L-carnitina

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.


Términos Relacionados

  • AcCn, acetil-L-carnitina, B (t) Factor,butirato β-hidroxi-gama-N-trimetilamino, carnitene, carnitina, carnitor, canitor, D-carnitina, D,L-carnitina, LAC, L-acetil-carnitina, LCLT, L-carnitina, L-carnitina L-tartrato, L-CARNIPURE, levacecarnina, levocarnitina, cloruro de levocarnitina, LK-80, L-propionilcarnitina, propionil-L-carnitina, propionil-L-carnitina, nutrición parenteral total, TPN, VitaCarn®, vitamina B(t), vitamina Bt.

Historia

  • La función principal de la L-carnitina es la transferencia de largas cadenas de ácidos grasos en la forma de sus ésteres acil-carnitina a través de la membrana mitocondrial interna antes de la beta-oxidación. En los humanos, ésta se sintetiza en el hígado, riñones y cerebro, para ser transportada de manera activa a otras áreas del cuerpo. Por ejemplo, 98% del total de la L-carnitina del cuerpo se concentra en el músculo cardiaco y esquelético en concentraciones que son aproximadamente 70 veces más altas que las concentraciones séricas de la sangre.
  • En casos raros de deficiencia primaria de carnitina puede ser necesaria su suplementación; la causa de ello puede ser un defecto en la biosíntesis de la carnitina, un defecto en el transporte activo de la carnitina a los tejidos o un defecto en la conservación renal (riñones) de la carnitina. Existen afecciones reconocidas de deficiencia secundaria de carnitina (insuficiencia) en las cuales la L-carnitina es efectiva, tales como la angina crónica estable y la claudicación intermitente caracterizada por una hipoxia distintiva de los tejidos (bajos niveles de oxígeno). Otra afección que se puede beneficiar de la suplementación con carnitina es la baja motilidad del esperma.
  • Aunque el uso de la suplementación de carnitina en infantes prematuros indica que puede ayudar al mantenimiento o incremento de los niveles de carnitina en el plasma y posiblemente a la ganancia de peso, la carnitina no se añade habitualmente a la nutrición parenteral total. Sin embargo, las leches de fórmula infantiles con base en la soya se fortifican con carnitina hasta los niveles que se encuentran en la leche materna.
  • En 1986, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU. aprobó el uso de la L-carnitina para tratar la deficiencia primaria de carnitina. La D-carnitina o DL-carnitina puede causar deficiencia secundaria de L-carnitina, por lo que no debe usarse.

Evidencia Científica

Usos:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Deficiencias nutricionales (deficiencias primaria y secundaria de carnitina en adultos)

La suplementación de carnitina por vía intravenosa (inyección) así como por vía oral (por boca) se indica para casos de deficiencia primaria y secundaria de carnitina. El uso de L-carnitina en la deficiencia primaria de carnitina restaura los niveles de carnitina en el plasma hasta niveles cercanos a los normales. Los niveles de carnitina en los músculos pueden elevarse tan sólo ligeramente, aunque la función muscular puede normalizarse.

Calificación A

Angina (crónica estable)

La evidencia de ensayos clínicos indica que la L-carnitina y L-propionil-carnitina (propionil-L-carnitina) son efectivas en la reducción de los síntomas de angina. Es posible que la carnitina no ofrezca beneficios adicionales cuando los pacientes continúan con terapias convencionales. Se requiere investigación necesaria para confirmar tales hallazgos.

Calificación B

Trastorno de déficit de atención con hiperactividad

Solamente un estudio ha examinado los efectos de la L-carnitina en jóvenes hombres con este trastorno. Aunque los resultados fueron promisorios, se requiere investigación adicional antes de ofrecer recomendaciones.

Calificación C

SIDA

La carnitina puede ser benéfica para el tratamiento del SIDA mediante la proliferación creciente de células mononucleares y el aumento en los niveles de CD4. Se requieren estudios adicionales antes de ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Alcoholismo

La L-carnitina o acetil-L-carnitina puede ser benéfica para los alcohólicos. Se requieren estudios adicionales antes de ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Enfermedad de Alzheimer

La evidencia preliminar indica la efectividad de la L-carnitina y/o acetil-L-carnitina para la enfermedad Alzheimer. Sin embargo, la evidencia es contradictoria.

