Acné

¿Qué es?

El acné es una enfermedad común de la piel causada por la inflamación de los folículos pilosos y las glándulas productoras de aceite (sebáceas) de la piel. Los folículos pilosos son unas estructuras pequeñas que hacen que el cabello crezca en el cuero cabelludo. Las glándulas sebáceas producen sebo, que humedece el cabello y la piel. Cada pelo penetra a través de la superficie de la piel junto con el sebo.

El acné puede comenzar durante la pubertad y afecta aproximadamente al 80 por ciento de los adolescentes. Ocurre cuando las glándulas sebáceas de la piel son estimuladas en exceso para producir sebo. Las células de la piel no se descaman normalmente y estas células pegajosas bloquean los folículos pilosos, reteniendo el sebo. Los folículos bloqueados, llenos de sebo, hacen que se multipliquen las bacterias que normalmente se encuentran en los folículos pilosos. Esto causa inflamación, enrojecimiento y barros (pústulas).

En los adolescentes, la intensificación del acné probablemente esté relacionada con un aumento natural de las hormonas masculinas (andrógenas) durante la pubertad que estimulan a las glándulas sebáceas a que produzcan sebo en exceso. Los factores hereditarios también contribuyen al problema. Otros factores que pueden ocasionar acné incluyen el uso de cosméticos aceitosos, la humedad, la transpiración intensa y los problemas de ovarios o glándulas suprarrenales. El acné también puede ser causado por el consumo de medicamentos como el litio o los esteroides, ya sea recetados por el médico o los de venta libre usados para “físico culturismo” que son potencialmente nocivos. El acné no está relacionado a la dieta o a la falta de higiene. De hecho, el lavado excesivo puede hacer que un brote de acné empeore.

Síntomas

El acné puede causar:

  • Espinillas con puntos negros o blancos (comedones): los comedones son folículos pilosos agrandados llenos de sebo. Los puntos negros son comedones que se han abierto a la superficie de la piel. El color del sebo hace que se vean negros. Los puntos blancos son comedones que están cerrados en la superficie.
  • Barros (pústulas): estos son folículos pilosos inflamados. Las bacterias en el folículo se multiplican, lo que atrae a las células que combaten las infecciones, las cuales liberan sustancias que causan irritación y enrojecimiento. Luego el folículo se revienta y derrama su contenido sobre la piel de alrededor, y esto produce más inflamación.
  • Nódulos y quistes: estas son infecciones más grandes de los folículos pilosos que se extienden más profundamente en la piel, formando bultos firmes y profundos e hinchazón. Al igual que los barros, son causados por la producción excesiva de sebo y el crecimiento de bacterias, que produce irritación y enrojecimiento.

En mujeres y en las niñas, el acné a menudo se intensifica en ciertos momentos del ciclo menstrual.

Diagnóstico

Generalmente, su médico puede diagnosticar el acné basado en un examen físico sencillo. Buscará comedones, barros, nódulos y quistes en su cara, pecho, espalda, en la parte superior de sus brazos y en sus hombros. También le hará preguntas sobre su historia clínica para tratar de identificar los factores que contribuyen. Le preguntará acerca de su ciclo menstrual, patrones de crecimiento del vello, cosméticos, limpiadores faciales y medicamentos.

Duración

Los brotes de acné pueden ocurrir en cualquier momento después de la pubertad, pero son más comunes durante la adolescencia.

Prevención

El acné no se puede prevenir. Es útil recordar que el acné se desarrolla en la mayoría de las personas y es una parte normal del proceso de maduración. No obstante, hay quienes son más propensos a desarrollar acné que otros.

Tratamiento

El acné se puede tratar con:

  • Limpiadores con ácido salicílico: ayudan a vaciar los comedones de sebo.
  • Jaleas con peróxido de benzoilo: estos productos se aplican como una capa delgada sobre la piel. Secan y exfolian (pelan) la piel, combaten el crecimiento de bacterias y ayudan a limpiar los folículos pilosos bloqueados. Algunos están disponibles en lociones más suaves que no requieren receta médica. Si no le funcionan, su médico puede recetarle las jaleas más concentradas que son más eficaces.
  • Tretinoína (Retin-A): se aplica sobre la piel como crema, jalea o líquido. Ayuda a limpiar la piel de folículos tapados al incrementar la renovación de las células epiteliales (las células superficiales de la piel). Como también aumenta la sensibilidad de la piel a la luz solar, la tretinoína se debe usar con un protector solar.
  • Antibióticos: se puede aplicar clindamicina (Cleocin) y eritromicina (existen varias marcas comerciales) directamente sobre la piel para reducir el crecimiento de las bacterias que causan acné.

Si estos tratamientos tópicos (locales) no funcionan, entonces el acné se trata con antibióticos orales (generalmente tetraciclinas) o isotretinoía (Accutane). Sin embargo, estos medicamentos pueden tener efectos secundarios y sólo están disponibles con receta. Además, debido a que la isotretinoína puede causar malformaciones congénitas en el recién nacido, las mujeres que lo toman y que son sexualmente activas deben usar un método anticonceptivo para estar absolutamente seguras de no quedar embarazadas, tanto durante los cinco meses de tratamiento con Accutane como un mes después de haber finalizado el tratamiento.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico si usted o su hijo tienen acné que no se controla con limpiadores o jaleas de venta sin receta médica. Recuerde que en los adolescentes, la cantidad de acné puede no indicar verdaderamente el impacto del problema en la vida del joven. A veces un caso leve de acné puede llegar a avergonzar y a causar problemas psicológicos para la gente joven.

El acné puede causar cicatrices que su hijo lamentará posteriormente. Ofrézcale la posibilidad de recibir tratamiento y asegúrese de que esté consciente de que el acné podría dejarle cicatrices; sin embargo, recuerde que si su hijo no desea recibir tratamiento, probablemente no va a seguir las instrucciones ni a tomarse los medicamentos recetados. Cuando sus amigos crezcan y cambie su actitud en relación el acné y a su tratamiento, es probable que su hijo le pida que lo lleve al médico.

Pronóstico

El acné casi siempre se puede controlar con medicación, aunque puede que los resultados no se vean por semanas o meses. Por ejemplo, la mayoría de los medicamentos que se aplican en la piel actúan en cuatro a ocho semanas. Mientras que los mejores resultados de la tretinoína tienden a verse entre los tres a seis meses, después de iniciar el tratamiento.

Información adicional

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases (Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel) Centro de Información 1 AMS Circle, Bethesda, MD 20892-3675 Teléfono: (301) 495-4484 Gratuito: (877) 226-4267 Fax: (301) 718-6366 TTY: (301) 565-2966 http://www.niams.nih.gov/

Última revisión: 17-06-2007 T00:00:00-06:00

Última modificación: 12-08-2008 T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic aquí:

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.