Recetas Para la Vida – El perro o mi esposo: ¿con quién me quedo?

iStock_000005929237XSmall_Joanna Pecha

Por Becky Krinsky

¿Cómo? ¿Es posible que un perrito tan pequeño y simpático pueda ser el culpable de problemas tan grandes en el matrimonio?

Una pregunta de una lectora:

Tengo un gran dilema que no se como puedo resolver, necesito ayuda. Me compre un perrito Maltés se llama Valentín. Se ha convertido en mi mas fiel compañero, a todas partes que salgo me lo llevo es tan pequeño que nadie se da cuenta que lo traigo.

Mi esposo Alex trabaja todo el día, así que para mi, es mi perfecta compañía. Recientemente lo acaban de ascender de puesto en su empresa por lo que  fuimos invitados a pasar el fin de semana a un hotel muy lujoso, todos los ejecutivos estarán allí, yo estoy contenta y muy orgullosa, pero quiero llevar a Valentín, no tengo quién lo cuide. Mi esposo se niega ya que insiste que no es un lugar para animales. Yo, no quiero ir si no puedo llevar a mi nuevo bebe, es tan pequeño y está tan acostumbrado a mi que no sé que voy hacer sin el, además que no tengo con quien dejarlo. Mi esposo me ha amenazado diciendo muy claramente que si no dejo a Valentín no podré acompañarlo a su gran evento.

¿Qué puedo hacer? ¿Cómo le explico a mi esposo mis sentimientos? ¿Estoy mal?

La cruda realidad

La pregunta correcta realmente debería de ser: ¿quieres permanecer casada o prefieres quedarte con su perro? Después de todo, puede ser que sin querer te hayas confundido u olvidado que lo mas importante es mantener tu matrimonio.

Por más lindo y bello que sea su perrito, es un animal. No tenemos ningún problema con los animales. De hecho son seres que pueden complementar la vida, pero la realidad es que: “La verdadera relación que usted debe nutrir y mantener es la relación con su marido” ya que es el con la persona que usted a elegido compartir su vida.

Un perrito puede traer alegría, compañía y mucha diversión al hogar pero es muy importante mantener el balance y la realidad firme.

Toma la decisión correcta: nunca olvides que las relaciones humanas son más poderosas y nutritivas que la relación con cualquier animalito por mas bello e inocente que sea.

La Receta:

Conservando el matrimonio

Ingredientes:

  • 2 tazas de elogio diario y sincero
  • 1 cucharadita de sensibilidad y reconocimento
  • 1 manojo de esfuerzo
  • 3 gotas de entendimiento
  • 1 sobrecito de ojo noble, ver el lado bueno de las cosas

Para lograr un matrimonio largo, el elogio debe ser un hábito diario y oportuno que ayude a fortalecer, proteger y conservar la relación.

Modo de preparación:

  1. El elogio, un ingrediente esencial para endulzar, nutrir y acercar a las parejas. Cuando se tiene el elogio a la mano y listo para ser utilizado inmediatamente, se consigue mejorar cualquier relación dañada y sazonar aun más las buenas relaciones, convirtiéndolas de buenas en mejores.
  2. Toda persona necesita sentirse querida y apreciada. Cuando no hay elogios en la casa del cocinero, a su vida le falta sabor y prefieren salir a buscarlo en otro lugar.
  3. Elogiar reconoce y valida el esfuerzo de los otros. Expresar reconocimiento por las personas, las acciones que hacen o las palabras que dicen, ayuda a resaltar las cualidades personales. Con una porción mínima se logran resultados espectaculares.

“Cuando desaparecen los elogios, se seca la sopa del alma, se pierde la razón para seguir cocinando y nutriendo la relación”

Síguenos en Facebook recipes for life y twitter @recipesforlife

Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2012 Recetas para la vida. Todos los Derechos Reservados

Imágen © iStockphoto.com / Joanna Pecha

Por Becky Krinsky

¿Que  le puedes decir a una persona que regresa con el alma rota después de que tú le habías advertido que eso le sucedería? Recordarle tus palabras y decirle “Te lo dije” sólo empeora el malestar y finalmente no van a llegar ¡a nada! Es mejor comprender que hay ocasiones en que cada quien tiene que vivir su realidad y aprender de ella, a pesar de nuestros buenos consejos.

