Hablando claro sobre Arterioesclerosis y Ateroesclerosis

La Arterioesclerosis y la Ateroesclerosis son las principales causas de enfermedades del corazón y de muertes en Estados Unidos. Aunque suenan parecido y están directamente relacionadas, no son exactamente lo mismo. En Vida y Salud te explicamos qué son, qué relación tienen y cuáles son sus riesgos, porque cuando se trata del corazón es mejor hablar claro.

Cuando buscas información sobre Arterioesclerosis es común que te hablen también de Ateroesclerosis, como si fueran lo mismo. ¿Son lo mismo? No exactamente.

Arterioesclerosis significa endurecimiento de las arterias, una condición progresiva que afecta los vasos sanguíneos que salen del corazón para repartir oxígeno y nutrientes al resto del cuerpo. Ateroesclerosis es un tipo de Arterioesclerosis, es decir, un endurecimiento de las arterias provocado por un “atero”, la palabra griega para referirse a una placa que se compone de grasa y otras sustancias, y que cubre las paredes internas de las arterias.

La diferencia clave está en que la Arterioesclerosis es la condición general y puede deberse, entre otras, a causas naturales como la edad. En cambio la Ateroesclerosis surge por una situación específica, totalmente prevenible y tratable. Además, es una situación mucho más riesgosa, pues la placa que se forma en las paredes de las arterias no sólo las endurece sino que además puede bloquear parcial o totalmente el paso de la sangre.

¿Por qué se forma el atero? Aún no se conocen las causas exactas de la ateroesclerosis. Hasta ahora la hipótesis más aceptada es que cuando fumas, tienes hipertensión, diabetes o colesterol alto, el tejido que cubre las paredes de las arterias, el endotelio, se daña. Cuando el endotelio tiene una lesión, unas células llamadas plaquetas se acumulan sobre la lesión para curarla, además de la grasa, el calcio y otras células que circulan en la sangre. La combinación de todo esto forma una placa dura, un pequeño bulto en la pared de la arteria, que con el tiempo puede aumentar de tamaño estrechando el espacio y limitando el paso de la sangre hasta llegar a bloquearlo completamente. O la placa puede romperse y desprendiendo coágulos de sangre, que también pueden obstruir (tapar) una arteria.

Imagínate lo que podría pasar si algún órgano o una extremidad de tu cuerpo dejara de recibir suficiente sangre o si dejara de recibir sangre por completo… ¡Sería gravísimo! Podría verse seriamente afectado o incluso podría dejar de funcionar. Los efectos varían dependiendo de la arteria afectada. Si tienes Ateroesclerosis en las arterias que van hacia tus brazos o piernas, te pueden doler o desarrollar gangrena, que incluso pueden llevar a requerir amputación. O si se bloquean las arterias que van al cerebro, puedes sufrir una apoplejía (accidente cerebrovascular) o un daño cerebral permanente.

Y si tienes ateroesclerosis en las arterias coronarias (las que irrigan al corazón), las consecuencias son aún más serias pues puedes sufrir una enfermedad del corazón, que incluye desde una angina (dolor de pecho), hasta un ataque cardíaco. Y cada año mueren aproximadamente 900 mil personas en Estados Unidos por enfermedades del corazón.

Pero no hay que perder las esperanzas con respecto a la Ateroesclerosis. Las arterias no se endurecen de la noche a la mañana, y la formación de la placa puede prevenirse o detenerse con un estilo de vida saludable. Incluso se puede tratar con medicamentos y/o cirugía.

¿Crees que estás en riesgo de sufrir Ateroesclerosis? Habla con tu médico y ponte manos a la obra.

Déjanos tu Comentario

6 Comentarios

  1. Publicado 30 abril, 2010 en 8:45 am | Permalink

    Excelente la aclaracion de conceptos. El lenguaje es claro y entendible para el publico en general. La informacion sera util para nuestras charlas de nutricion Wellness by Oriflame en Pereira, Colombia. Muchas gracias

    Se omitieron las tildes.

  2. anonimo
    Publicado 25 enero, 2012 en 5:41 am | Permalink

    me mola la foto del hombre hay sonriendo,a lo:
    “-Me estoy muriendo! :D”

  3. Aitor
    Publicado 11 febrero, 2012 en 7:05 am | Permalink

    Gracias por la aclaración.La mejor explicación en relación con la diferencia entre arteriosclerosis y aterosclerosis.

  4. yane
    Publicado 25 agosto, 2013 en 7:33 am | Permalink

    me parece muy interesante que hagan este tipo de aclaraciones, ya que estaba muy confundida porque colocaba arterioesclerosis y de una vez me salia ateroesclerosis.
    Gracias fue de muy buena utilidad…
    Dios los Bendiga..

  5. Santiago
    Publicado 18 noviembre, 2013 en 9:40 am | Permalink

    Aclarada la duda en un lenguaje entendible y sobre todo buena publicación por dar una esperanza a quienes padecemos en cierto grado ambas afecciones, generalmente cuando se lee al respecto las posibilidades de curar, revertir o detener la enfermedad son muy desalentadoras.

  6. Raul
    Publicado 4 febrero, 2014 en 6:15 am | Permalink

    Me quedo claro los conceptos, sera de gran utilidad para muchas personas que tenian dudas.

5 Trackbacks

  1. [...] vasos sanguíneos – incluyendo los derrames cerebrales y el endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis), para prevenir diferentes cánceres, para combatir la infertilidad, la gripe aviar, el síndrome [...]

  2. [...] vasos sanguíneos – incluyendo los derrames cerebrales y el endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis), para prevenir diferentes cánceres, para combatir la infertilidad, la gripe aviar, el síndrome [...]

  3. [...] Para llegar a estas conclusiones, los investigadores examinaron los niveles de actividad física y el consumo de alcohol de más de 200 adultos, no fumadores y con buena salud, sin previa historia o diagnóstico de sufrir de una enfermedad mental.  Sin embargo, las evaluaciones previas revelaron que un 4.5 por ciento de los participantes reunían los criterios para considerarlos con depresión.  Además, analizaron los niveles de la proteína reactiva-C (CRP por su sigla en inglés) en muestras de sangre de los participantes.  La proteína reactiva-C se mide para poder predecir el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca y otras condiciones inflamatorias crónicas en el futuro. Este tipo de proteína también podría jugar un papel importante en la formación de la placa que se acumula y puede llegar a obstruir (tapar) las arterias. [...]

  4. [...] causa principal de la angina de pecho es la aterosclerosis. Cuando una persona que tiene una o varias arterias coronarias estrechas necesita realizar un [...]

  5. Por IRCHE Cifras importantes para tu corazón en 15 abril, 2014 at 11:57 am

    [...] de baja densidad, o LDL (el colesterol malo), están relacionados con una condición conocida comoaterosclerosis, que es la acumulación de depósitos de placa en las paredes de las arterias.  La capa de placa [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.