8 formas de ayudar a un adolescente ansioso e inseguro

iStock_000004902238XSmall_ Juan Estey

Como tu hijo adolescente no hay dos: como la mayoría de los padres lo consideras capaz, inteligente, lleno de potencial y con toda una hermosa vida por delante. Por eso te sorprende y te preocupa que se retraiga, que no tenga amigos, se agobie con las responsabilidades del colegio o se sienta inútil, feo o que nadie – ¡ni siquiera tú! – lo quiera. ¿Qué puedes hacer tú en el proceso? Aquí te brindo unos cuantos consejos.

Ya Luisa no sabe qué hacer.  Su hija de 14 años le preocupa enormemente.  Casi no se comunica con ella, se encierra en su mundo por horas y no tiene amigas.  Todos los comentarios sobre si misma son negativos: se considera torpe, fea e incapaz de hacer nuevas amistades.  Y en cuanto a la escuela, peor: “¿Para qué estudiar si de todas formas no voy a pasar el examen?”  ¿Qué puede hacer Luisa para ayudar a su hija? ¿Cómo hacerle ver que nadie la odia ni la rechaza y que todo eso está en su mente?  Los padres de los adolescentes, sobre todo los que se muestran ansiosos e inseguros, se hacen ésa y otras preguntas similares muchas veces.  Para aliviar la situación, aquí encontrarás unos cuantos consejos útiles.

Entrenando a tu hijo a manejar sus sentimientos de ansiedad y de inseguridad

¿Qué hace un entrenador deportivo? Le brinda al atleta o al jugador su experiencia en el campo de juego, le ayuda a ejercitarse físicamente, le enseña a jugar dentro de un equipo y a dar lo mejor de sí mismo, pero  a la hora del partido, tiene que dejarlo ir solo al terreno de juego a enfrentarse a su oponente.  Tu función como padre es parecida: debes enseñarle a volar, pero tu hijo debe emprender el vuelo por sí mismo. Si se muestra ansioso, tu deber es ayudarlo a lidiar con su ansiedad, pero tienes que dejarlo experimentar y a aprender de esos momentos de frustración por sí solo.  Se dice fácil, pero la realidad puede resultarte abrumadora. La tarea se te facilitará si tienes en cuenta lo siguiente:

1. Controla tus propios sentimientos: si tu hijo se muestra ansioso o inseguro, lo primero que tienes que hacer es controlar tus propios sentimientos de ansiedad relacionados con tu hijo. ¿Te preocupa que no pueda pasar un examen? ¿Qué sufra por los comentarios de sus compañeros de la escuela? Aunque te resulte difícil, tienes que alejarte emocionalmente de la situación para poder prestarle apoyo.  Para aliviar tu propia ansiedad, comparte tus sentimientos con tu pareja, con una amiga o con un familiar de confianza. Cuando verbalizamos una situación, podemos analizarla más objetivamente.  Si tu hijo se queja de una situación real o imaginaria, trata de mostrarte lo más tranquilo(a) posible y ayúdalo a enfocarla de forma positiva.

2. Demuéstrale mucho amor y comprensión: es la mejor medicina para cualquier problema, especialmente para los adolescentes.  Incluso cuando tu hijo pueda decirte frases muy hirientes, está lidiando con sus propias ambivalencias y temores.  Repítele hasta el cansancio que lo amas y que cuenta con todo tu apoyo de forma incondicional.  Demuéstralo con acciones: dedícale tiempo e invítalo a desahogar lo que le preocupa.  Si recuerdas algún momento de tu propia vida en la que pasaste por una experiencia similar (una discusión con las amigas, la ruptura con un enamorado, dificultades en la escuela), cuéntasela y dile también como la solucionaste.

3. Ofrécele apoyo pero déjale su propio espacio: lo más fácil del mundo es pasar esa raya tan sutil en la que los padres invaden la privacidad del hijo. Tienes que aprender a “leer” los mensajes de tu hijo para saber cuándo quiere hablar o cuando prefiere estar solo. No lo interpretes como un rechazo, sino como parte de su propio proceso de independencia.

4. Enfatiza sus puntos positivos y lo que hace bien: a veces, tratando de ayudar, somos demasiado críticos y exigentes y nos olvidamos de resaltar lo positivo de la otra persona, especialmente los hijos. Con frecuencia, los padres de los adolescentes solamente notan los problemas y hasta caen en el hábito de darles solamente reacciones y críticas negativas.  Tu hijo responderá mucho mejor si tu reacción a sus acciones es positiva. Tampoco exageres: si saca buenas notas, felicítalo y hasta piensa en premiarlo de alguna manera. Pero no le digas que es un genio, cuando sabes bien que no es cierto.

