¿Niños felices = adultos adinerados?

iStock_000012178302XSmall_Bob Ingelhart

La felicidad atrae muchos beneficios a la vida, entre ellos, el dinero. Un estudio nuevo reporta de que los niños más felices son los que tienen mayor probabilidad de ser exitosos y tener dinero en la adultez. Aquí te cuento más sobre la relación entre la felicidad y la riqueza.

Las mejores cosas de la vida son gratis: una sonrisa, un abrazo, pasar tiempo con la familia, jugar en el parque, ver un atardecer. Todas esas cosas se pueden hacer durante la niñez y crean un estado de felicidad genuina. Por eso, si tienes hijos pequeños, lo mejor es que los hagas felices: así puedes despreocuparte de que tengan problemas económicos en el futuro.

¿Qué tiene que ver la felicidad con la riqueza? Al parecer, mucho. Un estudio realizado por unos investigadores británicos que analizaron datos de niños y adolescentes en Estados Unidos, concluyó que la felicidad durante estas etapas de la vida es un factor que influye positivamente para tener éxito y dinero en la adultez.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores siguieron durante varios años a unos niños que estaban entre séptimo y doceavo grado hasta su adultez. También entrevistaron a casi 16,000 personas que participaron en el estudio. Esto fue lo que hallaron:

  • Los que dijeron que eran infelices en la adolescencia tenían ingresos 30% más bajos que el promedio a los 29 años de edad.
  • Los que dijeron haber sido felices durante su niñez tenían ingresos un 10% más altos que el promedio.
  • Los que dijeron ser felices al alcanzar los 22 años de edad (calificando la felicidad en una escala de 1 a 5) tuvieron un incremento en sus ingresos anuales de cerca de 2,000 dólares al llegar a los 29 años de edad.

Pero ¿qué hace que la felicidad aumente la riqueza material? De acuerdo a los psicólogos especializados en el tema de la felicidad en la Universidad de California, Riverside, la razón es que quizás las personas más felices encajan mejor en las organizaciones o empresas y contribuyen de manera útil y concreta a la felicidad y a la productividad de sus compañeros de trabajo. Es cierto ¡la felicidad es contagiosa! Además, una persona que proyecta dicha y positivismo causa mejor impresión y por lo tanto, puede obtener mejores resultados a la hora de buscar un empleo, al optar por un ascenso o al pedir un aumento de sueldo.

Así que teniendo estos resultados en cuenta, habría que invertir la ecuación que domina al mundo de hoy: en lugar de trabajar para ganar dinero y ser felices, deberíamos trabajar en ser personas más felices para así obtener muchos beneficios, entre ellos el dinero.

Si tienes hijos pequeños, procura siempre crearles un ambiente agradable y de enseñarles a disfrutar de las pequeñas cosas que al sumarlas, dan como resultado la felicidad, un estado de gozo y de tranquilidad que se vive en cada segundo y en el momento presente.

Este estudio fue publicado en el mes de noviembre en la revista digital Proceedings of the National Academy of Sciences.

Imágen © iStockphoto.com / Bob Ingelhart

Déjanos tu Comentario

Un Comentario

  1. Elizabeth Mesa
    Publicado 25 diciembre, 2012 en 11:17 am | Permalink

    Mucha razón encuentro aquí.felicidad, felicidad y amor junto a esa paz que se siente.feliz navidad a todos!!!

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.