El ejercicio: la fuente de la juventud

iStock_000001638567XSmall_Hannu-Liivaar

Frescura, vitalidad y fuerza… son atributos que asociamos con la juventud y que se van perdiendo con el paso del tiempo. ¿Te gustaría conocer una forma sencilla y accesible de contrarrestar los efectos de la edad? La clave consiste en mantener el cuerpo en movimiento. Los estudios que demuestran los beneficios que el ejercicio físico puede darle a tu salud son continuos. Practícalo a diario para mantenerte sano y lucir joven, aun con el correr de los años.

Cuenta la leyenda que el explorador español Ponce de León escuchó a los indios de Puerto Rico hablar de la fuente de la juventud y decidido a encontrarla se dirigió mar al norte, y así fue como llegó a La Florida.  A Ponce y a su tripulación, que nunca encontraron la fuente, les hubiera bastado practicar abdominales en cubierta para igualar los supuestos efectos curativos y rejuvenecedores de la codiciada agua. Pero es que en aquel tiempo, se ignoraban los numerosos beneficios del ejercicio en la salud y su ayuda a la hora de contrarrestar el envejecimiento. Actualmente se conocen de sobra, pero para refrescarte la memoria, aquí tienes algunos:

Frescura, vitalidad y fuerza… son atributos que asociamos con la juventud y que se van perdiendo con el paso del tiempo. ¿Te gustaría conocer una forma sencilla y accesible de contrarrestar los efectos de la edad? La clave consiste en mantener el cuerpo en movimiento. Los estudios que demuestran los beneficios que el ejercicio físico puede darle a tu salud son continuos. Practícalo a diario para mantenerte sano y lucir joven, aun con el correr de los años.

Cuenta la leyenda que el explorador español Ponce de León escuchó a los indios de Puerto Rico hablar de la fuente de la juventud y decidido a encontrarla se dirigió mar al norte, y así fue como llegó a La Florida.  A Ponce y a su tripulación, que nunca encontraron la fuente, les hubiera bastado practicar abdominales en cubierta para igualar los supuestos efectos curativos y rejuvenecedores de la codiciada agua. Pero es que en aquel tiempo, se ignoraban los numerosos beneficios del ejercicio en la salud y su ayuda a la hora de contrarrestar el envejecimiento. Actualmente se conocen de sobra, pero para refrescarte la memoria, aquí tienes algunos:

  • Acelera el metabolismo, ayudando a quemar calorías, a reducir el exceso de peso y a mantener un peso saludable (¿acaso no se ve más joven una persona delgada que una con sobrepeso?)
  • Mejora el tono muscular, la flexibilidad y la postura (de nuevo, una persona erguida, que camine con paso firme y tenga un vientre plano y músculos firmes, se verá mucho mejor y más joven que otra que ande encorvada y tenga músculos flácidos)
  • Ayuda a reducir el estrés y a dormir mejor. Todo esto favorece nuestra piel, a la renovación de los tejidos y al funcionamiento general del organismo

¿Necesitas más motivos para convencerte que tu cuerpo (y también tu mente) necesitan del ejercicio? Los estudios que demuestran cómo las actividades que te mantienen en movimiento pueden ayudarte a mantenerte sano por más tiempo no se detienen, y cada vez se descubren más ventajas de la actividad física en la salud.

Por ejemplo, en un artículo reciente de VidaySalud.com, te informamos sobre una nueva investigación que indica que el ejercicio ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar glaucoma, un problema en los ojos que representa la segunda causa de ceguera en el mundo. Y hasta se ha calculado que quince minutos diarios de ejercicios equivalen a tres años de esperanza de vida.

Otros de los beneficios del ejercicio que no nos cansamos de reiterarte son: ayuda a prevenir los ataques cardiacos y a evitar otros problemas en el corazón y el sistema circulatorio, y también ayuda a prevenir el cáncer, el Alzheimer y la diabetes.

