Alergia al látex

¿Qué es?

La alergia al látex es una hipersensibilidad al látex, que es una sustancia natural hecha de la savia lechosa del árbol del caucho. Las alergias al látex aparecen cuando el sistema inmune, que normalmente protege al cuerpo contra bacterias, virus y toxinas, también reacciona al látex. En cualquier tipo de alergia, cuando el sistema inmune reacciona contra una sustancia que generalmente es inocua, esa sustancia se denomina un alérgeno. En el caso de las alergias al látex, existen dos alérgenos posibles. El primero es un aditivo químico usado en el proceso de manufacturación; este alérgeno comúnmente causa alergia entre personas que usan guantes de látex para hacer sus tareas cotidianas. El segundo alérgeno es una proteína del látex mismo.

Cuando el sistema inmune detecta este alérgeno, se genera un tipo de anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE), que hace que se liberen químicos dentro del cuerpo. Otro químico es la histamina que es parcialmente responsable del enrojecimiento, la picazón y la inflamación (hinchazón) que puede aparecer en la piel durante una reacción alérgica, y produce síntomas de urticaria, salpullido, goteo nasal y ojos inflamados y llorosos. La histamina también puede ocasionar dificultad para respirar y una reacción alérgica severa llamada anafilaxis que puede incluir una caída repentina de la presión arterial, aumento en el pulso e inflamación del tejido.

El látex es un material flexible, elástico y relativamente económico usado en varios productos de consumo y para el cuidado de la salud. Dado que crea una barrera efectiva contra los organismos infecciosos, el látex se usa en la fabricación de suministros médicos y hospitalarios, como guantes de examen y quirúrgicos y en algunas partes de los tubos para anestesia, bolsas de ventilación, tubos de respiración y cánulas intravenosas (IV). Además, solía usarse para fabricar innumerables productos de consumo, incluidos pelotas, condones, diafragmas, guantes de goma, suelas de calzado de goma, tetinas para las mamaderas y los chupones, juguetes, mangueras de goma y neumáticos. Cada año se usan siete millones de toneladas métricas de látex para la fabricación.

A medida que crece el uso de los productos de látex, también crecen los casos de alergias al látex. Los guantes de látex se usan a diario cuando los trabajadores de la salud realizan intervenciones y manipulan líquidos corporales. Debido a su exposición al látex, los trabajadores de la salud tienen un alto riesgo de desarrollar una hipersensibilidad a los productos de látex.

Además de los trabajadores que tienen que usar látex, las personas que se someten a varias intervenciones quirúrgicas pueden desarrollar alergias de látex. Por ejemplo, los niños nacidos con un defecto de nacimiento llamada espina bífida están por lo general expuestos repetidamente a los productos de látex porque necesitan someterse a una serie de productos quirúrgicos y médicos. Alrededor del 50% de los niños con espina bífida desarrollan alergia al látex.

Las personas pueden volverse sensibles al látex como resultado del contacto directo con los productos de goma natural. Aspirar partículas de látex es la manera característica en que los trabajadores de la salud se vuelven sensibles al látex. Muchos guantes de goma están recubiertos con fécula de maíz para que sea más fácil ponérselos y quitárselos. La fécula de maíz absorbe las proteínas del látex y las esparce por el aire desde donde pueden aspirarse.

Síntomas

Al igual que con cualquier tipo de alergia, la primera exposición a las alérgenos del látex usualmente no causan ninguna reacción. Sin embargo, la primera exposición puede sensibilizar el sistema inmune al alérgeno, que puede causar síntomas después de la exposición al látex.

Cuando hay sensibilidad a un aditivo químico usado en la fabricación de látex de caucho, la reacción típicamente ocurre uno a dos días después de la exposición y usualmente la reacción es una forma de dermatitis de contacto, un salpullido que se asemeja a la hiedra venenosa. La piel usualmente está enrojecida, agrietada y ampollada.

Cuando la sensibilidad es a la proteína de látex, pueden ocurrir síntomas más serios minutos después de la exposición. Los síntomas incluyen urticaria, goteo nasal (rinitis alérgica) y asma alérgica. En raros casos, este tipo de alergia puede causar anafilaxis, una reacción alérgica severa que puede incluir una caída repentina de la presión arterial, aumento en el pulso, dificultad para respirar e inflamación del tejido. Sin tratamiento apropiado y rápido, la anafilaxis puede ocasionar pérdida de conocimiento y raras veces, la muerte.

Diagnóstico

Su médico podría sospechar que sus síntomas están relacionados con sensibilidad al látex si tienen antecedentes de exposición al látex seguido rápidamente por la aparición de síntomas. Si tiene otras alergias y condiciones alérgicas, usted podría ser más susceptible a la alergia al látex. Los ejemplos de condiciones alérgicas son asma, fiebre del heno o eczema (dermatitis atópica). Parecería también haber una relación entre las alergias al látex y las alergias a ciertos alimentos: aguacate, plátano, kiwi, piña, tomate y castaña.

