¿Odias hacer ejercicio? 10 consejos para que cambies de idea

iStock_000004534955XSmall_Sharon Dominick

Dicen que del amor al odio no hay más que un paso (y viceversa), y es muy posible que ese primer paso sea el que necesitas dar para transformar tu rechazo en algo positivo Si el solo hecho de pensar en el gimnasio te causa un dolor de cabeza, sigue leyendo este artículo y descubre cómo hacer para cambiar de idea y de estilo de vida.

Admítelo. A pesar de que has leído y escuchado cientos de veces todas las ventajas que brinda la actividad física, aun así sigues odiando hacer ejercicio y no toleras la idea de ir al gimnasio ni siquiera una vez por semana. Claro que te gustaría estar en forma, pero la tentación de permanecer cómoda(o) en casa o salir a comer con amigos es mucho mayor… ¿Qué puedes hacer? Considera los consejos siguientes:

  1. Regla número uno: recuerda que nada es imposible y que el cambio depende de ti. Lo primero que debes hacer es creer que sí puedes cambiar esa sensación de rechazo frente al ejercicio. Nada sucederá si no cambias primero tu actitud. Luego, hay varias claves que pueden ayudarte a establecer una rutina de ejercicios que sí puedas mantener.
  2. Analiza las razones que te hacen rechazar el ejercicio: ¿te da vergüenza como luce tu cuerpo, no te gusta transpirar frente a los demás, no tienes tiempo, te falta la ropa apropiada, necesitas un compañero de rutina, te resulta muy costoso tener acceso a un gimnasio o sientes que en experiencias anteriores no has visto demasiados resultados luego de tu esfuerzo? Estos son algunos de los factores que suelen quitarle la motivación a las personas y hacen que seleccionen la vida sedentaria “por eliminación” o, simplemente, porque no es fácil ir en contra del ritmo de vida que llevamos. Una vez que identifiques las razones que te mantienen pegado(a) al sofá, será mucho más fácil combatirlas.
  3. Busca la fuerza en la motivación: sentirte con más energías, combatir el sobrepeso, lucir más juvenil. Para mantenerla viva es muy importante que no te aburras haciendo ejercicio. Prueba distintos tipos de ejercicio, incluso un deporte que nunca has practicado, hasta que encuentres el que te motive y te proporcione más bienestar y alegría.
  4. El gimnasio no es el único lugar donde puedes poner tu cuerpo en movimiento. También puedes tomar clases de danza, salir a caminar o a correr con amigos, andar en bicicleta por tu barrio o ¿porque no?, hacer ejercicios más pausados como los de yoga o Pilates (dos buenas opciones si no te gusta sudar demasiado).
  5. Otra excusa muy común para posponer los ejercicios es la escasez de tiempo. Si ese es tu problema, elige el momento del día más apropiado para ejercitarte. Algunos especialistas consideran que es mejor por la mañana, antes de comenzar con el resto de las actividades, pero hay personas que prefieren hacerlo por la tarde o al anochecer, luego de un arduo día de trabajo y cuando ya comienza a bajar el sol.
  6. No te dejes sabotear por la idea errónea de “o todo o nada”. Si un día no puedes hacer ejercicio todo el tiempo que tenías planeado (digamos una hora), no hay razón para descorazonarte.  Puedes hacer ejercicio en media hora y hasta cortarlo en recreos de 10 o 15 minutos por vez, que bien puedes intercalar con otras actividades, ya sea en casa o en el trabajo. Lo importante es perseverar.
  7. Busca alternativas. Puedes aprovechar cada momento de la vida cotidiana para moverte más: subir por las escaleras en vez de tomar el ascensor, caminar a lugares cercanos en lugar de ir en auto, y hasta dedicarte a la jardinería pueden ser de gran ayuda.
  8. Si el problema es económico, recuerda que el gimnasio no es la única alternativa ni tienes que tomar clases que se salgan de tu presupuesto necesariamente. En cambio, puedes buscar actividades en grupo en tu barrio o aprovechar los momentos de la vida cotidiana que te mencionábamos antes. Incluso puedes seguir un video de ejercicios en la tranquilidad y privacidad de tu propio hogar. No son caros y viene en todos los niveles (desde principiante hasta avanzado), y en tantas variedades que seguramente encontrarás uno que se ajuste a tus gustos y necesidades.
  9. Y si lo que necesitas es compañía, busca un amigo o familiar que te acompañe. Incluso, puedes llevar a tus hijos y mientras ellos hacen algún deporte que les guste, tú puedes aprovechar para hacer lo tuyo. Por ejemplo: si ellos van a natación, puedes caminar o trotar alrededor de la pileta, lo mismo si van a jugar al futbol. Otra buena idea es ir juntos a jugar al parque, algo que además los ayudará a estar más unidos.
  10. Por último, recuerda ser paciente. Los resultados no se ven de un día para otro, pero si eres constante, en el momento menos pensado te sorprenderás tu mismo(a). Y mientras tanto, por supuesto, no dejes de premiarte por tu esfuerzo y por tus logros.

