Cáncer de Próstata

¿Qué es?

El cáncer de próstata es el crecimiento no controlado de células anormales en la glándula prostática. Esta glándula produce parte del líquido del semen. Está localizada debajo de la vejiga y frente al recto, cerca de la base del pene.

El cáncer de próstata es uno de los cánceres más comunes que afecta a los hombres en los Estados Unidos. Alrededor de 232,000 nuevos pacientes fueron diagnosticados en 2008, y aproximadamente 30,000 hombres morirán a causa de la enfermedad. Alrededor de 1,3 millones de hombres en Estados Unidos han sido diagnosticados con cáncer de próstata. Muchos otros tienen la enfermedad, pero no se han diagnosticado.

Estos datos demuestran que el cáncer de próstata es común, pero la enfermedad no siempre es peligrosa. Esto se debe a que afecta a hombres mayores, con un promedio de edad entre los 70 y los 80 años. Este tipo de cáncer de próstata puede nunca dar síntomas. Además, a menudo estos hombres tienen otras enfermedades que pueden ser más importantes de tratar que el cáncer, que quizá nunca les de síntomas.

Cuando las células de la próstata se vuelven cancerígenas (malignas), forman pequeños islotes de cáncer que permanecen en la próstata. Esta forma localizada de cáncer afecta como a un tercio de los hombres a medida que envejecen. En muchos casos, lleva años, e incluso décadas, para que este cáncer se desarrolle por fuera de la dura cápsula exterior de la glándula prostática.

A pesar de que los investigadores no saben exactamente la causa del cáncer de próstata, han identificado varios factores que aumentan el riesgo de contraer la enfermedad:

  • Vejez: los islotes microscópicos del cáncer se pueden ver en las próstatas de aproximadamente el 30% de hombres a los 60 años. El porcentaje se eleva a entre 50 y 70% a los 80. En términos generales, 3 de 4 casos de cáncer de próstata son diagnosticados en hombres de más de 65 años.
  • Herencia afroamericana: los hombres afroamericanos son más propensos a contraer cáncer de próstata que otros hombres y éste cáncer a menudo es más avanzado cuando se diagnostica. En Estados Unidos, un hombre afroamericano es dos veces más propenso a morir a causa de cáncer de próstata que un hombre de raza blanca. Los estudios recientes indican que el cáncer de próstata en los hombres afroamericanos no es más agresivo que el cáncer que se desarrolla en otros hombres. Cuando hay acceso equitativo (similar) a asistencia médica, los resultados parecen ser esencialmente los mismos entre los afroamericanos y otros grupos étnicos/raciales.
  • Antecedentes familiares: si el padre o hermano de un hombre fue diagnosticado con cáncer de próstata, su riesgo es 2 a 3 veces mayor que un hombre sin antecedentes familiar de la enfermedad. Los factores genéticos (hereditarios) pueden ser los responsables de aproximadamente la mitad del índice de cánceres de próstata que se presentan en hombres menores de 55 años. Las investigaciones recientes han identificado diversos defectos genéticos que pueden ser comunes particularmente en hombres que desarrollan cáncer de próstata. Si bien no hay un examen genético disponible, se están desarrollando otros exámenes para ayudar a identificar a los hombres que puedan ser susceptibles a contraer cáncer de próstata.
  • Factores de estilo de vida: la obesidad y las dietas altas en grasa, en especial la grasa animal, aumentan el riesgo del cáncer de próstata. Además, los hombres obesos con cáncer de próstata no responden bien al tratamiento en comparación con los hombres con peso normal.

En los hombres en los Estados Unidos, el cáncer de próstata es el más común y la segunda causa importante de muerte. El cáncer de próstata afecta a 1 de cada 11 hombres blancos, y a 1 de cada 9 hombres afroamericanos

Síntomas

En las etapas iniciales, el cáncer de próstata rara vez da síntomas. De hecho, la mayoría de los hombres que han sido diagnosticados con cáncer de próstata no tienen síntomas. Por lo general, se sospecha de este cáncer inicialmente con un análisis de sangre anormal, conocido como el antígeno prostático específico (PSA, por sus iniciales en inglés). Sin embargo, si el cáncer crece e invade la uretra o la vejiga, puede causar los siguientes problemas:

  • flujo de orina (chorro) menos fuerte
  • orinar con más frecuencia que lo normal
  • necesidad intensa de orinar (urgencia)
  • incapacidad repentina de orinar (retención urinaria)
  • infecciones del tracto urinario (de la orina) repetidas
  • sangre en orina o semen
  • reducción en la capacidad para tener o mantener una erección (disfunción eréctil)
  • disminución en el volumen del semen durante la eyaculación
  • dolor en la parte baja del abdomen

Si el cáncer de próstata se disemina a los ganglios linfáticos, huesos u otos órganos, puede causar dolor de huesos, pérdida de peso, anemia, falta del aire y otros síntomas.

