La hernia deportiva: qué es y cómo prevenirla

iStock_000004786964XSmall_Konstantin Tavrov

Practicar un deporte, ya sea como pasatiempo o de manera profesional, es entretenido y saludable, pero también tiene sus riesgos. Los pesos excesivos y los movimientos inapropiados pueden ocasionar que se produzca una hernia deportiva o hernia inguinal. Aprende aquí a reconocerla y a prevenirla.  

Hacer ejercicio es necesario y saludable para las personas de todas las edades, aunque siempre hay riesgos de sufrir lesiones.  Es por eso que los expertos recomiendan que en la práctica de ciertos deportes se usen los cascos para proteger la cabeza, que no se olviden los protectores para la boca y en otros casos, que se cuiden las articulaciones).  Además de torceduras y golpes, otro de los peligros frecuentes es el desarrollar lo que se conoce como hernia deportiva o hernia inguinal (aunque esto también puede pasarle a las personas que no son deportistas). ¿Quieres saber de qué se trata?

Una hernia se presenta cuando una parte de un órgano interno sale a través de una área muscular que está débil. Esto es algo relativamente común, que puede ocurrirle tanto a los hombres como a las mujeres sin importar la edad que tienen, ya que incluso puede suceder en los niños.

Si bien existen distintos tipos de hernias, como la hernia umbilical (en el área del ombligo), la hernia hiatal (en una abertura en el diafragma, que es el músculo que divide el tórax y el abdomen) y la hernia de disco (en la columna vertebral), la mayoría ocurren en el abdomen y la más común es, justamente, la inguinal. La hernia inguinal se produce en la ingle, es decir, el área en que coinciden la parte superior del muslo y la parte inferior del abdomen.

Entre los factores que pueden contribuir a que aparezca una hernia, no sólo se encuentra la debilidad y la distensión muscular sino también el levantar objetos pesados, hacer un esfuerzo muy grande o forzar o ejercitar en exceso ciertos músculos.  Todos los deportistas deben cuidarse, pero quienes practican hockey sobre hielo, fútbol (soccer) o tenis tienen más posibilidades de que les aparezca una hernia.

¿Y cómo se detecta?

Como sucede con otras lesiones, el síntoma principal de la hernia es el dolor. En la hernia inguinal, específicamente, el dolor se siente en la zona baja del abdomen y en los genitales. Sin embargo, a veces no es tan fácil reconocerla y el dolor tarda en aparecer. A veces puede demorarse semanas o hasta meses.

El médico especialista en deportes puede notar una tensión en la zona del músculo, pero sin llegar a detectar ningún bulto en los tejidos. Por eso, para poder detectar la hernia, el médico podría pedirle al deportista que haga ciertos movimientos específicos para encontrar cuál es el que produce el dolor.

Si tienes una hernia, es posible que el dolor se resuelva descansando los músculos durante un tiempo y evitando hacer esfuerzos. Sin embargo, una vez que aparece, la hernia no se va por sí sola y la única forma de eliminarla por completo es con una cirugía, aunque no siempre es necesario que se haga.

El problema con las hernias es que tienden a crecer con el tiempo y el riesgo es que se llegue a estrangular, esto se conoce también como una “hernia estrangulada”. Esto se produce porque las estructuras internas del abdomen, como los intestinos, se tuercen o quedan atrapados dentro de la hernia y esto impiden el paso de la sangre. Esto es muy peligroso porque puede causar la muerte de esa parte del intestino. Por eso es una situación de emergencia que necesita una cirugía de carácter urgente. Frecuentemente es necesario quitar esa parte del intestino que quedó atorada. Si no se hace la cirugía rápidamente, puede infectarse, la infección puede pasar a otras partes del intestino e incluso a la sangre.

Hay algunos cuidados que pueden ayudar a prevenir la formación de una hernia inguinal o deportiva:

  • Mantener un peso saludable
  • Hacer ejercicios para reforzar los músculos abdominales con regularidad
  • Evitar hacer fuerza mientras se defeca u orina, por eso es importante llevar una dieta rica en fibra e hidratarse bien para evitar el estreñimiento
  • Evitar levantar objetos pesados

En el caso de las personas que entrenan y hacen deportes, es importante que se mantengan atentos a cualquier dolor que se presente súbitamente,  que sigan las indicaciones de un entrenador calificado y que consulten regularmente al médico, para que él o ella pueda asesorarlas sobre los cuidados específicos que deben seguir para que su deporte o rutina de ejercicios sea un aporte para su bienestar y su salud.

Imágen © iStockphoto.com / Konstantin Tavrov

Déjanos tu Comentario

Un Comentario

  1. mau
    Publicado 16 diciembre, 2012 en 8:16 am | Permalink

    Doctora Alisa me salieron un monton d verrugitas. En el cuello q puedo aser para qitarlas

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.