Manicure con gel: duradero, pero problemático

iStock_000023470083XSmall_mikhail malyugin

Si te encanta la idea de no tener que hacerte el manicure (manicura) y pedicure (pedicura) cada semana, tal vez ya hayas probado los esmaltes en gel. Duran de dos a tres semanas y no se caen cuando lavas los platos, pero usarlos en exceso puede causar problemas mayores para la salud, entre ellos el cáncer de la piel.

Si eres una mujer muy ocupada, madre de familia y ejecutiva, es muy probable que el tiempo para arreglarte las uñas profesionalmente, se vea cada vez más limitado. El manicure y el pedicure, también conocidos como manicura y pedicura, es en últimas, un lujo de tiempo en estas épocas de vida rápida.

Por esa misma razón, muchas mujeres encuentran conveniente arreglarse las uñas con los esmaltes en gel, que duran entre dos y tres semanas. Estos esmaltes además, se secan rápidamente gracias a la ayuda de una lámpara de rayos ultravioleta (UV). El inconveniente es que para quitar los esmaltes en gel, es necesario sumergir las uñas en acetona de 10 a 15 minutos pues es muy difícil quitarlos. Pero, el sumergir las uñas, las cutículas y los dedos en acetona por tanto tiempo no es saludable, especialmente si se hace frecuentemente.

Unos dermatólogos de la Sociedad Estadounidense de Dermatología, también están preocupados por el auge de los esmaltes en gel. En un comunicado reciente, advierten acerca de los riesgos de hacerse las uñas con estos esmaltes. “Las uñas se secan y se quiebran, además se incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de la piel en la medida en que se hace con frecuencia”. Esto último se debe a que se usa una lámpara con luz UV para “curar” el gel, lo cual es un factor de riesgo para desarrollar el melanoma de la uña, un tipo de cáncer de la piel difícil de tratar.

Por supuesto, que hacerse un manicure o pedicure con gel esporádicamente no te va a  dar cáncer, pero como siempre, debes hacerlo con moderación. Además, varias mujeres coinciden en afirmar que aunque el color en las uñas les dura más, al quitarlo, las sienten débiles y quebradizas.

Si decides hacerte manicure con gel, ten en cuenta los siguientes consejos para que no pongas a tu vanidad antes que tu salud:

  • Hazte los manicures con gel ocasionalmente para permitir que tus uñas crezcan y tengan tiempo de sanar.
  • Cuando te hagas manicura con gel, ponte en las manos un protector solar de amplio espectro para disminuir el riesgo de los daños causados por la exposición a la luz UV durante el proceso de la “curación” del esmalte del gel.
  • Exígele a la persona que te hace la manicura que no te toque la cutícula, ya que esto puede incrementar el riesgo de infecciones e inflamación. Además, esto contribuye a que las uñas se sequen.
  • Cuando te vayan a quitar el esmalte no sumerjas los dedos o las manos en el químico. Sólo las uñas, lo estrictamente necesario.
  • Hidrata a tus uñas varias veces durante el día con una crema humectante para evitar que se sequen y se quiebren.

Si notas cambios en tus uñas (cambios que no tenías antes, fuera de lo común) o tienes alguna molestia en tus uñas o a su alrededor, consulta con un dermatólogo. Recuerda que es más importante tu salud que la vanidad. Si quieres lucir uñas bellas, lo puedes hacer utilizando el esmalte tradicional, que es menos dañino. Y lo puedes hacer en el color que desees.

Imagen © iStockphoto.com / mikhail malyugin

Déjanos tu Comentario

Un Comentario

  1. Eumelis Maria Caraballol
    Publicado 15 mayo, 2013 en 6:27 am | Permalink

    Yo soy una de esa me fascina pintarme las uñas

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.