Candidiasis


¿Qué es?

La candidiasis es una infección causada por los hongos del género Candida, especialmente la Candida albicans. Estos hongos se encuentran en casi todos lados en el medio ambiente. Es posible que algunos vivan sin causar daños junto con las muchas especies “nativas” de bacterias que normalmente colonizan la boca, el tubo digestivo y la vagina. Generalmente, la bacteria natural y las defensas inmunitarias del cuerpo controlan la Candida. Si los antibióticos modifican la combinación de las bacterias naturales, es probable que también la humedad del cuerpo que rodea a estas bacterias sufra cambios leves en su acidez o su química. Esto puede producir el crecimiento de hongos y hacer que se adhieran a las superficies, de modo que los hongos producen síntomas. Las infecciones con Candida pueden causar síntomas ocasionales. Si el sistema inmunológico de una persona está debilitado por una enfermedad (especialmente SIDA o diabetes), por malnutrición o por ciertos medicamentos (corticosteroides o medicinas contra el cáncer (quimioterapia)), los hongos del género Candida pueden generar síntomas con más frecuencia. La Candidiasis puede afectar a muchas partes del cuerpo, lo que produce infecciones localizadas o enfermedades más graves, según la persona y su estado de salud general.

Los tipos de Candidiasis incluyen:

  • Candidiasis bucal: se denomina a la infección en la boca causada por el hongo Candida albicans. Afecta a las superficies húmedas alrededor de los labios, dentro de las mejillas y sobre la lengua y el paladar. Es común en las personas con enfermedades como cáncer y SIDA, que suprimen el sistema inmunológico. También puede aparecer en personas con sistemas inmunológicos normales, en particular en personas con diabetes o irritaciones prolongadas producidas por las prótesis dentales.
  • Esofagitis: las infecciones de la boca por Candida pueden propagarse al esófago, lo que causa esofagitis. Esta infección es más común en las personas con SIDA y en quienes reciben quimioterapia por cáncer.
  • Candidiasis cutánea (piel): la Candida puede producir infecciones en la piel, incluida la dermatitis del pañal, en áreas de la piel que reciben poca ventilación y están inusualmente húmedas. Algunos sitios comunes incluyen la zona del pañal, las manos de las personas que usan guantes de goma de manera rutinaria, el borde de piel en la base de la uña, especialmente para las manos expuestas a la humedad, las áreas alrededor de la ingle y la línea de las nalgas, y los pliegues de piel debajo de los senos grandes.
  • Infecciones vaginales por hongos: generalmente, las infecciones vaginales por hongos no se transmiten por vía sexual. A lo largo de la vida, es probable que el 75% de todas las mujeres tengan al menos una infección vaginal por Candida y hasta el 45% tiene 2 o más infecciones. Es posible que las mujeres sean más susceptibles a las infecciones por hongos vaginales si están embarazadas o tienen diabetes. El uso de antibióticos o de pastillas anticonceptivas puede aumentar las infecciones por hongos. Los lavados vaginales frecuentes pueden producir lo mismo.
  • Candidiasis profunda (por ejemplo, septicemia por cándida): en la Candidiasis profunda, los hongos del género Candida contaminan el torrente sanguíneo y se diseminan por todo el cuerpo, lo que produce una infección grave. Esto es especialmente común en los recién nacidos con peso muy bajo y en las personas con sistemas inmunológicos muy debilitados o con enfermedades graves. En estas personas, los hongos del género Candida pueden ingresar al torrente sanguíneo a través de catéteres colocados en la piel, en áreas en los que hay una traqueotomía o heridas quirúrgicas. La candidiasis profunda también puede presentarse en personas sanas si los hongos del género Candida entran al torrente sanguíneo al inyectarse drogas por vía endovenosa, quemaduras graves o heridas causadas por traumatismos.

Síntomas

La candidiasis produce diferentes síntomas, según el  (sitio) lugar de la infección.