Calificación C

Arritmia (latido cardiaco anormal)

Aunque la evidencia preliminar es promisoria, aún es insuficiente para ofrecer recomendaciones a favor o en contra de su uso.

Calificación C

Isquemia cerebral (falta de flujo sanguíneo adecuado al cerebro)

Existe un número limitado de estudios que indican el efecto positivo de la L-acetil-carnitina en el flujo cerebral y el metabolismo de pacientes que han sufrido apoplejías. Se requiere investigación antes de ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Insuficiencia cardiaca congestiva

Aunque los resultados preliminares son promisorios, la evidencia disponible es insuficiente para ofrecer recomendaciones a favor o en contra del uso de la carnitina para esta enfermedad.

Calificación C

Demencia (personas ancianas)

Muchos de los estudios relacionados con la demencia tienen diferentes debilidades. Aunque los resultados preliminares son promisorios, la evidencia disponible es insuficiente para ofrecer recomendaciones en contra o a favor.

Calificación C

Depresión

Aunque los resultados preliminares son promisorios, la evidencia disponible es insuficiente para ofrecer recomendaciones a favor o en contra del uso de la carnitina en el tratamiento de la depresión.

Calificación C

Diabetes mellitus

Se ha sugerido que la infusión constante de L-carnitina puede incrementar la sensibilidad a la insulina en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 y mejorar la oxidación de la glucosa. La carnitina también puede disminuir la glucosa en ayunas en la sangre y la lipoproteína Lp(a). Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Neuropatía diabética

La evidencia preliminar indica que la acetil-L-carnitina puede ser benéfica en individuos con neuropatía diabética. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Diálisis

(diálisis peritoneal continua ambulatoria) Se ha utilizado la L-carnitina ingerida por boca en pacientes que reciben diálisis peritoneal continua ambulatoria, pero no parece ayudar a la solución de la hipertrigliceridemia. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Diálisis (hemodiálisis)

Aunque los resultados preliminares son promisorios, la evidencia disponible es insuficiente para ofrecer recomendaciones a favor o en contra del uso de la carnitina para pacientes con hemodiálisis.

Calificación C

Difteria (enfermedad de la garganta)

La evidencia preliminar indica que la carnitina puede ser benéfica en pacientes con difteria, especialmente en términos de daño al miocardio (corazón). Sin embargo, se requiere información adicional para confirmar tales hallazgos.

Calificación C

Disfunción eréctil

Los estudios preliminares indican que la propionil-L-carnitina junto con la acetil-L-carnitina o el sildenafil pueden ser benéficos para pacientes con disfunción eréctil. Sin embargo, deben realizarse ensayos clínicos adicionales de mayor rigor para recomendar el uso rutinario de la carnitina en la disfunción eréctil.

Calificación C

Desempeño atlético

En general, la información en términos de los beneficios de la L-carnitina en el desempeño atlético es contradictoria. Se requiere confirmar los hallazgos para ofrecer recomendaciones definitivas sobre el uso de la L-carnitina en el mejoramiento del desempeño atlético.

Calificación C

Fatiga

Existen varios reportes promisorios sobre el uso de la L-carnitina para la fatiga. Sin embargo, se requiere investigación adicional en esta área.

Calificación C

Síndrome de X frágil

La evidencia disponible es insuficiente para recomendar el uso de la carnitina en el tratamiento del comportamiento hiperactivo de niños con síndrome de X frágil.

Calificación C

Encefalopatía hepática (enfermedad del cerebro)

La evidencia preliminar indica que la L-carnitina puede ser benéfica para individuos con encefalopatía hepática en términos de los niveles de amoniaco y funcionamiento sicométrico. Se requiere información adicional para ofrecer recomendaciones definitivas.

Calificación C

Enfermedad de Huntington/corea

Un estudio preliminar demostró que la L-acetil-carnitina no fue eficaz ni tampoco mostró toxicidad en pacientes con enfermedad de Huntington. Se requieren ensayos clínicos adicionales para ofrecer recomendaciones definitivas.

Calificación C

Hiperlipoproteinemia (niveles altos de lipoproteína y colesterol en la sangre)

Aunque los resultados preliminares son promisorios, la evidencia es insuficiente para ofrecer recomendaciones a favor o en contra del uso de la carnitina para la hiperlipoproteinemia.

