Diabetes Mellitus Tipo 2

¿Qué es?

La diabetes tipo 2, también llamada diabetes mellitus 2, diabetes del adulto, diabetes no insulino-dependiente o sólo diabetes, es un trastorno frecuente que afecta el modo en que el cuerpo procesa y utiliza los carbohidratos, las grasas y las proteínas. Cada uno de estos nutrientes es una fuente de glucosa (azúcar), que es el combustible más básico para el cuerpo. El signo más claro de diabetes es un nivel muy alto de azúcar en sangre.

La glucosa entra a las células del cuerpo con la ayuda de la insulina, una hormona que produce el páncreas y que actúa como guardián. Sin insulina, la glucosa no puede pasar a través de la pared de la célula y la célula entonces depende de combustibles menos eficientes para su energía. La diabetes tipo 2 se manifiesta cuando las células del cuerpo no reaccionan de manera efectiva a la insulina que produce el páncreas, una condición llamada resistencia a la insulina. En personas con resistencia a la insulina, el páncreas primero produce más insulina para mantener la cantidad de azúcar normal en la sangre.

Finalmente, a medida que la resistencia a la insulina en el cuerpo progresa, el páncreas no puede responder a la demanda de más insulina, y como consecuencia los niveles de glucosa en la sangre suben.

Alrededor de un 95% de las personas con diabetes, tienen diabetes tipo 2. Es frecuente en los núcleos familiares y generalmente afecta a personas mayores de 40 años. Con el aumento de la obesidad en Estados Unidos en la última década, la diabetes tipo 2 se ve más ahora en personas jóvenes, especialmente entre los afro-americanos, los hispanos y los indígenas americanos. La obesidad, especialmente en el abdomen y en la cintura, aumenta sobremanera el riesgo de diabetes.

La diabetes con resistencia a la insulina (diabetes tipo 2) es frecuentemente parte de un problema conocido como “síndrome metabólico”. Este síndrome, originalmente llamado síndrome X, es un conjunto de problemas que eleva el riesgo de enfermedades del corazón y ataques (derrames) cerebrales. El conjunto de condiciones que se combinan para crear el síndrome metabólico incluyen obesidad, resistencia a la insulina con azúcar elevada en la sangre, niveles altos de insulina en la sangre (hiperinsulinemia), presión arterial alta, niveles altos de triglicéridos y niveles bajos del “colesterol bueno” (abreviado HDL por sus iniciales en inglés)  que son las lipoproteínas de alta densidad. Estos problemas ocurren frecuentemente al mismo tiempo y están relacionados entre sí por medio de un enlace metabólico o genético. El síndrome metabólico y la diabetes tipo 2 aumentan el riesgo de enfermedades del corazón, accidentes cerebrales y enfermedad arterial periférica.

Síntomas

Los síntomas de la diabetes están relacionados con los niveles altos de glucosa en sangre. Estos incluyen:

  • orinar con frecuencia, mucha sed y hambre
  • pérdida de peso
  • aumento a la propensión a las infecciones, especialmente a las infecciones por hongos en la piel y en la vagina

Los niveles de azúcar en sangre extremadamente altos pueden llevar a una complicación peligrosa llamada síndrome hiperosmolar, también conocido como síndrome hiperglucémico hiperosmolar no cetósico (HHNS), estado hiperosmolar hiperglucémico (HHS) o coma hiperosmolar. El síndrome hiperosmolar es una forma de deshidratación que pone en riesgo la vida y que puede resultar en niveles altos de azúcar en sangre si no se trata. El síndrome hiperosmolar puede complicar enfermedades graves, tales como un accidente cerebral; también puede suceder cuando el bajo consumo de líquido causa deshidratación. En algunos casos, el coma hiperosmolar es el primer signo de que una persona tiene diabetes tipo 2. Esta peligrosa condición causa confusión, debilidad, náuseas o síntomas más extremos como convulsiones y coma.

Cuando las personas con diabetes tipo 2 toman medicamentos para bajar el azúcar en sangre, los niveles de azúcar pueden disminuir por debajo de lo normal y causar baja azúcar en sangre (hipoglucemia). Los síntomas de la hipoglucemia incluyen transpiración (sudoración), temblor, mareos, hambre y confusión. La hipoglucemia que usted no reconozca y no corrija puede llevar a convulsiones y pérdida de la conciencia. Usted puede corregir la hipoglucemia al comer o beber algo con carbohidratos, que aumenta su nivel de azúcar en sangre.

