La verdad sobre los rayos del sol y tu piel

Thinkstock_M_a_y_a_174343014

El sol emite tres tipos de rayos Ultra Violeta (UV): los UVA de onda larga, los UVB de onda media y los UVC de onda corta. Mientras más corta sea la onda – más fuerte es la luz. La radiación de los rayos UVC es absorbida por nuestra atmósfera y nunca alcanza la tierra, lo cual es bueno porque estos rayos tienen la capacidad de matarnos inmediatamente. En cambio los rayos UVA y UVB, que son más largos, sí logran penetrar la atmósfera, y entre los dos le causan mucho daño a nuestra piel. A medida que la capa de ozono se vuelve más delgada, más rayos UV de todas las longitudes logran penetrar, haciendo que el daño a nuestra piel suceda más pronto que en otros tiempos y con mayor agresividad.

Rayos UVB: los rayos que queman

Los rayos UVB causan quemaduras visibles y dolorosas. Estos rayos son más fuertes entre las 10 AM y las 2 PM durante los meses de verano cuando la luz del sol llega a la tierra de forma más directa. Los sistemas de clasificación para determinar el factor de protección solar (FPS, o SPF en inglés) que tienen todos los protectores solares indican la capacidad de bloquear los rayos UVB, pero no indican la capacidad de bloquear los rayos UVA.

Además de quemar, los rayos UVB también pueden causar cáncer en la piel. Los tipos de cáncer asociados a los rayos UVB (que no son melanomas) son generalmente el carcinoma basocelular y el cáncer de piel de células escamosas (cáncer escamocelular). Estos son tipos de cáncer en la piel que se originan en la epidermis, la capa más externa de nuestra piel, que es a donde los rayos UVB que son más cortos llegan y hacen daño. Debido a que los efectos quemadores de los rayos UVB son inmediatos y visibles, sin mencionar que además son dolorosos, las tecnologías de protección solar contra estos rayos han avanzado significativamente desde finales de los 1970s, y son más efectivas para bloquearlos.

Rayos UVA: los rayos que envejecen

Los rayos UVA son conocidos como los rayos que envejecen. Estos son los rayos largos que penetran la piel profundamente provocando graves daños con el tiempo. Tienen la capacidad de destruir el colágeno y el tejido elástico de tu piel, causando las arrugas y la caída de la piel. Los rayos UVA también estimulan a los melanocitos que producen los pigmentos para que liberen melanina café (marrón) haciendo que tu piel tenga un tono irregular y que te aparezcan manchas en la cara, las manos, el pecho (llamadas manchas de la edad, lentigo solar o manchas hepáticas) – una marca inconfundible de la piel envejecida.

El daño persistente del sol puede eventualmente causar la muerte de algunas de las células que producen pigmentos, provocando la aparición de puntos blancos en tu piel, conocidos técnicamente como guttate hypomelanosis. A largo plazo, los rayos UVA también afectan tu ácido ribonucléico (ARN), comprometiendo la capacidad que tiene tu cuerpo de recuperarse solo. Y lo que es aún más problemático es que los rayos UVA pueden transformar tu ADN, lo que puede llevar a un cáncer de la piel.

Los rayos UVA son omnipresentes (siempre están allí). Llegan a la tierra y tocan tu piel desde que el sol sale hasta que se oculta, llueva o haga sol, desde Enero hasta Diciembre. Estos rayos son igualmente fuertes a las 7 AM como al medio día o a las 5 PM. Son tan poderosos que pueden penetrar el vidrio, algunos plásticos y la ropa – especialmente los tejidos de algodón suelto y la tela mojada.

Desafortunadamente aún no hay un sistema de calificaciones o de grados que demuestre la capacidad de los protectores solares de proteger contra los rayos UVA. Sin embargo, existen actualmente agentes de protección contra los rayos UVA como oxybenzona, óxido de zinc, dióxido de titanio, Mexoryl y avobezona. Cada uno de estos ingredientes bloquea los rayos UVA en menor y mayor medida. Los más efectivos son el óxido de zinc, la avobenzona y el Mexoryl.

 

Traducido del texto original en inglés escrito por la Dra. Katie Rodan y la Dra. Kathy Fields.

Copyright © 2009 por Katie Rodan & Kathy Fields. Todos los derechos reservados.

Imagen © Thinkstock / M_a_y_a


Accede gratis a nuestro reporte especial: 11 Pasos para Vivir una Vida Saludable.

Nota sobre los comentarios:

Te invitamos a dejar tu comentario, pero pedimos tu comprensión: VidaySalud.com es una editorial de salud, no un consultorio. No podemos dar diagnósticos específicos ni recomendar tratamiento para las situaciones individuales. Lo que sí hacemos es tomar en cuenta todos los comentarios y preguntas para decidir cuál será el nuevo contenido del sitio. Así que te invitamos a que regreses con frecuencia y uses la casilla de "Búsqueda" para descubrir nuevos artículos sobre el tema que te preocupa. Si no hallas algo hoy, dinos lo que buscas y te prometemos que lo encontrarás pronto.

Por favor no uses el sitio como sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído aquí.

Con cariño, Doctora Aliza

Déjanos tu Comentario

2 Comentarios

  1. carmen zerpa
    Publicado 29 mayo, 2014 en 9:31 am | Permalink

    excelente artículo, gracias por hacerme llegar estos conocimientos pues los desconocía en gran parte. Los tendré en cuenta cuando visite la paya muy agradecida

  2. Rui merciel albernaz
    Publicado 29 mayo, 2014 en 7:52 am | Permalink

    Qual la recomendacion para tomar el sol necesario para absorcion de vitamina D tan importante para la prevencion de la osteoporosis, cancer de la prostata, del seno etc

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.