Recetas para la vida – ¿Cómo actúas cuando nadie te observa? ¿Haces lo correcto cuando nadie te ve?

iStock_000011903359XSmall_asiseeit

iStock_000011903359XSmall_asiseeit

Hablemos de la integridad

Por Becky Krinsky

Que fácil es hacer lo correcto cuando uno cuenta con una audiencia que sirve de testimonio, que reconoce y elogia las buenas acciones o los sacrificios que se hacen. La seguridad, el autoestima y todos los adjetivos calificativos que fortalecen a la persona se solidifican con cada acción correcta, debida y acertada.

Pero, ¿que pasa cuando uno tiene la opción de actuar correctamente, hacer sacrificios y dejar cosas valiosas simplemente porque eso es lo correcto y lo debido aun en la obscuridad o en el anonimato cuando nadie lo reconozca y posiblemente ni siquiera se dé cuenta de que se hizo esa gran acción?

Es difícil, pero no imposible, creer que existe una persona que hace lo debido sin dudar, ayuda con sinceridad, da sin pedir nada a cambio, que  esta dispuesta a ofrecer apoyo a la gente que lo necesita simplemente por el placer de ayudar, de servir y de ser mejor aun cuando sus acciones pasen desapercibidas.

Luisa es una mujer que siempre esta buscando oportunidades para ayudar en su comunidad. Cocina, visita a los enfermos, trae lideres espirituales, participa en todo lo que puede, es una buena amiga. Realmente, tiene un buen espíritu.

Elda, una de las amigas mas cercanas de Luisa, sin dudar, pensó inmediatamente en llamar y pedirle apoyo cuando recibió la terrible noticia de la enfermedad de su nieto. Como era de esperarse, Luisa amablemente escucho su mortificación y su angustia; Para sus sorpresa al poco tiempo que termino de contar el terrible diagnostico de él bebe, Luisa miro el reloj y dijo, ‘Que pena, me tengo que ir. Me esperan en una cita’, dejándola con las lagrimas en los ojos y el corazón destrozado.

Elda no pudo creer lo que pasó. Su amiga, el ejemplo de la bondad, no tuvo el corazón para poder compartir el dolor, se fue y dejo a esta mujer con un sentimiento de deserción espantoso. Elda sintió un vació y dolor muy fuerte, primero por su nieto y segundo por la decepción de su amiga.

Poco tiempo después, Elda recibió flores y pasteles que cocinó Luisa en su grupo de amigas que apoyan a la comunidad. Elda no necesitaba flores ni pasteles hechos por mujeres que buscan a quien servir. Ella necesitaba una amiga en privado, en silencio, que la consolara y la apoyara justo cuando nadie las miraba.   

La Receta:

La integridad  que no se disuelve

Ingredientes:

  • 1 taza de genuinidad; sinceridad con uno mismo
  • 1 taza de responsabilidad; deber y obligación para hacer lo debido “a pesar de…”
  • 1 cucharada de compromiso moral; con los valores propios
  • 2 rebanadas acciones; constantes y congruentes a los principios que se aluden
  • 1 tableta de humildad; sencillez y simplicidad para actuar
  • 3 gotitas de amor a la vida; gusto y cariño por la humanidad

Recomendación del chef:  Hoy me declaro una persona libre, que actúa con integridad, y reconozco que hacer lo correcto en toda ocasión es una cuestión de dignidad y compromiso personal. No busco reconocimientos, sino encontrar paz emocional que me haga sentir mejor. 

Modo de preparación:

  1. Hay que actuar como si alguien nos estuviese observando siempre; hacer lo correcto en todo momento a pesar de las circunstancias define y fortalece la imagen propia, otorga paz, tranquilidad y sobre todo un sentimiento de congruencia y lealtad con uno mismo.
  2. Toda persona tiene la capacidad y la posibilidad de actuar en función a los valores positivos que nutren su ser y mejoran su ámbito. La oportunidad para elegir y hacer lo correcto es una prueba continua para mejorar el carácter personal y siempre esta proporcionada a la capacidad personal y a las circunstancias especificas que se  presentan, nunca se trata de actuar como otra persona.
  3. No se trata de hacer más de lo que se necesita o actuar como un santo; simplemente se trata de estar consciente que se debe de actuar como si alguien nos estuviera observando siempre. De hecho, somos un ejemplo, aun cuando nadie se encentra a nuestro lado.

Ser integro quiere decir que se es una persona completa, que actúa correctamente, con sencillez, en silencio y con gusto, no es cuestión de cuestionamiento sino de convicción.

