Anemia hemolítica

Harvard Logo

¿Qué es?

La anemia hemolítica es un nivel anormalmente bajo de glóbulos rojos. La anemia hemolítica es el nombre general que se le da a cualquier tipo de anemia porque los glóbulos rojos se destruyen muy rápidamente.

Los glóbulos rojos son células con la forma de un disco que contienen hemoglobina y transportan oxigeno en la sangre. En circunstancias normales, los glóbulos rojos se forman en la médula ósea y se liberan en el torrente sanguíneo, donde circulan durante 110 a 120 días. Una vez finalizado este período, los glóbulos rojos normalmente desaparecen de la sangre en el bazo y el hígado.

En las personas con anemia hemolítica, los glóbulos rojos tienen un período de vida corto. Hay dos causas principales de esta disminución en el período de vida, algún problema con los glóbulos rojos o estos glóbulos rojos son normales pero un proceso anormal los destruye antes de tiempo.

Existen varios problemas médicos que pueden causar anemia hemolítica, incluidos:

  • Anomalías hereditarias en la membrana de los glóbulos rojos: en estas enfermedades genéticas (hereditarias), las anomalías de las proteínas en la membrana celular (el recubrimiento exterior de los glóbulos rojos) pueden causar cambios en la forma de la célula. En vez de tener la forma de un disco, el glóbulo rojo anormal tiene la forma de pequeñísimas tazas, óvalos o esferas. Estas células son más rígidas que lo normal y se convierten en un blanco para el bazo, que los identifica como anormales y se los elimina de la sangre. Estas enfermedades incluyen esferocitosis hereditaria, eliptocitosis hereditaria, estomatocitosis hereditaria y poiquilocitosis hereditaria.
  • Deficiencias enzimáticas hereditarias en los glóbulos rojos: las enzimas son proteínas que condicen las reacciones químicas dentro de las células. Cuando los niveles enzimáticos son anormalmente bajos dentro de los glóbulos rojos, las células se vuelven frágiles y propensas a ser destruidas rápidamente. Las dos deficiencias enzimáticas hereditarias más comunes que causan anemia hemolítica son deficiencia de piruvatocinasa y la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD).
  • Trastornos de la hemoglobina: en estas enfermedades, una anomalía hereditaria afecta la hemoglobina dentro de los glóbulos rojos. Los trastornos de la hemoglobina incluyen anemia drepanocítica, otras formas menos comunes de hemoglobinopatía (una enfermedad hereditaria en la cual la hemoglobina tiene una estructura anormal), y las talasemias (una enfermedad hereditaria que afecta la capacidad de los glóbulos rojos para producir hemoglobina).
  • Daño físico a los glóbulos rojos: la anemia hemolítica puede ocurrir cuando los glóbulos rojos se dañan en cualquiera de las siguientes situaciones: a medida que pasan por máquinas que oxigenan la sangre fuera del cuerpo durante una cirugía de pulmón y corazón, cuando el flujo de sangre pasa cerca de las prótesis, especialmente de válvulas cardiacas artificiales o si están expuestas al calor extremo, como en pacientes con quemaduras extensas y graves
  • Respuesta autoinmune: en esta forma, el sistema inmunitario destruye por error las células del propio cuerpo. La anemia hemolítica autoinmune puede estar causada por otras condiciones autoinmunes, como el lupus eritematoso sistémico ( LES o lupus), por ciertos tipos de infecciones como la hepatitis y por medicamentos como la penicilina, y en algunos casos no tiene una causa clara
  • Hiperesplenismo: en esta condición, un bazo agrandado y hiperactivo atrapa los glóbulos rejos en la sangre y los destruye¿Qué es?

    La anemia hemolítica es un nivel anormalmente bajo de glóbulos rojos. La anemia hemolítica es el nombre general que se le da a cualquier tipo de anemia porque los glóbulos rojos se destruyen muy rápidamente.

    Los glóbulos rojos son células con la forma de un disco que contienen hemoglobina y transportan oxigeno en la sangre. En circunstancias normales, los glóbulos rojos se forman en la médula ósea y se liberan en el torrente sanguíneo, donde circulan durante 110 a 120 días. Una vez finalizado este período, los glóbulos rojos normalmente desaparecen de la sangre en el bazo y el hígado.

