Te negro (Camellia sinensis)

ss_blacktea

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2011 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.


Términos Relacionados

  • Cafeína, camellia, Camellia assamica, camellia tea, camellia, Camellia sinensis, catechin, té chino, té verde, té oolong, té para América, theifers, Thea sinensis, Thea bohea, Thea viridis.

Historia

  • El té negro está hecho con hojas secas de Camellia sinensis, un arbusto verde perenne. El té negro tiene una larga historia en su uso, que data de China, aproximadamente hace 5000 años. El té verde, el té negro y el té oolong son derivados de la misma planta.
  • El té negro es una fuente de cafeína, una metilzantina que estimula el sistema nervioso central, relaja el músculo liso en los conductos de los pulmones (bronquiolos), estimula el corazón, y actúa como diurético en los riñones (aumentando la orina). Una taza de té contiene cerca de 50 miligramos de cafeína, dependiendo de qué tan fuerte sea y del tamaño de la taza (comparado con el café que contiene 65 a 175 miligramos de cafeína por taza). El té también contiene polifenoles (catequinas, antocianinas y ácidos fenólicos), tanino, oligoelementos, y vitaminas.
  • La planta de té es nativa del Sur de Asia y puede crecer hasta 40 pies de altura, pero generalmente se mantiene de dos a tres pies de altura podándola regularmente. Los primeros botones en la primavera, llamados primeros rubores, se consideran las hojas de mejor calidad. Cuando se cortan los botones de las hojitas en los primeros rubores, otros botones crecen en su lugar llamados segundos rubores, y esto continúa hasta un rubor de otoño. Las hojas más viejas cortadas más abajo en los tallos se consideran de menor calidad.
  • Las variedades de té reflejan la región en donde se cultivan (por ejemplo Ceylon o Assam), el distrito (por ejemplo Darjeeling), la forma (por ejemplo pekoe se corta mientras que la pólvora o gun powder se enrolla), y el método de procesamiento (por ejemplo negro, verde u oolong). India y Sri Lanka son los mayores productores de té negro.
  • Históricamente, el té ha servido como parte de varias ceremonias, y ha sido usado para permanecer alerta durante largas meditaciones. Una leyenda de India describe la historia del Príncipe Siddhartha Gautama, el fundador del Budismo, quien se arrancó los párpados por la frustración de no poder permanecer despierto durante la meditación mientras viajaba por China. Se dice que nació una planta de té en el lugar donde cayeron sus párpados, brindándole a él la habilidad de permanecer despierto, meditar y alcanzar el entendimiento. Se dice que fueron los comerciantes turcos quienes introdujeron el té a las culturas de occidente en el siglo sexto. Para el siglo XVIII, el té se consumía comúnmente en Inglaterra, en donde se hizo costumbre tomar el té a las 5 de la tarde.
  • El té negro llegó a América con los primeros pobladores europeos en 1492. El té negro se hizo famoso en los Estados Unidos en 1773 cuando los colonos arrojaron té negro en la Bahía de Boston durante la Fiesta del Té de Boston. Este gesto simbólico fue uno de los primeros eventos de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos contra Inglaterra.

Evidencia Científica

Usos:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Asma

Calificación C

La investigación ha demostrado que la cafeína mejora el pasaje de aire a los pulmones (broncodilatación). Sin embargo, no es claro si el uso de la cafeína o del té tenga beneficios clínicos significativos en la gente con asma. Es necesario tener mejores trabajos de investigación en esta área antes de poder llegar a una conclusión.

Prevención de cáncer

Calificación C

Varios estudios han explorado una posible asociación entre el consumo regular de té negro y los índices de cáncer en la población. Estos estudios han dado lugar a resultados contradictorios, con algunos estudios que sugieren que el consumo es benéfico mientras que otros reportan que no hay efectos. Algunos estudios de laboratorio y en animales reportan que los componentes del té, como los polifenoles, tienen propiedades antioxidantes y efectos contra tumores. Sin embargo, los resultados en humanos permanecen poco claros, y estos componentes pueden ser más comunes en el té verde que en el té negro. Algunos estudios en animales y de laboratorio sugieren que los components del té negro pueden ser cancerígenos, a pesar de que los efectos en humanos no están claros. En general, la relación entre el consumo de té negro y el cáncer en humanos permanece indeterminado.

