. Ver Abstracto
  4. Fillenbaum GG, Kuchibhatla MN, Hanlon JT, et al. Dementia and Alzheimer’s disease in community-dwelling elders taking vitamin C and/or vitamin E. Ann Pharmacother 2005 Dec;39(12):2009-14. Ver Abstracto
  5. Gao J, Gao X, Li W, et al. Observational studies on the effect of dietary antioxidants on asthma: a meta-analysis. Respirology 2008 Jun;13(4):528-36. Ver Abstracto
  6. Gaziano JM, Glynn RJ, Christen WG, et al. Vitamins E and C in the prevention of prostate and total cancer in men: the Physicians’ Health Study II randomized controlled trial. JAMA 2009 Jan 7;301(1):52-62. Ver Abstracto
  7. Isaac MG, Quinn R, Tabet N. Vitamin E for Alzheimer’s disease and mild cognitive impairment. Cochrane Database Syst Rev 2008 Jul 16;(3):CD002854. Ver Abstracto
  8. Karlson EW, Shadick NA, Cook NR, et al. Vitamin E in the primary prevention of rheumatoid arthritis: the Women’s Health Study. Arthritis Rheum 2008 Nov 15;59(11):1589-95. Ver Abstracto
  9. Lin J, Cook NR, Albert C, et al. Vitamins C and E and beta carotene supplementation and cancer risk: a randomized controlled trial. J Natl Cancer Inst 2009 Jan 7;101(1):14-23. Ver Abstracto
  10. Lee IM, Cook NR, Gaziano JM, et al. Vitamin E in the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: the Women’s Health Study: a randomized controlled trial. JAMA 2005 Jul 6;294(1):56-65. Ver Abstracto
  11. Mayer-Davis EJ, Nichols M, Liese AD, et al. Dietary intake among youth with diabetes: the SEARCH for Diabetes in Youth Study. J Am Diet Assoc 2006 May;106(5):689-97. Ver Abstracto
  12. Orrell RW, Lane RJ, Ross M. A systematic review of antioxidant treatment for amyotrophic lateral sclerosis/motor neuron disease. Amyotroph Lateral Scler 2008 Aug;9(4):195-211. Ver Abstracto
  13. Sesso HD, Buring JE, Christen WG, et al. Vitamins E and C in the prevention of cardiovascular disease in men: the Physicians’ Health Study II randomized controlled trial. JAMA 2008 Nov 12;300(18):2123-33. Ver Abstracto
  14. Walsh PC. Effects of long-term vitamin E supplementation on cardiovascular events and cancer: a randomized controlled trial. J Urol 2005 Nov;174(5):1823-4. Ver Abstracto
  15. Wluka AE, Stuckey S, Brand C, et al. Supplementary vitamin E does not affect the loss of cartilage volume in knee osteoarthritis: a 2 year double blind randomized placebo controlled study. J Rheumatol 2002;29(12):2585-2591. Ver Abstracto
  16. You WC, Brown LM, Zhang L, et al. Randomized double-blind factorial trial of three treatments to reduce the prevalence of precancerous gastric lesions. J Natl Cancer Inst 2006 Jul 19;98(14):974-83. Ver Abstracto

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com)

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil