Ortorexia: cuando querer comer demasiado bien en realidad está mal

No, no es ni un trabalenguas ni un error de texto. Verás por qué. Si bien lo ideal es comer de manera saludable y elegir alimentos de buena calidad, todos los extremos son malos. Algunas personas se toman esto tan en serio que se pasan de la raya y lo convierten en una obsesión que los médicos han acordado en denominar ortorexia, un nombre raro que hasta puede resultar gracioso, pero que se refiere a un trastorno de salud que no tiene nada de chiste.

Hace tiempo que Clara no va a un restaurante y mucho menos a una fiesta. Y no es que le falten  oportunidades y ocasiones para celebrar. Es que le preocupa enfermarse con lo que coma en esos lugares. Prefiere entonces quedarse en casa.  El suyo es un caso típico de “ortorexia” también llamado “ortorexia nerviosa”, un término que proviene de dos palabras griegas “orthos”, que significa recto o correcto, y “orexis”, que significa apetito. Se refiere a quienes son demasiado exigentes con los alimentos y la preparación de los platos,  obsesionándose hasta tal punto por comer comida sana, sin grasas y sin azúcares, que paradójicamente convierten una buena intención en un problema de salud.

¿Cómo es tu dieta, cuánto tiempo pasas pensando en la alimentación y preparando tus comidas? Las personas con ortorexia, que se estima alcanzan al 28 por ciento de la población occidental, preparan con varios días de anticipación lo que van a comer y hasta pueden ser incapaces de ir a cenar fuera por miedo a las grasas, la sal, el azúcar o al ingrediente que quieran evitar. Se preocupan tanto por su dieta que para ellos, hasta ir a una fiesta, puede convertirse en una pesadilla.

Así, la ortorexia es un trastorno de la alimentación, al igual que la bulimia (que es cuando la persona come y luego se induce el vómito para eliminar lo que comió) y la anorexia nerviosa (en la cual la persona directamente se priva de comer).  Se diferencia de éstas porque mientras que los anoréxicos y los bulímicos se preocupan por la cantidad de comida que consumen, los ortoréxicos se obsesionan con la calidad de los alimentos.

Algunos de los síntomas principales de la ortorexia nerviosa son:

  • Preocupación excesiva por la calidad de los alimentos.
  • Autolimitación de los alimentos que se consumen (se evita el consumo de carne roja, huevos, azúcares, productos lácteos y grasas).
  • Dedicar varias horas al día (tres o más) a organizar y planear su dieta.
  • Desplazarse grandes distancias para conseguir alimentos especiales o puramente ecológicos.
  • Imposibilidad de que la persona vaya a comer o disfrute una comida fuera de su casa.
  • Aislamiento social, debido a que el tener que asistir a una reunión entre los amigos o una comida empresarial con un grupo que no tenga las mismas costumbres alimenticias puede volverse una preocupación.

Otra característica que suelen tener quienes sufren este trastorno es que, para seguir un régimen tan estricto, utilizan una gran fuerza de voluntad, lo que hace que se consideren superiores a las personas que no son capaces de semejante autocontrol. Sin embargo, cuando no pueden resistirse y se dejan llevar por la tentación frente a los alimentos que consideran prohibidos, se sienten tan culpables que se auto-castigan con reglas en su dieta aun más exigentes y hasta con abstinencia.

Cuando se llega a este punto, llevar una dieta tan excesivamente controlada y estricta se convierte, justamente, en un peligro para la salud. Y los riesgos no son pocos. Por ejemplo, las personas con ortorexia pueden presentar un exceso o deficiencia de vitaminas, carencia de calcio o hierro, menos masa corporal de la que se considera saludable, presión baja y problemas cardiovasculares.

Recuerda que en cuestión de nutrición y de alimentación, es importante mantener el equilibrio entre tus gustos y tus satisfacciones y la calidad de lo que comes. Si es malo comer comida chatarra y en cantidades desenfrenadas, es peor retirar de la mesa otros factores como gozar de platillos deliciosos y del placer de la buena compañía de nuestros seres queridos y aislarnos.  El precio a pagar por esta obsesión es demasiado alto: una vida solitaria y además, poco saludable. ¿Verdad que no vale la pena?

Imágen © iStockphoto.com / DElight


Accede gratis a nuestro reporte especial: 11 Pasos para Vivir una Vida Saludable.

Nota sobre los comentarios:

Te invitamos a dejar tu comentario, pero pedimos tu comprensión: VidaySalud.com es una editorial de salud, no un consultorio. No podemos dar diagnósticos específicos ni recomendar tratamiento para las situaciones individuales. Lo que sí hacemos es tomar en cuenta todos los comentarios y preguntas para decidir cuál será el nuevo contenido del sitio. Así que te invitamos a que regreses con frecuencia y uses la casilla de "Búsqueda" para descubrir nuevos artículos sobre el tema que te preocupa. Si no hallas algo hoy, dinos lo que buscas y te prometemos que lo encontrarás pronto.

Por favor no uses el sitio como sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído aquí.

Con cariño, Doctora Aliza

Déjanos tu Comentario

10 Comentarios

  1. F
    Publicado 23 septiembre, 2011 en 3:58 am | Permalink

    Un consejo asi se vuelve una critica sin fundamentos cuando no ofrecen una solucion, ni un problema claro. Igualmente es un punto de vista poco visitado y siempre es bueno tenerlo en cuenta.

  2. Alejandra
    Publicado 31 agosto, 2011 en 2:55 pm | Permalink

    Buenas Tardes!!!!