    En las personas con anemia hemolítica, los glóbulos rojos tienen un período de vida corto. Hay dos causas principales de esta disminución en el período de vida, algún problema con los glóbulos rojos o estos glóbulos rojos son normales pero un proceso anormal los destruye antes de tiempo.

    Existen varios problemas médicos que pueden causar anemia hemolítica, incluidos:

    • Anomalías hereditarias en la membrana de los glóbulos rojos: en estas enfermedades genéticas (hereditarias), las anomalías de las proteínas en la membrana celular (el recubrimiento exterior de los glóbulos rojos) pueden causar cambios en la forma de la célula. En vez de tener la forma de un disco, el glóbulo rojo anormal tiene la forma de pequeñísimas tazas, óvalos o esferas. Estas células son más rígidas que lo normal y se convierten en un blanco para el bazo, que los identifica como anormales y se los elimina de la sangre. Estas enfermedades incluyen esferocitosis hereditaria, eliptocitosis hereditaria, estomatocitosis hereditaria y poiquilocitosis hereditaria.
    • Deficiencias enzimáticas hereditarias en los glóbulos rojos: las enzimas son proteínas que condicen las reacciones químicas dentro de las células. Cuando los niveles enzimáticos son anormalmente bajos dentro de los glóbulos rojos, las células se vuelven frágiles y propensas a ser destruidas rápidamente. Las dos deficiencias enzimáticas hereditarias más comunes que causan anemia hemolítica son deficiencia de piruvatocinasa y la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD).
    • Trastornos de la hemoglobina: en estas enfermedades, una anomalía hereditaria afecta la hemoglobina dentro de los glóbulos rojos. Los trastornos de la hemoglobina incluyen anemia drepanocítica, otras formas menos comunes de hemoglobinopatía (una enfermedad hereditaria en la cual la hemoglobina tiene una estructura anormal), y las talasemias (una enfermedad hereditaria que afecta la capacidad de los glóbulos rojos para producir hemoglobina).
    • Daño físico a los glóbulos rojos: la anemia hemolítica puede ocurrir cuando los glóbulos rojos se dañan en cualquiera de las siguientes situaciones: a medida que pasan por máquinas que oxigenan la sangre fuera del cuerpo durante una cirugía de pulmón y corazón, cuando el flujo de sangre pasa cerca de las prótesis, especialmente de válvulas cardiacas artificiales o si están expuestas al calor extremo, como en pacientes con quemaduras extensas y graves
    • Respuesta autoinmune: en esta forma, el sistema inmunitario destruye por error las células del propio cuerpo. La anemia hemolítica autoinmune puede estar causada por otras condiciones autoinmunes, como el lupus eritematoso sistémico ( LES o lupus), por ciertos tipos de infecciones como la hepatitis y por medicamentos como la penicilina, y en algunos casos no tiene una causa clara
    • Hiperesplenismo: en esta condición, un bazo agrandado y hiperactivo atrapa los glóbulos rejos en la sangre y los destruye

    Síntomas

    Los síntomas varían ampliamente. En personas con formas leves de anemia hemolítica, como talasemia menor, niveles de glóbulos rojos podría caer pero no lo suficiente como para causar síntomas de anemia. En estos pacientes, la condición podría descubrirse solo cuando los análisis de rutina muestran anemia o glóbulos rojos con formas anormales.

    En otras personas, pueden desarrollarse síntomas evidentes de anemia, incluidos:

    • palidez en la piel
    • fatiga
    • debilidad
    • vértigo
    • mareos
    • falta de aire
    • ictericia (un tono amarillento en la piel y los ojos)
    • orina oscura del color del té

    Diagnóstico

    El médico revisará su historia clínica y le pedirá que describa sus síntomas. Otras preguntas podrían incluir:

    • Tiene familares cercanos con anemia drepanocítica, talasemia, deficiencia de piruvatocinasa, deficiencia de glucosa-6-fosfato u otras formas de anemia hereditaria
    • Qué medicamentos toma? (incluya todos los medicamentos que tomó en los últimos meses)
    • Tuvo recientemente una infección grave, especialmente mononucleosis o neumonía
    • Tiene una válvula cardiaca artificial, un injerto sintético en sus vasos sanguíneos u otros implantes o prótesis
    • Tienen otros problemas médicos, especialmente enfermedades autoinmunes, como lupus