5. Apóyalo, pero dále campo libre: si tu hijo tiene que tomar una decisión, dale un consejo pero no decidas por él.  Las consecuencias de nuestras acciones son las mejores maestras en la vida y ésa es una lección importante que tu hijo debe aprender por sí solo.

6. Ayúdalo a neutralizar sus sentimientos de ansiedad: si tu hijo te plantea una situación que le produce ansiedad o inseguridad (hablar ante su clase, lidiar con el rechazo de una amiga(o), por ejemplo), escucha con atención y no le restes importancia a sus sentimientos, aunque te parezcan exagerados. Cálmalo diciéndole que es normal sentirse ansioso ante una situación semejante o lo que haces tú para lidiar con tus nervios en una situación difícil: salir a caminar para despejar la mente, respirar profundamente, escuchar música que te haga sentir bien).  Si el niño está pasando por una situación realmente difícil, como la separación de los padres u otro problema familiar, considera buscar ayuda profesional (el pediatra, el consejero de la escuela, o un terapista).

7. No lo ridiculices: aunque pienses que tu hijo exagera, para él el problema en realidad es enorme. Especialmente cuando se trata de sus sentimientos, debes demostrar respeto y consideración.  Aunque se trate de algo simple como la queja cada mañana de que no tiene nada que ponerse o nada le queda bien, o el pelo está horrible, para un adolescente, una imagen mala de sí mismo es un gran problema.  En lugar de decirle que no tiene razón y de que está equivocado(a), quizá puedes neutralizar la situación coincidiendo con él en que muchas personas se sienten así. Si te es posible, quizá puedan salir a a comprar un par de piezas que le gusten y así puede planear qué se puede poner la noche anterior y evitar la angustia la mañana siguiente.

8. No niegues sus sentimientos: es otra de las situaciones difíciles para los padres. Si el adolescente te dice que se siente feo(a) y que nada le queda bien, la primera reacción es decirle que no, que está equivocada(o) totalmente.  Recuerda que los adolescentes a veces tienen una percepción distorsionada de sí mismos y también se encuentran bajo la presión de la publicidad y de la imagen que los medios o sus compañeros, les imponen.  Sigue brindándole comentarios positivos siempre que sea posible.

Recuerda que la ansiedad y la inseguridad pueden también tener síntomas físicos.  Estos pueden traducirse en dolores de cabeza, de estómago o falta de energía.  Consulta con el pediatra para descartar cualquier otra causa o condición física que los pueda provocar.

Hay otras manifestaciones que debes tener en cuenta y que pueden indicar que el adolescente necesita ayuda profesional:

  • Exceso de ansiedad
  • Subida o pérdida de peso repentina
  • Sentimientos de profunda tristeza
  • Sus calificaciones bajan repentinamente
  • Falta de motivación
  • Baja auto estima
  • Dificultad para dormir

Si notas varios de estos síntomas, pide ayuda de inmediato. La inseguridad excesiva, unida a sentimientos de baja autoestima puede conducir a comportamientos autodestructivos como el uso de drogas, de alcohol o trastornos como la bulimia y la anorexia.

De nuevo, te animo a armarte de paciencia y a recordar que la transición de niño a joven adulto no es fácil. Demuéstrale todo el amor que sientes a tu hijo(a) para que sepa que, aunque deba caminar por sus propios medios, tú irás a su lado.

Imágen © iStockphoto.com / Juan Estey

Como tu hijo adolescente no hay dos: como la mayoría de los padres lo consideras capaz, inteligente, lleno de potencial y con toda una hermosa vida por delante. Por eso te sorprende y te preocupa que se retraiga, que no tenga amigos, se agobie con las responsabilidades del colegio o se sienta inútil, feo o que nadie – ¡ni siquiera tú! – lo quiera. ¿Qué puedes hacer tú en el proceso? Aquí te brindo unos cuantos consejos.