Calificación C

Hipertiroidismo

Aunque los hallazgos preliminares son promisorios, la evidencia es insuficiente para ofrecer recomendaciones a favor o en contra del uso de carnitina para el hipertiroidismo.

Calificación C

Infertilidad (astenospermia)

La evidencia preliminar indica un efecto positivo de la carnitina y la acetil-L-carnitina en relación a la motilidad incremental del esperma. Sin embargo, se requiere investigación adicional para llegar a conclusiones definitivas.

Calificación C

Acidosis láctica

Aunque los hallazgos preliminares son promisorios, la evidencia es insuficiente para recomendar la carnitina en el tratamiento de la acidosis láctica.

Calificación C

Enfermedad del hígado (cirrosis)

Aunque los hallazgos preliminares son promisorios, la evidencia es insuficiente para recomendar la carnitina en el tratamiento de la cirrosis del hígado.

Calificación C

Memoria

Existe un número limitado de estudios en relación al uso de la carnitina para la memoria. Aparentemente la carnitina no tiene ningún efecto en la memoria. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones.

Calificación C

Infarto del miocardio (ataque al corazón)

La evidencia disponible actualmente es insuficiente para apoyar el uso de la carnitina en el tratamiento del infarto del miocardio. Se requiere investigación adicional en esta área.

Calificación C

Deficiencia nutricional (adultos)

La evidencia disponible actualmente es insuficiente para apoyar el uso de la carnitina en la nutrición parenteral total de los adultos. Se requiere investigación adicional en esta área.

Calificación C

Deficiencia nutricional (infantes nacidos a término)

A pesar de un gran número de estudios, no se ha establecido con claridad el efecto (si es que lo hay) que la adición de carnitina tiene en la ganancia de peso de los infantes nacidos a término. Se requiere investigación adicional.

Calificación C

Deficiencias nutricionales (infantes prematuros)

A pesar de un gran número de estudios, no se ha establecido con claridad el efecto (si es que lo hay) que la adición de carnitina tiene en la ganancia de peso de infantes prematuros. Se requiere investigación adicional.

Calificación C

Obesidad

La evidencia indica que es posible que la L-carnitina no tenga efectos en la pérdida de peso de pacientes obesos. Se requieren estudios adicionales para ofrecer recomendaciones definitivas.

Calificación C

Neuropatía periférica (daño nervioso)

La evidencia disponible actualmente es insuficiente para apoyar el uso de la carnitina en el tratamiento de la neuropatía periférica.

Calificación C

Enfermedad vascular periférica

La propionil-L-carnitina y la L-carnitina pueden ayudar al tratamiento de la enfermedad vascular periférica, especialmente en paciente con limitaciones severas en la circulación periférica. La efectividad comparada de la propionil-L-carnitina contra otros tratamientos reconocidos no es clara. Se requieren estudios adicionales para ofrecer recomendaciones definitivas.

Calificación C

Enfermedad de Peyronie

Aunque la evidencia preliminar es promisoria, se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones definitivas.

Calificación C

Embarazo (aborto espontáneo)

La evidencia disponible actualmente es insuficiente para apoyar el uso de la carnitina para el tratamiento del aborto espontáneo.

Calificación C

Dificultades respiratorias (adultos)

La evidencia disponible actualmente es insuficiente para apoyar el uso de la carnitina para el tratamiento de las dificultades respiratorias en adultos.

Calificación C

Dificultades respiratorias (infantes)

La evidencia disponible actualmente es insuficiente para apoyar el uso de la carnitina para el tratamiento de las dificultades respiratorias en infantes.

Calificación C

Síndrome de Rett

Los resultados del uso de la carnitina para esta enfermedad son promisorios. Se requieren pruebas clínicas adicionales de buen diseño para ofrecer recomendaciones definitivas.

Calificación C

Enfermedad de anemia drepanocítica

La evidencia preliminar indica ausencia de cualquier efecto terapéutico de la propionil-L-carnitina en el tratamiento de la anemia drepanocítica. Se requiere investigación adicional antes de ofrecer recomendaciones definitivas.