    Durante su examen físico, el médico buscará signos de anemia (uñas de las manos y piel pálidas, pulso rápido y soplo cardiaco) e hígado y bazo agrandados, que puede ocurrir cuando hay anemia. Después de este examen se harán análisis de sangre para medir los niveles de los glóbulos rojos, controlar el tamaño y la forma de los glóbulos rojos, medir los niveles de hemoglobina y determinar el número de reticulocitos. Los reticulocitos son glóbulos rojos inmaduros que salen de la médula ósea muy pronto porque la médula libera glóbulos rojos nuevos rápidamente para tratar de recuperarse de la anemia. Su médico también podría ordenarle análisis para detectar sangre en su materia fecal, así como análisis de sangre para detectar anemia como consecuencia de la falta de hierro en ciertas vitaminas en su dieta.

    Según la sospecha de la causa de su anemia hemolítica, otros exámenes podrían incluir:

    • Prueba de Coombs: este examen detecta anemia hemolítica causada por una reacción inmune anormal.
    • Niveles de G6PD: este análisis de sangre detecta deficiencias en esta enzima.
    • Electroforesis de hemoglobina: este análisis de sangre detecta hemoglobina anormal.
    • Haptoglobina: los niveles de esta proteína en la sangre son bajos en personas con anemia hemolítica.
    • Deshidrogenasa del ácido láctico: (DHL) y bilirrubina: los resultados de los análisis de sangre son a menudo anormalmente altos en personas con anemia hemolítica.

    Duración

    La duración de la anemia hemolítica depende de su causa.

    En general, cuando la anemia hemolítica está causada por una medicación o infección, es un problema temporal que desaparece cuando se discontinua la medicación o se trata la infección.

    Cuando la anemia hemolítica está causada por una enfermedad hereditaria, se convierte en una condición de por vida.

    Sin embargo, el impacto de esta condición en la calidad de vida de la persona y el período de vida puede varían en gran medida, según el tipo específico de trastorno hereditario y su gravedad.

    Algunas personas no presentan ningún síntoma. Otros, en cambio, tienen síntomas más persistentes.

    Prevención

    La anemia hemolítica causada por la medicación puede prevenirse si se evita ese medicamento que la causa. No existe manera de prevenir las formas hereditarias de anemia hemolítica, aunque podría ser posible la terapia genética en el futuro. Si la anemia es una enfermedad hereditaria en su familia, usted y su esposo podrían querer hablar con un asesor genético sobre los análisis genéticos para evaluar las probabilidades de transmitir la anemia hereditaria a sus hijos.

    Tratamiento

    El tratamiento de la  anemia hemolítica depende de su causa y gravedad.

    • Anomalías hereditarias en la membrana de los glóbulos rojos: si los niveles de hemoglobina son normales (en general más de 10 gramos por decilitro) entonces podría no necesitar tratamiento. Si los niveles de hemoglobina disminuyen drásticamente, podría ser necesaria una transfusión de sangre. En casos raros, se extirpa el bazo para disminuir la destrucción de los glóbulos rojos en circulación.
    • Deficiencias enzimáticas hereditarias en los glóbulos rojos: cuando hay síntomas graves de anemia, son necesarias las transfusiones de sangre.
    • Trastornos de la hemoglobina: en algunas personas con trastornos hereditarios de la hemoglobina, la enfermedad es leve o no causa síntomas (como la talasemia menor) entonces no es necesario el tratamiento. Las personas con formas más severas de talasemia, como beta talasemia mayor, requiere repetidas transfusiones de sangre y algunos podrían ser candidatos para un transplante de médula ósea. Según la gravedad de los síntomas, la anemia drepanocítica podría tratarse con suplementos de ácido fólico, transfusiones de sangre, antibióticos para prevenir las infecciones y un medicamento llamado hidroxiurea (Hydrea).
    • Daño físico a los glóbulos rojos: según la gravedad de los síntomas, esto podría tratarse con ácido fólico y suplementos de hierro y a veces transfusiones de sangre.
    • Respuesta autoinmune: el tratamiento anemia hemolítica autoinmune depende de la causa y gravedad. Si el medicamento o la infección está causada por la anemia, podría ser suficiente con discontinuar la toma del medicamento o recuperarse de la anemia. En los casos severos, el tratamiento podría incluir corticoesteroides como la prednisona, inyecciones intravenosas de inmunoglobulina, medicamentos inmunosupresores, como la azatioprina (Imuran), la ciclofosfamida (Cytoxan, Neosar) y el rituximab (Rituxan) y la extirpación del bazo.
    • Hiperesplenismo: el bazo se extirpa en casos con síntomas graves.