Cáncer colorrectal

Calificación C

Aunque hay evidencias contundentes de estudios en animales y de laboratorio de que el té negro puede ayudar a prevenir el cáncer de colon, los estudios en humanos son limitados. Se requiere investigación adicional.

Prevención de caries dentales

Calificación C

Hay estudios limitados que proponen al té negro como enjuague bucal para la prevención de caries dentales o placa. No está claro si ésta es una terapia beneficiosa.

Diabetes

Calificación C

El té negro puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Una combinación de extracto de té verde y de té negro no disminuyó los niveles de azúcar en la sangre de los pacientes con diabetes tipo 2. Sin embargo, el té negro solo disminuyó los niveles de azúcar y aumentó los niveles de insulina en pacientes sanos. Se requiere investigación adicional con el té negro solo en pacientes diabéticos.

Prevención de ataques al corazón/ riesgo cardiovascular

Calificación C

Hay evidencia contradictoria de un número pequeño de estudios que examinan la relación entre el consumo de té negro con el riesgo de ataques al corazón. El té puede reducir el riesgo del aumento de plaquetas o disfunción endotelial, que se ha propuesto ser beneficioso contra el bloqueo de arterias en el corazón. Los efectos a largo plazo del consumo de té en factores cardiovasculares como los niveles de colesterol, presión arterial, y arterosclerosis no se conocen. Otro estudio reporta que la ingestión regular de té negro no altera las concentraciones de homocisteína en plasma o la presión arterial. El té negro puede aumentar la frecuencia cardiaca.

Función mental/ estado alerta

Calificación C

Hay reportes limitados de baja calidad de investigación que reportan que el uso del té negro puede mejorar la cognición y la sensación de alerta. El té negro contiene cafeína, la cual es estimulante.

Mejoría de la memoria

Calificación C

Varios estudios preliminares han examinado los efectos de la cafeína, y del uso de té o café en la memoria a corto y a largo plazo. Los beneficios del uso del té permanecen poco claros.

Mejoría metabólica

Calificación C

Se requieren investigaciones adicionales para comprender de manera exacta cómo el té negro puede afectar el metabolismo humano.

Infección áurea de estafilococo resistente a la meticilina (MRSA)

Calificación C

En un pequeño estudio, la catequina de té inhalada se reportó como efectiva temporalmente en la reducción de MRSA y se reportó una disminución en el tiempo de hospitalización en pacientes mayores de edad con esputo infectado con MRSA. Es necesario hacer más estudios para explorar a fondo estos resultados.

Prevención de osteoporosis

Calificación C

La investigación preliminar sugiere que el uso crónico del té negro puede mejorar la densidad mineral de los huesos (BMD) en mujeres mayores de edad. Es necesario hacer mejor investigación en esta área antes de poder sacar una conclusión.

Leucoplaquia oral/carcinoma

Calificación C

Algunos estudios tempranos reportan que el té negro puede llevar a una mejoría clínica en leucoplaquia oral y por lo tanto prevenir el carcinoma oral. Es necesario hacer más investigación para confirmar estos resultados.

Estrés

Calificación C

Según investigaciones tempranas, el té negro puede reducir el estrés y ayudar a los pacientes a sentirse más relajados. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos. Cabe hacer notar que se han asociado altas dosis de cafeína con ansiedad.

Pérdida de peso

Calificación C

Se ha utilizado el té negro como parte de un suplemento combinado para ayudar a pacientes a perder peso. Aunque los pacientes en el estudio perdieron peso, los efectos del té negro solo no son claros.

*Clave para las Calificaciones:

A: Evidencia científica sólida para este uso;

B: Evidencia científica buena para este uso;

C: Evidencia científica dudosa para este uso;

D: Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);

F: Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

 

Tradición/Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

  • Faringitis aguda, antioxidante, ansiedad, resistencia a múltiples drogas contra el cáncer, trastornos circulatorios/ o de corriente sanguínea, “limpieza,” enfermedad de Crohn, diarrea, diurético (incremento en la producción de orina), enfermedades de la encía, dolores de cabeza, hiperactividad (en niños), aumento en respuesta del sistema inmune/mejoría en la resistencia a la enfermedad, influenza, dolor en las articulaciones, prevención de cálculos en los riñones, melanoma, obesidad, osteoartritis, dolor, cáncer de próstata, trastornos estomacales, eliminación de toxinas/alcohol del cuerpo, neuralgia trigeminal, vómito.