¡Anímate! Una vida en movimiento puede ser agradable para ti también. Si logras cambiar de idea y te enamoras del ejercicio, verás que los beneficios son muchos y ya no querrás abandonarlo ni un solo día.

Imágen © iStockphoto.com / Sharon Dominick

Dicen que del amor al odio no hay más que un paso (y viceversa), y es muy posible que ese primer paso sea el que necesitas dar para transformar tu rechazo en algo positivo Si el solo hecho de pensar en el gimnasio te causa un dolor de cabeza, sigue leyendo este artículo y descubre cómo hacer para cambiar de idea y de estilo de vida.

Admítelo. A pesar de que has leído y escuchado cientos de veces todas las ventajas que brinda la actividad física, aun así sigues odiando hacer ejercicio y no toleras la idea de ir al gimnasio ni siquiera una vez por semana. Claro que te gustaría estar en forma, pero la tentación de permanecer cómoda(o) en casa o salir a comer con amigos es mucho mayor… ¿Qué puedes hacer? Considera los consejos siguientes:

  1. Regla número uno: recuerda que nada es imposible y que el cambio depende de ti. Lo primero que debes hacer es creer que sí puedes cambiar esa sensación de rechazo frente al ejercicio. Nada sucederá si no cambias primero tu actitud. Luego, hay varias claves que pueden ayudarte a establecer una rutina de ejercicios que sí puedas mantener.
  2. Analiza las razones que te hacen rechazar el ejercicio: ¿te da vergüenza como luce tu cuerpo, no te gusta transpirar frente a los demás, no tienes tiempo, te falta la ropa apropiada, necesitas un compañero de rutina, te resulta muy costoso tener acceso a un gimnasio o sientes que en experiencias anteriores no has visto demasiados resultados luego de tu esfuerzo? Estos son algunos de los factores que suelen quitarle la motivación a las personas y hacen que seleccionen la vida sedentaria “por eliminación” o, simplemente, porque no es fácil ir en contra del ritmo de vida que llevamos. Una vez que identifiques las razones que te mantienen pegado(a) al sofá, será mucho más fácil combatirlas.
  3. Busca la fuerza en la motivación: sentirte con más energías, combatir el sobrepeso, lucir más juvenil. Para mantenerla viva es muy importante que no te aburras haciendo ejercicio. Prueba distintos tipos de ejercicio, incluso un deporte que nunca has practicado, hasta que encuentres el que te motive y te proporcione más bienestar y alegría.
  4. El gimnasio no es el único lugar donde puedes poner tu cuerpo en movimiento. También puedes tomar clases de danza, salir a caminar o a correr con amigos, andar en bicicleta por tu barrio o ¿porque no?, hacer ejercicios más pausados como los de yoga o Pilates (dos buenas opciones si no te gusta sudar demasiado).
  5. Otra excusa muy común para posponer los ejercicios es la escasez de tiempo. Si ese es tu problema, elige el momento del día más apropiado para ejercitarte. Algunos especialistas consideran que es mejor por la mañana, antes de comenzar con el resto de las actividades, pero hay personas que prefieren hacerlo por la tarde o al anochecer, luego de un arduo día de trabajo y cuando ya comienza a bajar el sol.
  6. No te dejes sabotear por la idea errónea de “o todo o nada”. Si un día no puedes hacer ejercicio todo el tiempo que tenías planeado (digamos una hora), no hay razón para descorazonarte.  Puedes hacer ejercicio en media hora y hasta cortarlo en recreos de 10 o 15 minutos por vez, que bien puedes intercalar con otras actividades, ya sea en casa o en el trabajo. Lo importante es perseverar.
  7. Busca alternativas. Puedes aprovechar cada momento de la vida cotidiana para moverte más: subir por las escaleras en vez de tomar el ascensor, caminar a lugares cercanos en lugar de ir en auto, y hasta dedicarte a la jardinería pueden ser de gran ayuda.
  8. Si el problema es económico, recuerda que el gimnasio no es la única alternativa ni tienes que tomar clases que se salgan de tu presupuesto necesariamente. En cambio, puedes buscar actividades en grupo en tu barrio o aprovechar los momentos de la vida cotidiana que te mencionábamos antes. Incluso puedes seguir un video de ejercicios en la tranquilidad y privacidad de tu propio hogar. No son caros y viene en todos los niveles (desde principiante hasta avanzado), y en tantas variedades que seguramente encontrarás uno que se ajuste a tus gustos y necesidades.
  9. Y si lo que necesitas es compañía, busca un amigo o familiar que te acompañe. Incluso, puedes llevar a tus hijos y mientras ellos hacen algún deporte que les guste, tú puedes aprovechar para hacer lo tuyo. Por ejemplo: si ellos van a natación, puedes caminar o trotar alrededor de la pileta, lo mismo si van a jugar al futbol. Otra buena idea es ir juntos a jugar al parque, algo que además los ayudará a estar más unidos.
  10. Por último, recuerda ser paciente. Los resultados no se ven de un día para otro, pero si eres constante, en el momento menos pensado te sorprenderás tu mismo(a). Y mientras tanto, por supuesto, no dejes de premiarte por tu esfuerzo y por tus logros.

