Los pro y los contra de la abdominoplastía

iStock_000005594583XSmall_Andrei Bazylchyk

Has perdido mucho peso pero no puedes recobrar el tono muscular en tu abdomen, te molesta la flacidez de esa zona y toda la piel que te sobra. ¡Ya no sabes qué hacer para eliminarlos!  Alguien te ha hablado de la abdominoplastía, pero el sonido mismo de la palabra ya te causa algo de temor, no entiendes bien a qué se refiere ni tampoco sabes si es algo riesgoso o no. Para que despejes tus dudas, aquí te contamos lo bueno y lo malo de esta cirugía plástica del abdomen.

Cuando la dieta y el ejercicio no son suficientes para eliminar todo el peso que la persona desea, o incluso cuando se han ido quedando acumulaciones de grasa en áreas específicas, como el vientre, no hay que desesperarse. Hay recursos y métodos para volver a lucir un vientre plano, pero estas opciones, aunque muy efectivas, son más agresivas, potencialmente peligrosas y hay que considerarlas cuidadosamente con el médico.

Tal es el caso de la cirugía de la pared abdominal o abdominoplastía, por ejemplo, que es algo que en general se hace por elección propia y no por una necesidad médica. Es una cirugía muy efectiva, pero que no es recomendable para todos los casos.

Aunque permite eliminar la grasa acumulada en el abdomen y volver a fortalecer los músculos en esa zona del cuerpo, la abdominoplastia (que no debe confundirse con la liposucción) es una cirugía plástica que conlleva todos los riesgos que puede tener cualquier operación. Por ejemplo:

  • Reacciones no esperadas a la anestesia, como problemas respiratorios y hasta un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.
  • Sangrado, infección, hematoma, inflamación (hinchazón) y coágulos de sangre en las piernas o en los pulmones.
  • Riesgos propios de la abdominoplastía en sí, como daño a los órganos internos, pérdida de piel, daño a los nervios que puede causar dolor o entumecimiento en parte del abdomen y problemas de cicatrización.

Además, la abdominoplastía requiere cuidados especiales luego de la operación. Tendrás dolor e incomodidad durante varios días después de la cirugía y posiblemente debas tomar calmantes y usar una faja durante 2 o 3 semanas.

Tampoco podrás hacer actividad física ni realizar movimientos que causen tensión en la zona abdominal durante un tiempo, ni tampoco podrás trabajar durante las primeras semanas después de la cirugía.

Asimismo, deberás ir al médico para que te quite los puntos y luego cuidar de no exponer la cicatriz al sol, para que no te queden manchas.

Por todo esto, antes de someterte a una abdominoplastía debes analizarlo bien con uno o varios especialistas que puedan asesorarte sobre el método más conveniente para ti. En general, las personas que se hacen una abdominoplastía son:

  • Las mujeres que han tenido más de un embarazo y que, a pesar de la dieta y el ejercicio no logran mejorar el tono muscular.
  • Las personas muy obesas que han perdido mucho peso, cuya piel y músculos no pueden recobrar su tono normal.
  • Las personas mayores que, debido a la edad, la herencia, las fluctuaciones de peso significativas y/o cirugías anteriores, no logran la tonicidad abdominal que desean.

¿Y cuándo no es recomendable? La abdominoplastía no se les recomienda a las mujeres que desean tener más hijos o las personas que planean perder más peso todavía.  En esos casos conviene esperar. También hay que tener en cuenta otros factores antes de operarse: el médico te preguntará, por ejemplo, si fumas o si tienes diabetes, entre otras cosas.

Superadas todas esas dificultades, la abdominoplastía en general mejora la apariencia de los músculos y de la piel del vientre, que están flácidos y estirados, y puede mostrar resultados sorprendentes y exitosos. Aun así, debes tener en cuenta que es posible que vuelvas a recuperar la grasa que has perdido. Por eso es importante que junto a esta intervención también cambies de hábitos y adoptes conductas más saludables, que incluyan una alimentación saludable y una rutina regular de ejercicios.

Recuerda que una abdominoplastía no es un método para adelgazar ni reemplaza una buena dieta ni una rutina apropiada de actividad física. Tampoco puede corregir las estrías, aunque éstas puedan eliminarse o mejorarse si están ubicadas en las áreas de la piel que será eliminada.