Ya Luisa no sabe qué hacer.  Su hija de 14 años le preocupa enormemente.  Casi no se comunica con ella, se encierra en su mundo por horas y no tiene amigas.  Todos los comentarios sobre si misma son negativos: se considera torpe, fea e incapaz de hacer nuevas amistades.  Y en cuanto a la escuela, peor: “¿Para qué estudiar si de todas formas no voy a pasar el examen?”  ¿Qué puede hacer Luisa para ayudar a su hija? ¿Cómo hacerle ver que nadie la odia ni la rechaza y que todo eso está en su mente?  Los padres de los adolescentes, sobre todo los que se muestran ansiosos e inseguros, se hacen ésa y otras preguntas similares muchas veces.  Para aliviar la situación, aquí encontrarás unos cuantos consejos útiles.

Entrenando a tu hijo a manejar sus sentimientos de ansiedad y de inseguridad

¿Qué hace un entrenador deportivo? Le brinda al atleta o al jugador su experiencia en el campo de juego, le ayuda a ejercitarse físicamente, le enseña a jugar dentro de un equipo y a dar lo mejor de sí mismo, pero  a la hora del partido, tiene que dejarlo ir solo al terreno de juego a enfrentarse a su oponente.  Tu función como padre es parecida: debes enseñarle a volar, pero tu hijo debe emprender el vuelo por sí mismo. Si se muestra ansioso, tu deber es ayudarlo a lidiar con su ansiedad, pero tienes que dejarlo experimentar y a aprender de esos momentos de frustración por sí solo.  Se dice fácil, pero la realidad puede resultarte abrumadora. La tarea se te facilitará si tienes en cuenta lo siguiente:

1. Controla tus propios sentimientos: si tu hijo se muestra ansioso o inseguro, lo primero que tienes que hacer es controlar tus propios sentimientos de ansiedad relacionados con tu hijo. ¿Te preocupa que no pueda pasar un examen? ¿Qué sufra por los comentarios de sus compañeros de la escuela? Aunque te resulte difícil, tienes que alejarte emocionalmente de la situación para poder prestarle apoyo.  Para aliviar tu propia ansiedad, comparte tus sentimientos con tu pareja, con una amiga o con un familiar de confianza. Cuando verbalizamos una situación, podemos analizarla más objetivamente.  Si tu hijo se queja de una situación real o imaginaria, trata de mostrarte lo más tranquilo(a) posible y ayúdalo a enfocarla de forma positiva.

2. Demuéstrale mucho amor y comprensión: es la mejor medicina para cualquier problema, especialmente para los adolescentes.  Incluso cuando tu hijo pueda decirte frases muy hirientes, está lidiando con sus propias ambivalencias y temores.  Repítele hasta el cansancio que lo amas y que cuenta con todo tu apoyo de forma incondicional.  Demuéstralo con acciones: dedícale tiempo e invítalo a desahogar lo que le preocupa.  Si recuerdas algún momento de tu propia vida en la que pasaste por una experiencia similar (una discusión con las amigas, la ruptura con un enamorado, dificultades en la escuela), cuéntasela y dile también como la solucionaste.

3. Ofrécele apoyo pero déjale su propio espacio: lo más fácil del mundo es pasar esa raya tan sutil en la que los padres invaden la privacidad del hijo. Tienes que aprender a “leer” los mensajes de tu hijo para saber cuándo quiere hablar o cuando prefiere estar solo. No lo interpretes como un rechazo, sino como parte de su propio proceso de independencia.

4. Enfatiza sus puntos positivos y lo que hace bien: a veces, tratando de ayudar, somos demasiado críticos y exigentes y nos olvidamos de resaltar lo positivo de la otra persona, especialmente los hijos. Con frecuencia, los padres de los adolescentes solamente notan los problemas y hasta caen en el hábito de darles solamente reacciones y críticas negativas.  Tu hijo responderá mucho mejor si tu reacción a sus acciones es positiva. Tampoco exageres: si saca buenas notas, felicítalo y hasta piensa en premiarlo de alguna manera. Pero no le digas que es un genio, cuando sabes bien que no es cierto.

5. Apóyalo, pero dále campo libre: si tu hijo tiene que tomar una decisión, dale un consejo pero no decidas por él.  Las consecuencias de nuestras acciones son las mejores maestras en la vida y ésa es una lección importante que tu hijo debe aprender por sí solo.