  • Candidiasis bucal: la candidiasis bucal produce placas blancas dentro de la boca de aspecto similar al  algodoncillo, especialmente sobre la lengua y el paladar y alrededor de los labios. Si trata de raspar esta superficie blanquecina, generalmente encontrará un área roja e inflamada, que puede sangrar ligeramente. Puede haber áreas de piel agrietadas, rojas y húmedas en las comisuras de la boca. Algunas veces, las placas son dolorosas, pero habitualmente no duelen.
  • Esofagitis: la esofagitis por Candida puede ocasionar molestia o causar dolor al tragar y puede producir dolor de pecho detrás del esternón.
  • Candidiasis cutánea: produce placas rojas, húmedas y piel acuosa, algunas veces con pústulas pequeñas alrededor.
  • Infecciones por hongos vaginales: pueden tener los siguientes síntomas: picazón y/o dolor vaginal; secreción vaginal espesa con una textura similar al queso suave o requesón; sensación de ardor alrededor de la vulva, especialmente si la orina toca el área y dolor o incomodidad durante el acto sexual.
  • Candidiasis profunda: cuando la Candida se propaga al torrente sanguíneo, puede producir diferentes síntomas, desde fiebre sin causa hasta choque e insuficiencia multiorgánica.

Diagnóstico

El médico le formulará preguntas acerca de su historia clínica, como diabetes, cáncer, VIH y otras enfermedades crónicas. También le preguntará sobre su dieta y el uso reciente de antibióticos o medicamentos que puedan suprimir el sistema inmunológico. Si su médico sospecha de la existencia de candidiasis cutánea, es posible que le pregunte cuánto se cuida la piel y acerca de las condiciones que exponen su piel a humedad excesiva, tales como el uso de guantes de goma.

A menudo, el médico puede diagnosticar candidiasis bucal, candidiasis cutánea o infección por hongos vaginales mediante un simple examen físico. No obstante, si el diagnóstico no es seguro, es probable que el médico raspe la superficie para obtener células para examinar en un microscopio y es posible que haga un cultivo de una muestra de piel para identificar los hongos (hongos). Un cultivo es de gran ayuda si tiene una infección por hongos que se repite después del tratamiento. En este caso, el cultivo puede ayudar a identificar si el hongo es resistente a los tratamientos con antibióticos habituales. Si el médico sospecha que sufre una enfermedad no diagnosticada que aumenta su riesgo de tener candidiasis, tal como diabetes, cáncer o VIH, puede necesitar análisis de sangre y otros procedimientos.

Para diagnosticar la esofagitis por Candida, el médico examinará su esófago con un endoscopio, un instrumento flexible que se inserta dentro de la garganta y permite observar el área directamente. Durante este examen, llamado endoscopía, el médico tomará una muestra de tejido (ya sea una biopsia o una extracción de tejido con un “escariador”) de su esófago para examinarla en un laboratorio.

Para diagnosticar la candidiasis profunda, el médico extraerá una muestra de sangre para buscar el crecimiento de los hongos del género Candida u otros agentes infecciosos en un laboratorio.

Duración

En personas que aparte de este problema están sanas y que tienen candidiasis bucal, candidiasis cutánea o infección por hongos vaginal, las infecciones por Candida generalmente se pueden eliminar con un tratamiento breve (algunas veces una dosis única) de medicamentos antimicóticos. No obstante, en las personas con SIDA u otras enfermedades que debilitan el sistema inmunológico, las infecciones por Candida pueden ser difíciles de tratar y repetirse luego del tratamiento. En personas con el sistema inmunológico debilitado, la candidiasis puede ser mortal si pasa a la sangre y se propaga a órganos vitales.

Prevención

En general, puede prevenir la mayoría de las infecciones por Candida si mantiene la piel limpia y seca, si usa antibióticos solo si su médico se lo indica y si mantiene un estilo de vida saludable, lo que incluye una nutrición adecuada. Las personas con diabetes deben tratar de mantener un control estricto de los niveles de azúcar en sangre.

Si tiene VIH u otra causa de episodios recurrentes de candidiasis bucal, los medicamentos antimicóticos tales como el clotrimazol, (Lotrimin, Mycelex) pueden ayudar a minimizar los brotes.

Tratamiento

El tratamiento de la candidiasis varía según el área afectada.

  • Candidiasis bucal: los médicos tratan la candidiasis bucal con medicamentos tópicos, antimicóticos, como la nistatina (Micostatin y otros) y el clotrimazol. Para los casos leves, puede aplicarse en la boca una versión líquida de la nistatina y luego tragarla, o puede disolver en la boca una pastilla de clotrimazol. Para los casos más serios, se puede tomar ketoconazol (Nizoral) o fluconazol (Diflucan) una vez al día.
  • Esofagitis: la esofagitis por Candida se trata con el ketoconazol, el itraconazol (Sporanox) o el fluconazol. (El fluconazol es el medicamento más eficaz para las personas con VIH/SIDA).
  • Candidiasis cutánea: esta infección en la piel puede tratarse de manera eficaz con una variedad de talcos y cremas antimicóticas. El área afectada debe mantenerse limpia y seca y protegida de los roces.
  • Infecciones por hongos vaginales: pueden tratarse con medicamentos antimicóticos que se aplican directamente dentro de la vagina como óvulos, cremas, pomadas o supositorios. Estos incluyen el butoconazol (Femstat), el clotrimazol (Gyne-Lotrimin), el miconazol (Monistat 3 y otros), la nistatina (Micostatin y otros), el tioconazol (Trosyd) y el terconazol (Vagistat-1). Puede usarse una dosis única de fluconazol oral, aunque este tratamiento no está recomendado durante el embarazo. Las parejas sexuales no necesitan tratarse.
  • Candidiasis profunda: por lo general, esta infección se trata con la anfotericina B (Abelcet) o el fluconazol.

Cuándo llamar a un profesional

Llame al médico cuando tenga síntomas de candidiasis, especialmente si tiene una enfermedad crónica o un sistema inmunológico debilitado a causa de cáncer, VIH o medicamentos que supriman el sistema inmunológico.

Pronóstico

Generalmente, en personas que por lo demás están sanas y tienen candidiasis superficial, una infección tratada de manera apropiada desaparece sin dejar daño permanente. Es poco probable que la candidiasis se repita, siempre que la persona esté sana y bien alimentada. En personas con enfermedades crónicas o sistemas inmunológicos debilitados, los episodios de candidiasis pueden ser más resistentes al tratamiento y es posible que se repitan una vez finalizado el tratamiento. En personas con candidiasis profunda, los que tienen un diagnóstico rápido y se tratan eficazmente tienen el mejor pronóstico, especialmente si la infección puede detenerse antes de que se propague a órganos más importantes.

Información adicional

Centers for Disease Control and Prevention, CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) 1600 Clifton Road Atlanta, GA 30333 Teléfono: 404-639-3534 Gratuito: 1-800-311-3435 http://www.cdc.gov/

National Oral Health Information Clearinghouse (Centro Coordinador Nacional de Información sobre Salud Oral) 1 NOHIC Way Bethesda, MD 20892-3500 Teléfono: 301-402-7364 Fax: 301-907-8830 Correo electrónico: nidcrinfo@mail.nih.govwww.aerie.com/nohicweb

Última revisión: 27-10-2007T00:00:00-06:00

Última modificación: 15-08-2008T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

4 Comentarios

  1. graciela azambulla
    Publicado 16 diciembre, 2012 en 2:27 pm | Permalink

    Muy interesante es pertinente siempre estar al dia con las informaciones y no omitir nada para bien de todos.Muchas gracias.

  2. Raquel Ruiz
    Publicado 27 enero, 2014 en 9:51 am | Permalink

    Muy buena información sobre la candidiasis, Saludos.

  3. LILIAN
    Publicado 28 febrero, 2014 en 8:34 pm | Permalink

    Gracias . Muy buena informacion ! Y ademas muy clara.

  4. Elehnna
    Publicado 19 marzo, 2014 en 11:20 pm | Permalink

    muy detallado y también quisiera saber como se llama el examén de sangre para saber si uno tiene candidiasis

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.