El sueño y el envejecimiento

sueño

Los problemas del sueño incrementan con el paso del tiempo

Uno de los temas que más preocupan a la gente es el envejecimiento. Entre otros padecimientos, con la edad los patrones de sueño tienden a cambiar. La mayoría de las personas encuentran que este proceso los lleva a tener dificultades para quedarse dormido, se despiertan con más frecuencia durante la noche y se levantan más temprano por la mañana. Pero no te preocupes, hay forma de prepararse para sobrellevar estos cambios inevitables.

Los estudios sobre este tema han cobrando tal importancia que existen centros especializados que investigan todo lo referente a este inevitable avance de la edad en los humanos y su repercusión en la salud. Tal es el caso del Centro de Investigación y Educación del Envejecimiento de Singapur (Duke-NUS) donde sus profesores encontraron pruebas de que los adultos mayores duermen menos, debido al desgaste del cerebro, incrementando el deterioro cognitivo y la demencia.

El envejecimiento afecta a todas las funciones del organismo, incluido el sueño, no a todas las personas les sucede con la misma intensidad ni en el mismo momento, ya que la edad cronológica no siempre coincide con la fisiológica, por lo que los cambios en los patrones del sueño pueden aparecer en algunos sujetos antes (inclusive en la niñez) y en otros más tarde.

En comparación con los adultos jóvenes se han observado varios cambios prominentes que afectan tanto a la arquitectura del sueño nocturno como al ritmo biológico de sueño-vigilia, contribuyendo a que el sueño en la edad adulta avanzada se caracterice por ser más “frágil” que el de las personas más jóvenes.

El estudio de unos investigadores de Graduate Medical School Singapore (Duke-NUS) examinó los datos de 66 adultos mayores de China. Los participantes se sometieron a un escáner cerebral donde midieron el volumen del cerebro y su función cognitiva, además a través de un cuestionario se registró la duración del sueño. Con base en lo anterior, se vio que los que dormían menos horas mostraron evidencia de una rápida ampliación del ventrículo cerebral, disminuyendo su rendimiento cognitivo y con mayor disposición de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.  Según ellos los adultos deben de dormir 7 horas para tener una buena salud cerebral a largo plazo.

Por otro lado, recientemente se realizó otro estudio por investigadores de la Universidad de Warwick, en Inglaterra, publicado en PLoS ONE. Ellos buscaban conocer la posible relación entre los problemas del sueño y la pérdida de la memoria y la productividad en las personas mayores.

El Dr. Miller, encargado de la investigación, destacó que entre los resultados se determinó que fue la calidad del sueño y no la cantidad de horas, lo que puede causar un futuro deterioro cognitivo a medida en que se envejece. Asimismo, indica que la optimización del sueño a una edad avanzada puede ayudar a retrasar el deterioro de la función cerebral y a prevenir el descenso rápido que conduce a la demencia senil.

La recomendación de la mayoría de los investigadores es que se debe de dormir entre 6 y 8 horas para que haya una función cerebral óptima, para mantener una buena salud física y para evitar riesgos de desarrollar obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades del corazón y derrames cerebrales.

Por su parte, la Academia Americana del Sueño, a través de su presidenta la Dra. Safwan Badr, señala que dormir es unos de los pilares de una vida sana, y que es esencial para el funcionamiento cognitivo óptimo.

En el caso de los adultos mayores el sueño es menos profundo y más entrecortado que en las personas más jóvenes. Una persona de 70 años sana puede despertarse muchas veces durante la noche sin que esto se deba a una enfermedad. Se pasa menos tiempo durmiendo profundamente y sin soñar, siendo normal que se despierten en promedio de 3 a 4 veces cada noche. También son más conscientes del hecho de estar despierto. La transición entre dormir y despertarse con frecuencia es abrupta, lo que da la sensación de tener el “sueño más ligero” que cuando eran jóvenes.

Es importante conocer que los mecanismos que regulan la vigilia y el sueño con el avance de la edad, pierden parte de su eficacia, sin embargo, la disminución en las horas de sueño, no afecta de manera simétrica a las distintas fases del sueño, sino fundamentalmente al llamado “REM” o la etapa más cercana al estado de vigilia. También podemos tener más dificultades para empezar a dormir y conseguir un sueño reparador, continuo y profundo, ya que despertarse más frecuentemente durante la noche es más común y durante más tiempo.

¿Qué causa los problemas en el sueño?

Junto con los cambios físicos que se producen a medida que envejecemos, los cambios en nuestros patrones de sueño son una parte del proceso normal de envejecimiento. Puede haber muchos motivos que causen problemas relacionados con el sueño.