    Considero ke algunas personas se sienten aludidas con el articulo aquí publicado, esto no se trata de si se es o no se es vegetariano, ni de criticar si tienes unas adecuados hábitos de alimentación… Ojo en ocasiones el primer paso es la negación, la no aceptación de que algo está mal… Yo personalmente debo cuidarme mucho por que sufro de colon irritable, igualmente amo a los animales, pero debemos aceptar que siiii hay personas que caen en los extremos y esto le puede traer consecuencias secundarias y negativas a su salud… gracias

  3. Suki
    Publicado 19 agosto, 2011 en 9:11 pm | Permalink

    Ser vegetarian@ no es una enfermedad, es una elección de vida, es tener compasión por los seres que no tienen voz para pedir ayuda. Esta señora Doctora Aliza, está poniendo énfasis en nuestra forma de vida que lejos está de ser una obseción por lo que comemos, mas bien cuidamos lo que consumimos porque no queremos que nada provenga de animales, no somos enfermos, TENEMOS CONCIENCIA, que es sumamente diferente!!!

  4. Publicado 18 agosto, 2011 en 2:05 pm | Permalink

    Artículo de suma importancia.

  5. Maria Elena Hernandez
    Publicado 14 agosto, 2011 en 6:38 pm | Permalink

    Estoy de acuerdo con el Lic.Yahis. soy una persona que cuido la alimentacion de mi familia mucho y estos temas me sirven mucho, hace poco mi cunada me dijo que lello que no es bueno comer mucha proteina, si alguien puede decirme algo al respecto, se los boy agracer mucho. mi hijahace poco esta siendo vegetaria y ahora ya no quiere comer ni pescado, tiene colesterol por herencia y 15 anos, no le gustan los huevos, pero a veces logro que coma claras, se cuales alimentos tienen proteina, pero tengo una duda que me gustaria si alguien puede contestarme. Sera necesario que incluya en su dieta el pescado?. En su dieta trato que coma soja, tofu,frijoles , lentejas etc.. de antemano muchas gracias.

  6. migdy castillo
    Publicado 14 agosto, 2011 en 2:57 pm | Permalink

    Y ADEMAS, DEJE` LAS CARNES ROJAS, NUNCA ME HAN GUSTADO SOY ALERGICA AL PESCADO, PERO COMO HUEVO BIEN COCINADO 2 VECES A LA SEMANA CEREALES LECHE Y POLLO SI NO TENGO APETITO LO HAGO UN BATIDO,VIANDAS, VEGETALES, LO IMPORTANTE ES SENTIRSE BIEN,Y TENER APETITO, Y SOBRE TODO, QUE EL SENOR JESUCRISTO NOS PROVEA DE LOS ALIMENTOS, MI CONSEJO ES QUE LAS GRASAS NO SON BUENAS EL PROPIO CUERPO LAS FABRICA,Y DE VEZ EN CUANDO UNA VEZ AL MES COMER ALGUN ANTOJITO, PERO HECHO POR UNO MISMO, LOS RESTORANES, NO TIENEN CUIDADO, NI PARA LAVAR UNA LECHUGA,Y LAS BACTERIAS, ESTAN EN TODOS LOS ALIMENTOS ;GRACIAS POR SU BOLETIN>>>>>.

  7. migdy castillo
    Publicado 14 agosto, 2011 en 2:45 pm | Permalink

    Disculpen, pero se les fue la mano con el consejo, yo diria que soy ortorexica, pero sufro mucho de gastritis y el colon irritable, estoy siempre en el hospital por deshidratacion,mi doctor, me aconsejo` que comiera lo que me caia bien, poca cantidad, cada 3 horas,y eso es lo que hago,las carnes roja me caen mal la grasa tambien, el dulce y los condimentos, yo misma fui` mi detective,por tanto me organizo preparando alimentos sanos nutritivos los paso por batidora y los guardo en el congelador,y me estoy sintiendo bien.

  8. Yahis
    Publicado 13 agosto, 2011 en 8:44 pm | Permalink

    SOY LIC. NUTRICION. UN EXCELENTE ARTICULO.
    CONSIDERO QUE UNA ALIMENTACION DEBE SE SER VARIADA, Y NO CAEER EN EL EXCESO NI MUCHO, NI POCO, LLEGANDO A UN EQUILIBRIO DE NUTRIENTES (CEREALES, GRASAS, CARNES, VERDURAS Y FRUTAS).
    DE NUEVO FELICIDADES

  9. Miguel Mendez
    Publicado 13 agosto, 2011 en 2:41 pm | Permalink

    Johnny Ventura, en uno de sus merengues dice: “Por qué le llaman malo, a esa cosa buena”. Me sorprende el porcentaje de personas que saben comer bien, pues un 28%, es un buen número. Cuando Jesús, anduvo por el mundo dijo: “Muchos serán los llamados y pocos los escogidos”. Un alto porcentaje de personas de la tercera edad, son chatarras humanas, pues desde niños y en su juventud, comieron todo lo que cruzaba por su camino.

    La ortorexia, no debe ser criticada por los médicos, pues es la manera correcta de vivir una vida sana y la garantia de no llegar a viejo o vieja, con diferentes achaques, llamados achaques de la vejéz. Podemos salir a comer a un restaurant, pero no ir a uno que solo vendan comidas chatarras. Como dice Nilda Rosario, “mi gente”, sigan alimentándose bien, sin temer a la critica sin fundamento a los que practicamos la ortorexia.

  10. Publicado 8 agosto, 2011 en 4:59 pm | Permalink

    Muchas Gracias por la información, este artículo está muy interesante, es muy cierto, en algunas ocasiones tendemos a irnos a los extremos…

Un Trackback

  1. […] Sigue Leyendo.. […]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Esta configuración sólo debe utilizarse en su computadora personal o de trabajo.

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.