Calificación C

Usos quirúrgicos (bypass)

Los resultados de los estudios del uso de la carnitina en la mejoría del funcionamiento del miocardio (músculo cardiaco) durante la cirugía de corazón abierto son controversiales. Actualmente, la evidencia disponible es insuficiente para ofrecer recomendaciones a favor o en contra del uso de la carnitina.

Calificación C

Tuberculosis

Un estudio preliminar indica que la actividad antibacteriana puede aumentar en pacientes con tuberculosis a los que se les administró acetil-L-carnitina. Se requiere investigación adicional para confirmar tales hallazgos.

Calificación C

*Clave para las Calificaciones:

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B: Evidencia científica buena para este uso;
C: Evidencia científica dudosa para este uso;
D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

 

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

  • Acidosis (acidemia), acné, anorexia, circulación cardiaca, abandono de la cocaína, gonartrosis (desgaste crónico del cartílago en la articulación de la rodilla), hipertensión (presión arterial alta), inmunomodulador, degeneración macular, anormalidades metabólicas (propionato), trastornos metabólicos (lipodistrofia total adquirida), miocarditis/endocarditis (infecciones del corazón), trastornos neurológicos (niños), protección de la retina.

Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Adultos (18 años y mayores):

  • La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU. recomienda la administración de 1 gramo de L-carnitina tres veces al día de manera intravenosa (inyectada) para la deficiencia primaria y secundaria de carnitina. Esta dosis no debe exceder 3 gramos al día. Se han utilizado una variedad de dosis aunque la más común son 3 gramos al día en dosis divididas durante 2-4 meses. Sin embargo, las dosis varían de 1 a 9 gramos al día. Dentro de las enfermedades tratadas están el SIDA, memoria en alcohólicos, enfermedad de Alzheimer, angina (dolor en el pecho), insuficiencia cardiaca congestiva, depresión, diabetes, neuropatía diabética, diálisis, desempeño atlético, encefalopatía hepático (enfermedad del cerebro), hiperlipidemia (colesterol alto), hipertiroidismo, infarto al miocardio (ataque al corazón), neuropatía periférica (daño nervioso) y enfermedad vascular periférica.
  • También se han usado inyecciones intravenosas (aguja en la vena) con dosis que varían comúnmente de los 15-50 miligramos por kilogramo dos veces al día. Las inyecciones se han administrado durante siete días, por un período de hasta un año. Se han estudiado dosis más altas (hasta de 9 gramos al día). Las inyecciones deben administrarse únicamente bajo la supervisión de un profesional de cuidados de la salud.

Niños (menores de 18 años):

  • La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU. recomienda no exceder 3 gramos de carnitina al día para la deficiencia primaria y secundaria de carnitina. Una dosis habitual para estas deficiencias, así como para el tratamiento del síndrome de Rett es 100-200 miligramos por kilogramo al día, dividido en dos o tres dosis. Para la hiperlipidemia (colesterol alto) se han usado 3 gramos de L-carnitina hasta por seis semanas. Para la nutrición parenteral total en infantes, se han usado 50 micromoles por kilogramo durante dos semanas. Las inyecciones solamente deben administrarse bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Debe evitarse en individuos con alergias conocidas o hipersensibilidad a la carnitina.

Efectos secundarios y advertencias

  • En general, la L-carnitina es segura; las pruebas clínicas es humanos no han reportado complicaciones significativas. Se han reportado efectos adversos con el uso de la L-carnitina o acetil-L-carnitina, tales como brote cutáneo, olor en el cuerpo, “olor a pescado”, diarrea, pirosis gástrica (acidez), náuseas, gastralgia (dolor de estómago), movimiento intestinal suelto, molestia abdominal no específica y vómito. También se ha reportado euforia, insomnio, nerviosismo, manía, depresión y agresividad aunque principalmente en pacientes con afecciones siquiátricas preexistentes.
  • Se ha reportado pérdida de cabello temporal en 1% de los casos. Los infantes con bajo peso al nacer que fueron tratados con L-carnitina mostraron menos recuperación de peso.
  • Los suplementos de carnitina deben utilizarse con precaución en pacientes con enfermedades vasculares periféricas, hipertensión (presión arterial alta), cirrosis del hígado inducida por alcohol, bajo peso al nacimiento (infantes), diabéticos y pacientes en hemodiálisis.