Diagnóstico

La mayoría de los casos de cáncer de próstata se detectan con un chequeo de la enfermedad antes de que cause cualquier síntoma. Su médico le preguntará sobre sus síntomas, sus antecedentes personales y familiares de cáncer de próstata. Su médico querrá saber si ha sido diagnosticado con algún tipo de condición no cancerígena en la próstata, como prostatitis (inflamación de la próstata) o agrandamiento de próstata (hiperplasia prostática benigna), que pueden tener síntomas parecidos al cáncer de próstata.

Su médico lo examinará y le hará el examen de tacto rectal para palpar (tocar) la glándula prostática. En este examen, el médico inserta su dedo índice en el recto y suavemente palpa la superficie de la próstata a través de la pared del recto para chequear bultos, endurecimientos o agrandamiento. Su médico le pedirá una muestra de orina, y probablemente un examen de sangre para medir el antígeno prostático específico (PSA).

El PSA es una proteína producida por la próstata y secretada al semen. El cáncer de próstata y ciertos trastornos de próstata no cancerígenos pueden causar un aumento en la cantidad del PSA que se filtra de la próstata a la sangre. No existe una opinión general entre los profesionales de la salud sobre la importancia o la necesidad de realizar un examen del PSA.

Si el nivel del PSA en la sangre es más alto que lo normal o su examen del tacto rectal muestran la posibilidad de un problema, su médico le pedirá exámenes adicionales como una biopsia de próstata por punción. En este procedimiento, se utiliza una aguja para remover pedacitos pequeños de tejidos de la parte superior, media e inferior de la próstata. Su médico quizá también quiera tomar muestras del tejido de cualquier zona sospechosa, que haya identificado durante el tacto rectal o que haya visto en el ultrasonido. Un doctor que se especializa en el diagnóstico de las enfermedades de tejidos (patólogo) examinará el tejido extraído.

Dígale a su médico si está tomando algún medicamento recetado o sin receta para tratar la próstata agrandada. Algunos medicamentos para tratar la próstata, como el finasteride (Proscar) y el dutasteride (Avodart) pueden afectar los resultados del examen PSA.

Si la biopsia confirma que tiene cáncer de próstata, el patólogo le dará una puntuación Gleason al tumor. La puntuación Gleason es la indicación que demuestra el aspecto de las células cancerígenas vistas a través de un microscopio, en comparación con las células de una próstata normal. La puntuación proporciona un cálculo aproximado de qué tan probable es que el cáncer crezca y que se disemine rápidamente.

En general, las puntuaciones Gleason indican lo siguiente:

  • Puntuación Gleason (total) de 2 a 4: el cáncer es leve o no agresivo.
  • Puntuación Gleason (total) de 5 a 7: grado intermedio.
  • Puntuación Gleason (total) de 8 o superior: el cáncer es elevado o agresivo.

Duración

Después que se diagnostica cáncer de próstata, éste por lo general crece lentamente durante muchos años. Un pequeño porcentaje de casos de cáncer de próstata crecen y se diseminan rápidamente. La mayoría de los cánceres de próstata responden a una forma u otra forma de tratamiento. La pregunta importante es si todos los cánceres de próstata necesitan un tratamiento específico o no. Los últimos avances han ayudado a los médicos a determinar qué cánceres de próstata se pueden observar sin mayores problemas durante un tiempo antes de comenzar un tratamiento específico.

Prevención

Hay pruebas que indican que el cáncer de próstata es menos común en hombres que regularmente llevan dietas baja en grasas y ricas en licopeno (un antioxidante que liberan los tomates cuando se cocinan). Los estudios más recientes han cuestionado el valor del licopeno.

Se han estudiado algunos medicamentos, como el finasteride, que normalmente se receta para el agrandamiento benigno de la glándula prostática, para ver si previenen el cáncer de la próstata. Mientras los hombres que toman este medicamento han reducido su riesgo de desarrollar cáncer de próstata, también son más propensos al diagnóstico agresivo de la enfermedad. Por esta razón, los especialistas tienen opiniones divididas si el finasteride debería recetarse para hombre que tienen un riesgo más alto que el promedio de contraer el cáncer de próstata.