La actividad física contribuye a mantener la presión arterial en límites normales, reduce la grasa corporal y ayuda a mantener el peso deseado, eleva el colesterol “bueno” (HDL) y baja el colesterol “malo” (LDL), mejora la circulación sanguínea y promueve el buen funcionamiento de los intestinos y el colon.

Asimismo, ayuda a mantener a los músculos y a los huesos fuertes, permite que descansemos mejor, alivia los dolores de la espalda, de los hombros y del cuello y mejora los síntomas de la fibromialgia, una enfermedad difícil de detectar, que en general afecta a las mujeres y, entre otras cosas, provoca dolores musculares generalizados y cansancio.

Ahora bien, existen distintos tipos de ejercicios y cada uno aporta distintos beneficios para la salud. Por eso los especialistas recomiendan practicar un poco de todo, incluidos los de yoga y relajación, que también son necesarios para mantener al cuerpo y la mente equilibrados.

En detalle, los principales tipos de ejercicios que se recomienda practicar son:

Aeróbicos: correr, nadar y andar en bicicleta son ejemplos de este tipo de ejercicios que permiten aumentar la circulación del oxígeno por tu cuerpo y son ideales para mantener sano el sistema circulatorio, el corazón y la memoria, entre otros.

De resistencia o con pesas: frecuentemente se practican con máquinas (puedes usar pesitas de mano o hasta improvisarlas usando latas o botellas de agua. También son efectivas las bandas elásticas de resistencia). Permiten quemar calorías, tonificar los músculos y fortalecer los huesos, incluso en las personas mayores. Se recomienda combinarlos con los ejercicios aeróbicos para que los resultados sean completos. Es más, hay investigaciones que comprueban que practicar los ejercicios aeróbicos y de resistencia en conjunto ayuda a combatir la diabetes.

Por intervalos: ayudan a quemar calorías y a perder los kilos o libras de más, al mismo tiempo que permiten tonificar los músculos y a mantenerte en forma. Se hacen combinando breves períodos de esfuerzo con algunos minutos de descanso. Son una buena alternativa porque puedes incluirlos en tu rutina de ejercicios, ya sea al correr, nadar o andar en bicicleta, entre otros.

+ Yoga, relajación y estiramiento: utilizan el propio peso corporal para mantener fortalecidos a los músculos, así como la flexibilidad corporal en general. También son buenos para contrarrestar el esfuerzo físico que puedas haber hecho al practicar otros ejercicios y te ayudan a mejorar la postura y la alineación natural del cuerpo, lo que reduce la presión en las articulaciones y evita lesiones innecesarias.

¿Ya tienes pensado por dónde vas a comenzar? Anímate, el ejercicio puede ser tu propia fuente personal de la juventud y, de seguro, te ayudará a mantenerte más saludable y de mejor humor. Y aunque sea sólo por esto último, vale la pena intentarlo, ¿no crees?

Imágen © iStockphoto.com / Hannu-Liivaar

  • Acelera el metabolismo, ayudando a quemar calorías, a reducir el exceso de peso y a mantener un peso saludable (¿acaso no se ve más joven una persona delgada que una con sobrepeso?)
  • Mejora el tono muscular, la flexibilidad y la postura (de nuevo, una persona erguida, que camine con paso firme y tenga un vientre plano y músculos firmes, se verá mucho mejor y más joven que otra que ande encorvada y tenga músculos flácidos)
  • Ayuda a reducir el estrés y a dormir mejor. Todo esto favorece nuestra piel, a la renovación de los tejidos y al funcionamiento general del organismo

¿Necesitas más motivos para convencerte que tu cuerpo (y también tu mente) necesitan del ejercicio? Los estudios que demuestran cómo las actividades que te mantienen en movimiento pueden ayudarte a mantenerte sano por más tiempo no se detienen, y cada vez se descubren más ventajas de la actividad física en la salud.

Por ejemplo, en un artículo reciente de VidaySalud.com, te informamos sobre una nueva investigación que indica que el ejercicio ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar glaucoma, un problema en los ojos que representa la segunda causa de ceguera en el mundo. Y hasta se ha calculado que quince minutos diarios de ejercicios equivalen a tres años de esperanza de vida.

Otros de los beneficios del ejercicio que no nos cansamos de reiterarte son: ayuda a prevenir los ataques cardiacos y a evitar otros problemas en el corazón y el sistema circulatorio, y también ayuda a prevenir el cáncer, el Alzheimer y la diabetes.

La actividad física contribuye a mantener la presión arterial en límites normales, reduce la grasa corporal y ayuda a mantener el peso deseado, eleva el colesterol “bueno” (HDL) y baja el colesterol “malo” (LDL), mejora la circulación sanguínea y promueve el buen funcionamiento de los intestinos y el colon.

Asimismo, ayuda a mantener a los músculos y a los huesos fuertes, permite que descansemos mejor, alivia los dolores de la espalda, de los hombros y del cuello y mejora los síntomas de la fibromialgia, una enfermedad difícil de detectar, que en general afecta a las mujeres y, entre otras cosas, provoca dolores musculares generalizados y cansancio.

Ahora bien, existen distintos tipos de ejercicios y cada uno aporta distintos beneficios para la salud. Por eso los especialistas recomiendan practicar un poco de todo, incluidos los de yoga y relajación, que también son necesarios para mantener al cuerpo y la mente equilibrados.

En detalle, los principales tipos de ejercicios que se recomienda practicar son:

Aeróbicos: correr, nadar y andar en bicicleta son ejemplos de este tipo de ejercicios que permiten aumentar la circulación del oxígeno por tu cuerpo y son ideales para mantener sano el sistema circulatorio, el corazón y la memoria, entre otros.

De resistencia o con pesas: frecuentemente se practican con máquinas (puedes usar pesitas de mano o hasta improvisarlas usando latas o botellas de agua. También son efectivas las bandas elásticas de resistencia). Permiten quemar calorías, tonificar los músculos y fortalecer los huesos, incluso en las personas mayores. Se recomienda combinarlos con los ejercicios aeróbicos para que los resultados sean completos. Es más, hay investigaciones que comprueban que practicar los ejercicios aeróbicos y de resistencia en conjunto ayuda a combatir la diabetes.

Por intervalos: ayudan a quemar calorías y a perder los kilos o libras de más, al mismo tiempo que permiten tonificar los músculos y a mantenerte en forma. Se hacen combinando breves períodos de esfuerzo con algunos minutos de descanso. Son una buena alternativa porque puedes incluirlos en tu rutina de ejercicios, ya sea al correr, nadar o andar en bicicleta, entre otros.

+ Yoga, relajación y estiramiento: utilizan el propio peso corporal para mantener fortalecidos a los músculos, así como la flexibilidad corporal en general. También son buenos para contrarrestar el esfuerzo físico que puedas haber hecho al practicar otros ejercicios y te ayudan a mejorar la postura y la alineación natural del cuerpo, lo que reduce la presión en las articulaciones y evita lesiones innecesarias.

¿Ya tienes pensado por dónde vas a comenzar? Anímate, el ejercicio puede ser tu propia fuente personal de la juventud y, de seguro, te ayudará a mantenerte más saludable y de mejor humor. Y aunque sea sólo por esto último, vale la pena intentarlo, ¿no crees?

Imágen © iStockphoto.com / Hannu-Liivaar

Déjanos tu Comentario

13 Comentarios

  1. Josefa Torres
    Publicado 6 diciembre, 2011 en 3:44 pm | Permalink

    Les recomiendo http://www.salud.es

    Encontrarán buenos artículos como aquí!
    Saludos!

