Lavarse las manos: un acto sencillo que salva vidas

iStock_000015549848XSmall_deniztuyel

Una de las mejores formas de evitar el contagio de enfermedades infecciosas es lavándose adecuadamente las manos, que continuamente están en contacto con todo tipo de superficies y objetos. ¿Estás seguro de que sabes cómo hacerlo? Esta sencilla tarea tiene su técnica para ser más efectiva para ayudarnos a combatir la diseminación de los gérmenes. Descubre si lo estás haciendo bien y, el 15 de octubre, Día Internacional del Lavado de Manos, únete a la práctica y difusión de este accesible modo de prevención.

Las cosas más simples y sencillas pueden obtener resultados maravillosos. Tras la pandemia de la Gripe A (H1N1) que hace unos años alarmó a la población en distintas partes del mundo, uno de los cuidados que más se difundió fue el de lavarse las manos para evitar el contagio. Lo mismo ocurrió con la epidemia de cólera en Perú, en la década de 1980, cuando el lavado de manos ayudó a reducirla, y junto con ella redujo los casos de hepatitis viral y fiebre tifoidea.

Por su importancia y efectividad, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos invitan a celebrar mañana 15 de octubre el Día Internacional del Lavado de Manos, un hábito sencillo que debemos repetir continuamente pues resulta efectivo para evitar varias de las enfermedades infecciosas causadas por los virus y las bacterias. Entre ellas los virus de la gripe (influenza o flu), algunos tipos de gastroenteritis infecciosas que causan diarreas, náuseas, vómitos y fiebre, e infecciones en las vías respiratorias, la piel y los ojos, entre muchas otras.

Esta es la razón por la cual actualmente, en muchos lugares públicos, puedes encontrar bolsitas o dispensadores de gel (que contiene alcohol), que te permiten eliminar a esos posibles pequeños invasores que pueden transmitir enfermedades infecciosas, en caso de que no tengas disponible agua y jabón.

Parte del dilema es que el 37% de la población mundial hoy en día, no tiene acceso a una higiene adecuada. Y es entonces cuando los problemas que podrían ser leves en la mayoría de los casos, como la diarrea infecciosa, se vuelven más complicados y hasta pueden llegar a ser fatales. De hecho, según estimados de la  UNICEF, la diarrea provoca la muerte de un niño cada 30 segundos, en todo el mundo. ¡Imagínate!

Sin embargo, muchas de esas muertes podrían evitarse con sólo lavarse las manos, pues se considera que si lo haces adecuadamente puedes disminuir el riesgo de desarrollar diarrea de un 30 a un 50 por ciento. Del mismo modo, un lavarse bien las manos puede disminuir entre un 21 y un 45 por ciento las posibilidades de contagiarse de alguna enfermedad infecciosa en las vías respiratorias.

Por eso es tan importante mantener una buena higiene y lavarse bien las manos, en especial en ciertos momentos clave. Toma nota:

  • Antes de las comidas.
  • Cada vez que hayas estado en contacto con superficies que pueden tener gérmenes, como  mascotas, agarraderas en los transportes públicos y el dinero, que pasa de mano en mano.
  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Después de ir al baño.
  • Luego de cambiarle los pañales a un niño o de limpiarlo después de que haya ido al baño.
  • Después de sonarte la nariz, toser o estornudar.
  • Antes y después de atender a alguien que esté enfermo o de curar heridas o cortadas.
  • Después de haber tocado a un animal o excrementos de animales.
  • Después de tocar basura.

¿Estás seguro que sabes lavarte bien las manos? Ten cuidado con la respuesta, pues si bien es algo fácil de hacer, no sólo es cuestión de mojarse un poco con agua, también se necesita jabón y frotarse bien. Por ejemplo, puedes seguir estas sencillas indicaciones:

  • Antes de lavarte las manos, recuerda quitarte los anillos y las joyas.
  • Moja tus manos con agua corriente (tibia o fría) y enjabónalas.
  • Frótate las manos hasta formar espuma y restriégate bien (recuerda que también debes frotar el dorso de las manos, ente los dedos y debajo de las uñas).
  • Es importante que te frotes durante al menos 20 segundos (haz la cuenta mientras te lavas, pues es posible que tus lavados duren mucho menos). Una buena referencia para calcular este tiempo es cantar el feliz cumpleaños (happy birthday) dos veces.
  • Enjuágate bien las manos con agua corriente, para eliminar todo el jabón.
  • Sécate las manos con una toalla de papel o con un secador de aire para evitar que queden húmedas.
  • Si no tienes agua o jabón, puedes utilizar un limpiador que contenga como mínimo un 60% de alcohol, te ayudarán a reducir gran cantidad de gérmenes que hay en tus manos.

Ahora sí, ya tienes la información que necesitas para comenzar un programa adecuado de cuidados y de prevención de enfermedades infecciosas por la falta de higiene en las manos que sólo te lleva unos segundos por vez. Este 15 de octubre, en el Día Internacional del Lavado de Manos, únete a esta campaña y comparte con tus amistades estas sencillas recomendaciones para mantenerte y ayudar a mantener a otras personas en tu comunidad sanos.

Imagen © iStockphoto.com / Andrew Helwich

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.