Tratamiento

El cáncer de próstata se puede tratar de diferentes maneras. Usted y su médico deben poner sobre la balanza varios temas importantes relacionados con su salud y su estilo de vida antes de decidir el plan de tratamiento. El mejor tratamiento tendrá en cuenta:

  • la extensión de su cáncer
  • las posibilidades de crecimiento y diseminación rápida de su cáncer
  • su edad y su esperanza de vida
  • cualquiera condición de salud que pueda aumentar los riesgos de una cirugía u otros tratamientos en su caso
  • su disposición ante el riesgo de los efectos secundarios.

Si su cáncer está restringido a la glándula prostática y no ha penetrado la cápsula prostática, tiene las siguientes opciones de tratamiento:

Espera vigilada: en esta etapa, se espera que no necesite tratamiento a menos que empiece a tener síntomas. Sin embargo, su médico controlará el cáncer periódicamente con exámenes físicos y exámenes del PSA. Por lo general, esta estrategia se reserva para hombres cuya biopsia demuestra una baja puntuación Gleason (tumor no agresivo). También es una buena opción para aquellos ancianos muy enfermos como para tolerar la radiación o cirugía, o que tienen otras condiciones médicas serias que limitan su esperanza de vida.

Vigilancia activa (para demorar el tratamiento): este tipo de tratamiento a menudo se utiliza para hombres cuyo cáncer de próstata no requiere necesariamente alguna intervención específica en ese momento, pero con la posibilidad de que se recomiende tratamiento en el futuro. Los hombres de este grupo son observados más rigurosamente comparado a los del grupo de la “espera vigilada”. Cada 3 o 4 meses, los hombres realizan visitas médicas para hacerse exámenes de sangre del PSA, un examen físico, incluyendo el examen del tacto rectal y las biopsias repetidas y periódicas. Si algún examen muestra un aumento en la actividad de la enfermedad, es se inician los tratamientos específicos.

Radioterapia: se utilizan varias formas de radioterapia para tratar el cáncer. La radioterapia de haz externo dirige la radiación desde el exterior del cuerpo hacia el interior del cuerpo. La radiación también se puede proporcionar colocando una fuente de radiación en la glándula prostática por medio de la braquiterapia (que es la colocación de semillas radioactivas) o de la radioterapia intersticial. Estas formas de radioterapia interna se pueden usar solas o junto con la radioterapia de haz externo. Las semillas pueden ser permanentes o temporales.

Otros tipos de radiación incluyen los haces de protones (unas formas de radicación más enfocadas) y la terapia del bisturí cibernético, en donde un dispositivo asistido por un robot dirige con mucha precisión la radiación a la glándula prostática. El tratamiento del bisturí cibernético permite períodos de tratamiento más cortos que las 5 a 8 semanas que por lo general requiere la radioterapia de haz externo tradicional.

La eficacia de la radioterapia puede mejorarse agregando una terapia hormonal o la terapia de la privación (anulación) de los andrógenos.

Los efectos secundarios de la radioterapia pueden incluir impotencia, diarrea, sangrado del recto e incontinencia. Más hombres experimentan efectos secundarios con la radioterapia de haz externo que con la braquiterapia.

Cirugía: mediante una prostatectomía radical se saca toda la glándula prostática, las vesículas seminales y a veces los ganglios linfáticos pélvicos cercanos. Existen muchos métodos. El más común es un corte justo debajo del ombligo, que permite el acceso a la glándula y a una o más cadenas de ganglios linfáticos que drenan la glándula prostática. Esta operación se hace mediante un corte. El corte perineal se realiza entre el escroto y el ano. Para tomar una muestra de los ganglios linfáticos se necesitaría hacer un segundo corte abdominal. En ambos procedimientos, el cirujano intenta dañar lo mínimo posible a los nervios que se encuentran alrededor. Esto puede reducir los efectos secundarios, como la disfunción eréctil y la incontinencia.

Recientemente, la cirugía laparoscópica se ha vuelto muy popular. Esta requiere cortes pequeños.

Las complicaciones en pacientes operados por medio de la prostatectomía radical incluyen:impotencia

  • disfunción eréctil
  • incontinencia urinaria
  • complicaciones intestinales
  • complicaciones cardiovasculares
  • muerte

Crioablación: este tratamiento congela y luego descongela el cáncer, y de esta manera lo destruye. El procedimiento aún está en su primera etapa. Todavía no existen estudios a largo plazo que revelen las tasas de supervivencia. Se necesitan más estudios para entender cuál es el mejor uso de la crioablación.