¡Anímate! Una vida en movimiento puede ser agradable para ti también. Si logras cambiar de idea y te enamoras del ejercicio, verás que los beneficios son muchos y ya no querrás abandonarlo ni un solo día.

Imágen © iStockphoto.com / Sharon Dominick

Déjanos tu Comentario

21 Comentarios

  1. Lina Beatriz
    Publicado 7 mayo, 2012 en 6:36 am | Permalink

    Me encanta hacer ejercicios, pasé muchos años haciendo “gimnasia aeróbica” en el gym y rodeada de 20/30 chiquilinas, lo cual me divertía muchisimo. hoy tengo 71 años y hasta hace 2 para mi lo era todo. Nunca tuve hipertension, ni colesterol, nada, además de una figura excepcional!
    Tuve la “desgracia” de caerme en la calle adentro de un pozo donde habian estado trabajando y se fueron dejándolo sin proteccion. Conclusion: me rompí la cadera y me colocaron una prótesis, con lo cual me prohibieron hacer aquella clase de gimnasia.
    Estuve, obviamente casi 2 años entre operacion y rehabilitacion, sin ninguna clase de movimientos como estaba acostumbrada, actualmente cargo con 10 kg que por mas dieta y “caminatas” que haga “no logro desprenderme” y sé que todo reside en mi falta de movimiento. No paro de lamentarme porque además de sentirme excelentemente bien de salud, me divertía muchisimo, pero lo peor de todo es que, como nunca antes, mi abdomen ha aumentado de tal manera que me hace recordar a mis 4 embarazos, pues me sale debajo del busto. La ropa no me entra y me siento muy mal.
    S.O.S. si pudieran darme una mano, le agradeceré muchisimo!
    Saludos afectuosos
    Lina

  2. rojas astete gelacio
    Publicado 7 mayo, 2012 en 7:24 am | Permalink

    eso me pasa mi no tengo ganas de correr.me da pesadez,y soy diabetico.un consejo por favor.