Embarazo y lactancia

  • No se recomienda el uso de la L-carnitina en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • Existen varias drogas que pueden afectar los niveles de carnitina en el cuerpo. Por ejemplo, el adefovir dipivoxil (Hepsera®) que se administra para la hepatitis B puede reducir los niveles de carnitina libre. Los antibióticos cefalosporina pueden reducir los niveles de carnitina en el plasma. Los anticonvulsivos (fenobarbital, fenitoína, carbamazepina) pueden disminuir la carnitina sérica en niños. La cisplastina puede incrementar la excreción urinaria de carnitina. La ifosfamida (Mitoxana®), una droga de quimioterapia, puede incrementar la pérdida urinaria de carnitina; sin embargo, el uso de carnitina junto con la ifosfamida puede ayudar a reducir la fatiga (efecto secundario del tratamiento con ifosfamida). Los pacientes que sufren de neuropatía (daño nervioso) inducida por nucleósidos pueden tener niveles reducidos de acetil carnitina. Los derivados de la penicilina (pivaloyloximetil esterificado, pivampicilina y pivmecilinam) pueden disminuir la concentración sérica de carnitina, elevar la excreción de acil-carnitina y reducir la concentración de carnitina muscular en adultos y niños.
  • La L-carnitina puede disminuir la necesidad por ciertas drogas tales como los glucósidos, digoxina, diuréticos, betabloqueadores, bloqueadores de canales, drogas hipolipidémicas (alteran el colesterol) y nitro-derivados.
  • La suplementación de L-carnitina puede reducir los efectos secundarios relacionados con la interleuquina 2 (IL-2) o nortriptilina (Pamelor®, Aventyl®). También puede mejorar los efectos secundarios en el hígado y músculos relacionados con la isotretinoína (Accutane®) en pacientes con acné. La carnitina puede reducir los síntomas de daño nervioso relacionados con el uso del paclitaxel (Taxol®).
  • La carnitina puede prevenir las arritmias (ritmo cardiaco anormal) provocadas por la adriamicina (Doxorubicin®), la cual se usa en quimioterapia. La L-carnitina puede disminuir la necesidad de antiarrítmicos (medicamentos utilizados para el tratamiento del ritmo anormal del corazón). El uso conjunto de la carnitina y el propafenón puede mejorar la arritmia (ritmo cardiaco) de manera más efectiva que el propafenón considerado individualmente.
  • La L-carnitina puede disminuir la necesidad de anticoagulantes (“adelgazantes de la sangre”), tales como warfarina (Coumadin®) o heparina.
  • Varias combinaciones han demostrado interacciones positivas. Por ejemplo, el sildenafil y la propionil-L-carnitina pueden ser más efectivos que el sildenafil considerado individualmente. Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, la L-carnitina utilizada de manera concurrente con agentes antivirales tales como la zidovudina (Retrovir®) o carnitina con nortriptilina también pueden tener una interacción positiva que reduzca los efectos secundarios. Se ha encontrado que el uso conjunto de la L-carnitina, la acetil-L-carnitina y el cinnoxicam tuvo mayor efectividad en la mejoría de los parámetros espermáticos en comparación al uso de la L-carnitina más la acetil-L-carnitina solamente.
  • Los pacientes con diabetes deben tener precaución porque la L-carnitina puede disminuir el azúcar en la sangre. Sin embargo, los niveles de carnitina no cambiaron en pacientes diabéticos que usaban insulina o terapia con sulfonilúrea. No existe claridad acerca de si la L-carnitina tendría efectos similares cuando se combina con otros medicamentos que disminuyen el azúcar en la sangre. Debe consultarse con un profesional de cuidados de la salud o farmaceuta antes de combinar terapias.
  • Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, la carnitina puede incrementar las concentraciones de ácido valproico en el cerebro lo que a su vez podría incrementar los efectos del ácido valproico. Se recomienda precaución.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

  • La L-carnitina puede disminuir la necesidad de hierbas o suplementos con efectos anticoagulantes (“adelgazantes de la sangre”); también puede disminuir la necesidad de hierbas y suplementos con efectos diuréticos. Puede ser necesario hacer ajustes a los medicamentos.
  • Los pacientes con diabetes deben tener precaución porque la L-carnitina puede disminuir el azúcar en la sangre. Sin embargo, los niveles de carnitina no cambiaron en pacientes diabéticos que usaban insulina o terapia con una sulfonilúrea. No existe claridad acerca de si la L-carnitina tendría efectos similares cuando se combina con otras hierbas y suplementos que disminuyen el azúcar en la sangre. Debe consultarse con un profesional de la salud o farmaceuta antes de combinar terapias.
  • La suplementación de colina puede reducir la excreción, la eliminación renal (riñón) y la eliminación fraccional de la carnitina no esterificada.
  • El cloruro de L-carnitina y el cloruro de potasio puede disminuir la rabdomiolisis, un efecto secundario de la ingesta oral de regaliz.