Si has evaluado todas las posibilidades y estás decidida a hacerte una abdominoplastía, entonces debes buscar un especialista (cirujano plástico) con experiencia que trabaje con un anestesiólogo calificado y que haga el procedimiento en un hospital que tenga todo lo necesario en caso de una emergencia. No dejes de pedirle su matrícula profesional y corroborar si tiene autorización legal para realizar esta operación (cada país puede tener sus propias regulaciones). Busca referencias y no te quedes con ninguna pregunta por hacer, tanto sobre los riesgos que corres, las posibilidades de éxito del procedimiento, como el tiempo de recuperación y todo lo que te genere inquietudes.

Imágen © iStockphoto.com / Andrei Bazylchyk

Has perdido mucho peso pero no puedes recobrar el tono muscular en tu abdomen, te molesta la flacidez de esa zona y toda la piel que te sobra. ¡Ya no sabes qué hacer para eliminarlos!  Alguien te ha hablado de la abdominoplastía, pero el sonido mismo de la palabra ya te causa algo de temor, no entiendes bien a qué se refiere ni tampoco sabes si es algo riesgoso o no. Para que despejes tus dudas, aquí te contamos lo bueno y lo malo de esta cirugía plástica del abdomen.

Cuando la dieta y el ejercicio no son suficientes para eliminar todo el peso que la persona desea, o incluso cuando se han ido quedando acumulaciones de grasa en áreas específicas, como el vientre, no hay que desesperarse. Hay recursos y métodos para volver a lucir un vientre plano, pero estas opciones, aunque muy efectivas, son más agresivas, potencialmente peligrosas y hay que considerarlas cuidadosamente con el médico.

Tal es el caso de la cirugía de la pared abdominal o abdominoplastía, por ejemplo, que es algo que en general se hace por elección propia y no por una necesidad médica. Es una cirugía muy efectiva, pero que no es recomendable para todos los casos.

Aunque permite eliminar la grasa acumulada en el abdomen y volver a fortalecer los músculos en esa zona del cuerpo, la abdominoplastia (que no debe confundirse con la liposucción) es una cirugía plástica que conlleva todos los riesgos que puede tener cualquier operación. Por ejemplo:

  • Reacciones no esperadas a la anestesia, como problemas respiratorios y hasta un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.
  • Sangrado, infección, hematoma, inflamación (hinchazón) y coágulos de sangre en las piernas o en los pulmones.
  • Riesgos propios de la abdominoplastía en sí, como daño a los órganos internos, pérdida de piel, daño a los nervios que puede causar dolor o entumecimiento en parte del abdomen y problemas de cicatrización.

Además, la abdominoplastía requiere cuidados especiales luego de la operación. Tendrás dolor e incomodidad durante varios días después de la cirugía y posiblemente debas tomar calmantes y usar una faja durante 2 o 3 semanas.

Tampoco podrás hacer actividad física ni realizar movimientos que causen tensión en la zona abdominal durante un tiempo, ni tampoco podrás trabajar durante las primeras semanas después de la cirugía.

Asimismo, deberás ir al médico para que te quite los puntos y luego cuidar de no exponer la cicatriz al sol, para que no te queden manchas.

Por todo esto, antes de someterte a una abdominoplastía debes analizarlo bien con uno o varios especialistas que puedan asesorarte sobre el método más conveniente para ti. En general, las personas que se hacen una abdominoplastía son:

  • Las mujeres que han tenido más de un embarazo y que, a pesar de la dieta y el ejercicio no logran mejorar el tono muscular.
  • Las personas muy obesas que han perdido mucho peso, cuya piel y músculos no pueden recobrar su tono normal.
  • Las personas mayores que, debido a la edad, la herencia, las fluctuaciones de peso significativas y/o cirugías anteriores, no logran la tonicidad abdominal que desean.

¿Y cuándo no es recomendable? La abdominoplastía no se les recomienda a las mujeres que desean tener más hijos o las personas que planean perder más peso todavía.  En esos casos conviene esperar. También hay que tener en cuenta otros factores antes de operarse: el médico te preguntará, por ejemplo, si fumas o si tienes diabetes, entre otras cosas.