Dosificación

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Adultos (18 años y mayores)

  • No se ha comprobado que el té negro sea una terapia efectiva para cualquier afección, y los beneficios de dosis específicas no han sido establecidos. Se ha sugerido el consumo de un máximo de ocho tazas diarias de té negro. Una taza de té contiene aproximadamente 50 miligramos de cafeína, dependiendo del tamaño de la taza y de qué tan fuerte sea el té.

Niños (menores de 18 años)

  • No existe información disponible suficiente acerca de la seguridad y efectividad del té negro en niños. Debido al contenido de cafeína, se recomienda tener precaución.

Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Las personas con alergias/hipersensibilidades reconocidas a la cafeína o tanina deben evitar el té negro. Erupciones en la piel y ronchas han sido reportadas por la ingestión de cafeína.

Efectos secundarios y advertencias

  • Los estudios sobre los efectos secundarios del té negro específicamente son limitados. Sin embargo, el té negro es una fuente de cafeína, por lo cual se reportan múltiples reacciones.
  • La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central, y puede causar insomnio en adultos, niños y recién nacidos (incluyendo recién nacidos lactantes de madres que consumen cafeína). La cafeína actúa en los riñones como diurético (aumentando la orina y los niveles de sodio/potasio en la misma y potencialmente disminuyendo los niveles de sodio/potasio en la sangre), y puede empeorar la incontinencia. Las bebidas que contienen cafeína pueden aumentar la producción de ácido en el estómago, y pueden empeorar los síntomas de úlcera. La tanina en té puede causar constipación. La cafeína en ciertas dosis puede aumentar el ritmo cardiaco y la presión arterial, a pesar de que la gente que consume cafeína regularmente no parece experimentar estos efectos a largo plazo.
  • Una elevación en los niveles de azúcar en la sangre puede ocurrir después de tomar té negro que contenga altos niveles de cafeína. Otros estudios anteriores sugieren que el té verde puede reducir los niveles de azúcar en la sangre y elevar los niveles de insulina. Las bebidas que contienen cafeína, como el té negro, deben utilizarse con cuidado en pacientes con diabetes. La gente con padecimientos severos del hígado debe utilizar cafeína con cuidado, porque los niveles de cafeína en la sangre pueden acumularse y durar más tiempo. Erupciones en la piel han sido asociadas con la ingestión de cafeína. En estudios de laboratorio y con animales, se ha encontrado que la cafeína afecta la coagulación de la sangre, aunque se desconocen los efectos en humanos. No es claro si el té negro con o sin cafeína tendría efectos similares. El té negro puede manchar los dientes.
  • Toxicidad/dosis altas de la cafeína: Altas dosis de cafeína pueden causar síntomas de ansiedad, delirio, agitación, psicosis, o inestabilidad del detrusor (vejiga inestable). La concepción puede retrasarse en mujeres que consumen grandes cantidades de cafeína. Ataques, espasmos musculares, colapso muscular grave (rabdomiolosis), y ritmo cardiaco gravemente anormal han sido reportados con la sobredosis de cafeína. Las dosis extremadamente altas pueden ser fatales.
  • Abstinencia de cafeína: El uso crónico puede resultar en tolerancia, o dependencia psicológica, y puede crear hábito. La descontinuación abrupta puede dar como resultado síntomas de abstinencia como dolores de cabeza, irritación, nerviosismo, ansiedad, temblores, o mareos. En personas con enfermedades psiquiátricas como trastornos afectivos o esquizoafectivos, la abstinencia de cafeína puede empeorar los síntomas o causar confusión, desorientación, excitación, inquietud, conducta violenta o manía.
  • Efectos crónicos: Varios estudios de la población sugieren inicialmente una posible asociación entre el uso de cafeína y enfermedad de pecho fibroquístico, aunque estudios más recientes no han encontrado esta conexión. Una investigación limitada ha reportado una posible relación entre el uso de cafeína y esclerosis en placas, aunque la evidencia no es definitiva en esta área. Los estudios en animales reportan que fracciones de tanina de la planta del té pueden aumentar el riesgo de cáncer, aunque no está claro si la tanina presente en el té negro tiene efectos cancerígenos en humanos.
  • El consumo de bebidas que contienen tanino, como el té negro, puede contribuir a la deficiencia de hierro. En recién nacidos, el té negro ha sido asociado con daño en el metabolismo de hierro y anemia microcítica.

