¿Infecciones en el gimnasio? Sí son posibles. ¡Protégete bien! Evita las infecciones por hongos.

Los clubes y los gimnasios pueden ser los lugares ideales para que los hongos aprovechen y se pasen de una persona a otra, provocando molestias e inconvenientes. En este artículo te contamos algunas medidas que debes considerar, para que vayas al gimnasio a ponerte en forma, no a “pescar” infecciones.

Una de las cosas que más le gusta a Marcelo es ir al gimnasio. Luego de sus rutinas regulares se siente como nuevo, un poco cansado, pero revitalizado y lleno de energía, como si todas sus tensiones se quedaran allí. Además, se encuentra con sus compañeros y comparten historias y experiencias.  A Luciana le pasa algo similar en el club en el que  practica vóley varias veces por semana. Pero no todo en el gimnasio es color de rosa.  Ambos notan, de tanto en tanto, que la piel se les irrita o se enrojece en ciertas zonas, o los pies les pican. Luciana incluso ha notado que una de sus uñas ha tomado un color más oscuro, aunque no por suciedad, y para disimularla se pinta las uñas de colores fuertes.

Claro, las mujeres tenemos esa posibilidad de esconder lo que no nos gusta, aunque no es la solución en este caso, que necesita un tratamiento médico apropiado indicado por un dermatólogo (el especialista en problemas de la piel). Posiblemente Marcela se ha contagiado con alguien que, al igual que ella, también disimulaba el problema.

¿De qué estamos hablando? De algo tan común y corriente como los molestos hongos que, en general, tienden a ser superficiales.  Tienes que empezar a combatirlos lo antes posible para que no se esparzan y se vuelvan más difíciles de eliminar.

Los hongos son moneda corriente en los gimnasios y clubes porque necesitan un lugar húmedo para mantenerse vivos y trasladarse de una persona a otra. Es muy fácil contraerlos en los sitios en los que se comparten duchas y tal vez toallas y otros objetos personales, en especial en los vestuarios (sobre todo la ropa para entrenamiento que proporcionan algunos clubes y gimnasios). Además, al hacer deportes el cuerpo tiende a transpirar y mantenerse más húmedo en ciertas zonas, en donde fácilmente pueden instalarse estos pequeños y molestos invasores.

Para que estés bien informada(o), aquí te contamos acerca de los tipos de hongos más comunes que puedes traer a casa del gimnasio:

  • Pie de atleta: en general se produce entre los dedos, donde la piel se pone roja y se cae, provocando ardor e inflamación. Este tipo de hongo puede transmitirse a través de los pisos mojados, las medias sudadas y los zapatos húmedos.
  • Tinea, también conocida como tiña: puede afectar la piel y el cuero cabelludo. Cuando se produce en la piel, habitualmente comienza como una pequeña zona enrojecida del tamaño de un guisante (chícharo o arveja) y se extiende en forma de círculo a medida que crece. En inglés se le conoce como ringworm, ya que puede parecer que hay gusanos diminutos debajo de la piel (aunque no es así). También, puede aparecer en la ingle, tanto en el hombre como en la mujer, causada por el sudor y la humedad que genera el roce de la ropa al hacer ejercicio.
  • Hongos en las uñas: cuando se ponen quebradizas, cambian de color o de grosor o se separan de la piel, entonces es posible que estén infectadas, tanto las de las manos como las de los pies.