Síguenos en Facebook recipes for life y twitter @recipesforlife

Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2013 Recetas para la vida. Todos los Derechos Reservados

Imágen © iStockphoto.com / asiseeit

Por Becky Krinsky

¿Que  le puedes decir a una persona que regresa con el alma rota después de que tú le habías advertido que eso le sucedería? Recordarle tus palabras y decirle “Te lo dije” sólo empeora el malestar y finalmente no van a llegar ¡a nada! Es mejor comprender que hay ocasiones en que cada quien tiene que vivir su realidad y aprender de ella, a pesar de nuestros buenos consejos.

¿Será terquedad, capricho o negligencia? Bastaría con poder ver la realidad con objetividad y ver que las cosas, las personas y las situaciones son evidentes. ¿Por qué es necesario experimentar en carne propia lo que es claro para otros?

Muchas veces por mas de recibir los mensajes adecuados, la información suficiente, las personas esperan que los resultados serán distintos, es tan grande el deseo que sin dudar aseguran una posibilidad de un cambio milagroso. ¿Será que simplemente hay una verdadera necesidad de vivir el dolor, la decepción o la dificultad para entenderlo, experimentarlo y en los mejores casos para aprender de esto?

Edgar anda con la mujer equivocada, todos lo saben y se lo dicen, ella mayor que el, con un fuerte carácter y con muy malas relaciones personales, hace que este joven se comporte de una manera distinta con su familia, la cual lo quiere lo apoya y siempre esta a su lado.

Mucho se le explicó, se le dijo y se le suplicó, sin embargo Edgar no escuchó. Se mudo con Magda a vivir, ella, una mujer difícil, domínate, intolerante y poco sociable, sin embargo él la amaba y sentía gran atracción. Al principio Edgar feliz, vivía con la mujer que quería y sentía que finalmente había elegido por si mismo sin tomar en cuenta a su familia, especialmente a su hermana con la que siempre platicaba y que quería tanto.

Como era de esperarse, comenzaron los problemas. Edgar ya no se miraba tan encantado, su actitud había cambiado. Nada salió como Edgar esperaba, perdió su trabajo, se sentía solo y no tenia con quien hablar. Después de todo ya se lo habían advertido, que ni esa mujer ni esa relación le iban a hacer bien.

Cuando Edgar ya no pudo mas, se regresó a casa de su familia, donde  su hermana -al igual que todos en la familia- estaba sentida con el. Ellos sabían el  gran error que estaba cometiendo y se lo comunicaron en muchas ocasiones.

Su hermana, más que nadie, sabe cuantas veces le advirtió que esto sucedería. Cuando está a punto de decirle “YA VEZ, TE LO DIJE…” se controla y no le dice nada, después de todo, esta contenta que el ha regresado a casa y que en el futuro posiblemente tendrá una mejor disposición para escuchar los consejos que le hacen.

La Receta:

“Consejos sabios”

Hay que saber cuando y con quien hablar

Ingredientes:

  • 1 taza de responsabilidad
  • 1 taza de compasión
  • 2 pedacitos de prudencia
  • 1 pizca de astucia
  • 1 manojo de entendimiento
  • 2 cucharadas de objetividad y sinceridad
  • 1  racimo de palabras claras y dulces

Recomendación del chef:

Si la persona no esta dispuesta a escuchar nada, ni el mejor consejo ofrecido lo podrá aprovechar.

Modo de preparación:

  1. Dar un consejo es cosa seria, éste puede cambiar el destino toda una vida. Es posible que muchos consejos no sean malos simplemente, quizá les hace falta parte de la información para entender verdaderamente la situación. Hablar con responsabilidad e inteligencia propicia que el consejo sea escuchado mejor.
  2. Las consecuencias son los mejores consejeros. Hay que analizar, saber escuchar y ver más allá de los perjuicios personales antes de poder hablar. En lugar de pensar en que es la acción adecuada se debería de preguntar, ¿que pasaría si yo hiciera lo que estoy a punto de sugerir?
  3. Los consejos son útiles siempre y cunado sean hechos sin prejuicios, sean objetivos  y sobretodo sinceros. De nada sirve confundir o limitar a la persona que se aconseja, el propósito del consejo es ayudar, apoyar, inspirar y motivar a la persona a que tome conciencia y haga una buena elección.

“Solamente puedes dar un consejo el día que entiendas que realmente no sabes toda la realidad, que solo quieres ayudar sinceramente  a que la persona tome conciencia de sus propias acciones. Nunca para imponer tú opinión.”

Para más información, haz clic en el logotipo:

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2012 Recetas para la vida©. Todos los Derechos Reservados

¿Ya nos encontrase en Facebook y en twitter? Estamos como recipesforlife, queremos saber de ti; ¡Visítanos!

Imágen © iStockphoto.com / Murat Giray Kaya

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.