    Cuándo llamar a un profesional

    Llame a su médico de inmediato si desarrolla síntomas de anemia o si observa un tinte amarillento en su piel o en la parte blanco de los ojos.

    Si la anemia es una enfermedad hereditaria en su familia, usted podría querer hablar con un médico sobre análisis genéticos y asesoramiento genético antes de tener hijos.

    Pronóstico

    El pronóstico de la anemia hemolítica dependen de su causa y gravedad,  así como de la salud general del paciente. Los casos  causados por medicamentos o infecciones por lo general desaparecen rápidamente. Las personas con anemia hemolítica autoinmune generalmente responden bien a los corticoesteroides o a la globulina inmune intravenosa.

    En personas con formas hereditarias de anemia hemolítica depende del tipo de enfermedad hereditaria y su gravedad. En general, aún aquellas personas con formas más graves de estas enfermedades pueden tener actualmente una mayor esperanza de vida que antes. En algunas personas, podría ser posible un trasplante de médula ósea.

    Información adicional

    National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI (Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre) P.O. Box 30105 Bethesda, MD 20824-0105 Teléfono: 301-592-8573 TTY: 240-629-3255 Fax: 301-592-8563 Correo electrónico: nhlbiinfo@rover.nhlbi.nih.gov http://www.nhlbi.nih.gov/

    National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental) National Institutes of Health 6100 Executive Blvd. Room 3B01, MSC 7518 Bethesda, MD 20892-7518 Teléfono: 301-402-4336 Fax: 301-480-9655 Correo electrónico: ord@od.nih.gov http://rarediseases.info.nih.gov/

    National Foundation for Infectious Diseases (Fundación de la Anemia de Cooley) 129-09 26th Ave. Suite 203 Flushing, NY 11354 Teléfono: 718-321-2873 Gratuito: 1-800-522-7222 Fax: 718-321-3340 Correo electrónico: info@cooleysanemia.org http://www.thalassemia.org/

    March of Dimes Birth Defects Foundation (Fundación de Lucha contra los Defectos Congénitos March of Dimes) 1275 Mamaroneck Ave. White Plains, NY 10605 Gratuito: 1-888-663-4637 http://www.modimes.org/

    Última revisión: 2008-01-29T00:00:00-07:00

    Última modificación: 2008-08-19T00:00:00-06:00

    Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

    Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Síntomas

Los síntomas varían ampliamente. En personas con formas leves de anemia hemolítica, como talasemia menor, niveles de glóbulos rojos podría caer pero no lo suficiente como para causar síntomas de anemia. En estos pacientes, la condición podría descubrirse solo cuando los análisis de rutina muestran anemia o glóbulos rojos con formas anormales.

En otras personas, pueden desarrollarse síntomas evidentes de anemia, incluidos:

  • palidez en la piel
  • fatiga
  • debilidad
  • vértigo
  • mareos
  • falta de aire
  • ictericia (un tono amarillento en la piel y los ojos)
  • orina oscura del color del té

Diagnóstico

El médico revisará su historia clínica y le pedirá que describa sus síntomas. Otras preguntas podrían incluir:

  • Tiene familares cercanos con anemia drepanocítica, talasemia, deficiencia de piruvatocinasa, deficiencia de glucosa-6-fosfato u otras formas de anemia hereditaria
  • Qué medicamentos toma? (incluya todos los medicamentos que tomó en los últimos meses)
  • Tuvo recientemente una infección grave, especialmente mononucleosis o neumonía
  • Tiene una válvula cardiaca artificial, un injerto sintético en sus vasos sanguíneos u otros implantes o prótesis
  • Tienen otros problemas médicos, especialmente enfermedades autoinmunes, como lupus