¿Será terquedad, capricho o negligencia? Bastaría con poder ver la realidad con objetividad y ver que las cosas, las personas y las situaciones son evidentes. ¿Por qué es necesario experimentar en carne propia lo que es claro para otros?

Muchas veces por mas de recibir los mensajes adecuados, la información suficiente, las personas esperan que los resultados serán distintos, es tan grande el deseo que sin dudar aseguran una posibilidad de un cambio milagroso. ¿Será que simplemente hay una verdadera necesidad de vivir el dolor, la decepción o la dificultad para entenderlo, experimentarlo y en los mejores casos para aprender de esto?

Edgar anda con la mujer equivocada, todos lo saben y se lo dicen, ella mayor que el, con un fuerte carácter y con muy malas relaciones personales, hace que este joven se comporte de una manera distinta con su familia, la cual lo quiere lo apoya y siempre esta a su lado.

Mucho se le explicó, se le dijo y se le suplicó, sin embargo Edgar no escuchó. Se mudo con Magda a vivir, ella, una mujer difícil, domínate, intolerante y poco sociable, sin embargo él la amaba y sentía gran atracción. Al principio Edgar feliz, vivía con la mujer que quería y sentía que finalmente había elegido por si mismo sin tomar en cuenta a su familia, especialmente a su hermana con la que siempre platicaba y que quería tanto.

Como era de esperarse, comenzaron los problemas. Edgar ya no se miraba tan encantado, su actitud había cambiado. Nada salió como Edgar esperaba, perdió su trabajo, se sentía solo y no tenia con quien hablar. Después de todo ya se lo habían advertido, que ni esa mujer ni esa relación le iban a hacer bien.

Cuando Edgar ya no pudo mas, se regresó a casa de su familia, donde  su hermana -al igual que todos en la familia- estaba sentida con el. Ellos sabían el  gran error que estaba cometiendo y se lo comunicaron en muchas ocasiones.

Su hermana, más que nadie, sabe cuantas veces le advirtió que esto sucedería. Cuando está a punto de decirle “YA VEZ, TE LO DIJE…” se controla y no le dice nada, después de todo, esta contenta que el ha regresado a casa y que en el futuro posiblemente tendrá una mejor disposición para escuchar los consejos que le hacen.

La Receta:

“Consejos sabios”

Hay que saber cuando y con quien hablar

Ingredientes:

  • 1 taza de responsabilidad
  • 1 taza de compasión
  • 2 pedacitos de prudencia
  • 1 pizca de astucia
  • 1 manojo de entendimiento
  • 2 cucharadas de objetividad y sinceridad
  • 1  racimo de palabras claras y dulces

Recomendación del chef:

Si la persona no esta dispuesta a escuchar nada, ni el mejor consejo ofrecido lo podrá aprovechar.

Modo de preparación:

  1. Dar un consejo es cosa seria, éste puede cambiar el destino toda una vida. Es posible que muchos consejos no sean malos simplemente, quizá les hace falta parte de la información para entender verdaderamente la situación. Hablar con responsabilidad e inteligencia propicia que el consejo sea escuchado mejor.
  2. Las consecuencias son los mejores consejeros. Hay que analizar, saber escuchar y ver más allá de los perjuicios personales antes de poder hablar. En lugar de pensar en que es la acción adecuada se debería de preguntar, ¿que pasaría si yo hiciera lo que estoy a punto de sugerir?
  3. Los consejos son útiles siempre y cunado sean hechos sin prejuicios, sean objetivos  y sobretodo sinceros. De nada sirve confundir o limitar a la persona que se aconseja, el propósito del consejo es ayudar, apoyar, inspirar y motivar a la persona a que tome conciencia y haga una buena elección.

“Solamente puedes dar un consejo el día que entiendas que realmente no sabes toda la realidad, que solo quieres ayudar sinceramente  a que la persona tome conciencia de sus propias acciones. Nunca para imponer tú opinión.”