Ultrasonido enfocado de alta intensidad: este tratamiento ha ganado popularidad fuera de Estados Unidos. Utiliza ondas de sonido de gran potencia para destruir el tejido prostático anormal que contiene el cáncer. Los estudios que se están realizando en este momento deberían ayudar a los médicos a determinar si este procedimiento es seguro y eficaz.

Tratamiento para el cáncer de próstata no localizado: a los hombres cuya próstata ha crecido a través de la cápsula prostática pero no se ha diseminado (metastatizado) a otros órganos, por lo general se les recomienda la espera vigilada o la radioterapia (con o sin terapia hormonal).

Para aquellos hombres con cáncer de próstata que se ha diseminado a otros órganos, los médicos generalmente recetan una terapia de privación del andrógeno (la hormona). Los andrógenos son hormonas masculinas, como la testosterona. Este tratamiento reduce la testosterona y otros andrógenos que estimulan el crecimiento del cáncer de próstata. Por lo general, los médicos recetan medicinas para bloquear los efectos de la testosterona o para parar su producción en los testículos. Otro enfoque es el quitar los testículos quirúrgicamente (con una operación). Los efectos secundarios de la terapia de privación de andrógenos incluyen impotencia, crecimiento de los senos, anormalidades en el hígado, aumento de peso, disminución en el apetito sexual, osteoporosis y anormalidades en la manera en que el cuerpo procesa el azúcar y las grasas. Algunos hombres notan también calores o bochornos.

Para el cáncer de próstata que se ha diseminado a otros órganos y ya no responde a la terapia hormonal, los médicos podrían recomendar la quimioterapia.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de inmediato si nota sangre en la orina o el semen, o si siente dolor, molestia u observa otra irregularidad al orinar.

Si tiene 50 años o más, consulte a su médico sobre las ventajas y desventajas del chequeo de cáncer de próstata. Algunos expertos creen que el chequeo es la mejor manera de prevenir la muerte o incapacidad como consecuencia del cáncer de próstata. Otros tienen preocupación sobre si el chequeo puede provocar más daño que bienestar ya que algunos hombres presentarán efectos secundarios de un tratamiento que quizás no necesiten. Su médico debe ayudarlo a decidir si los exámenes regulares de tacto rectal y el examen de sangre del PSA son convenientes en su caso particular.

Si decide hacerse los estudios de detección, probablemente su médico le hará un examen de próstata y chequeará su nivel del PSA cada 1 o 2 años a partir de los 50 años. El chequeo podría comenzar a los 45 años para los afroamericanos y para los hombres que tengan antecedentes familiares de cáncer de próstata.

Pronóstico

Por lo general, el pronóstico es excelente. Alrededor del 70% de los hombres con cáncer localizado se cura. El cáncer de próstata rara vez se cura cuando ya está diseminado, pero muchos hombres sobreviven años o incluso décadas después del diagnóstico. De hecho, muchos más hombres mueren por otras causas mientras tienen cáncer de próstata que como consecuencia del cáncer.

Información adicional

National Cancer Institute, NCI (Instituto Nacional del Cáncer) U.S. National Institutes of Health Public Inquiries (Institutos Nacionales de Información sobre Salud Pública) Office 6116 Executive Blvd. Room 3036A Bethesda, MD 20892-8322 Gratuito: 1-800-422-6237 TTY: 1-800-332-8615 http://www.nci.nih.gov/

American Cancer Society, ACS (Sociedad Americana del Cáncer) 1599 Clifton Road, NE Atlanta, GA 30329-4251 Gratuito: 1-800-227-2345 http://www.cancer.org/

American Urological Association (Asociación Americana de Urología), 1000 Corporate Blvd. Linthicum, MD 21090 Teléfono: 410-689-3700 Gratuito: 1-866-746-4282 Fax: 410-689-3800 http://www.urologyhealth.org/

American Foundation for Urologic Disease (Fundación Americana para el Tratamiento de Enfermedades Urológicas), 1000 Corporate Blvd. Suite 410 Linthicum, MD 21090 Teléfono: 410-689-3990 Gratuito: 1-800-828-7866 http://www.afud.org/

Última revisión: 02-09-2008T00:00:00-06:00

Última modificación: 17-10-2008T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic aquí:

Déjanos tu Comentario

6 Comentarios

  1. Publicado 21 marzo, 2013 en 3:01 pm | Permalink

    tengo 78 años mi urologo propuso una orquidectomia simple bilateral, quisiera saber si este procedimiento es el mas indicado y urgente mi PSA esta en 6.10 conbsulte a otro urologo y me aconsejo que todavia no era indispensable tal procedimiento, quisiera un consejo al respecto