Durante su examen físico, el médico buscará signos de anemia (uñas de las manos y piel pálidas, pulso rápido y soplo cardiaco) e hígado y bazo agrandados, que puede ocurrir cuando hay anemia. Después de este examen se harán análisis de sangre para medir los niveles de los glóbulos rojos, controlar el tamaño y la forma de los glóbulos rojos, medir los niveles de hemoglobina y determinar el número de reticulocitos. Los reticulocitos son glóbulos rojos inmaduros que salen de la médula ósea muy pronto porque la médula libera glóbulos rojos nuevos rápidamente para tratar de recuperarse de la anemia. Su médico también podría ordenarle análisis para detectar sangre en su materia fecal, así como análisis de sangre para detectar anemia como consecuencia de la falta de hierro en ciertas vitaminas en su dieta.

Según la sospecha de la causa de su anemia hemolítica, otros exámenes podrían incluir:

  • Prueba de Coombs: este examen detecta anemia hemolítica causada por una reacción inmune anormal.
  • Niveles de G6PD: este análisis de sangre detecta deficiencias en esta enzima.
  • Electroforesis de hemoglobina: este análisis de sangre detecta hemoglobina anormal.
  • Haptoglobina: los niveles de esta proteína en la sangre son bajos en personas con anemia hemolítica.
  • Deshidrogenasa del ácido láctico: (DHL) y bilirrubina: los resultados de los análisis de sangre son a menudo anormalmente altos en personas con anemia hemolítica.

Duración

La duración de la anemia hemolítica depende de su causa.

En general, cuando la anemia hemolítica está causada por una medicación o infección, es un problema temporal que desaparece cuando se discontinua la medicación o se trata la infección.

Cuando la anemia hemolítica está causada por una enfermedad hereditaria, se convierte en una condición de por vida.

Sin embargo, el impacto de esta condición en la calidad de vida de la persona y el período de vida puede varían en gran medida, según el tipo específico de trastorno hereditario y su gravedad.

Algunas personas no presentan ningún síntoma. Otros, en cambio, tienen síntomas más persistentes.

Prevención

La anemia hemolítica causada por la medicación puede prevenirse si se evita ese medicamento que la causa. No existe manera de prevenir las formas hereditarias de anemia hemolítica, aunque podría ser posible la terapia genética en el futuro. Si la anemia es una enfermedad hereditaria en su familia, usted y su esposo podrían querer hablar con un asesor genético sobre los análisis genéticos para evaluar las probabilidades de transmitir la anemia hereditaria a sus hijos.

Tratamiento

El tratamiento de la  anemia hemolítica depende de su causa y gravedad.

  • Anomalías hereditarias en la membrana de los glóbulos rojos: si los niveles de hemoglobina son normales (en general más de 10 gramos por decilitro) entonces podría no necesitar tratamiento. Si los niveles de hemoglobina disminuyen drásticamente, podría ser necesaria una transfusión de sangre. En casos raros, se extirpa el bazo para disminuir la destrucción de los glóbulos rojos en circulación.
  • Deficiencias enzimáticas hereditarias en los glóbulos rojos: cuando hay síntomas graves de anemia, son necesarias las transfusiones de sangre.
  • Trastornos de la hemoglobina: en algunas personas con trastornos hereditarios de la hemoglobina, la enfermedad es leve o no causa síntomas (como la talasemia menor) entonces no es necesario el tratamiento. Las personas con formas más severas de talasemia, como beta talasemia mayor, requiere repetidas transfusiones de sangre y algunos podrían ser candidatos para un transplante de médula ósea. Según la gravedad de los síntomas, la anemia drepanocítica podría tratarse con suplementos de ácido fólico, transfusiones de sangre, antibióticos para prevenir las infecciones y un medicamento llamado hidroxiurea (Hydrea).
  • Daño físico a los glóbulos rojos: según la gravedad de los síntomas, esto podría tratarse con ácido fólico y suplementos de hierro y a veces transfusiones de sangre.
  • Respuesta autoinmune: el tratamiento anemia hemolítica autoinmune depende de la causa y gravedad. Si el medicamento o la infección está causada por la anemia, podría ser suficiente con discontinuar la toma del medicamento o recuperarse de la anemia. En los casos severos, el tratamiento podría incluir corticoesteroides como la prednisona, inyecciones intravenosas de inmunoglobulina, medicamentos inmunosupresores, como la azatioprina (Imuran), la ciclofosfamida (Cytoxan, Neosar) y el rituximab (Rituxan) y la extirpación del bazo.
  • Hiperesplenismo: el bazo se extirpa en casos con síntomas graves.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de inmediato si desarrolla síntomas de anemia o si observa un tinte amarillento en su piel o en la parte blanco de los ojos.