6. Ayúdalo a neutralizar sus sentimientos de ansiedad: si tu hijo te plantea una situación que le produce ansiedad o inseguridad (hablar ante su clase, lidiar con el rechazo de una amiga(o), por ejemplo), escucha con atención y no le restes importancia a sus sentimientos, aunque te parezcan exagerados. Cálmalo diciéndole que es normal sentirse ansioso ante una situación semejante o lo que haces tú para lidiar con tus nervios en una situación difícil: salir a caminar para despejar la mente, respirar profundamente, escuchar música que te haga sentir bien).  Si el niño está pasando por una situación realmente difícil, como la separación de los padres u otro problema familiar, considera buscar ayuda profesional (el pediatra, el consejero de la escuela, o un terapista).

7. No lo ridiculices: aunque pienses que tu hijo exagera, para él el problema en realidad es enorme. Especialmente cuando se trata de sus sentimientos, debes demostrar respeto y consideración.  Aunque se trate de algo simple como la queja cada mañana de que no tiene nada que ponerse o nada le queda bien, o el pelo está horrible, para un adolescente, una imagen mala de sí mismo es un gran problema.  En lugar de decirle que no tiene razón y de que está equivocado(a), quizá puedes neutralizar la situación coincidiendo con él en que muchas personas se sienten así. Si te es posible, quizá puedan salir a a comprar un par de piezas que le gusten y así puede planear qué se puede poner la noche anterior y evitar la angustia la mañana siguiente.

8. No niegues sus sentimientos: es otra de las situaciones difíciles para los padres. Si el adolescente te dice que se siente feo(a) y que nada le queda bien, la primera reacción es decirle que no, que está equivocada(o) totalmente.  Recuerda que los adolescentes a veces tienen una percepción distorsionada de sí mismos y también se encuentran bajo la presión de la publicidad y de la imagen que los medios o sus compañeros, les imponen.  Sigue brindándole comentarios positivos siempre que sea posible.

Recuerda que la ansiedad y la inseguridad pueden también tener síntomas físicos.  Estos pueden traducirse en dolores de cabeza, de estómago o falta de energía.  Consulta con el pediatra para descartar cualquier otra causa o condición física que los pueda provocar.

Hay otras manifestaciones que debes tener en cuenta y que pueden indicar que el adolescente necesita ayuda profesional:

  • Exceso de ansiedad
  • Subida o pérdida de peso repentina
  • Sentimientos de profunda tristeza
  • Sus calificaciones bajan repentinamente
  • Falta de motivación
  • Baja auto estima
  • Dificultad para dormir

Si notas varios de estos síntomas, pide ayuda de inmediato. La inseguridad excesiva, unida a sentimientos de baja autoestima puede conducir a comportamientos autodestructivos como el uso de drogas, de alcohol o trastornos como la bulimia y la anorexia.

De nuevo, te animo a armarte de paciencia y a recordar que la transición de niño a joven adulto no es fácil. Demuéstrale todo el amor que sientes a tu hijo(a) para que sepa que, aunque deba caminar por sus propios medios, tú irás a su lado.

Imágen © iStockphoto.com / Juan Estey

Déjanos tu Comentario

23 Comentarios

  1. luz esperanza peña valero
    Publicado 20 septiembre, 2011 en 6:46 am | Permalink

    gracias doctora por todo su apoyo!que DIOS la bendiga por todo!

  2. MARIA DEL CARMEN
    Publicado 20 septiembre, 2011 en 6:58 am | Permalink

    EXCELENTE TEMA PARA AYUDAR A LOS PADRES.
    ¿ PORQUE SE FUGA UNA ADOLESCENTE UNIVERSITARIA DE CASA AL CUMPLIR 19 AÑOS DE EDAD, ABANDONANDO LAS CLASES Y SIN AVISAR A SUS PADRES TRABAJADORES Y DEPORTISTAS?

  3. Publicado 20 septiembre, 2011 en 11:43 am | Permalink

    grasias doctora por sus comentarios estoy pasando por una accion de ese tipo nosotros requerimos de ayuda sicologica ya esta en proceso su ducumental nos es de gran ayuda muchas grasias

  4. gabriel
    Publicado 20 septiembre, 2011 en 3:17 pm | Permalink

    muy didactica la nota, gracias, considero que ésta etapa, sobretodo a los papás de ésta época nos tóca un arduo trabajo, ya que la adolecencia o pré-adolecencia está llena de trascendentes evoluciones en la tecnologia más que otra cosa, antes con la mirada nos dominaban pero lo que predomina a diferencia de antes, es que ahora lo tomamos con afecto, con preocupación sentimental, estoy segura que la contencion en casa, es el caparazón de ésta etapa para ellos. gracias y le hago una pregunta desde que edad comienza la pre-adolecencia??? para empezar a vestir armadura en eso??
    saludos!