La diabetes tipo 2 afecta a todas las partes del cuerpo y puede causar complicaciones serias que pueden poner en riesgo la vida, incluyendo:

  • Ateroesclerosis: el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2 están asociados con la acumulación de grasa en las paredes de las arterias. Esto puede afectar el flujo de sangre a todos los órganos. El corazón, el cerebro y las piernas son los más afectados.
  • Retinopatía: vasos sanguíneos pequeños en la parte posterior de los ojos que resultan dañados por el alto nivel de azúcar en sangre. Si se la detecta temprano, el daño de la retinopatía puede disminuirse al llevar un estricto control del azúcar en la sangre y por medio de terapia de láser. La retinopatía que no se trata puede ocasionar ceguera.
  • Neuropatía: consiste en el daño a los nervios. El tipo más común es la neuropatía periférica. Los nervios más largos del cuerpo, los que van a las piernas, son los primeros en sufrir el daño, que causa dolor y adormecimiento en los pies. Esto puede avanzar hasta causar síntomas en las piernas y manos. La neuropatía autonómica es el daño a los nervios que controlan las funciones vitales, como la digestión, la función sexual y la micción (la orina).
  • Problemas en los pies: las llagas y las úlceras ocurren por dos razones: 1) Si la neuropatía periférica causa adormecimiento, la persona no sentirá irritación o presión en el pie. La piel puede romperse y formar una úlcera. 2) Puede haber una disminución en la circulación sanguínea, lo que causa retraso en la cicatrización. Si no se trata, una simple llaga puede infectarse y convertirse en una llaga muy grande.
  • Nefropatía: El daño a los riñones es más probable si el azúcar en la sangre permanece elevado y la presión arterial alta no se trata agresivamente.

Diagnóstico

La diabetes se diagnostica chequeando el nivel del azúcar en la sangre. Se hace un examen de sangre por la mañana después de un ayuno la noche anterior. Generalmente, el cuerpo mantiene niveles de azúcar en la sangre entre los 70 y 100 miligramos por decilitro (mg/dL), aún después de haber ayunado. La diabetes se diagnostica si el nivel de azúcar en la sangre aún después de ayunar es mayor de 125 mg/dL.

Su médico lo examinará en busca de signos que indiquen que usted tiene complicaciones o factores de riesgo que aumentan el riesgo de complicaciones. Estos incluyen:

  • obesidad, especialmente abdominal (circunferencia de la cintura de más de 40 pulgadas (100 cm) en los hombres o 35 pulgadas (89 cm) en las mujeres
  • presión sanguínea alta
  • depósitos o áreas que hayan dejado filtrar sangre en su retina, que se observa durante una examen de los ojos usando un instrumento llamado oftalmoscopio
  • disminución de sensibilidad en las piernas
  • pulso débil en el pie o pulsos anormales en el abdomen
  • ampollas, úlceras o infecciones en los pies

Los exámenes de laboratorio de rutina para evaluar la diabetes incluyen:

  • glucosa de ayuno: un análisis de su nivel de sangre después de no haber comido durante varias horas
  • hemoglobina A1C: que indica cuán cerca del promedio ha estado la glucosa en sangre durante los dos meses previos
  • creatinina en la sangre y microalbumina en orina en busca de indicios de enfermedad de riñón
  • perfil de lípidos (colesterol, triglicéridos, lipoproteína de alta densidad (HDL) y colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) para evaluar el riesgo de ateroesclerosis

Duración

La diabetes es una enfermedad de por vida. El envejecimiento y la característica de enfermedad episódica pueden hacer que la resistencia del cuerpo a la insulina aumente, por esta razón se necesita mayor tratamiento con el paso del tiempo.

Prevención

Puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 manteniendo el peso ideal de su cuerpo, especialmente si tiene antecedentes familiares de diabetes. Se ha demostrado que la dieta y el ejercicio retrasa el comienzo de diabetes en personas que están en las etapas tempranas de la resistencia a la insulina, que se identifican por niveles límite de azúcar en sangre. La metformina (Glucophage) ofrece más protección para personas con niveles de glucosa en la sangre que están entre 100 y 125 mg/dL, cerca de los parámetros de la diabetes. Se considera que las personas que presentan niveles de azúcar en la sangre dentro de estos parámetros tienen pre-diabetes.