Embarazo y lactancia

  • Grandes cantidades de té negro deben usarse con cuidado en mujeres embarazadas, ya que la cafeína cruza la placenta y ha sido asociada con abortos espontáneos, retraso en el crecimiento intrauterino, y peso bajo al nacer. El consumo cuantioso de cafeína durante el embarazo puede aumentar el riesgo posterior de desarrollo de SIDS (síndrome de muerte súbita en recién nacidos). La cafeína en dosis muy altas han sido asociadas con defectos genéticos, incluyendo malformaciones de miembros o paladar.
  • La cafeína se transfiere fácilmente a la leche materna. La ingestión de cafeína por recién nacidos puede causar trastornos de sueño/ insomnio. Se ha reportado que los recién nacidos lactando de madres que consumen altos niveles de cafeína diariamente experimentan temblores y anormalidades en el ritmo cardiaco. Algunos componentes presentes en la leche materna pueden reducir la capacidad del recién nacido para metabolizar la cafeína, dando como resultado niveles de cafeína más altos de los esperados. El consumo de té por recién nacidos ha sido asociado con anemia, reducción en el metabolismo de hierro e irritabilidad.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • Los estudios de las interacciones del té negro con drogas son limitados. Sin embargo, el té negro es una fuente de cafeína, para la que se han documentado múltiples interacciones.
  • El té negro puede incrementar los efectos de las drogas que hacen que los vasos sanguíneos se estrechen (vasopresores).
  • La combinación de cafeína con efedrina, un alcaloide de efedra o belcho, ha sido implicada en numerosos eventos severos de enfermedad cardiovascular de gravedad, como presión arterial muy alta, apoplejías o ataques al corazón. Esta combinación es comúnmente usada en productos para bajar de peso para los cuales no se necesita receta médica, y puede también estar asociada con otros efectos adversos incluyendo ritmo cardiaco anormal, insomnio, ansiedad, dolores de cabeza, irritabilidad, dificultad para concentrarse, visión borrosa, y mareo. También han sido reportadas apoplejías después de la ingestion nasal de cafeína con anfetamina.
  • La cafeína puede aumentar los efectos y efectos secundarios de otros estimulantes, incluyendo nicotina, agonistas beta-adrenérgicos como albuterol (Ventolin®), u otras metilzantinas como teofilina. Por el contrario, la cafeína puede contrarrestar los efectos de sueño y alentamiento mental causado por benzodiazepinas como lorazepam (Ativan®) o diazepam (Valium®). La fenilpropanolamina y la cafeína no deben usarse a la vez debido a reportes de numerosos efectos adversos serios, a pesar de que algunas formas de fenilpropanolamina tomadas por vía oral han sido sacadas del mercado estadounidense debido a reportes de sangrados en la cabeza.
  • Cuando se toman con cafeína, varias drogas pueden aumentar los niveles de cafeína en la sangre o el tiempo de acción de la cafeína en el cuerpo, incluyendo disulfiram (Antabuse®), contraceptivos orales o terapia de reemplazo de hormona, ciprofloxacina (Cipro®), norfloxacina, fluvoxamina (Luvox®), cimetidina (Tagamet®), verapamil, y mexiletina. Los niveles de cafeína pueden disminuirse tomando dexametasona (Decadron®). El metabolismo de cafeína a través del hígado puede ser afectado por varias drogas, a pesar de que los efectos en humanos no están muy claros.
  • La cafeína puede alargar los efectos de carbamazepina o aumentar los efectos de clozapina (Clozaril®) y dipiridamol. La cafeína puede afectar los niveles séricos de litio, y el abandono abrupto de cafeína por usuarios regulares que toman litio puede resultar en altos niveles de litio o intoxicación por litio. Los niveles de aspirina o fenobarbital pueden disminuir en el cuerpo, a pesar de que los efectos clínicos en humanos no están claros.