Además del antecedente de exposición, existe un análisis de sangre llamado RAST que puede ayudar a determinar su sensibilidad al látex. El RAST mide la cantidad de anticuerpos IgE asociados con el látex en su sangre. También pueden hacerse exámenes de la piel para detectar alergia al látex. En algunos ocasos, se recurre a las pruebas de provocación con los productos de látex para confirmar el diagnóstico. En una prueba de provocación, usted permanece alejado del alérgeno sospechoso durante un tiempo, luego lo exponen a esa sustancia para ver si desarrolla síntomas.

Prevención

La mejor manera de prevenir cualquier tipo de alergia es evitar la exposición. En el caso de las alergias al látex, es necesario usar guantes sin látex para lavar los platos o para realizar quehaceres domésticos, no inflar globos, evitar usar bandas de goma y condones fabricados con materiales sin látex. También debería decirles a los proveedores de la salud para que estos eviten exponerlo a productos que contienen látex. Si trabaja en el campo de la salud, podría ser más complicado evitar el contacto con el látex porque muchos productos médicos contienen látex. Aunque podría resultarle difícil evitar el contacto con el látex por completo, sí podría limitar el uso de productos de látex y usar productos menos irritantes.

La cantidad de alérgenos del látex que cubren los diferentes tipos de guantes, varía muchísimo. Algunos contienen menos aditivos químicos que se ha demostrado causan menos sensibilidad de la piel. Varios juicios por reacciones al látex, que fueron perdidos por fabricantes de productos de látex han alertado a muchos de estos fabricantes a modificar los materiales usados en los productos de látex. Dado que los guantes de látex recubiertos de fécula de maíz parecer ser los que más problemas causen, usar guantes sin esta fécula podría ayudar a prevenir las reacciones alérgicas.

Tratamiento

El tratamiento más importante para las alergias al látex en el lugar de trabajo es evitar las exposiciones repetidas porque pueden incrementar la sensibilidad. Las personas alérgicas al látex podrían necesitar ser asignadas a un puesto de trabajo diferente o podrían necesitar cambiar de puesto de trabajo.

Una vez que experimenta reacción al látex, el tratamiento depende del tipo y la gravedad de la reacción. Un antihistamínico puede bloquear las acciones de la histamina, por eso los antihistamínicos pueden disminuir la picazón y la inflamación. Los corticosteroides, que son agentes antiinflamatorios poderosos, se usan para casos con síntomas más severos. Vienen en tabletas, aerosoles bronquiales y nasales o cremas tópicas. Aunque los corticosteroides pueden ser muy efectivos contra las reacciones alérgicas, pueden causar efectos secundarios serios cuando se usan en dosis altas o durante largo tiempo. Su médico comparará los beneficios y los riesgos de los efectos secundarios, y usará la dosis más baja de corticosteroides que le resulte beneficiosa para usted en caso de que necesite este medicamento.

La anafilaxis, la reacción alérgica más grave, puede causar la dilatación de los vasos sanguíneos y un estrechamiento de las vías respiratorias, que conduce a silbido en el pecho, dificultad para respirar y disminución de la presión arterial. En los casos más graves, puede haber pérdida de conocimiento y muerte. La anafilaxis requiere colocar de inmediato una inyección de epinefrina (adrenalina) y tratamiento con líquidos administrados por vía endovenosa (por vena).

Si tiene alergia al látex, considere llevar con usted un kit de epinefrina.

Cuándo llamar a un profesional

Si sospecha que es alérgico al látex, necesitará ser examinado por un médico.

Si tiene dificultad para respirar, pulso acelerado, cara inflamada o mareos, póngase en contacto con su médico o diríjase de inmediato a una sala de urgencias. Estos síntomas podrían indicar anafilaxis, que requiere tratamiento de urgencia.

Pronóstico

Con tratamiento apropiado e inmediato, las personas se recuperan por completo de una reacción alérgica al látex. En raras ocasiones, una reacción alérgica al látex puede ser grave y causar anafilaxis y hasta la muerte. Si se evitara todo tipo de contacto con el látex, no habría reacción alérgica.

Información adicional

American Academy of Allergy, Asthma & Immunology, AAAAI (Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología) 555 East Wells St. Suite 1100 Milwaukee, WI 53202-3823 Teléfono: (414) 272-6071 Gratuito: (800) 822-2762 Correo electrónico: info@aaaai.orghttp://www.aaaai.org/

National Institute for Occupational Safety and Health (Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional) 4676 Columbia Parkway Mail Stop C-18 Cincinnati, OH 45226 Gratuito: (800) 356-4674 Fax: (513) 533-8573 http://www.cdc.gov/niosh/

Última revisión: 2007-02-25T00:00:00-07:00

Última modificación: 2007-05-15T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2007 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Déjanos tu Comentario

Un Comentario

  1. miguel montenegro
    Publicado 11 junio, 2013 en 6:41 am | Permalink

    LAS PINTURAS QUE CONTIENEN LÁTEX PUEDEN CAUSAR ALERGIA?

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.