Si usted ya tiene diabetes tipo 2, puede retrasar o frenar las complicaciones, mediante un control estricto del azúcar en la sangre. Puede reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con el corazón tomando una aspirina diariamente y manejando, de manera enérgica (agresiva), otros factores de riesgo para la aterosclerosis, como la presión arterial alta, los niveles altos de colesterol y triglicéridos, el hábito de fumar y la obesidad. Se recomiendan visitas al oftalmólogo y al especialista en pies (podiatra) una vez al año para reducir el riesgo de enfermedades en los ojos y los pies.

Tratamiento

En la mayoría de las personas con diabetes tipo 2, el tratamiento comienza con la reducción de peso por medio de dieta y ejercicio. Una dieta saludable para una persona con diabetes debe ser baja en colesterol y en calorías totales y equilibrada desde el punto de vista nutricional, con gran cantidad de alimentos integrales, aceites monoinsaturados, frutas y verduras. Se recomienda a la mayoría de las personas con diabetes una multi-vitamina diaria.

La diabetes tipo 2 puede controlarse con medicamentos tomados  por la boca (medicamentos orales) o medicina inyectada (generalmente insulina, aunque no es la única medicina inyectada que puede utilizarse para la diabetes). Las medicinas para la diabetes tipo 2 incluyen:

  • Metformina (Glucophage): mejora la resistencia a la insulina en los tejidos musculares e hígado
  • Sulfonilureas: incluyendo gliburide (DiaBeta, Glynase, Micronase), glipizide (Glucotrol) y otros, los cuales aumentan la cantidad de insulina que el páncreas produce y libera
  • Repaglinide (Prandin) y nateglinide (Starlix): causan un brote de insulina con cada comida
  • Acarbose (Precose) y miglitol (Glyset): retrasa la absorción de azúcares del el intestino
  • Exanatide (Byetta) y pramlintide (Symlin): retrasan la digestión y reducen el apetito, lo que facilita el manejo del azúcar en sangre. El Exanatide también hace que el páncreas libere insulina con cada comida. Ambas medicinas están disponibles en inyección solamente.
  • Insulina: contribuye con el propio suministro de insulina generado por el cuerpo. Cuando usted cuenta con suficiente insulina puede, de manera adecuada, procesar glucosa aunque tenga resistencia a la insulina.
  • Thiazolidinediones: incluyendo rosiglitazone (Avandia) y pioglitazone (Actos), que disminuyen la conversión de grasa a glucosa y mejoran la resistencia a la insulina. Investigaciones recientes que relacionaban una medicina de este grupo con enfermedades de corazón recomiendan no utilizar medicamentos de este grupo como primera elección para este tratamiento.

Alrededor de una de cada tres personas con diabetes tipo 2 usan insulina inyectable regularmente. La insulina se utiliza generalmente en pequeñas dosis antes de ir a dormir para ayudar a prevenir que el hígado produzca y libere glucosa durante el sueño. En la diabetes tipo 2 avanzada, o para personas que quieren tener un control estricto de los niveles de glucosa, puede ser necesario utilizar insulina más de una vez por día y en dosis más altas. Los planes de tratamiento que incluyen insulina glargine de acción muy prolongada (Lantus) e insulina lispro de acción muy corta (Humalog) o insulina aspart (Novolog) son, con frecuencia, los tratamientos más exitosos para controlar el azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2. Para acomodar los patrones de alimentación variables, la dosis de insulina de acción muy corta puede modificarse, dependiendo de la cantidad de carbohidratos que se consumen en cada comida.

Las medicinas que se utiliza para tratar a la diabetes 2 pueden tener efectos secundarios. Los efectos secundarios principales de las sulfonilureas, repaglinida, nateglinida e insulina son los niveles bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia) y el aumento de peso. Los efectos secundarios más comunes de la metformina son náuseas y diarrea, pero esto no ocurre con frecuencia si se toma la medicina con las comidas. La metformina no debería utilizarse en personas con insuficiencia (falla) renal debido a que causa acumulación de ácido láctico en la sangre, que puede poner en riesgo la vida. El rosiglitazone y pioglitazone causan frecuentemente aumento de peso e hinchazón en las piernas o pueden empeorar la insuficiencia (falla) cardiaca. También pueden causar inflamación en el hígado, por lo que se deben monitorizar los exámenes del funcionamiento del hígado. Recientemente se ha planteado la posibilidad de que el rosiglitazone pueda incrementar el riesgo de un ataque al corazón. El acarbose, que se toma antes de cada comida, puede causar muchos gases y distensión (hinchazón), tal como lo hacen otras medicinas que hacen que la digestión sea más lenta.