Información del Autor/Actualización

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Bazzato G, Coli U, Landini S, et al. Myasthenia-like syndrome after D,L- but not L-carnitine. Lancet 5-30-1981;1(8231):1209. Ver Abstracto
  2. Bazzato G, Mezzina C, Ciman M, et al. Myasthenia-like syndrome associated with carnitine in patients on long- term haemodialysis. Lancet 5-12-1979;1(8124):1041-1042. Ver Abstracto
  3. Benvenga S, Ruggeri RM, Russo A, et al. Usefulness of L-carnitine, a naturally occurring peripheral antagonist of thyroid hormone action, in iatrogenic hyperthyroidism: a randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial. J Clin Endocrinol Metab 2001;86(8):3579-3594. Ver Abstracto
  4. Bohmer T, Bergrem H, Eiklid K. Carnitine deficiency induced during intermittent haemodialysis for renal failure. Lancet 1-21-1978;1(8056):126-128. Ver Abstracto
  5. Casciani CU, Caruso U, Cravotto E, et al. Effect of L-carnitine on lipid pattern in haemodialysis. Lancet 12-13-1980;2(8207):1309-1310. Ver Abstracto
  6. El Beshlawy A, Abd El Raouf, Mostafa F, et al. Diastolic dysfunction and pulmonary hypertension in sickle cell anemia: is there a role for L-carnitine treatment? Acta Haematol. 2006;115(1-2):91-96. Ver Abstracto
  7. Ellaway C, Williams K, Leonard H, et al. Rett syndrome: randomized controlled trial of L-carnitine. J Child Neurol 1999;14(3):162-167. Ver Abstracto
  8. Holme E, Greter J, Jacobson CE, et al. Carnitine deficiency induced by pivampicillin and pivmecillinam therapy. Lancet 8-26-1989;2(8661):469-473. Ver Abstracto
  9. Jirillo E, Altamura M, Munno I, et al. Effects of acetyl-L-carnitine oral administration on lymphocyte antibacterial activity and TNF-alpha levels in patients with active pulmonary tuberculosis. A randomized double blind versus placebo study. Immunopharmacol.Immunotoxicol. 1991;13(1-2):135-146. Ver Abstracto
  10. Lacour B, Di Giulio S, Chanard J, et al. Carnitine improves lipid anomalies in haemodialysis patients. Lancet 10-11-1980;2(8198):763-764. Ver Abstracto
  11. Maebashi M, Kawamura N, Sato M, et al. Lipid-lowering effect of carnitine in patients with type-IV hyperlipoproteinaemia. Lancet 10-14-1978;2(8094):805-807. Ver Abstracto
  12. Persico G, Amato B, Aprea G, et al. The early effects of intravenous L-propionyl carnitine on ulcerative trophic lesions of the lower limbs in arteriopathic patients: a controlled randomized study. Drugs Exp Clin Res 1995;21(5):187-198. Ver Abstracto
  13. Sima AA, Calvani M, Mehra M, et al. Acetyl-L-carnitine improves pain, nerve regeneration, and vibratory perception in patients with chronic diabetic neuropathy: an analysis of two randomized placebo-controlled trials. Diabetes Care 2005;28(1):89-94. Ver Abstracto
  14. Singh RB, Niaz MA, Agarwal P, et al. A randomised, double-blind, placebo-controlled trial of L-carnitine in suspected acute myocardial infarction. Postgrad.Med J 1996;72(843):45-50. Ver Abstracto
  15. Thomas S, Fischer FP, Mettang T, et al. Effects of L-carnitine on leukocyte function and viability in hemodialysis patients: A double-blind randomized trial. Am J Kidney Dis 1999;34(4):678-687. Ver Abstracto

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com)

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

 

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil