Enfermedad Arterial Periférica

Harvard Logo


¿Qué es?

En la enfermedad arterial periférica (antes llamada enfermedad vascular periférica) no llega suficiente cantidad de sangre a las piernas. Esta enfermedad esta causada por depósitos de grasa, llamados placas, que se acumulan a lo largo de las paredes de los vasos sanguíneos. Esta acumulación reduce el tamaño del conducto y disminuye la cantidad de sangre que puede pasar. Esta es una condición llamada ateroesclerosis. El síntoma más común es la claudicación intermitente que es un  dolor muscular intenso en las piernas o las nalgas al hacer ejercicio físico que desaparece al descansar. Los factores de riesgo que pueden causar la enfermedad arterial periférica son similares a los factores de riesgo de la enfermedad coronaria e incluyen:

  • fumar cigarros o usar otras formas de tabaco (como inhalar y masticar)
  • nivel alto de colesterol en sangre (hipercolesterolemia)
  • nivel bajo de lipoproteína de alta densidad (HDL, o colesterol bueno)
  • presión arterial alta (hipertensión)
  • diabetes
  • antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular
  • obesidad
  • inactividad física
  • enfermedad de riñón
  • raza (las personas de raza negra parecen tener un riesgo más alto de sufrir esta enfermedad)

Síntomas

El síntoma más común de la enfermedad arterial periférica es la claudicación intermitente, un dolor o calambre en las piernas o en las nalgas causado por el ejercicio físico, que desaparecen al descansar. Se describe como un dolor profundo, especialmente en el músculo de la pantorrilla que dolor puede extenderse hacia el pie o  a los muslos y las nalgas. Algunas veces, solo hay adormecimiento en la pierna o una sensación de que una pierna se cansa al caminar. También es posible que un pie o los dedos se sientan fríos o adormecidos.

Si hay una gran estrechez de las arterias, puede sentir dolor en la pierna cuando no está haciendo ejercicio físico. Si el flujo de sangre se detiene por completo (generalmente por la formación de un coágulo), es posible que algunas partes de la pierna se vean palidas o tomen un color azul, se sientan frías y, finalmente, se produzca una gangrena.

Diagnóstico

El médico evaluará sus antecedentes familiares y otros  factores de riesgo. Le preguntará si usted o algún miembro de su familia tienen enfermedades del corazón, colesterol alto, diabetes, enfermedades de riñón, presión arterial alta o cualquier otro problema circulatorio. Durante el examen físico, le tomará el pulso en la parte superior de la pierna (cerca de la ingle), en la parte interior del tobillo, la parte superior del pie y la parte posterior de la rodilla. Cualquier debilidad en las pulsaciones puede ser un signo de estrechez de las arterias.

El médico puede diagnosticar enfermedad arterial periférica en base a sus síntomas, los factores de riesgo, el examen de las piernas y la fuerza de las pulsaciones. Puede medir la presión arterial en las piernas y compararla con la presión arterial en el brazo para calcular el índice tobillo/brazo (ITB). El índice de la presión arterial medida en el tobillo se compara con la presión arterial medida en el codo. Normalmente, la presión arterial es la misma o un poco más alta en las piernas, entonces el índice es 1,0 o superior.

Un índice menor que 0,95 en cualquier pierna indica  estrechez de las arterias en esa pierna. Generalmente, las personas que tienen síntomas de enfermedad arterial periférica tienen un índice de 0,8 o menor.

El médico puede pedir un ultrasonido de las piernas para medir el flujo sanguíneo. La prueba es simple y no dolorosa y utiliza ondas sonoras para crear imágenes. Si el médico sospecha que usted necesita una intervención quirúrgica para ayudar a abrir un vaso sanguíneo bloqueado, es posible que necesite una imagen por resonancia magnética (IRM) de sus arterias o una arteriografía, que es una radiografía que usa un medio de contraste dentro de las arterias para mostrar las características del flujo sanguíneo y encontrar las obstrucciones.

Duración

Si usted tiene enfermedad arterial periférica, por lo general la estrechez de las arterias continúa.  Pero sus síntomas pueden reducirse y hasta desaparecer con un tratamiento adecuado.

Prevención

Puede ayudar a prevenir la enfermedad arterial periférica al modificar los factores de riesgo:

  • No fume: Este es un factor de riesgo importante que usted puede controlar.
  • Mantenga un peso saludable: La obesidad, especialmente la concentración de grasa corporal alrededor de la cintura, ha sido relacionada con niveles altos  de colesterol y de otras grasas en la sangre, que pueden acumularse dentro de sus arterias.
  • Ingiera una dieta saludable: Su dieta debe estar compuesta por vegetales y frutas, y debe ser baja en grasas saturadas.
  • Haga ejercicio regularmente. De ser posible, debe realizar ejercicio físico 45 minutos o más por día.
  • Baje su presión arterial. Es posible que necesite medicamentos para controlarla.