  2. richar
    Publicado 7 diciembre, 2011 en 4:35 pm | Permalink

    exelentes aportes realmente gracias

  3. Yanet
    Publicado 7 diciembre, 2011 en 5:37 pm | Permalink

    me gustaria que me orientara sobre lo que envie hace como media hora para mi es impotante su opinion. gracias.

  4. luz dary perez
    Publicado 8 diciembre, 2011 en 7:28 pm | Permalink

    gracias muchas gracias por todos los conocimientos que me ofresen e podido aprender cada dia mas de todo esto que DIOS los bendiga y que nunca dejen de mandarmenlos.

  5. alba lucia ossa palacio
    Publicado 10 diciembre, 2011 en 11:35 am | Permalink

    Gracias por sus articulos realmente son muy interesantes para nuestra vida ojala todas las personas sacaran un poco de su tiempo para informarsen sobre ellos no se arrepentiran son FABULOSOS.

  6. Mirian Cruz
    Publicado 15 diciembre, 2011 en 7:20 am | Permalink

    Gracias por todas estas informaciones que nos dan. Dios les bendiga, de cuanta utilidad nos son, yo estoy facinada con ustedes, sigan, Dios les recompensará. Bendiciones.

  7. Francisco
    Publicado 16 diciembre, 2011 en 8:46 pm | Permalink

    Gracias Dra.Aliza es una verdad que el ejercicio es el mejor factor para obtener fortaleza y juventud.
    Sus articulos sobre el tema son muy valiosos por que nos motiva a continuar jugando,bailando,haciendo ejercicios fisicos para tener buena salud y amar a la vida que Dios nos da.
    Felicitaciones.

  8. Rafael Gonzalez
    Publicado 5 enero, 2012 en 2:42 pm | Permalink

    Buenas noche. Es muy sierto que el ejercicio recupera las ganas de vivir y relaja al que lo practica. El ejercicio ficico es excelente para mejorar la circulacion y hace sentir bien al que lo practica. Gracias.

  9. Jennifer
    Publicado 26 enero, 2012 en 7:22 am | Permalink

    Gracias por sus artículos, son excelentes, me he sentido tan bien desde que los leo ya que me he dejado llevar por sus consejos y he bajado de peso , me siento super feliz por que se que voy a lograr mi meta, Dios la bendiga
    Dra Aliza.

  10. Walter
    Publicado 4 febrero, 2012 en 9:27 pm | Permalink

    Gracias, se sabe que es muy bueno hacer ejercicios, pero con estos artículos tenemos una extraordinaria guía. Voy a ponerlo en práctica.

  11. Publicado 10 mayo, 2012 en 7:42 pm | Permalink

    Dra Aliza.
    Muchas gracias por sus buenos consejos, yo soy buena deportista y gracias al deporte me puede mejorar de cancer de pancreas,segun mis doctores y me siernto feliz de hacer deporte y mucha yoga y todo lo relacionado con el deporte.Dra que tenga un lindo dia de madres Dios la bendiga.Gloria

  12. ELSY COROMOTO RODRIGUEZ
    Publicado 22 mayo, 2012 en 5:56 pm | Permalink

    APRECIADA DRA ALIZA, RECIBA UN CORDIAL SALUDO PARA USTED Y SU EQUIPO, LA INFORMACIÓN ES EXCELENTE DIOS LES BENDIGA E ILUMINE PARA QUE SIGA AYUDANDONOS A TRAVES DE SUS BOLETINES.

  13. omar
    Publicado 18 noviembre, 2012 en 10:57 pm | Permalink

    gracias por sus sanos y sabios consejos doctora, yo llevo una vida algo sedentaria pero sus artículos me enseñan bastante sobre el riesgo de seguir con este tipo de vida, desde ahora voy a seguir sus recomendaciones. Saludos desde Perú.

Un Trackback

  1. [...] Salud La Palabra de Sabiduría es una revelación recibida por el Profeta José Smith en que el Señor le [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.