  5. Publicado 21 septiembre, 2011 en 5:49 am | Permalink

    gracias doctora por sus valiosos consejos, para mi ha sido de mucha ayuda, tratare de ponerlos en prácticas mas amenudo….QUE DIOS LA BENDIGA….

  6. monica bolaño
    Publicado 21 septiembre, 2011 en 9:06 am | Permalink

    Estos temas son muy oportunos para padres y madres que tenemos hijos adolescentes y nos enfretamos a una serie de dificultades porque no queremos que nuestros hijos sufran sino que se desarrollen en un ambiente agradable y muchas veces no sabemos que hacer para lograrlo. Gracias por su ayuda

  7. Publicado 24 septiembre, 2011 en 6:24 am | Permalink

    Gracias Doctora con estas pequenas pautas y sencillas sobre como comportarnos con nuestros hijos adoslescentes me han ayudado a darme cuenta que todas las reacciones de anciedad de mi hijo Braynt son las mas normales, yo que pensaba consultar con un psicologo pienso ahora de una manera muy distinta. Voy a tomar en cuenta sobre todo la menera como comportarme ante su manera de quejarse sobre lo duro que se le hace en la escuela por las tareas diarias que le dan y estudiar hasta tarde y tener que levantarse temprano para ir a la escuela.

  8. merly mercedes
    Publicado 24 septiembre, 2011 en 1:01 pm | Permalink

    gracias por la ayuda. es muy dificil entenderles porque todo les molesta y les incomoda.espero que esto pase rapido.

  9. Esther
    Publicado 24 septiembre, 2011 en 3:45 pm | Permalink

    ¡Muy bueno consejos para los adolescentes ¡ Gracias doctora, yo ya pase por esa etapa de mis hijas adolescentes ,y la verdad fue muy dura. Pero ahora me gustaría que me diga como enviar esta información ,ami nuera que tiene cinco hijos en adolesencia,ella vive en Wisconci, Milwaakee.gracias

  10. mercede
    Publicado 24 septiembre, 2011 en 5:26 pm | Permalink

    Gracias Doctora, ojala hubiese leido este articulo hace 5 años, todo lo que Usted expone sentimientos de inseguridad, miedos, ansiedad, las expresiones tan pesadas, rabia, frustracion, dolor, desesperanza, y nosotros los padres nos confundimos muchos, gracias a Dios encontre ayuda. El encontrarme con estos articulos me ayudan cada vez mas a aclarar que fue lo que paso, y cada dia aprendo mas a leer a mis hijos, y a entender los sentimientos de las personas y en especial de los jovenes, para los cuales somos como su espejo, guia, modelo, buenos Gracias y que Dios nos bendiga.

  11. Publicado 25 septiembre, 2011 en 9:10 am | Permalink

    GRACIAS DOCTORA..EL ENCONTRARME CON ESTOS ARTICULOS ME ALLUDAN CADA VEZ MAS.A ENTENDER HA MI HIJO. Y TRATAR DE SALIR ADELANTE GRACIAS…
    DIOS LA BENDIGA

  12. zulay aleman
    Publicado 25 septiembre, 2011 en 2:23 pm | Permalink

    gracias por sus articulos son de mucha ayuda, que dios siga iluminando y bendiciendo su vida.

  13. Publicado 26 septiembre, 2011 en 9:39 am | Permalink

    Bendiciones por el tiempo que se toma en este tipo de problemas creo que se nos olvida que nos. tambien pasamos esa etapa y nadie nos comprendia y ahora yo quiero ayudar a mi hija gracias a ud. QUE DIOS LA BENDIGA

  14. agustin osuna pereda
    Publicado 27 septiembre, 2011 en 10:31 am | Permalink

    Muy buena nota los felicito, creo que todos los padres necesitamos este tipo de informacion, para mi en lo personal me ayudan mucho.que Dios le siga dando tiempo y dedicacion y los llene de bendiciones…Saludos

  15. *juan
    Publicado 27 septiembre, 2011 en 12:37 pm | Permalink

    agradezco por el comentario Dra, es muy importante saber como tratar de entender a los chicos de ahora ya que por falta de comunicion entre padres e hijos muchas veces existe la incomprension.

