Escoliosis en los adultos mayores: la osteoporosis es un factor de riesgo

escoliosis

En muchos adultos, la palabra escoliosis sucita el recuerdo infantil de hacer fila en la clase de educación física para el examen de la enfermera escolar; sin embargo, la escoliosis no es una afección exclusiva de los niños. La columna vertebral de los adultos también puede presentar una curvatura, y la osteoporosis que potencialmente acompaña a la menopausia es un factor de riesgo. El cirujano ortopédico de la Mayo Clinic, Dr. Paul Huddleston, nos explica cómo se desarrolla la escoliosis, su prevención y las alternativas de tratamiento, así como la tendencia observada entre las mujeres mayores.

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una curvatura de la columna vertebral que de frente se ve como una desviación de la columna hacia la derecha o la izquierda, y vista de lado parece que la columna está muy doblada hacia delante o atrás, o una combinación de ambos. La escoliosis no siempre ocasiona dolor. Las escuelas empezaron a realizar la detección durante la primaria o en los primeros años de secundaria debido, en parte, a que muchos niños y padres de familia no sabían que la tenían, comenta el Dr. Huddleston.

“La gama de los síntomas puede oscilar desde asintomático, o sin síntomas, hasta absolutamente debilitante, dependiendo del paciente, de la magnitud de la deformidad y del lugar de la curvatura o desviación de la columna vertebral”, explica el Dr. Huddleston.

¿Cuál es la causa de la escoliosis infantil?

La causa puede ser un cambio que ocurre durante el período de crecimiento dentro del vientre materno en el que el cartílago de crecimiento se cierra prematuramente o hay un pedazo adicional. En los niños mayores y en los adolescentes, la escoliosis posiblemente es de origen genético, pero eso todavía no está completamente definido, señala el Dr. Huddleston. En otros casos, algunas enfermedades como la parálisis cerebral, la distrofia muscular y el trastorno del tejido conectivo del síndrome de Marfan pueden predisponer a un niño a presentar escoliosis.

“El tipo más común corresponde a la variedad conocida como escoliosis idiopática, o sea que se desconoce la razón”, dice el Dr. Huddleston.

¿Cuál es la causa de la escoliosis en los adultos?

Los adultos con desviación de la columna vertebral, igual que los niños, pueden desarrollar artritis grave además de las curvaturas antes mencionadas. En otros casos, la osteoporosis o debilitamiento de los huesos puede desarrollarse como una complicación de la menopausia o de los medicamentos administrados a medida que uno envejece, e incluso ocasiona fracturas. Además, los tipos de artritis que desgastan las articulaciones de la espalda también permiten que la columna se encorve en una posición incorrecta, responde el Dr. Huddleston.

¿Cómo afecta la escoliosis a la generación nacida después de la segunda guerra mundial?

La generación de la explosión demográfica posguerra entiende mucho mejor la escoliosis en adultos y es más activa en cuanto a buscar tratamiento que otras generaciones anteriores, apostilla el Dr. Huddleston. En los últimos cinco años, fácilmente se ha duplicado la cantidad de personas mayores que acude a solicitar la cirugía correctiva de la escoliosis, y son las mujeres de la generación de la explosión demográfica quienes dirigen esa tendencia.

“Creo que mucho se debe a la apreciación y deseo de mejor calidad de vida en las últimas etapas de la vida. Se dice que los sesentones son los nuevos cincuentones y que los cincuentones son los nuevos cuarentones, por eso creo que todos deseamos ser más activos, sabemos cuáles son las posibilidades y exigimos buena calidad de vida”, comenta el Dr. Huddleston. “Las mujeres exigen poder permanecer activas, gozar de buena salud ósea y que se trate cualquier deficiencia percibida por el cambio en la forma de la columna vertebral infligido por la escoliosis”.

Algunas dicen que no desean caer en el estereotipo de la “viejecita” encorvada que camina con bastón, añade.

¿Cómo se trata la escoliosis?

“Se procura reducir al mínimo el tratamiento inicial y maximizar la funcionalidad de los pacientes, con la intención de que sean capaces de permanecer lo más activos posible,” dice el Dr. Huddleston. Eso puede implicar fisioterapia, y en los adultos, medicamentos para el tratamiento de la osteoporosis y la osteoartritis.

Cuando eso no funciona, se puede considerar la cirugía de la columna.

“La cirugía se considera el tratamiento para la última etapa”, explica el Dr. Huddleston. “Se intenta lograr un equilibrio entre el sufrimiento del paciente y una intervención quirúrgica prematura; es decir, no es deseable preferir un procedimiento muy grande y potencialmente doloroso sobre algunos de estos tratamientos más básicos, pero tampoco es deseable que el paciente sufra”.

En principio, el objetivo de la cirugía es igual en adultos y niños: tratar la deformidad de la columna. Sin embargo, debido a la influencia de la edad sobre la recuperación y la calidad ósea, la cirugía para la escoliosis en los adultos en realidad es “una experiencia diferente”, y el hecho que los médicos ahora entienden esto mucho mejor beneficia a la generación de la posguerra, señala el Dr. Huddleston.

No todos los pacientes son aptos para la cirugía de la escoliosis. En quienes sí son aptos, la cirugía acrecienta la capacidad de movimiento, reduce el dolor y mejora la autoimagen.

Antes y después de la cirugía, es fundamental recibir fisioterapia para desarrollar flexibilidad, fuerza y vitalidad.

“De hecho, diría sin reparos que la cirugía por sí sola no tiene éxito si el paciente no recibe fisioterapia y preparación ósea adecuadas antes de la operación y fisioterapia postoperatoria”, explica el Dr. Huddleston. “Se puede cambiar la estructura del paciente y la forma como uno se ve por dentro, pero no es posible hacer que alguien se mueva. Una analogía sería que es posible fortalecer la carrocería del coche, pero no el motor”.

¿Se puede prevenir la escoliosis en los adultos?

Asegúrese de consumir suficiente calcio y vitamina D que sirven para prevenir la osteoporosis, y busque tratamiento si ya la tiene. Las mujeres deben tomar medidas para conservar la salud ósea antes de alcanzar la menopausia, responde el Dr. Huddleston.

“Pregúntese si la salud de sus huesos es como debería ser, o según se espera que sea; eso implica acudir al médico de cabecera para someterse a detecciones y tomar acción a fin de prevenir el debilitamiento óseo, porque una vez que los huesos empiezan a romperse debido a la osteoporosis, no es posible deshacer la fractura y ya se pierde la oportunidad de permanecer en esa buena condición”, concluye el Dr. Huddleston.

 

mayo_clinic__logoPara más información de la Mayo Clinic haga clic en el logotipo:

Copyright © 2015 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados. 

Imagen © Thinkstock / oceandigital


Accede gratis a nuestro reporte especial: 11 Pasos para Vivir una Vida Saludable.

Nota sobre los comentarios:

Te invitamos a dejar tu comentario, pero pedimos tu comprensión: VidaySalud.com es una editorial de salud, no un consultorio. No podemos dar diagnósticos específicos ni recomendar tratamiento para las situaciones individuales. Lo que sí hacemos es tomar en cuenta todos los comentarios y preguntas para decidir cuál será el nuevo contenido del sitio. Así que te invitamos a que regreses con frecuencia y uses la casilla de "Búsqueda" para descubrir nuevos artículos sobre el tema que te preocupa. Si no hallas algo hoy, dinos lo que buscas y te prometemos que lo encontrarás pronto.

Por favor no uses el sitio como sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído aquí.

Con cariño, Doctora Aliza

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Esta configuración sólo debe utilizarse en su computadora personal o de trabajo.

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.