  2. Publicado 18 junio, 2013 en 8:21 am | Permalink

    Muy bueno el articulo, se sabe que en la actualidad hay muchas posibilidades que un hombre de mas de 50 años, tenga cáncer, saben yo soy de Ecuador, y Aquí utilizamos Mucho los Productos Naturales, el Medico me recomendó PROSTAGERÓN, Mi padre Tenia cáncer De próstata, y yo soy muy propenso, y realmente con Este Producto PROSTAGERÓN, no eh presentado absolutamente ninguna molestia, De todas, maneras mi querido amigo del blog, seria bueno, saber su opinión, aquí les dejo el enlace de la pagina. http://www.masterplant.com.ec/index.php/productos/30 , suerte y estare visistando su pagina para ver su comentario. saludos.

  3. milva galindo
    Publicado 18 octubre, 2013 en 10:35 am | Permalink

    que interesante Soy Milva y tengo 43 años, les comento que mi esposo tiene horita 69 pero hace 4 años comenzó a presentar problemas para orinar y no le tomaba importancia a demás del miedo por los comentarios que hacen al respecto,ya los últimos días orinaba solo gotas,fuimos al medico y el eco fue impresionante su próstata era del tamaño de una manzana la operación fue de emergencia,ya hace 2 años gracias a Dios y al medico que le opero esta muy bien,les digo por este medio que no tengan miedo porque lo único que les puede pasar si van al medico es alargar sus días de vida y también en la parte sexual.Dios le bendiga

  4. Carlos Montez
    Publicado 12 noviembre, 2013 en 7:52 am | Permalink

    Hola,
    Soy de Medellin, Colombia.Y quiero compartir mi testimonio acerca de la solución para tratar la incontinencia severa en adultos que fue propuesta por mi urólogo. Me fue implantado el esfínter urinario artificial ZSI 375,el cual realmente a mejorado mi vida. Pude volver a todas las actividades que hacía antes de la incontinencia incluso aquellas que parecían imposibles de volver a realizar.Después de la implantación seguí incontinente por 2 meses más hasta estar recuperado y fue entonces cuando activaron el implante. Desde ese momento soy continente!. Si quieren puede ver mi testimonio en el website .
    http://www.zephyr-si.com/es/

  5. arturo
    Publicado 12 mayo, 2014 en 8:00 am | Permalink

    Me hize un examen y el PSA salió alto 7.2 implica que tengo cancer a la prostada o puede ser una infección urinaria. tengo molestias en la parte del testiculo y orino frecuentemente.

  6. antonio perea
    Publicado 19 agosto, 2014 en 6:41 am | Permalink

    Estoy operado de cáncer de próstata y sufro continuos sofocos
    Existe algún medicamento para aliviarlos.

8 Trackbacks

  1. [...] te recuerdo que el cáncer de la próstata es uno de los más comunes entre los hombres, que afecta a más de un millón de hombres, solamente [...]

  2. [...] cáncer de la próstata es uno de los de mayor incidencia en todo el mundo. Sin contar algunas formas de cáncer de la [...]

  3. [...] provocada por el cáncer de la próstata como por otros motivos- de los hombres que recibieron una prostatectomía radical no se redujo de manera significativa, en comparación con quienes fueron observados continuamente [...]

  4. [...] provocada por el cáncer de la próstata como por otros motivos- de los hombres que recibieron una prostatectomía radical no se redujo de manera significativa, en comparación con quienes fueron observados continuamente [...]

  5. Por ¿Me tengo que operar de la próstata? en 26 agosto, 2012 at 2:03 pm

    [...] provocada por el cáncer de la próstata como por otros motivos- de los hombres que recibieron una prostatectomía radical no se redujo de manera significativa, en comparación con quienes fueron observados continuamente [...]

  6. [...] entre los sobrevivientes (la infertilidad que deja el cáncer cervical, la disfunción eréctil del cáncer de próstata o la pérdida de los senos por el cáncer de mama o seno, por citar algunos [...]

  7. [...] entre los sobrevivientes (la infertilidad que deja el cáncer cervical, la disfunción eréctil del cáncer de próstata o la pérdida de los senos por el cáncer de mama o seno, por citar algunos [...]

  8. [...] El cáncer de la próstata es uno de los de mayor incidencia en todo el mundo. Sin contar algunas formas de cáncer de la piel, es el más común entre los hombres. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, afecta a casi 900 mil hombres y causa más de 250 mil muertes, por año. De ahí la importancia de detectarlo en sus inicios, determinar su grado de agresividad y tomar a tiempo las medidas necesarias. [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.