Existen también medicinas para reducir el riesgo de complicaciones o el ritmo al que se pueden desarrollar las complicaciones. Existen medicinas llamadas inhibidores ACE, incluyendo el lisinopril (Prinivil, Zestril), el enalapril (Vasotec), el benazepril (Lotensin) entre otras, o medicinas denominadas bloqueadores de receptores de angiotensina, incluyendo el losartan (Cozaar), el valsartan (Diovan) entre otras, las cuales son muy beneficiosas para personas con diabetes que tienen signos tempranos de daño renal. Estas medicinas previenen el empeoramiento de la enfermedad renal.

Todos los diabéticos deben considerar tomar una medicina para disminuir el colesterol, particularmente aquellos que tienen niveles de colesterol de lipoproteína de baja densidad de (LDL) por encima de 100 mg/dL. Las medicinas para el colesterol incluyen los medicamentos “statin” como el atorvastin (Lipitor), el simvastin (Zocor), el lovastatin (Mevacor) o el pravastatin (Pravachol) y otros tratamientos para el colesterol como el gemfibrozil (Lopid) o el fenofibrate (TriCor).

Los diabéticos con presión arterial mayor a 130/80 mm/Hg deben utilizar medicina para controlar la presión arterial si esta no mejora con ejercicio y una dieta baja en sodio.

Se recomienda una aspirina diaria para la mayoría de las personas con diabetes, porque ayuda a protegerse contra ataques al corazón.

Cuándo llamar a un profesional

Si usted padece de diabetes, visite a su médico regularmente.

Debido a que las personas con niveles altos de azúcar en la sangre tienen mayor riesgo de deshidratación, debería contactar a su médico inmediatamente si tiene vómitos o diarrea y no puede tomar suficiente líquido.

Monitoree su azúcar en la sangre según se lo indique su equipo de salud. Infórmeles acerca de cualquier desviación significativa en los niveles de azúcar en su sangre.

Pronóstico

Su plan de tratamiento probablemente necesitará modificaciones con el paso del tiempo. La resistencia a la insulina aumenta con el paso del tiempo y es probable que las células en el páncreas que producen la insulina se agoten a medida que este trate de alcanzar la cantidad adicional de insulina que su cuerpo necesita. Después del primer año de tratamiento, la mayoría de las personas con diabetes tipo 2 requieren más de una medicina para controlar el azúcar en sangre. Alrededor de una de cada tres personas con diabetes tipo 2 necesitan usar insulina regularmente.

El pronóstico en las personas con diabetes tipo 2 varía dependiendo de qué tan bien ha modificado el riesgo de complicaciones cada persona en particular. Los ataques al corazón, los ataques cerebrales y las enfermedades renales (del riñón) pueden llevar a una muerte prematura. Puede ocurrir discapacidad por ceguera, amputación, enfermedad del corazón, ataque cerebral y daños en sistema nervioso. Cuatro a seis de cada 100 personas con diabetes tipo 2 se vuelven dependientes de tratamientos de diálisis por insuficiencia renal (falla de los riñones).

Hay muchísimas cosas que puede hacer usted para disminuir el riesgo de complicaciones. Una dieta saludable, ejercicio regular, prestar atención especial a los niveles de azúcar en su sangre, y el reducir los otros riesgos de enfermedades al corazón pueden ayudarlo a mantener un buen estado de salud y a prevenir las complicaciones.

Información adicional

American Diabetes Association ATTN (Asociación Americana de la Diabetes): National Call Center 1701 N. Beauregard St. Alexandria, VA 22311 Teléfono gratuito: 1-800-342-2383 http://www.diabetes.org/

American Dietetic Association (Asociación Norteamericana de Dietética) 120 South Riverside Plaza Suite 2000 Chicago, IL 60606-6995 Gratuito: 1-800-877-1600 http://www.eatright.org/

National Diabetes Information Clearinghouse (Centro Nacional de Información sobre Diabetes) 1Information Way Bethesda, MD 20892-3560 Teléfono: 301-654-3327 Gratuito: 1-800-860-8747 Fax: 301-907-8906 http://diabetes.niddk.nih.gov/