  • Cuando cumplimos o superamos los 65 años de edad, nuestro horario de acostarnos y despertarnos puede no funcionar tan bien como cuando éramos jóvenes.
  • A medida que envejecemos, nuestro cuerpo produce menor cantidad de las substancias químicas, como la melatonina y algunas hormonas, como la del crecimiento, que nos ayudan a dormir bien.
  • Algunos hábitos en el estilo de vida como una mala alimentación,  fumar, tomar alcohol o bebidas con cafeína pueden causar problemas para dormir.
  • Algunas enfermedades físicas y/o psiquiátricas, podrían no permitirnos dormir o podría ser algún medicamento que tomamos. Sin embargo, independientemente de la edad, cualquiera puede tener un trastorno del sueño, como la apnea del sueño.
  • El síndrome de las piernas inquietas o el trastorno de movimiento periódico de las extremidades también puede causar problemas para dormir.
  • Los cambios en la arquitectura del sueño o de los ritmos circadianos o biológicos, que coordinan el calendario de nuestras funciones corporales. Por ejemplo, las personas mayores tienden a tener sueño por la tarde y se despiertan más temprano en la mañana en comparación con los adultos más jóvenes. Este patrón se llama síndrome de fase de sueño avanzada, donde el ritmo del sueño se desplaza hacia delante.
  • La prevalencia del insomnio también es mayor entre los adultos mayores, que puede ocasionar mucho sueño durante el día, dificultad para concentrarse, aumento en el riesgo de accidentes y enfermedades, estrés, así como la reducción significativa de la calidad de vida.

Prevención de los problemas del sueño

La dificultad para dormir es un problema molesto. El insomnio crónico es una de las principales causas de accidentes automovilísticos y depresión. Debido a que el sueño de las personas mayores es más liviano y se despiertan con mayor frecuencia, pueden sentirse privadas de sueño, aun cuando su tiempo total para dormir no haya cambiado.

La privación del sueño con el tiempo puede ocasionar confusión y otros cambios mentales, así como ser síntoma de depresión, por eso, y como siempre te recomendamos en Vida y Salud, es muy importante que consultes a un médico.

Las personas de edad avanzada responden de una manera diferente a las medicinas en comparación con los adultos jóvenes. Es muy importante consultar con un especialista antes de tomar medicinas para dormir. Algunos antidepresivos no ocasionan los mismos efectos secundarios que las medicinas para insomnio. Quizá un antihistamínico suave funciona mejor que una pastilla para dormir y aliviar el insomnio a corto plazo, sin embargo, la mayoría de los expertos no recomiendan este tipo de medicinas en los adultos mayores.

Los medicamentos para dormir, como las benzodiacepinas, únicamente deben de ser administradas por un médico y sólo durante un periodo corto de tiempo. Algunas de estas medicinas pueden llevar a la dependencia o adicción, y se pueden desarrollar efectos secundarios como confusión, delirio y caídas que lleven a consecuencias graves como fracturas (quebraduras) de huesos o golpes en la cabeza, especialmente si se toman por mucho tiempo.

Para prevenir estos problemas es muy importante procurar mantenerse físicamente y mentalmente activo, llevar una alimentación sana y balanceada, evitar dormir durante el día, para poder descansar y dormir por la noche. De este modo, facilitamos un ciclo de sueño y vigilia más claro y diferenciado.

Tanto las terapias de comportamiento individual y los medicamentos con receta o en combinación, se consideran medidas eficaces para tratar las alteraciones o padecimientos del sueño. La elección del tratamiento apropiado depende del problema que debe ser valorado por un profesional de la salud.

Si tienes insomnio, dificultad para dormir y/o tienes sueño durante el día, habla con tu médico al respecto. Podrías tener apnea del sueño u otro problema de salud, podría ser alguna de tus medicinas, podrías estar deprimido, en fin….Posiblemente tenga solución y es importante que lo trates.

 

Imagen © iStock / riskms


Accede gratis a nuestro reporte especial: 11 Pasos para Vivir una Vida Saludable.

Nota sobre los comentarios:

Te invitamos a dejar tu comentario, pero pedimos tu comprensión: VidaySalud.com es una editorial de salud, no un consultorio. No podemos dar diagnósticos específicos ni recomendar tratamiento para las situaciones individuales. Lo que sí hacemos es tomar en cuenta todos los comentarios y preguntas para decidir cuál será el nuevo contenido del sitio. Así que te invitamos a que regreses con frecuencia y uses la casilla de "Búsqueda" para descubrir nuevos artículos sobre el tema que te preocupa. Si no hallas algo hoy, dinos lo que buscas y te prometemos que lo encontrarás pronto.

Por favor no uses el sitio como sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído aquí.

Con cariño, Doctora Aliza

Déjanos tu Comentario

Un Comentario

  1. ramon
    Publicado 25 julio, 2017 en 7:35 am | Permalink

    tengo 893 anos y duermo muy poco los mas que duermo son una 5 horas ayudenmes por favor

3 Trackbacks

  1. […] y trata de irte a dormir nuevamente. Todos tenemos problemas para dormir ocasionalmente, pero si el insomnio persiste por varias semanas y estas recomendaciones no te ayudan, especialmente si está afectando tus actividades diarias, es […]

  2. […] tenemos problemas para dormir ocasionalmente, pero si el insomnio persiste por varias semanas y estas recomendaciones no te ayudan, especialmente si está afectando tus actividades diarias, es […]

  3. […] Source link […]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Esta configuración sólo debe utilizarse en su computadora personal o de trabajo.

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.