  • A pesar de que la cafeína por ella misma no parece tener propiedades para aliviar el dolor, es usada en combinación con tartrato de ergotamina en el tratamiento de migraña o dolores de cabeza (por ejemplo, Cafergot®). Se ha demostrado que aumenta los efectos de alivio del dolor de cabeza de otros medicamentos para el dolor como acetaminofén y aspirina (por ejemplo, Excedrin®). La cafeína también puede aumentar los efectos de alivio del dolor de la codeína o ibuprofeno (Advil®, Motrin®).
  • Como diurético, la cafeína aumenta la pérdida de orina y sodio a través del riñón, y puede aumentar los efectos de otros diuréticos como furosemida (Lasix®).
  • Existe una controversia en cuanto a cómo el té negro y la cafeína afectan la coagulación de la sangre. El té negro contiene vitamina K, que cuando se usa en grandes cantidades puede reducir los efectos adelgazantes de la sangre de la warfarina (Coumadin®), un fenómeno que se reportó en un caso en humanos. Sin embargo, el té negro también puede incrementar el riesgo de sangrados cuando se toma con terapias anticoagulantes o antiplaquetarias. Se recomienda precaución.
  • Con base en información preliminar, la teanina, un glucomato específico derivado del té verde (el cual es de la misma especie que el té negro), puede reducir las reacciones adversas causadas al hígado y al corazón por la droga doxorubicina, prescrita contra el cáncer. Se requiere investigación adicional para confirmar estos resultados.
  • Con base en evidencia preliminar, la ingestión del té verde puede disminuir los niveles de colesterol LDL, y por lo tanto, en teoría, puede interactuar con otras drogas que disminuyan el colesterol.
  • Otras interacciones potenciales pueden ser con drogas como la adenosina, el alcohol, antidiabéticos, antisicóticos, fluconazol, hidrocortisona, levadopa, antidepresivos MAOI, fenitoína, inhibidores de la bomba de protones, riluzol y timolol.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • Los estudios de las interacciones del té negro con hierbas y suplementos son limitados. Sin embargo, el té negro es una fuente de cafeína, para la cual se han documentado múltiples interacciones.
  • Existe una controversia en cuanto a cómo el té negro y la cafeína afectan la coagulación de la sangre. Se recomienda precaución cuando se usen hierbas o suplementos que afecten la coagulación de la sangre.
  • El té negro puede incrementar los efectos de hierbas o suplementos que hacen que los vasos sanguíneos se estrechen (vasoconstrictores).
  • El té negro puede incrementar o disminuir los efectos de los agentes antidiabéticos.
  • La cafeína puede aumentar los efectos o efectos secundarios de otros estimulantes. La combinación de cafeína con efedrina , la cual está presente en efedra o belcho (ma huang), ha sido implicada en numerosos eventos severos de enfermedad cardiovascular de gravedad, como presión arterial muy alta, derrames o ataques al corazón. Esta combinación es comúnmente usada en productos para bajar de peso para los cuales no se necesita receta médica, y puede también estar asociada con otros efectos adversos incluyendo ritmo cardiaco anormal, insomnio, ansiedad, dolores de cabeza, irritabilidad, dificultad para concentrarse, visión borrosa, y mareo.
  • La nuez de cola, guaraná (Paullina cupana), y yerba mate (Ilex paraguariensis) también son fuentes de cafeína, y pueden aumentar los efectos y efectos secundarios de la cafeína y del té negro. Una combinación de productos que contienen cafeína, yerba mate (Ilex paraguariensis), y damiana (Turnera difussa) ha reportado que causa pérdida de peso, al disminuir el proceso gastrointestinal, y dar una sensación de estómago lleno.
  • Como diurético, la cafeína aumenta la pérdida de orina y sodio a través del riñón, y puede aumentar los efectos de otros agentes diuréticos.
  • Con base en información preliminar, la ingestión del té negro puede disminuir los niveles de colesterol LDL y por ello en teoría, puede interactuar con otras hierbas y suplementos que disminuyan el colesterol.
  • También puede interactuar con naranja agria, calcio, hierro, medicamentos MAOI y hierbas y suplementos que contengan taninos.
  • El té negro puede incrementar los efectos de los antioxidantes.

