Mamá a pesar de la diabetes. ¡Sí se puede!

iStock_000022748403XSmall_CAUNOZOLS

Para la mayoría de las mujeres, la idea de traer un hijo al mundo es un sueño maravilloso que abre mil posibilidades e interrogantes. Pero si la futura mamá es diabética estas interrogantes estarán acompañadas de cierto temor que tiene fundamentos: ¿Cómo afectará mi enfermedad el embarazo y al niño? Con planificación y siguiendo las instrucciones de tu médico podrás hacer realidad tu sueño de ser mamá a pesar de la diabetes.   

Dos de cada 5 mujeres con diabetes están en la edad de la reproducción, de acuerdo a la Federación Internacional de la Diabetes, en 2010, había 60 millones de mujeres en este grupo alrededor del mundo. Como tú, muchas de ellas intentarán convertirse en mamás. El proceso no será fácil, requiere planificación y trabajo de tu parte, ¡pero vale la pena! Para que puedan planificar mejor su embarazo, aquí te brindo algunos consejos:

Antes del embarazo

  • En primer lugar, visita a tu médico. Durante esta visita deben conversar sobre tu estado general de salud, el tratamiento que estás siguiendo para tu diabetes y los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre que mantienes (idealmente lleva el registro anotado y tu nivel de HgA1C si lo tienes). Comunícale tus planes y escucha sus consejos.
  • El médico te indicará que, si has tenido diabetes por algún tiempo y no lo has hecho, debes tener una evaluación de tus ojos (para descartar retinopatía diabética) y te hará una evaluación de tus riñones (para descartar que no haya nefropatía diabética) para verificar que no hay señales de daño.
  • Si necesitas insulina, el médico podría cambiarte la dosis o el tipo de insulina.
  • Si tomas pastillas para controlar la diabetes, quizá debas sustituirlas por insulina durante el embarazo.
  • Es preferible que tu nivel de hemoglobina A1C (que indica el promedio de tus niveles de glucosa en los últimos 2 meses, o sea, el control de tu diabetes) esté lo más cerca de lo normal posible antes de salir embarazada. Como los órganos del bebé se forman en una etapa temprana del embarazo, se pueden presentar defectos congénitos si los niveles de glucosa en la sangre están muy elevados.  Si consigues regular y mantener tus niveles de glucosa lo más cercano a lo normal, estarás brindándole a tu bebé la mejor oportunidad de que se desarrolle sin complicaciones.
  • Comienza a tomar ácido fólico para prevenir defectos congénitos. Tu médico te recomendará la dosis y el momento de empezar a tomarlo. Habitualmente se inicia cuando se planea el embarazo, idealmente mínimo 3 meses antes.
  • Este también es el momento de adoptar buenos hábitos de salud, si es que los venías postergando: comidas balanceadas, un poco más de ejercicio, reducir el estrés, dormir suficiente. Si se te hace difícil, imagínate cargando a tu bebé para que te motives.  

La diabetes durante el embarazo

  • Durante esta etapa la meta y el reto serán mantener los niveles de la glucosa en la sangre lo más cerca de los rangos normales que sea posible. Es frecuente que el obstetra colabore con un endocrinólogo, que es el médico especializado en el tratamiento de la diabetes durante tu embarazo. El equipo también podría incluir a un(a) enfermero(a) que te enseñe a administrarte la insulina (si la necesitas y a un(a) dietista registrado o un nutricionista certificado.
  • A medida que avance el embarazo, podrían ir cambiando tus medicinas. Si no necesitabas inyectarte insulina antes del embarazo, puede que debas hacerlo en algún momento del embarazo y hasta que des a luz. Si ya la necesitabas, quizás te cambien la dosis y el tipo de insulina.
  • Para mantener tus niveles de glucosa bajo control, tendrás que vigilar tu glucosa muy de cerca y chequearla más a menudo, prestar mucha más atención a la dieta, a las porciones, así como a tus niveles de estrés y de actividad física. También deberás visitar a tu doctor y al obstetra más frecuentemente porque el embarazo con diabetes se considera de mayor riesgo que el de las mujeres que no son diabéticas.
  • Alrededor de la semana 20 del embarazo, las mujeres desarrollan más resistencia a la insulina. A partir de esa semana, los controles serán más seguidos y debes prestar mayor atención a tus medicamentos y a la dieta.
  • Tanto tú como tu bebé estarán bajo continua supervisión en esta época. Eso es normal, y aunque tantas pruebas y exámenes te resulten molestos son indispensables para que el embarazo tenga un final feliz.

El momento del parto si tienes diabetes

  • Si todo se ha ido desarrollando relativamente bien y tu diabetes no es muy severa, es posible que te puedas esperar a que el parto se presente normalmente. Pero la realidad es que muchas mujeres diabéticas tienen más probabilidades de necesitar una cesárea o un parto inducido para reducir los riesgos de la madre y del bebé. Muchos doctores prefieren inducir el parto entre las semanas 38 y 39 del embarazo.
  • Los bebés de las madres diabéticas con niveles altos de glucosa al final del embarazo, tienden a pesar más que otros. El progreso del parto se controlará muy de cerca para evitar complicaciones. Si el bebé es muy grande y se dificulta el parto vaginal, se hará necesario dar a luz mediante cesárea.
  • Es posible que necesites dosis mayores de insulina durante el parto, ya que se trata de un momento de mucho estrés. Después del parto, tu requerimiento de insulina disminuirá considerablemente.
  • Una vez que el niño nace, también hay que monitorearlo durante un tiempo, especialmente revisar sus niveles de glucosa. Si son muy bajos, es posible que se deba a que el bebé estuvo produciendo más insulina para mantener sus propios niveles de glucosa dentro de un rango normal. Una vez que nace, puede tomar de uno a dos días a que esos niveles se reajusten.
  • Una vez que tanto el bebé como tú se estabilicen, podrán marcharse a casa siguiendo las recomendaciones que te den tus médicos (el obstetra y el pediatra).

Esto es a grandes rasgos lo que puedes esperar durante ese fascinante período que es el embarazo y que para ti implicará mucho más riesgo, trabajo y disciplina que para otras mamás. Pero que vale la pena. Confía en tu médico y en ti misma: ¡tú sí puedes!

Imágen © iStockphoto.com / CAUNOZOLS

Déjanos tu Comentario

2 Comentarios

  1. rut
    Publicado 11 marzo, 2013 en 1:05 pm | Permalink

    hola disculpen quiero saber exactamente los niveles de hipoglucemia que debe de tener una embarazada diabetica, las altas y bajas y cual es la cantidad que no se debe de pasar,por favor contestenme me urgue mi doctor no me dice nada exactamente

  2. EVELIN
    Publicado 12 marzo, 2013 en 4:32 am | Permalink

    hola rut mira si tu medico no t dice nada debes cambiar urgente d dr.

Un Trackback

  1. [...] Mamá a pesar de la diabetes. ¡Sí se puede! [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.