Fimosis y Parafimosis


¿Qué es?

En un hombre no circuncidado, la cabeza del pene está cubierta por una capa de piel conocida como prepucio. La fimosis es una condición en la cual el prepucio ajusta mucho la cabeza del pene y es imposible empujarlo hacia atrás. La fimosis puede ocurrir naturalmente; por ejemplo, en niños menores de 4 años, cuando es difícil llevar hacia atrás el prepucio. No obstante, en jóvenes y hombres mayores, la fimosis se desencadena debido a una infección debajo del prepucio (balanitis) o por otras condiciones médicas como la diabetes.

La parafimosis ocurre cuando se empuja el prepucio ajustado detrás de la cabeza del pene y se atora. Esto puede causar inflamación (hinchazón) y pérdida del flujo sanguíneo en la punta del pene. Si es imposible empujar hacia atrás el prepucio, puede haber daño severo.



Síntomas

Por lo general, la fimosis no causa dolor; no obstante, un prepucio muy ajustado podría interferir con la micción (orinar) o la relación sexual. Además, la fimosis podría dificultarle al hombre la limpieza debajo del prepucio, lo que vuelve más propensa la infección de la piel en esa área.

La parafimosis usualmente causa inflamación dolorosa del prepucio y la cabeza del pene. El color púrpura bien oscuro podría indicar falta severa de flujo de sangre en la cabeza del pene, lo que generalmente señala una urgencia médica.

Diagnóstico

Un médico puede diagnosticar fimosis o parafimosis durante el examen médico.

Duración

La fimosis en un niño pequeño probablemente mejora por sí sola; en los adultos, la fimosis no desaparecerá a menos que se opere o se trate la infección.

Prevención

La fimosis podría prevenirse con una buena higiene. Esto significa empujar bien hacia atrás el prepucio y limpiarlo al bañarse.

La parafimosis puede prevenirse empujando cuidadosamente hacia atrás el prepucio. Si hay parafimosis, a menudo se recurre a la circuncisión para prevenir su recurrencia.

Tratamiento

La fimosis que no causa síntomas no requiere tratamiento. Esto es especialmente importante en niños. Si la fimosis u otros problemas de micción o higiene no se solucionan, podrían resultar efectivos algunos tratamientos con ciertas cremas recetadas, como la hidrocortisona.

En los jóvenes y hombres mayores con fimosis, la buena higiene y el tratamiento inmediato de las infecciones podrían ser suficientes para prevenir los problemas. En otros casos de síntomas persistentes, es necesario recurrir a la cirugía correctiva (circuncisión).

Si hay parafimosis y el prepucio no puede empujarse hacia atrás a su posición normal, el médico podría necesitar realizar una intervención de urgencia para hacer un corte pequeño en el prepucio o realizar una circuncisión.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico si:

  • tiene dificultad para empujar hacia atrás o limpiar su prepucio
  • tiene una infección debajo del prepucio
  • empuja hacia atrás su prepucio y no puede colocarlo en su posición normal

Pronóstico

En la mayoría de los hombres, la fimosis no es un problema grave y no requiere tratamiento. No obstante, no suele mejorar por sí solo.

Como se mencionó anteriormente, la parafimosis a veces es una urgencia médica porque si no se recurre a la atención médica inmediata, el pene podría dañarse para siempre.

Información adicional

American Foundation for Urologic Disease (Fundación Americana para la Enfermedad Urológica), 1000 Corporate Blvd., Suite 410 Linthicum, MD 21090 Teléfono: (410) 689-3990 Gratuito: (800) 828-7866 Fax: (410) 689-3998 http://www.afud.org/

Última revisión: 2007-06-14T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-20T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

Un Comentario

  1. Javier Carranza
    Publicado 5 junio, 2013 en 4:04 pm | Permalink

    Agradezco que haya sitios como estos que se puede con libertad hacer preguntas que de otra manera, personas como un servidor no podrían hacer. Voy a mi necesidad, resulta que cuando tenía 17 años me iban a practicar la circunsición, sin embargo, por miedo y desinformación no me decidí a que me la efectuaran, y durante mi juventud al practicar sexo, a veces me sangraba un poco, tenía irritación y a veces dolor. Ahora a mis 59 años aun sigo teniendo erecciones sin problema, sin embargo mis temores son del dolor que padezco después del mismo, aún así lo practico no con la frecuencia que quisiera, pues noto que el prepucio me cuesta trabajo regresarlo a su lugar despues del acto pues tengo un pene muy grueso en erección (aclaro que soy casado y solo lo hago con mi esposa) Mi pregunta y dándoles a dar de manera general y sencilla, ¿a mi edad será apropiado realizarme la circunsición? y es que por todo lo que he leido en “Vida y Salud” y mis síntomas la puedo necesitar, espero sus sugerencias y comentarios, gracias de antemano.

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.