Información del Autor/Actualización

  • Esta información está basada en una revisión sistemática de la literatura científica y fue editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Bryans JA, Judd PA, Ellis PR. The effect of consuming instant black tea on postprandial plasma glucose and insulin concentrations in healthy humans. J Am Coll Nutr 2007 Oct;26(5):471-7.Ver Abstracto
  2. Gardner EJ, Ruxton CH, Leeds AR. Black tea–helpful or harmful? A review of the evidence. Eur J Clin Nutr 2007 Jan;61(1):3-18. Ver Abstracto
  3. Halder A, Raychowdhury R, Ghosh A, et al. Black tea (Camellia sinensis) as a chemopreventive agent in oral precancerous lesions. J Environ Pathol Toxicol Oncol 2005;24(2):141-144. Ver Abstracto
  4. Henning SM, Aronson W, Niu Y, et al. Tea polyphenols and theaflavins are present in prostate tissue of humans and mice after green and black tea consumption. J Nutr 2006 Jul;136(7):1839-43. Ver Abstracto
  5. Lundqvist H, Sjöberg F. Food interaction of oral uptake of iron / a clinical trial using 59Fe. Arzneimittelforschung. 2007;57(6A):401-16. Ver Abstracto
  6. Mackenzie T, Leary L, Brooks WB. The effect of an extract of green and black tea on glucose control in adults with type 2 diabetes mellitus: double-blind randomized study. Metabolism 2007 Oct;56(10):1340-4. Ver Abstracto
  7. Moran J, Claydon NC, Addy M, et al. Clinical studies to determine the effectiveness of a whitening toothpaste at reducing stain (using a forced stain model). Int J Dent Hyg 2005 Feb;3(1):25-30. Ver Abstracto
  8. Mukamal KJ, MacDermott K, Vinson JA, et al. A 6-month randomized pilot study of black tea and cardiovascular risk factors. Am Heart J 2007 Oct;154(4):724.e1-6. Ver Abstracto
  9. Opala T, Rzymski P, Pischel I, et al. Efficacy of 12 weeks supplementation of a botanical extract-based weight loss formula on body weight, body composition and blood chemistry in healthy, overweight subjects–a randomised double-blind placebo-controlled clinical trial. Eur J Med Res 2006 Aug 30;11(8):343-50. Ver Abstracto
  10. Sowers MR, Crawford S, McConnell DS, et al. Selected diet and lifestyle factors are associated with estrogen metabolites in a multiracial/ethnic population of women. J Nutr 2006 Jun;136(6):1588-95. Ver Abstracto
  11. Steptoe A, Gibson EL, Vuononvirta R, et al. The effects of chronic tea intake on platelet activation and inflammation: a double-blind placebo controlled trial. Atherosclerosis 2007 Aug;193(2):277-82. Ver Abstracto
  12. Steptoe A, Gibson EL, Vuononvirta R, et al. The effects of tea on psychophysiological stress responsivity and post-stress recovery: a randomised double-blind trial. Psychopharmacology (Berl) 2007 Jan;190(1):81-9. Ver Abstracto
  13. Sun CL, Yuan JM, Koh WP, et al. Green tea, black tea and colorectal cancer risk: a meta-analysis of epidemiologic studies. Carcinogenesis. 2006 Jul;27(7):1301-9. Ver Abstracto
  14. Van Dorsten FA, Daykin CA, Mulder TP, et al. Metabonomics approach to determine metabolic differences between green tea and black tea consumption. J Agric Food Chem 2006 Sep 6;54(18):6929-38. Ver Abstracto
  15. Vlachopoulos C, Alexopoulos N, Dima I, et al. Acute effect of black and green tea on aortic stiffness and wave reflections. J Am Coll Nutr 2006 Jun;25(3):216-23.Ver Abstracto

Copyright © 2011 Natural Standard (www.naturalstandard.com)

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.