Si la anemia es una enfermedad hereditaria en su familia, usted podría querer hablar con un médico sobre análisis genéticos y asesoramiento genético antes de tener hijos.

Pronóstico

El pronóstico de la anemia hemolítica dependen de su causa y gravedad,  así como de la salud general del paciente. Los casos  causados por medicamentos o infecciones por lo general desaparecen rápidamente. Las personas con anemia hemolítica autoinmune generalmente responden bien a los corticoesteroides o a la globulina inmune intravenosa.

En personas con formas hereditarias de anemia hemolítica depende del tipo de enfermedad hereditaria y su gravedad. En general, aún aquellas personas con formas más graves de estas enfermedades pueden tener actualmente una mayor esperanza de vida que antes. En algunas personas, podría ser posible un trasplante de médula ósea.

Información adicional

National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI (Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre) P.O. Box 30105 Bethesda, MD 20824-0105 Teléfono: 301-592-8573 TTY: 240-629-3255 Fax: 301-592-8563 Correo electrónico: nhlbiinfo@rover.nhlbi.nih.gov http://www.nhlbi.nih.gov/

National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental) National Institutes of Health 6100 Executive Blvd. Room 3B01, MSC 7518 Bethesda, MD 20892-7518 Teléfono: 301-402-4336 Fax: 301-480-9655 Correo electrónico: ord@od.nih.gov http://rarediseases.info.nih.gov/

National Foundation for Infectious Diseases (Fundación de la Anemia de Cooley) 129-09 26th Ave. Suite 203 Flushing, NY 11354 Teléfono: 718-321-2873 Gratuito: 1-800-522-7222 Fax: 718-321-3340 Correo electrónico: info@cooleysanemia.org http://www.thalassemia.org/

March of Dimes Birth Defects Foundation (Fundación de Lucha contra los Defectos Congénitos March of Dimes) 1275 Mamaroneck Ave. White Plains, NY 10605 Gratuito: 1-888-663-4637 http://www.modimes.org/

Última revisión: 2008-01-29T00:00:00-07:00

Última modificación: 2008-08-19T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



 

Déjanos tu Comentario

6 Comentarios

  1. miguel castillo
    Publicado 17 enero, 2013 en 7:29 pm | Permalink

    hola quisiera saber cual es el mejor tratamiento para seguir la anemia hemolitica

  2. adrian
    Publicado 7 mayo, 2013 en 7:23 am | Permalink

    tengo todos los sintomas de una anemia severa que es lo peor que pueda pasar

  3. meneses
    Publicado 18 mayo, 2013 en 7:24 pm | Permalink

    bmbmbmbmbm

  4. meneses
    Publicado 18 mayo, 2013 en 7:25 pm | Permalink

    vvbbnn

  5. Publicado 9 octubre, 2013 en 5:10 pm | Permalink

    K TRATAMIENTO HAY PARA CURAR ESTA ENFERMEDAD

  6. maria eufemia diaz ortega
    Publicado 12 enero, 2014 en 6:12 pm | Permalink

    quisiera saber mas sobre los tratamientos de la anemia hemolitica automune y alimentacion x que el medicamento retiene liquidos

Un Trackback

  1. [...] Anemias hemolíticas en las cuales se destruyen los glóbulos rojos (pueden ser heredadas o se pueden desarrollar por infecciones, por ejemplo) [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.