  16. GABRIELA HERNANDEZ
    Publicado 1 octubre, 2011 en 12:48 am | Permalink

    estabien estos consejos pero que ahi cuando no lo haces con la frecuencia en la que se aparece estas situaciones
    mi hijo apenas esta entrando en estos cambios y en varias ocacione mensiona que se siente asi que ni es nada o que nadien lo quiere ya me he puesto aplaticar con el he hecho todo esto pero el insiste con sus pensamientos negativo que mas puedo hacery si es sierto aveces siento que no puedo yo sola….

  17. Luisa Amanda Centeno
    Publicado 1 octubre, 2011 en 4:56 pm | Permalink

    QUE DIOS LA BENDIGA DOCTORA, POR ESTOS CONSEJOS TAN IMPORTANTES PARA MUCHOS PADRES QUE TENEMOS CIERTOS P0ROBLEMITAS CON NUESTROS HIJOS ADOLESCENTES.

  18. Yaneira Chirinos
    Publicado 2 octubre, 2011 en 9:00 am | Permalink

    Dios continùe guiando su hermosa y ùtil misiòn de informar y orientar a sus semejantes a travès de sus valiosos artìculos. El Espìritu Santo ilumine su vida de grandes èxitos y victorias para la Gloria del Padre Celestial

  19. Publicado 10 diciembre, 2011 en 9:59 am | Permalink

    Gracias Doctora, muy acertadas sus indicaciones, sobre unos adolescentes ansiosos e inseguros, me están ayudando mucho, he compartido sus indicaciones

  20. virginia
    Publicado 13 diciembre, 2011 en 7:03 am | Permalink

    me encantas sus notas me estan ayudando muchos en los problemas de mi familia gracias dra personas asi es que necesitamos para nuestros problemas de salud una orientacion super interesante y muy bien conducida dios y la virgencita la cuiden y le den mas conocimientos para los que la necesitamos

  21. LIZ
    Publicado 24 julio, 2012 en 8:36 pm | Permalink

    TENGO UN NOVIO QUE ES ANSIOSO, VA AL DOCTOR UNNA VEZ POR MES, COMO LO PUEDO AYUDAR.
    MUCHAS GRACIAS P OR ESTE ESPACIO.

  22. * noemi
    Publicado 8 enero, 2013 en 9:05 am | Permalink

    mi niña de 14 años vive con su abuela ,hace 6 años solo hablamos por teléfono como ayudarla por favor ayuda

  23. angelina t
    Publicado 8 junio, 2013 en 11:51 pm | Permalink

    sólo quiero compartir mi experiencia con el mundo de cómo conseguí mi amor de vuelta y nos ahorramos mi matrimonio … Estuve casado durante 6 años con 2kids y vivimos felices hasta que las cosas empezaron poniendo feo y tuvimos peleas y discusiones casi cada vez … se puso peor en un punto que le pidió el divorcio … Hice mi mejor esfuerzo para hacer que cambie de opinión y quedarse conmigo porque yo lo quiero mucho y no quiero perderlo pero todo no funcionó … se mudó de la casa porque era un apartamento alquilado y aún se adelantó a pedir el divorcio … me suplicó e intentó todo pero nada funcionó. El avance se produjo cuando alguien me presentó a esta maravillosa, gran hechicero que finalmente me ayudó a salir … Yo nunca he sido un fan de este tipo de cosas, pero simplemente decidió probar a regañadientes porque estaba desesperada y dejó sin otra opción … Lo hizo oraciones especiales y utiliza raíces y hierbas … En 3 días me llamó y estaba arrepentido por todo el trauma emocional que me había costado, regresó a la casa y siguen viviendo felices, los niños están felices también, y estamos esperando nuestro tercer hijo … Yo le he presentado a una gran cantidad de las parejas con problemas de todo el mundo y he tenido una buena noticia … Sólo pensé que debería compartir mi experiencia porque creo firmemente que alguien por ahí la necesidad de la que … Usted puede email él a través de su dirección de correo electrónico; latterdayspell @ yahoo . com

2 Trackbacks

  1. [...] Vida y Salud » Doctora Aliza – Diario Blog this! Bookmark on Delicious Recommend on Facebook Buzz it up Share on Linkedin Tumblr it Tweet about it This entry was posted in Medicina and tagged adolescente, ansioso, ayudar, formas, inseguro. Bookmark the permalink. ← El ejercicio físico alivia los síntomas de la fibromialgia [...]

  2. [...] View full post on Vida y Salud » Doctora Aliza – Diario [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.