Gammagrafía

¿Qué es?

La gammagrafía es una técnica de imágenes que utiliza una pequeña dosis de un producto químico radioactivo (isótopo) llamado trazador, que puede detectar cáncer, traumas, infecciones u otros trastornos. En una gammagrafía, el trazador puede ser inyectado dentro de la vena o tragado. Una vez que el trazador ingresa al cuerpo, viaja a través del torrente sanguíneo hacia el órgano, como la tiroides, el corazón o los huesos. Los distintos tipos de trazadores tienden a acumularse en órganos diferentes. El trazador emite rayos gamma, que son similares a los rayos X. Estos rayos gamma son detectados por una cámara gamma y analizados por una computadora para formar una imagen del órgano de actuación. Los lugares de problemas potenciales emiten rayos gamma más intensos y aparecen como puntos brillantes en la gammagrafía. Los tipos de gammagrafías incluyen gammagrafías TEP, gammagrafías con galio y gammagrafías óseas.

Una gammagrafía es indolora, excepto por un leve pinchazo en la piel si el trazador es inyectado. Una vez recibido el trazador, hacen falta varias horas para que el isótopo viaje hacia el órgano de actuación. Durante este tiempo, por lo general el paciente puede abandonar las instalaciones de la gammagrafía y regresar para el estudio, que puede durar entre una a cinco horas.

Para qué se la utiliza

Las gammagrafías se realizan comúnmente para detectar tumores cancerosos, para evaluar la efectividad de un tratamiento contra el cáncer y para buscar signos de que el cáncer se ha diseminado (metastatizado) hacia órganos como el cerebro, el hígado o los huesos. Otra razón común por la que se realizan estas gammagrafías es para evaluar la función de una glándula, como el corazón o la tiroides.

La gammagrafía ósea a menudo se utiliza para examinar el esqueleto en busca de signos de diseminación del cáncer hacia los huesos desde el sitio primario ubicado en otra parte del cuerpo, como las mamas o la próstata. Las gammagrafías óseas también pueden buscar formas de cáncer que comienzan en los huesos mismos, como también problemas no relacionados con el cáncer, como infecciones en los huesos o las articulaciones y fracturas óseas que pueden estar ocultas o no se diagnostican fácilmente.

Preparación

Debido a que los niveles de radiación utilizados en las gammagrafías pueden afectar a un niño por nacer, infórmele a su médico si está embarazada o si existe una posibilidad de que lo esté. Uno de los productos químicos radiactivos utilizados es el yodo. Si es alérgico al yodo, deberá informar a su médico.

Antes de algunos tipos de gammagrafías, es posible que le pidan que beba varios vasos de agua para ayudar a que el trazador salga de su cuerpo. También le pueden pedir que vacíe la vejiga antes de comenzar la gammagrafía.

Cómo se lleva a cabo

La gammagrafía suele realizarse como un examen de paciente externo, en una instalación especial o un hospital. Cuando llega para realizarse la gammagrafía, tragará el trazador o lo inyectarán en una de sus venas, por lo general en su brazo. Debido a que el viaje del trazador hacia su órgano puede demorar varias horas, es posible que el centro le permita salir un rato y regresar más tarde. Cuando regrese, le pedirán que se acueste en varias posiciones en una mesa, mientras la cámara gamma examina su cuerpo. Después del procedimiento puede regresar a sus actividades normales.

Seguimiento

Los resultados de su gammagrafía por lo general estarán disponibles en uno o dos días. Pregúntele al personal cómo obtendrá los resultados del examen.

Riesgos

Los isótopos del trazador utilizados en las gammagrafías son seguros y salen del cuerpo rápidamente. En muchos casos, el nivel de radiación involucrado es menor que en algunas radiografías convencionales. Aunque es posible una sobredosis de isótopos, resulta muy raro.

Algunos expertos pediátricos creen que la radiación utilizada en ciertas gammagrafías, en especial las óseas, es demasiado alta para los niños, por lo que recomiendan la realización de estos exámenes sólo cuando es absolutamente necesario.

Cuándo llamar a un profesional

Si le inyectaron el trazador, llame a su médico si tiene dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección.

Información adicional

Society of Nuclear Medicine (SNM) (Sociedad de Medicina Nuclear) 1850 Samuel Morse Drive Reston, VA 20190-5316 Teléfono: 703-708-9000 Fax: 703-708-9015 http://www.snm.org/

National Library of Medicine (NLM) (Biblioteca Nacional de Medicina) 8600 Rockville Pike Bethesda, MD 20894 Teléfono: 301-594-5983 Gratuito: 1-888-346-3656 Fax: 301-402-1384 http://www.nlm.nih.gov/

Última revisión: 18-06-2007 T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-20T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



 

 

 

Déjanos tu Comentario

Un Comentario

  1. Antxon
    Publicado 17 febrero, 2013 en 6:51 pm | Permalink

    Hola.
    Creo que tengo desgaste de cartilago en tobillo y cadera, me han echo una gammagrafia osea. Sirve eso para detectar dichos desgastes. Muchas gracias de antemano.
    Un saludo

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.