Cuando el ejercicio te deja sin aire: el asma inducida por el ejercicio

iStock_000014437621XSmall_Francesco Ridolfi

Si toses y te falta el aire cada vez que te ejercitas, ni te asustes ni dejes de practicar un deporte o de participar en actividades físicas. Como muchas personas – incluso algunos atletas profesionales –  probablemente padeces de asma inducida por el ejercicio que por suerte se puede controlar. Aprende qué debes hacer para que puedas salir a ejercitarte sin preocupaciones.

Desde luego que es normal que una sesión vigorosa de ejercicios aeróbicos, que una clase de spinning (montar una bicicleta estacionaria a una velocidad muy alta), o que un partido de tenis te deje jadeando, pero en cuanto paras, la respiración vuelve rápidamente a la normalidad. Pero no es esa la falta de aire a la que nos referimos, sino a la dificultad para respirar, la opresión en el pecho y la tos, todos ellos síntomas asociados al asma que se presentan cuando la persona realiza una actividad fuerte. Es lo que se conoce como asma inducida (o provocada) por el ejercicio. La mayoría de los asmáticos crónicos experimentan síntomas de asma cuando hacen ejercicio, pero también hay muchas personas que no sufren de asma crónica y que experimentan los síntomas, pero solamente durante la actividad física. A esto se le conoce como asma inducida por el ejercicio.

¿Y por qué el ejercicio produce asma?

Quizás te parezca contradictorio que el ejercicio, que es tan beneficioso para la salud y que nos ayuda a que nos llenemos de oxígeno y de energía, nos produzca precisamente falta de aire. Todo tiene su explicación. Cuando respiras, el aire que inhalas se calienta y se humedece cuando atraviesa los conductos nasales. Pero la mayoría de la gente respira por la boca mientras realiza ejercicios fuertes y eso se traduce en que inhalan aire más frío y más seco. En el caso de las personas que sufren de asma inducida por el ejercicio, las franjas de músculos alrededor de las vías respiratorias son sensibles a esos cambios de humedad y de temperatura del aire que va entrando en el cuerpo. Estas franjas reaccionan con espasmos y contracciones, lo que va estrechando poco a poco las vías respiratorias.  Inhalar y exhalar el aire se hace cada vez más difícil por lo que al poco tiempo, la persona empieza a experimentar los siguientes síntomas:

  • Opresión en el pecho
  • Tos
  • Sibilancia (se escucha un silbido al respirar)
  • Fatiga y/o falta de aire al hacer ejercicios

Los síntomas del asma inducida por el ejercicio pueden ser desde leves hasta más intensos y tienden a  empeorarse en el caso de que la persona haga ejercicios al aire libre y entre en contacto con el polen y otros contaminantes presentes en el aire, o si tiene en ese momento algún tipo de infección respiratoria, como el catarro común o un resfriado. Por lo general, los síntomas del asma inducida por el ejercicio aparecen entre los 5 y los 20 minutos después de comenzar el ejercicio, o entre 5 a 10 minutos después de se termina de realizar algún ejercicio ligero.

Páginas: 1 2

Déjanos tu Comentario

9 Comentarios

  1. Giuseppe
    Publicado 17 diciembre, 2012 en 5:15 am | Permalink

    Pues, entonces hay que respirar por la nariz?
    O mejor posiblemente inspirar por la nariz y espirar por la boca…

    Mchas gracias.

  2. efren
    Publicado 17 diciembre, 2012 en 8:23 am | Permalink

    Pues ago ejercicio por las mañanas pero no he esperimentado falta de aire pues trato de que mi ejercicio no sea rudo o de mucho esfuerzo gracias por este reporte porque aprendo a conocer mas de mi capacidad y no provocarme un problema de salud gracis.

  3. Kenia
    Publicado 17 diciembre, 2012 en 9:56 am | Permalink

    Interesante e importante articulo.-

  4. jorge Elias
    Publicado 17 diciembre, 2012 en 7:15 pm | Permalink

    Los profesores de educaciòn fisica indican que cuando se esta haciendo algun ejercicio debe mantenerse la boca cerrada y respirar por la nariz, se agarra aire por la boca cuando se termina y se hacen ejercicio de inhalar y exhalar o sea aspirar y botar con los movimientos de los brazos

  5. HUGO LY KUO-PIN
    Publicado 18 diciembre, 2012 en 8:42 am | Permalink

    HE HECHO EJERCICIOS TODA MI VIDA, SPINNING, AEROBICOS ETC POR MAS DE UNA HORA .LEVANTAMIENTO DE PESAS, PERO NUNCA HE TENIDO PROBLEMAS CON LA RESPIRACIÓN, NI CON ASMA, NO FUMO Y TENGO UNA VIDA SANA LO QUE MAS SE PUEDE, VOY A GIMNASIO, NO CORRO EN PARQUES O POR LA CALLE, POR LA CONTAMINACION.
    INTERESANTE ARTICULO, BUENO SABERLO GRACIAS

  6. liliana ortega
    Publicado 22 diciembre, 2012 en 12:10 pm | Permalink

    hola mi hija de 6 años cuando corre demasiado o juega se fatiga y le da una tos muy fuerte de vez en cuando se ahoga y a estado a punto de perder el conocimiento los medicos dicen q es normal pero a mi me preocupa, me gustaria saber si es normal para ella o tengo q insistirle a los medicos.

  7. sandra milen
    Publicado 22 diciembre, 2012 en 3:48 pm | Permalink

    me parece un reporte super interesante ya que nos explica el por que de ciertos sintomas al hacer el ejercicio y nos dan la seguridad de que no ahy riesgos, que por el contrario el ejercicio es salud.

  8. CLAUDIA
    Publicado 10 enero, 2013 en 8:28 am | Permalink

    solicito den informacion sobre la pradicardia sinusal, a mi me la diagnosticaron hace unos 3 años y cuando hago algun esfuerzo siento que desmayo, me falta el aire y me mareo, se nubla mi vista.

  9. DANIEL
    Publicado 18 julio, 2013 en 10:30 pm | Permalink

    Bueno pues yo como que padezco de esto siento mucho dolor en el pecho, no puedo respirar bien y como que me faltara la respiración y tos pero no mucha.

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.