  3. robert
    Publicado 7 mayo, 2012 en 7:52 am | Permalink

    genial como siempre,gracias

  4. Publicado 7 mayo, 2012 en 1:40 pm | Permalink

    SRA.LINA. ES LAMENTABLE LO QUE LE HA SUCEDIDO,INTERRUM
    PIEDO CONTRA SU VOLUNTAD SU VIDA ACTIVA.
    PERO DEBEMOS SABER QUE EL TIEMPO PASADO,”NO SE PUEDE
    REGRESAR” POR LO CUAL HAY QUE ACEPTAR ESA REALIDAD,
    EN CASO CONTRARIO PODEMOS CAER EN UNA “DEPRESION”
    TENEMOS QUE CAMBIAR DE PENSAMIENTOS Y DEJAR DE SER
    “VICTIMAS” QUE A NADA BUENO NOS CONDUCE. DEBEMOS TENER
    PENSAMIENTOS POSITIVOS. SI YA NO PUEDE HACER EJERCICIOS
    ACTIVOS, HAGA LO QUE PUEDA, UNA BUENA ALTERNATIVA ES
    EL “HATA YOGA” QUE SON EJERCICIOS QUE LE AYUDARAN CON
    SU CUERPO PARA QUE SEA DELGADO,FLEXIBE Y FUERTE.” SUERTE EN SU PROPOSITO.IN.

  5. Publicado 8 mayo, 2012 en 6:19 pm | Permalink

    CAMINAR EN LA NATURALEZA EN HORAS DE LA TARDE Y ANDAR UNA HORA EN EL CAMPO, NO TIENE PRECIO. FELICIDADES Dra ALIZA, POR ESE OTRO BUEN ARTICULO. P.D YO RECOMIENDEO LA CAMINATA PORQUE TRAE MUCHOS BENEFICIOS.

  6. Ines
    Publicado 11 mayo, 2012 en 6:58 am | Permalink

    Nunca me canso de leere sus articulos , gracia doc. Aliza por regalarnos minutos de su tiempo sin ninguna recompensa , economica .Pero las bendiciones para usted de Dios son inmensas . siga adelante ayudando a millones de personas necesitadas de sus consejos Dios le pague

  7. IVON SERRANO
    Publicado 12 mayo, 2012 en 5:51 am | Permalink

    Muchas gracias por todas sus recomendaciones, son muy buenas. Bendiciones, y FELIZ DIA DE LAS MADRES.

  8. raul
    Publicado 12 mayo, 2012 en 7:32 am | Permalink

    Buenos días dra. Una vez mas no dejo de admirarla por todos esos artículos que nos hace llegar, y que nos impulsa a seguir sus consejos para continuar mejorando cada día nuestros hábitos alimenticios , deportivos por el bien de nuestra salud, que dios la bendiga una vez mas , y que tenga un feliz día de las madres y deseo hacerlo extensivo a las madres que en este momento están leyendo estos artículos, FELICIDADES.

  9. *lucy
    Publicado 12 mayo, 2012 en 12:21 pm | Permalink

    hola amiga me agrado los pasos para hacer un buenejercicio. voy al ginnasio pero lo malo es que estoy con unos kilos de mas pero sufro de asma y cuando hago demasiado ejercicio me agito con mucha facilidad. no se como podria hacer para bajar esos kilos que tengo ya que por mi esfermedad me urgu bajarlos. te agradeceria que me aconsejes gracias.

  10. norma alfaro
    Publicado 12 mayo, 2012 en 3:36 pm | Permalink

    Hola, yo soy instructora d zumba y d verda k estoy encantadisima con este tipo d ejercicio ia k ase k todo mi cuerpo este en movimiento y aparte k es divertidisimo!! Se los recomiendo mucho ia k io eh bajado muchisimo de peso con este ejercicio…saludos y echenle ganas k si c puede:)

  11. nilda franco
    Publicado 13 mayo, 2012 en 6:53 pm | Permalink

    estoi triste x q soi diabetica insulinica , me parece q voi a vivir poco tengo 66 años trabajo aun se me ve bien pero estoi bajoneada ayudem

  12. Publicado 14 mayo, 2012 en 9:56 am | Permalink

    Creo que el ejercicio para tener una vida sana es inevitable, aunque se debe beber regularmente, pero la frecuencia de la ingesta y la cantidad adecuada dependerán de muchos factores como la intensidad y duración del ejercicio físico, el clima y las características físicas del individuo como son el peso y las características individuales de sudoración.

