10 consejos para viajar en avión con tu bebé

iStock_000015995533XSmall_Glenda Powers

3. En caso de que elijas viajar con tu bebé en tu regazo, ten en cuenta que debes asegurarlo con tu cinturón de seguridad si ya se sienta. Algunas aerolíneas tienen un cinturón especial que se adhiere al tuyo. Si tu bebé todavía no se sienta, puedes llevarlo en un sling o canguro para estar más cómoda(o) y que el bebé esté amarrado a tu cuerpo. Elige viajar en el pasillo o en la ventana, aunque esta última es más incómoda si tienes que salir. Una recomendación: las parejas deben reservar un pasillo y una ventana. Lo más seguro es que nadie se quiera sentar en medio de ustedes dos con un bebé y así tendrán más espacio.

4. Si estás amamantando a tu bebé, es ideal, pues no tienes que preocuparte por llevar biberones, leche de fórmula y agua para calentar. De todas formas, si le das leche de fórmula, lleva suficiente para estar preparada ante cualquier retraso o imprevisto. En el caso de que tu bebé ya coma sólidos, lleva suficientes bocadillos y agua para cualquier eventualidad.

5. De la misma manera, lleva varias mudas de ropa para cambiar a tu bebé si fuese necesario, y vístelo(a) con capas de ropa para los cambios de temperatura que se presenten durante el viaje. En el avión hace frío por lo general, así que prepárate.

6. Lleva suficientes pañales y pañitos porque nunca se sabe. Y no te olvides de llevar una camisa extra para ti por si la necesitas. Empaca algún juguete preferido de tu bebé, una frazada, un chupón (chupete) si usa, y todo lo que pienses que pueda facilitarte el viaje en la pañalera.

7. Para evitar que le duelan los oídos a tu bebé con el cambio de presión en el avión, puedes amamantarlo o darle biberón o su chupón (chupete) en el momento de aterrizar y de despegar.

8. Que no te de vergüenza pedir ayuda si la necesitas. Habla de antemano con el personal de la aerolínea para avisarles de que viajas con un bebé y que podrías necesitar ayuda adicional. Si se presenta alguna situación en el momento no dudes en que siempre habrá alguien que te pueda dar una mano.

9. Si tu bebé llora durante el viaje, no te estreses pensando en lo que pueden estar pensando los pasajeros. Trata de calmar a tu pequeño, pero no te preocupes si llora, pues los cambios lo podrían afectan ya que está en un ambiente extraño.

10. Si piensas llevar el coche o carriola, lleva el más liviano y práctico para el viaje. Recuerda que puedes llevar a tu bebé en él hasta la puerta de embarque y el personal de la aerolínea te lo entregará en la ciudad de destino.

Por último, ten paciencia y procura relajarte. Los bebés perciben tu energía y puede ayudarles a que ellos también tengan un vuelo más agradable y relajado.

Imágen © iStockphoto.com / Glenda Powers

Páginas: 1 2

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.