Tratamiento

El tratamiento para la enfermedad arterial periférica incluye:

  • Modificar los factores de riesgo: Dejar de fumar puede reducir los síntomas de la claudicación intermitente . También es importante bajar los niveles de colesterol , mantener la presión arterial en el nivel normal y controlar la diabetes. Hable con su médico sobre la mejor manera de hacerlo.
  • Programas de ejercicio físico. Los estudios han mostrado que aquellas personas que realizan ejercicio físico pueden duplicar la distancia para caminar antes de empezar a sentir dolor en la pierna. Trate de ejercitarse 30 minutos al día, como mínimo. Es posible que necesite descansar con frecuencia si le duelen las piernas. Incluso si tiene que detenerse unos minutos, no lo suspenda. Cualquier actividad es buena. La mayoría de las personas eligen caminar y encuentran que hacerlo en una pista o en una cinta caminadora es más fácil que caminar sobre el pavimento. También podría usar la bicicleta  y nadar.
  • Medicamentos. Los medicamentos pueden ayudar a aliviar  los síntomas y, posiblemente, contribuyan a retardar el avance de la enfermedad. Es probable que el médico le aconseje tomar una aspirina todos los días o tomar otro medicamento anticoagulante, como el clopidogrel (Plavix). Los medicamentos, como el cilostazol (Pletal) y la pentoxifilina (Trental), también pueden ayudar a disminuir los síntomas de la claudicación intermitente.
  • Procedimientos de revascularización: El objetivo de la revascularización es mejorar la circulación, ya sea al abrir las arterias estrechas o al derivar la parte estrecha de la arteria. Estos procedimientos incluyen técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas, y se usan en personas que tienen síntomas intensos o progresivos, o que tienen dolor en las piernas cuando están descansando. El procedimiento no quirúrgico más común es la angioplastía transluminal percutánea, también llamada angioplastía con balón. Se inserta un catéter dentro de la arteria estrcha y se infla un balón pequeño para abrir los vasos . A menudo, se utiliza un implante metálico llamado endoprótesis vascular  para sostener la pared de la arteria luego de abrirla con el balón. En algunas personas debe hacerse una derivación quirúrgica del vaso estrecho, con una parte de vena tomada de la pierna o con un injerto sintético.

Cuándo llamar a un profesional

Llame al médico si constantemente sufre calambres, dolor, adormecimiento o cansancio desproporcionado en los músculos de las piernas o de las nalgas al hacer ejercicio físico. Llame inmediatamente si tiene estos síntomas cuando descansa o cuando cualquier parte de la pierna o el pie se adormece, enfría, empalidece o toma un color azulado, de manera repentina.

Pronóstico

En la mayoría de las personas con vasculopatía periférica, los síntomas en las piernas permanecen estables. El 10 a 15% de los pacientes mejoran y  un 15 a 20% empeoran. El pronóstico es mejor para las personas que dejan de fumar, siguen una dieta saludable, mantienen controlado el colesterol y hacen ejercicio físico de manera regular.

Información adicional

National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI (Instituto Nacional del Corazón, del Pulmón y la Sangre) P.O. Box 30105 Bethesda, MD 20824-0105 Teléfono: 301-592-8573 TTY: 240-629-3255 http://www.nhlbi.nih.gov/

Última revisión: 20-11-2008T00:00:00-07:00

Última modificación: 18-12-2008T00:00:00-07:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

3 Comentarios

  1. jorge andre
    Publicado 31 mayo, 2013 en 10:34 pm | Permalink

    q la enfermedad se pude hacer una cirugía y cuales son

  2. maria soledad perez ramirez
    Publicado 17 enero, 2014 en 5:35 pm | Permalink

    YO ME QUISE INFORMAR POR QUE MI PADRE FUE OPERADO DE UN ACCIDENTE VASCULAR PERIFERICO,PERO LO MAS IMPORTANTE DE ESTO QUE ÉL CUANDO SALIÓ DE LA CLINICA SALIÓ PERFGECTO DE MARAVILLA,Y DEPUÉS FUE DECLINANDO,CLARO NO ES JOVEN ,PERO NO POR ESO TENIA QUE ESTAR EN ESTA SITUACION.BUENO EL YA CASI NO COME NADA,POR QUE DICE QUE LE DUELE LA PIERNA Y QUE LA SANGRE YA NO CORRE ETC Y ETC.
    LO QUE MAS QUIERO UNA DIETA ESPECIAL PARA ÉL,PARA QUE PUEDA ALIMENTARSE YA QUE ESTA SUPER FLAQUITO POR QUE LE DA MIEDO COMER

  3. maria soledad perez ramirez
    Publicado 17 enero, 2014 en 5:37 pm | Permalink

    SI MI ABUELO POR PARTE DE MI PADRE,UNA PRIMA TAMBIÉN TUBO LO MISMO.

3 Trackbacks

  1. Por Enfermedad Arterial Periférica | CookingPlanet en 1 noviembre, 2010 at 5:39 pm

    [...] Diabetic Foods Supplements : Enfermedad Arterial Periférica [...]

  2. [...] en el grupo de enfermedades cardiovasculares, la enfermedad arterial periférica es otra posibilidad debido al bloqueo causado por la ateroesclerosis. Los síntomas de alerta [...]

  3. [...] Enfermedad Arterial Periférica [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.