National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Disorders (Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón) Oficina de Prensa y Relaciones Públicas Edificio 31, Room 9A04 31 Center Drive, MSC 2560 Bethesda, MD 20892-2560 Teléfono: 301-496-4000 http://www.niddk.nih.gov/

Weight-Control Information Network (Red de Información para el Control de Peso)1 Win Way Bethesda, MD 20892-3665 Teléfono: 202-828-1025 Gratuito: 1-877-946-4627 Fax: 202-828-1028 http://www.niddk.nih.gov/health/nutrit/win.htm

Última revisión: 2007-10-27T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-15T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic aquí:

Déjanos tu Comentario

4 Comentarios

  1. me gustaria saver si la splenda es buena o no es un suplento alimienticio
    Publicado 1 marzo, 2013 en 12:17 pm | Permalink

    es muy buena esta pagina me gustari que nos pusieran en la pag un estilo de vida y en donde pudieramos encontrar los medicamentos que nos hicieran menos mal para el organismo y asi poder contolar la diabetis t 2 gracias

  2. Antonio Abellan
    Publicado 28 marzo, 2013 en 2:42 am | Permalink

    Es el reporte mas amplio y detallado que he visto sobre la Diabetes 2, fácil de asimilar para el no especialista. Mis mas sinceras palabras de agradecimiento. Las observaciones son todas positivas.

  3. myriam
    Publicado 1 abril, 2013 en 1:35 pm | Permalink

    ENCONTRAR Y LEER ÉSE ARTÍCULO ME HA FACILITADO MUCHÍSIMO ENTENDER MI DIABETES 2,MÁS COLESTEROL E HIPERTENSIÓN QUE TENGO.-por suerte recién comienzo, ya estoy en total dieta, ejercicios para quemar calorías, y no engordar, bajé ya en 2 meses 4 1/2 kgs, peso 66,500, mido 1,62 tengo 71 años, y soy muy activa (sólo paro cuando me siento a comer, y dormir)camino bastante, y hago ejercicios en mi bici-escalador fija.-Gracias por las explicacio9nes del artículo muy precisas y buenas.-Saludos.-Myriam.-

  4. *Nancy
    Publicado 23 noviembre, 2013 en 2:21 pm | Permalink

    buenas tardes,es para mi esposo el tubo la dlicemia alta la tiene controlada con dieta, no esta tomando nada para la azucar, se chequea todas las mañnans, siempre la mantiene en 80,85,87.88, varia. que me dice de esto, gracias

30 Trackbacks

  1. Por Tu amiga la insulina | Guia de Surco en 21 noviembre, 2011 at 5:23 am

    [...] el caso de la diabetes tipo 2 que representa entre el 90 y el 95% de todos los casos de diabetes, no se produce precisamente [...]

  2. [...] el tiempo, la diabetes pone al cuerpo del niño, del adolescente o del adulto, en riesgo de sufrir complicaciones asociadas con la diabetes como: enfermedades cardíacas, ceguera y problemas renales, entre [...]

  3. [...] Prueba de la diabetes tipo 2. Gran parte de la población padece dediabetes tipo 2 y no lo sabe. Esto tiene consecuencias graves para la salud.  La prueba de la glucosa en la [...]

  4. [...] Prueba de la diabetes tipo 2. Gran parte de la población padece de diabetes tipo 2 y no lo sabe. Esto tiene consecuencias graves para la salud.  La prueba de la glucosa en la sangre [...]

  5. [...] Prueba de la diabetes tipo 2. Gran parte de la población padece de diabetes tipo 2 y no lo sabe. Esto tiene consecuencias graves para la salud.  La prueba de la glucosa en la sangre [...]

  6. [...] según me dijo, “silenciosa y traicionera”. ¡Y cuánta razón tiene! Porque así puede ser la diabetes tipo 2 — como la que tenía su madre, y que ahora también [...]

  7. [...] medicina que podría ayudar a disminuir el nivel del azúcar en la sangre de las personas con diabetes tipo 2, sin provocar hipoglucemia, que es cuando el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre disminuye por [...]

  8. [...] de salud a lo largo de la vida. Estas secuelas son conocidas como efectos tardíos.  Uno de ellos, la diabetes, provocada por la radiación, ha salido a la luz  a través de un nuevo [...]