Para más información, haz clic en el logotipo:

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2012 Recetas para la vida©. Todos los Derechos Reservados

¿Ya nos encontrase en Facebook y en twitter? Estamos como recipesforlife, queremos saber de ti; ¡Visítanos!

Imágen © iStockphoto.com / Murat Giray Kaya

Déjanos tu Comentario

6 Comentarios

  1. judit
    Publicado 26 octubre, 2012 en 7:38 am | Permalink

    Completamente de acuerdo con lo expuesto en este artículo, pienso que la Sra. está aferrada a su mascota porque quizás haya alguna falla en su matrimonio. En este viaje con su esposo lo mejor es que esté sola con él, que lo disfruten como pareja y seguramente las distancias se achican y la relación mejora.
    Me parece un poco irónico que alguien no pueda dejar a su perro, pero se de muchas personas que no tienen reparo en dejar a sus hijos con cualquier persona para salir a fiestas o incluso a viajes en los que se ausentarán varios días, lo sé por experiencia propia.

  2. Hernan Brito
    Publicado 26 octubre, 2012 en 10:07 am | Permalink

    Obviamente que esta Señora tiene una decision que es muy facil tomar. Si realmente esta enamorada de su esposo, es preferible mantener ese amor, al de “encariñarse” con un perrito, asi sea su “compañerito” para donde salga ella. El amor entre humanos es muy diferente al “amor”, hacia una mascota, por eso yo lo indique como “cariño” y no como un amor verdadero de la raza humana.

  3. JULIO CESAR
    Publicado 26 octubre, 2012 en 1:55 pm | Permalink

    QUÉDATE CON AMBOS:
    en toda ciudad hay sitios donde te cobran por cuidar el perrito-GUARDERÍAS-no es caro.En Colombia vale $15000/día.

    Y por supuesto,nunca contemples la opción de sustituir tu marido por perrito.
    Disfruta el perrito,pero no pierdas de vista que es un animalito,que genera ternura y puede brindarte compañía,lo cual no significa que debas estar a toda hora a su lado.Ellos pueden vivir sin tu sobre- protección.
    Ahora,si tienes la suerte de disponer de un poco de tiempo,mientras tu marido trabaja,aprovecha y mantiene algunas actividades que te ayuden a ocuparlo placentera y eficientemente: estudio(técnico,profesional o alguna actividad artística como pintura,talla,escultura ó culinaria…etc,trabajo parcial dentro o fuera de tu casa,labor social,)eso si ,que cuando tu marido llegue a su casa te encuentre y haya vida de hogar plena.

    con cariño,

    Julio César

  4. rene
    Publicado 26 octubre, 2012 en 5:17 pm | Permalink

    coincido con la mayoria de comentarios por que es muy diferente el cariño a un animal al amor de pareja y no debes dañar la relacion con la tuya pues la prioridad debe ser siempre de la persona con quien te uniste y el amor debe alimentarse diariamente con pequeños detalles y el dejar a tu mascota unos dias ya sea con un(a) vecino(a)o en una guarderia de mascotas vas a agradar a tu esposo no te equivoques y cometas errores que despues es dificil reparar saludos Dios te bendiga

  5. alma orquidea avila peralta
    Publicado 26 octubre, 2012 en 7:07 pm | Permalink

    hola soy alma orquidea no es grave tu problema ,contrata a una persona para que cuide a tu parrito en tu propia casa,alguien que conoscas y que sea de confianza y sobre todoque tu sepas que es amante de los animales ,recuerda que nuestros perros dan todo por nosotros asi es que cuidalo mucho..que tengas suerte

  6. Publicado 28 octubre, 2012 en 10:46 pm | Permalink

    SI TU TIENES ALGUN CASO O ALGUN CONFLICTO Y ESTA INTERESANTE ESCRIBENOS A RECETASPARALAVIDA@GMAIL.COM
    si es algun tema novedoso y ademoas te podemos ayudar, puede ser que tu historia puede ser la proxima receta.

    Saludos

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.