Superadas todas esas dificultades, la abdominoplastía en general mejora la apariencia de los músculos y de la piel del vientre, que están flácidos y estirados, y puede mostrar resultados sorprendentes y exitosos. Aun así, debes tener en cuenta que es posible que vuelvas a recuperar la grasa que has perdido. Por eso es importante que junto a esta intervención también cambies de hábitos y adoptes conductas más saludables, que incluyan una alimentación saludable y una rutina regular de ejercicios.

Recuerda que una abdominoplastía no es un método para adelgazar ni reemplaza una buena dieta ni una rutina apropiada de actividad física. Tampoco puede corregir las estrías, aunque éstas puedan eliminarse o mejorarse si están ubicadas en las áreas de la piel que será eliminada.

Si has evaluado todas las posibilidades y estás decidida a hacerte una abdominoplastía, entonces debes buscar un especialista (cirujano plástico) con experiencia que trabaje con un anestesiólogo calificado y que haga el procedimiento en un hospital que tenga todo lo necesario en caso de una emergencia. No dejes de pedirle su matrícula profesional y corroborar si tiene autorización legal para realizar esta operación (cada país puede tener sus propias regulaciones). Busca referencias y no te quedes con ninguna pregunta por hacer, tanto sobre los riesgos que corres, las posibilidades de éxito del procedimiento, como el tiempo de recuperación y todo lo que te genere inquietudes.

Imágen © iStockphoto.com / Andrei Bazylchyk

Déjanos tu Comentario

23 Comentarios

  1. Publicado 2 noviembre, 2011 en 6:26 pm | Permalink

    gracias doctora tus reportes son excelentes para el diario vivir estoy muy agradecida

  2. milexa brizuela
    Publicado 3 noviembre, 2011 en 10:10 am | Permalink

    felicitaciones doctora por ese profesionalismo al facilitar tanta y tan buena informacion. le agradaceria un articulo sobre la bulimia ya que es grande el numero de personas afectadas por tan delicada situacion .mi agradecimiento.

  3. irma
    Publicado 5 noviembre, 2011 en 10:33 am | Permalink

    Muy interezante acerca de esta cirugia. Yo quisiera tener un vientre Plano de vido a mis dos en barazos mi vientre es
    Muy flacido y con grasa. No deseada pero creo no estar preparada para una cirugia. Gracias y dios la bendiga

  4. Publicado 5 noviembre, 2011 en 4:11 pm | Permalink

    agradezco la informacion enviada a mi correo, pues
    es muy util, pues nos capacita bastante para poder
    desenvolverse con buenos conocimientos respecto a
    nuestra salud. mil gracias.

  5. maria
    Publicado 6 noviembre, 2011 en 2:28 pm | Permalink

    Muchas gracias Dra Aliza,muy agradecida con todos los temas que me envìa,muchas bendiciones para ud.y su familia, nececito una ayuda suya, quiero banar 10 kilos por favor y no he podido estoy estancada. Me envia los artìculos de belleza se los sabre agradece gracias nuevamente hasta pronto.

    Marìa V;M.

  6. angelica
    Publicado 9 noviembre, 2011 en 11:10 am | Permalink

    hola me podrian mandar informacion y dieta para el hipotiroidismo gracias

  7. Dieta
    Publicado 10 noviembre, 2011 en 3:50 pm | Permalink

    Hola requiero una dieta para bajar de peso, para poder hacerme la cirugia de abdominoplastia.
    Gracias mil.

  8. jenefer
    Publicado 31 diciembre, 2011 en 9:47 am | Permalink

    Gracias por la información de la abdominosplastia. Estoy muy interesada y la información me llego en el momento justo.

  9. Liyits
    Publicado 7 mayo, 2012 en 11:18 pm | Permalink

    Hola yo quisiera saber porque se dice que si tienes problema con el hígado no es bueno que te hagas la abdominioplastia porque ???

  10. olga
    Publicado 20 mayo, 2012 en 4:49 pm | Permalink

    muchas gracias dra Aliza por toda la informacion que me envia, me a servido de mucha ayuda,

  11. Publicado 15 noviembre, 2012 en 6:44 pm | Permalink

    Hola! Necesito un consejo! Yo me hice la tummy tuck y no se qué debo hacer para no volver a subir de peso! Aparte de ejercicio no se qué dieta hacer?