  13. Publicado 15 mayo, 2012 en 7:11 am | Permalink

    LOS FELICITO POR ESTA REVISTA HA SIDO DE BUEN PROBECHO PARA LA SALUD. ES POR ELLO QUE QUIERO DECIRLES QUE ME GUSTA HACER EJERCICIOS. EN EL PASADO PRACTIQUE VARIOS DEPORTES PERO AHORA POR EL TIEMPO HAGO EJERCICIOS EN MI CASA ANTES DE IR A TRABAJAR Y ME HE SENTIDO MEJOR. PERO NOTO QUE LOS MUSCULOS NO SE ME HAN DESARROLLADO MUCHO EXCEPTUANDO LA FUERZA QUE TENGO AHORA, QUE PUEDO HACER NO ME GUSTA TOMAR NINGUN ANABOLICO COMO HAGO PARA MEJORES RESULTADOS.

  14. maria luisa
    Publicado 17 mayo, 2012 en 10:58 am | Permalink

    Hola Dra. lo mio es mas bien de ayuda en sexologia, cno se que hacer, con mi esposo no siento nada de placer y eso me ha separado mucho de el al momento de sentir ya no amoarlo tube otra pareja y ya senti lo que es un orgasmo no se que hacer ya que pienso en dejarlo ayudeme porfavor

  15. Publicado 18 mayo, 2012 en 9:24 am | Permalink

    Hago 3 veces a la semana entre 15 y 30 minutos de ejercicios,primero xq mi mamá es diabetica y segundo xq mi coquetería no tiene límites, me doy un gustazo cuando veo mi silueta y cuando me visto con ropa un poco al talle, noto mi cuerpo moldeado ya que la grasa dio paso al músculo, no hago dieta pero tengo sumo cuidado con los dulces, como balanceado y estoy feliz de esta forma prevengo enfermedades y me veo agradable. Ah!lleve el gimnasio a la casa. compré orbitrek.

  16. Hortencia Lobato
    Publicado 19 mayo, 2012 en 5:17 pm | Permalink

    Gracias a los artículos que me son enviados de Vida y Salud, estoy bien conciente de que debo hacer ejercicio, ya formulé un plan para poder caminar 30 minutos tres veces a la semana, esperando que mas adelante pueda hacerlo todos los días. Tengo 81 años y soy inculinodependiente. Gracias Dra.Aliza por darnos esta información tan valiosa.

  17. *elizabeth
    Publicado 20 mayo, 2012 en 5:03 pm | Permalink

    Gracias Dra..
    Todos los articulos son buenisimos.
    Muchas bendiciones del cielo.

  18. Deli
    Publicado 30 mayo, 2012 en 4:02 pm | Permalink

    yo entre en un gym hace 12 meses.Pesaba 165 libras y ahora peso 140 libras.si es dificil pero ahora me siento muy bien.Ya estaba prediabetica y empeze hacer ejersicio y ahora me siento mucho mejor.
    Muy bueno este articulo Dra.Aliza la felicito por todos sus articulos me han beneficiado mucho cada uno de ellos.

  19. Publicado 9 junio, 2012 en 10:16 pm | Permalink

    Dios le bendiga dra… Por su marabilloso trabajo, en pro de la salud, de tantos seres, a los cuales ud orienta…mil bendiciones…

  20. hombre G No. 6
    Publicado 8 marzo, 2013 en 7:35 pm | Permalink

    Lei esto atraves de mi laptop tirado en la cama y con una bolsa de papas a un lado

  21. irene
    Publicado 30 abril, 2014 en 10:02 pm | Permalink

    A mi cuaedta mucho trabajo decidirme ya que no hay nada ser ca de casa, ni siquiera un lugar lindo para caminar lo cuán me encanta, además trate de ir al gym pero resulta que tengo algo así como alergia a mi propio sudor lo cual me saca ronchas… me frustra demaciado ya que tengo 25 años y parezco mayor por mi sobrepeso

2 Trackbacks

  1. [...]  Email  Imprimir [...]

  2. [...] origen del articulo Posted in Ejercicio | Tags: cambies, Consejos, ejercicio, hacer, Odias [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.