¿Regresas a tu país a visitar a la familia? Toma medidas para no enfermarte

iStock_000021206337XSmall_jimmyjamesbond

Las personas que viven fuera de su país de origen sueñan con regresar a reencontrarse con familiares y amigos que dejaron atrás.  Llenos de nostalgia, extrañando el terruño y sus tradiciones hacen las maletas sin sospechar que corren mucho más riesgo de contraer enfermedades a su llegada que otros turistas. Si estás preparando tu viaje, toma medidas sencillas para que una enfermedad no te eche a perder una ocasión que debe ser más que nada feliz.

No hay nada que provoque más felicidad que regresar al país en donde nacimos y reencontrarnos con nuestros familiares y amigos. Pero ese viaje que provoca tanta ilusión coloca al que regresa en una situación de mayor peligro para su salud que a los turistas.  ¿Piensas que exageramos?  Desafortunadamente no.  Y ahora verás por qué: al vivir varios años en el extranjero, el organismo ya no es el mismo ya que ha debido adaptarse a un nuevo entorno. Ya no tiene la misma resistencia a ciertas bacterias presentes en el agua y en los alimentos locales.  Por esa razón hay que ser más precavidos durante el regreso, y no sólo en cuanto a la alimentación se refiere.

Los viajes a los países de origen implican un gran riesgo para la salud, según indica los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de EEUU (o CDC por sus siglas en inglés). “El riesgo es mayor porque los viajeros que visitan a familiares y amigos (conocidos como viajeros VFR por las siglas en inglés de “visit family and relatives”), permanecen más tiempo, comen la comida local en los hogares de las personas allegadas, y no toman  las mismas precauciones (como protegerse de las picaduras de insectos, por ejemplo) que los otros turistas”, aclaran expertos de los CDC.

Los CDC consideran además que las personas que viajan desde un país industrializado a otro en vías de desarrollo a visitar a la familia tienen entre 8 y 10 veces más probabilidades de contraer malaria y otras enfermedades como la fiebre tifoidea (un 66% de los casos reportados en Estados Unidos han estado relacionados con viajeros que visitaron a familiares y a amigos en el extranjero).  Advierten, además, sobre otras enfermedades que pueden “regresar” junto con los viajeros y son:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) enumera algunos de los factores por los que los viajeros VFR están en mayor riesgo de enfermarse:

  • Tienen menos probabilidades de buscar asesoramiento antes del viaje
  • No se vacunan adecuadamente
  • Es más probable que se queden en zonas rurales o  en contacto cercano con las poblaciones locales
  • Consumen alimentos y bebidas de alto riesgo
  • Hacen viajes de última hora (sin tomar precauciones)
  • Se quedan más tiempo

Para que tu viaje sea seguro, es bueno que tomes las siguientes precauciones:

  • Ten mucho cuidado con lo que bebes y comes. En general la comida bien cocinada y caliente es segura para comer, pero evita los alimentos que se sirven a la temperatura ambiente
  • Evita comer carnes y mariscos que no estén bien cocinados
  • Evita las frutas y verduras crudas (a menos que se puedan pelar)
  • No tomes agua del grifo 9de la llave) ni hielo hecho con agua del grifo, es más seguro tomar bebidas en recipientes debidamente sellados
  • Si viajas a un país tropical no te olvides llevar un repelente contra los mosquitos
  • Si en tu destino existe el riesgo de enfermedades como hepatitis, vacúnate contra estas enfermedades y habla con tu médico para que tomes precauciones contra la malaria, si es necesario
  • Lávate las manos con frecuencia
  • Consulta a tu médico antes de viajar, especialmente si tu sistema inmunológico está comprometido por alguna condición crónica

No permitas que la falta de precauciones antes de tu viaje se convierta en una enfermedad inesperada para ti o para cualquier miembro de tu familia. Si sigues estas recomendaciones, el regreso a tu país de origen será lo que debe ser, una ocasión muy feliz.

Imágen © iStockphoto.com / jimmyjamesbond

Déjanos tu Comentario

Un Comentario

  1. nelson
    Publicado 21 noviembre, 2012 en 5:08 am | Permalink

    Doctora me fascina comer las frutas en su estado natural, es decir sin someterlas a ningún proceso, ni cocinarlas e igualmente me gusta el agua del grifo, las aguas embotelladas me parecen tienen quimicos. Gracias por sus excelentes comentarios.

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.