Para evitar el contagio, debes poner en práctica unos sencillos cuidados que te ayudarán a evitarlos:

  • Usa zapatillas plásticas en las duchas y no andes descalzo(a) en los vestidores de gimnasios o piscinas  públicas. Lávate los pies y sécalos bien (en especial entre los dedos) antes de volver a calzarte.
  • Cada vez que realices ejercicios u otra actividad con la que sudes mucho, báñate y sécate con cuidado, especialmente entre los dedos de los pies. No compartas toallas, peines ni otros objetos de uso personal.
  • Mantén las uñas cortas y limadas. No compartas cortaúñas ni limas de uñas con otras personas. Si tienes una uña enferma, no uses la misma lima en las uñas sanas.
  • Usa medias de algodón limpias y secas. Cámbialas cada vez que estén húmedas. Los zapatos deben ser anchos en la punta, para que no te aprieten los dedos.
  • Usa talco contra hongos no medicado dentro de tus medias o zapatos. Y cuando estés en casa, quítatelos y deja que los pies se expongan al aire.
  • Para mantener la zona de la ingle limpia y seca, usa ropa interior holgada, de algodón para que no retenga  humedad. Los pantalones también deben ser holgados y, si practicas natación, no esperes que a el traje de baño se seque mientras lo tienes puesto.
  • Cámbiate y lava la ropa del gimnasio una vez que termines los ejercicios, en especial cuando está muy sudada.  No vuelvas a usar esa ropa aunque se seque.

Si aun así los hongos logran filtrarse, puedes probar alguna técnica casera para combatirlos, como te hemos explicado en otro artículo sobre el tema en vidaysalud.com, pero lo más recomendable es que no pierdas tiempo y consultes al especialista cuanto antes. Si notas que el problema vuelve una y otra vez, o que tarda en resolverse, consulta con el médico la posibilidad de hacerte algún otro chequeo, ya que si son recurrentes, podrían sugerir un sistema de defensas débil. Los hongos tienden a aprovecharse de sistemas inmunológicos (de defensas bajos) para colarse en el cuerpo. Algunas veces, los hongos en las uñas indican otros problemas de salud como diabetes o VIH. Así que conviene estar alertas.

Y si te quedan dudas específicas sobre algo que te esté preocupando, no dejes de consultarlas con tu médico. Ten en cuenta que hay otros problemas de salud que se parecen a los hongos pero no lo son. Un dermatólogo(a) podrá ayudarte a distinguirlos y a combatirlos de manera apropiada. Por el momento, comienza a tomar medidas sencillas de precaución para que cada vez que vayas al gimnasio, traigas de vuelta a casa solamente más salud y no una infección.

Imágen © iStockphoto.com / mocker_bat

Descargar nuestro reporte gratis Soluciones Alimenticias para Diabéticos

Te invito a dejar tu comentario en la casilla acá abajo. Pero pido tu comprensión:

VidaySalud.com es un sitio de información, no de consultas personales. Recibo miles de preguntas cada mes y me es imposible contestarlas una por una. No puedo dar diagnósticos específicos ni crear planes de tratamiento para las situaciones individuales. Ahora, lo que sí hago es tomar en cuenta todos los comentarios y todas las preguntas que recibo al decidir cuál será el nuevo contenido del sitio. Y, como te darás cuenta, hay artículos nuevos todos los días. Así que te invito a que regreses con frecuencia y uses la casilla de "Búsqueda" para descubrir nuevos artículos sobre el tema que te preocupa. Si no hallas algo hoy, dime lo que buscas y te prometo que lo encontrarás pronto. Por favor no uses el sitio como sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído aquí. Con cariño, Doctora Aliza

3 Comments en “¿Infecciones en el gimnasio? Sí son posibles. ¡Protégete bien! Evita las infecciones por hongos.”

  1. holas tengo unos hongos
    pero es en los pies no en las uñas
    he provado de todo
    he ido al medico
    ya no se que hacer
    ayudenmen
    demen
    concejos
    espero respuesta en mi correo

  2. hola yo tenia hongo en una de la mano no me sanaba tenia como 2 anos asi me salia la una pero se me volvia a caer me recomendaron con un dermatologo el me receto lamisil de 250 mg por 3 meses y eso me dio resultado.

  3. me salio algo en la uña hace unos 5 meses. se me inflamo y se maduro asta que se seco…. y ahora nuevamente me volvio a salir. alguien me puede ayudar con este problema..

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil