Carcinoma pulmonar de células grandes

Harvard Logo

¿Qué es?

El cáncer pulmonar (o carcinoma) es uno de los cánceres más comunes diagnosticados tanto en mujeres como en hombres. Existen dos categorías generales de carcinoma pulmonar, carcinoma pulmonar de células pequeñas (CPCP) o carcinoma pulmonar de células no pequeñas (CPCNP). Hay muchas razones para diferenciar entre el CPCNP y el carcinoma pulmonar de células pequeñas. Los carcinomas se ven de manera diferente cuando se los examina con un microscopio. Los primeros síntomas tienden a ser diferentes y el enfoque de tratamiento es diferente.

Existen varios tipos de carcinomas de células no pequeñas. Estos incluyen los carcinomas de células grandes, carcinoma pulmonar de células escamosas y adenocarcinoma pulmonar.

Mientras la mayoría de los carcinomas pulmonares están directamente relacionados con el hábito del cigarrillo u otras exposiciones al tabaco, otros químicos y exposiciones a agentes como asbestos, radón, cromo, níquel y arsénico podrían estar asociados con el desarrollo del carcinoma pulmonar.

El carcinoma de células grandes es el crecimiento descontrolado de células anormales en los pulmones. Este carcinoma pulmonar de células no pequeñas que representa el 10 al 20% de todos los tumores que aparecen en los bronquios, que son las principales ramificaciones del tubo de respiración (traquea) que conduce a los pulmones. Este tipo de carcinoma pulmonar está fuertemente asociado con el hábito del cigarrillo.

Los tumores de células grandes son usualmente grandes al momento del diagnóstico, aunque el término grande en “carcinoma de células grandes” hace referencia al tamaño actual de las células al observarlas con un microscopio. En una radiografía de tórax, los carcinomas pulmonares de células grandes a menudo se localizan en la porción central del pulmón. Ellos tienden a estar acompañados por una gran hemorragia (sangrado) y daño en el tejido. A menudo se los denomina tumores indiferenciados porque las células carecen de la arquitectura específica presente en otros tipos de células cancerosas. Los carcinomas de células grandes tienden a crecer rápidamente y se diseminan (metastatiza) en las etapas iniciales a diferencia de otras formas de carcinomas pulmonares de células no pequeñas. Además, muchos carcinomas pulmonares podrían secretar tipos inusuales de químicos que circulan por el torrente sanguíneo. Los carcinomas de células grandes podrían secretar una sustancia que de hecho podría causar agrandamiento de las mamas masculinas, llamado ginecomastia. Cuando los cánceres secretan químicos que causan la reacción de otras áreas del cuerpo, este fenómeno se denomina “fenómeno paraneoplásico”.

El constante flujo de líquidos a través de los pulmones puede transportar células cancerosas a áreas cercanas en el cuerpo, como la pared del pecho o el diafragma. Estos líquidos contienen sangre y ganglios (líquido lleno de proteína). Si los carcinomas de células grandes no se diagnostican y se tratan rápidamente, a menudo se diseminan a otros órganos fuera del área del tórax.

Síntomas

Aunque algunos cánceres no presentan síntomas en un principio, otros pueden causar cualquiera de los siguientes:

  • tos persistente
  • tos con sangre (hemoptisis)
  • falta de aire o silbido en el pecho
  • fatiga
  • neumonías recurrentes en el mismo lugar
  • pérdida de peso inexplicable o pérdida de apetito
  • dificultad para tragar
  • dolor en el pecho, los hombros o los brazos
  • dolor de huesos
  • ronquera
  • dolores de cabeza o convulsiones
  • inflamación en la cara, el cuello o las extremidades superiores
  • agrandamiento de las extremidades de los dedos de las manos y de los pies (dedos en palillo de tambor o dedos hipocráticos), en particular la piel de alrededor de las uñas de los dedos de la mano
  • fenómeno paraneoplásico, como agrandamiento de las mamas, anomalías en la composición química del cuerpo

Diagnóstico

El carcinoma de células grandes a menudo se descubre con una radiografía de tórax, donde se observa como un área blanquecina o gris. Pueden realizarse otros estudios de imágenes, como una tomografía computada (TAC), una imagen por resonancia magnética (IRM) y una tomografía por emisión de positrones (TEP) para determinar mejor el tamaño, la forma y la ubicación del tumor. Esto ayuda a encontrar el mejor lugar para obtener una muestra del tumor (biopsia) que ayude a diferenciar un carcinoma de células grandes de otros tipos de carcinomas de pulmón, como carcinoma de células pequeñas o adenocarcinoma del pulmón. El tipo de cáncer afecta el tipo de tratamiento al que debería someterse.

Otra forma de diagnosticar el tipo de tumor es mediante una citología de esputo mediante la cual se examina la mucosidad de los pulmones (esputo) con un microscopio en busca de células anormales. No obstante, este procedimiento es más efectivo cuando el cáncer está localizado cerca del centro del pulmón y no es tan preciso para detectar tumores pequeños cerca de los bordes del pulmón.

Pueden realizarse otros exámenes para diagnosticar este tipo de cáncer, los cuales incluyen:

  • Toracocentesis: se utiliza una aguja para extirpar líquido pleural, el líquido entre el pulmón y la pared del pecho. Este líquido se examina en busca de células cancerosas. Este procedimiento podría realizarse cuando la radiografía de tórax muestra una acumulación anormal de líquido.
  • Mediastinoscopía: este procedimiento quirúrgico que le permite al médico extirpar los ganglios linfáticos a través de pequeños cortes. El corte generalmente se hace en la base del cuello, justo arriba del hueso del pecho para permitir que se inserte un tubo especializado dentro de la parte central del pecho. El cirujano puede de esta manera recoger ciertas células de los ganglios linfáticos en el área central del pecho. Las células y las porciones de tejido de la biopsia se envían al patólogo que las analiza para detectar cáncer.
  • Biopsia por punción o biopsia por aspiración con aguja fina: mediante este procedimiento, se utiliza una aguja para extraer (aspirar) líquido o tejido para analizar los ganglios linfáticos, un bulto grande o de un área de la médula o donde el tumor podría haberse diseminado.
  • Broncoscopía: se introduce un instrumento de observación, de fibra óptica y flexible a través de las vías respiratorias hasta llegar a los pulmones. Este dispositivo le permite al médico examinar el tumor directamente y extirpar las células para examinarlas.

En algunas ocasiones, se necesita realizar cirugía para extraer primero el tumor y luego hacer el diagnóstico.

El  PET scan se usa para ayudar a hacer el diagnóstico inicial y para ayudar a determinar si el carcinoma se ha diseminado y la magnitud de la diseminación. Este examen permite detectar, mediante químicos altamente sofisticados, la actividad metabólica de las células cancerosas anormales al medir la absorción del azúcar (glucosa) de estas células. Estudios recientes han mostrado mayor precisión en la detección de la diseminación del carcinoma a otras áreas del cuerpo cuando se compara una PET scan con una TAC. Este tipo de información influirá mucho en el tipo de tratamiento que se le ofrecerá al paciente.

Duración

Sin tratamiento, el carcinoma continuará creciendo. Como ocurre con todo carcinoma, aunque los carcinomas de células hayan desaparecido (entren en remisión), existe probabilidad de que regresen.

Prevención

Abandone el hábito del cigarrillo e inhalar humo de otros fumadores. El humo del tabaco es el principal factor de riesgo para la mayoría de los carcinomas de pulmón, incluidos el de células grandes. Aunque los investigadores estudian maneras de diagnosticar el carcinoma pulmonar en etapas más tempranas, aún no han probado resultados efectivos.

Algunos estudios recientes han examinado el papel de los tipos especializados de TAC de tórax al tratar de diagnosticar carcinomas de pulmón en etapas más tempranas. Estos estudios han sugerido que las anomalías en el pulmón pueden detectarse antes, y algunas de estas anomalías resultan ser carcinomas de pulmón. No obstante, muchas irregularidades vistas en una TAC no terminan siendo carcinomas. Lo más importante es que los chequeos para detectar carcinoma pulmonar no ha demostrado  una mejoría en el pronóstico de supervivencia.

Tratamiento

Ciertos carcinomas de pulmón se tratan al extirpar quirúrgicamente el carcinoma o se extrae quirúrgicamente el carcinoma y se complementa con radioterapia. Con frecuencia, se recurre al uso de la quimioterapia, ya sea sola o con tratamientos radioactivos y quimioterapéuticos.

Su médico elegirá un tratamiento en base al tamaño y a la ubicación del tumor, que define la etapa del cáncer. Los tumores en la etapa I son pequeños y no han invadido los órganos o tejidos cercanos. Los tumores en las etapas II y III han invadido el tejido y/u órganos cercanos, y se han propagado hacia los ganglios linfáticos. Las etapas I a III se dividen a su vez en dos categorías: “A” y “B”. Los tumores en la etapa IV se han diseminado fuera del área del tórax.

Una vez que se ha determinado la etapa y la magnitud del carcinoma, se necesitará aplicar uno o varios tipos de tratamiento. Esto podría incluir la extirpación quirúrgica del cáncer, tratar el área del cáncer con radiación o usar quimioterapia u otros tipos nuevos de tratamientos que dan esperanza a los pacientes con carcinoma pulmonar. En general, los tratamientos intentan reducir el tumor o extirparlo. Aún una vez realizados los tratamientos a los pacientes con carcinoma pulmonar, las terapias se continúan durante meses a años porque aunque el carcinoma pudo haberse reducido, puede volver a crecer o regresar más tarde.

La cirugía es el tratamiento primario para tratar el carcinoma de células grandes que no se ha diseminado. En el caso de tumores pequeños localizados, podría extirparse solo una pequeña porción de pulmón. En el caso de los carcinomas más grandes, podría ser necesario extirpar un lóbulo del pulmón en todo el pulmón. Podría combinarse la radioterapia y la quimioterapia con la cirugía para ayudar a prevenir la recurrencia del carcinoma.

Las personas con problemas médicos serios a quienes les resultaría difícil soportar una cirugía pueden recibir radioterapia para reducir el tumor o una combinación de radiación y quimioterapia. Además, las formas nuevas de radioterapia, mediante una máquina llamada Cyberknife, podrían en la actualidad tratar los carcinomas pulmonares que antes se pensaba que eran muy difíciles de tratar. La Cyberknife puede usar haces radioactivos bien enfocados y por lo tanto ocasionar el menor daño posible a los tejidos sanos de alrededor del área del carcinoma.

Cuando el tumor se ha propagado considerablemente, podría recomendarse medicinas quimioterapéuticas para disminuir el crecimiento del carcinoma aún cuando no se le pueda curar. La quimioterapia ha sido usada para disminuir los síntomas en casos avanzados de carcinoma de pulmón. Desafortunadamente, los carcinomas de células grandes no responden tan bien a la quimioterapia y a la radioterapia como otros tipos de tumores.

Cuándo llamar a un profesional

Si presenta cualquiera de los síntomas de cáncer de pulmón, programe una cita con su profesional de la salud lo antes posible.

Pronóstico

El carcinoma de células grandes usualmente se diagnostica después de que la enfermedad se ha diseminado. Es pobre el pronóstico general para el carcinoma de células grandes y para otros carcinomas pulmonares de células no pequeñas, con una tasa de supervivencia de cinco años del 16%. La tasa de supervivencia es más alta (casi del 50%) cuando los carcinomas se detectan y tratan en etapas tempranas. La tasa de supervivencia de 5 años después de la cirugía es de aproximadamente el 47% para aquellos casos de la enfermedad en etapa I. En los casos más avanzados, con la enfermedad en etapa III, la tasa de supervivencia de 5 años es aproximadamente del 8%.

Aún cuando la cirugía y otras terapias son exitosas al principio, existe un alto de riesgo de que el carcinoma regrese. Esto es porque los carcinomas de células grandes y otros carcinomas pulmonares de células no pequeñas, se diseminan rápidamente a otras partes del cuerpo.

Algunos descubrimientos científicos exitosos de este último tiempo que explican sobre los mecanismos de crecimiento de los carcinomas pulmonares podrían conducir a un mejor pronóstico en un fututo cercano. Los científicos ahora pueden entender las “señales” específicas que reciben las células cancerosas de pulmón, tales señales ordenan crecer a las células cancerosas de pulmón. Al entender estas señales, se han desarrollado algunos tipos nuevos de medicamentos que podrían interferir o neutralizar estas señales. Esto significa que hay señales que ordenan crecer al carcinoma, órdenes que hoy pueden detenerse, y por lo tanto bloquear las instrucciones que hacen crecer las células cancerosas.

Aunque el resultado general en los pacientes con carcinoma pulmonar es pobre, con un poco de suerte esto cambiará en los próximos años a medida que se avance en el conocimiento de la biología del carcinoma. Mientras tanto, el mejor método para disminuir la carga de padecer de carcinoma pulmonar es evitar fumar cigarrillos o abandonar de inmediato el hábito si ya fuma.

Información adicional

National Cancer Institute, NCI (Instituto Nacional para el Tratamiento del Cáncer, NCI) U.S. National Institutes of Health Public Inquiries Office (Institutos Nacionales de Salud Pública de Estados Unidos) Oficina de información Building 31, Room 10A03 31 Center Drive, MSC 8322 Bethesda, MD 20892-2580 Teléfono: (301) 435-3848 Gratuito: (800) 422-6237 TTY: (800) 332-8615 Correo electrónico: cancergovstaff@mail.nih.govhttp://www.nci.nih.gov/

American Cancer Society, ACS (Sociedad Americana del Cáncer, ACS) 1599 Clifton Road, NE Atlanta, GA 30329-4251 Gratuito: (800) 227-2345 http://www.cancer.org/

American Lung Association (Asociación Americana del Pulmón) 61 Broadway, 6th Floor New York, NY 10006br />Teléfono: (212) 315-8700 Gratuito: (800) 548-8252 Correo electrónico: http://www.lungusa.org/site/pp.asp?c=dvLUK9O0E&b=23670#webhttp://www.lungusa.org/

National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI (Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre, NHLBI) P.O. Box 30105 Bethesda, MD 20824-0105 Teléfono: (301) 592-8573 TTY: (240) 629-3255 Fax: (301) 592-8563 Correo electrónico: nhlbiinfo@nhlbi.nih.govhttp://www.nhlbi.nih.gov/

U.S. Environmental Protection Agency, EPA (Agencia Americana de Protección Ambiental) Ariel Rios Building 1200 Pennsylvania Ave., N.W. Washington, DC 20460 Teléfono: (202) 272-0167 http://www.epa.gov/

U.S. Department of Labor’s Occupational Safety & Health Administration, OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, OSHA) 200 Constitution Ave. Washington, D.C. 20210 Teléfono: (202) 693-1999 Gratuito: (800) 321-6742 TTY: (877) 889-5627 http://www.osha.gov/

Última revisión: 2007-03-19T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-09-09T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.