  12. petalo
    Publicado 13 diciembre, 2012 en 1:13 pm | Permalink

    Hola a tod@s! me sometí a la abdominoplastia, los primeros 3 días dolores espantosos. Ahora ya mas recuperada y esperando los buenos resultados y un abdomen plano.

  13. TERESA LUEVANOS HERRERA
    Publicado 18 marzo, 2013 en 3:29 pm | Permalink

    MUCHAS GRACIAS DOCTORA ALIZA, TODOS SUS FOLLETOS SON DE GRAN AYUDA PARA MI, ME GUSTAN MUCHO, DIOS LA VENDIGA IGUAL A SU EQUIPO DE COLABORADORES, MUCHAS GRACIAS.

  14. norbelis
    Publicado 28 marzo, 2013 en 6:39 pm | Permalink

    hase 10 meses que me hise la addominoplastia y al mes tube que empesar a trabajar y lebantar cosas pesadas y todavia me duele horrible y no cicatrise bien ya que se me murio parte de tejido , piensenlo bien hantes de haserse algo hasi , grasias dra amo su trabajo

  15. estel
    Publicado 21 abril, 2013 en 1:29 pm | Permalink

    Pienso como Norbelis. Me hice la dermolipectomia, creo q es igual por que te quitan la piel que esta flacida y estiran para que quede planito. Me cuide muchisimo, use la faja c la table todo bien. Dos meses despues apenas todo empezo a deformarse, se undio piel a un lado del ombligo MUY NOTORIO, arriba del ombligo se undio un poco pero ya no se ve como un ombligo, se ve una raja larga, HORRIBLE, y ahora que ha pasado 10 meses se inflame el vientre. Quede PEOR QUE ANTES!!! las cirugias esteticas NO SON COMO LAS PINTAN! NOOO

  16. Maisbel
    Publicado 28 mayo, 2013 en 10:02 am | Permalink

    Buenas tardes doctora ayudeme con una dieta q de verdad me haga bajar de peso he intentado muchas pero los resultados no han sido satisfactorios esto para poderme hacer la abdominoplstia, gracias por su amable atencion……..

  17. maria
    Publicado 30 junio, 2013 en 12:58 pm | Permalink

    Excelente consejo. Necesito rebajar pues en 6 meses me hago una abdoniplastia

  18. Etelvina Ayala
    Publicado 14 febrero, 2014 en 7:14 pm | Permalink

    Estimada Dra.muchas gracias por darnos tantas imformaciones me deleito en la lectura de sus consejos Dios la bendiga rica y abundamente a ud. y su equipo de colaboradores.

  19. manuel
    Publicado 11 abril, 2014 en 12:13 pm | Permalink

    Dra. Me hice una abdomiplastia, y tengo unas mamchas negras en la cicatris, me dicen q con laser puedo eliminarla.

  20. Pelusa
    Publicado 12 abril, 2014 en 8:17 pm | Permalink

    Buenas noches en una semana mas me hare una abdomiplastia pero tengo mucho miedo a la anestesia y ademas al postoperatorio he escuchado que duele muuuchooo
    La verdad?? No se si hacermela por favor necesito un consejo!
    Desesperada!

  21. Alba Roa
    Publicado 14 julio, 2014 en 11:38 am | Permalink

    Hola, me hice hace 3 meses la abdominoplastia y siento que mi abdomen no esta tan plano como pense quedaria y quisiera saber si todavia bajara mas, si puedo hacer ejercicios y cuales serian los mas decuados. Su opinion seria muy valiosa.

  22. evita olga merino venegas
    Publicado 9 agosto, 2014 en 12:57 pm | Permalink

    seria importante tener antecedentes del alcoholismo,terapias,actividades a realizar con los pacientes,temas de salud mental de esta patología. gracias

  23. Cynthia Davila
    Publicado 9 agosto, 2014 en 6:14 pm | Permalink

    Me gustaria saber que clinica es la adecuada para ir hacerme la lipoescultura

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.