  9. [...] salud a lo largo de la vida. Estas secuelas son conocidas como efectos tardíos.  Uno de ellos, la diabetes, provocada por la radiación, ha salido a la luz  a través de un nuevo [...]

  10. [...] personas obesas o pasadas de peso tienen más probabilidades de padecer de diabetes mellitus tipo 2 Mas Noticias :Algunos medicamentos para la diabetes podrían producir pérdida de visiónUn [...]

  11. [...] personas obesas o pasadas de peso tienen más probabilidades de padecer de diabetes mellitus tipo 2 o experimentar problemas [...]

  12. [...] cafeína, su consumo regular ya ha sido previamente asociado con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.  Las diferentes investigaciones que apoyaban esa creencia han sido reafirmadas después de un [...]

  13. [...] al estilo de vida que llevamos, la diabetes tipo 2 aumenta su incidencia cada año, afectando a personas más jóvenes cada vez. El estilo de vida [...]

  14. [...] pacientes diabéticas con cáncer de ovario que toman metformina para la diabetes tienen mejor tasa de supervivencia que quienes no toman el medicamento, revela un estudio dirigido [...]

  15. [...] en el área abdominal es un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad cardíaca, la diabetes tipo 2, losaccidentes cerebrovasculares y hasta lo que se conoce como apnea del sueño. Ahora, un nuevo [...]

  16. [...] prevenir la osteoporosis, las enfermedades del corazón, la apoplejía o accidente cerebrovascular, la diabetes y hasta ha sido relacionada con una disminución en el riesgo de desarrollar cáncer de [...]

  17. [...] te ha mencionado, o has leído en las páginas de Vida y Salud, que las personas que padecen de diabetes tipo 2 (en la que el cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa apropiadamente), tienen un riesgo [...]

  18. [...] al estilo de vida que llevamos, la diabetes tipo 2 aumenta su incidencia cada año, afectando a personas más jóvenes cada vez. El estilo de vida [...]

  19. [...] esto? Para que te des una idea, la inflamación está ligada estrechamente a condiciones como la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiacas, la enfermedad de Alzheimer y la artritis. La tristeza que produce [...]

  20. [...] en el área abdominal es un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad cardíaca, la diabetes tipo 2, losaccidentes cerebrovasculares y hasta lo que se conoce como apnea del sueño. Ahora, un nuevo [...]

  21. [...] ayudan a reducir la inflamación y por lo tanto, a disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca y la diabetes tipo 2. Por otro lado, la diabetes se asocia con niveles más altos de CRP, es decir, a mayor [...]

  22. [...] hecho de que recientemente el actor estadounidense Tom Hanks anunció públicamente que padece diabetes tipo 2, ha puesto en debate si es a causa de los cambios de peso que ha sufrido a lo largo de su carrera. [...]

  23. [...] primero es entender qué es la diabetes tipo 2. La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) la define como el tipo de [...]

  24. [...] Cuando el ritmo circadiano sufre interrupciones, como puede ocurrirles a quienes trabajan de noche o tienen horarios rotativos, es posible que la salud se ponga en riesgo. De hecho, esto se ha asociado a trastornos del sueño, a desequilibrio en los niveles hormonales e incluso a la progresión del cáncer. Además, el reloj biológico tiene un rol importante en la regulación de la energía y el metabolismo, por eso además se le ha vinculado a la obesidad y a la diabetes tipo 2. [...]

  25. [...] que un aumento en la acidez en la dieta podría aumentar las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 en las mujeres (esto quizá sea igual en los hombres, pero todavía es necesario realizar más [...]

  26. [...] que un aumento en la acidez en la dieta podría aumentar las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 en las mujeres (esto quizá sea igual en los hombres, pero todavía es necesario realizar más [...]

  27. [...] un reciente estudio, los participantes — que no tenían diabetes, pero que se encontraban en alto riesgo de enfermedad cardiaca — fueron asignados al azar [...]

  28. [...] lista de los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 ya tiene un nuevo componente. Al peso, la edad, el nivel de actividad, la historia familiar y el [...]

  29. [...] Unidos que ya está disponible en el mercado una nueva opción para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Se trata del Tanzeum (o albiglutide), que pertenece al tipo de medicamento análogo del [...]

  30. [...] 2 en Estados Unidos que ya está disponible en el mercado una nueva opción para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Se trata del Tanzeum (o albiglutide), que pertenece al tipo de medicamento análogo del péptido 1 [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.