Gastroenteritis en niños

Harvard Logo

¿Qué es?

La gastroenteritis es una inflamación del estómago y los intestinos que causan diarrea, vómitos, náuseas y otros síntomas de dolor de estómago. En los países industrializados, las causas más comunes de gastroenteritis en niños son los virus, las bacterias (intoxicación alimenticia) y los parásitos intestinales.

  • Gastroenteritis viral: en niños sanos, las infecciones virales del tubo digestivo a menudo son responsables de  episodios leves de gastroenteritis. En Estados Unidos, las causas más comunes de gastroenteritis viral en niños son los rotavirus, los adenovirus, enterovirus (durante los meses de verano) y los astrovirus y  virus Norwalk. Los rotaviruses son la causa más probable de diarrea infecciosa en niños menores de 5 años. Todos los virus tienden a diseminarse en manos que han tocado la materia fecal de una persona contagiada o las superficies contaminadas con material fecal infectada. Por esta razón, los niños pequeños, especialmente aquellos que están comenzando a aprender prácticas de higiene, son particularmente vulnerables a la gastroenteritis viral. Ellos podrían tocar pañales sucios (los suyos o los de otros niños) olvidarse de lavar sus manos después de usar el baño, ponerse los dedos sucios en la boca, comerse las uñas, o masticar o chupar los juguetes que otros niños han tocado con las manos sucias. Los padres y el personal encargado del cuidado de niños también puede diseminar gastroenteritis viral, particularmente si no lavan sus manos minuciosamente después de cambiar pañales sucios. Además, los adultos que tienen gastroenteritis viral a veces pueden diseminar su infección viral a los niños, especialmente si preparan la comida de los niños sin antes haberse lavado las manos. Ocasionalmente, también se han encontrado algunos virus que causan gastroenteritis viral en el agua potable y los alimentos, principalmente en los países en desarrollo y en las zonas rurales donde las condiciones sanitarias son deficientes.
  • Gastroenteritis bacteriana (intoxicación alimenticia): la comida que no fue preparada o almacenada adecuadamente pueden formar bacterias sobre la superficie y estas bacterias a veces producen químicos irritantes llamados toxinas. Si un niño come la comida con estos gérmenes, los síntomas de gastroenteritis se desencadenan por las bacterias  o por los productos irritantes. Además, ciertos tipos de bacterias agresivas, como  Campylobacter,  Salmonella o E. coli 0157, pueden causar formas más severas de intoxicación alimenticia que producen fiebre alta, síntomas gastrointestinales severos y deshidratación, aún en niños que generalmente son fuertes y saludables.
  • Parásitos intestinales: pueden diseminarse en niños con las manos sucias, en las superficies sucias de los juguetes, en las llaves de los baños y en el agua o alimentos contaminados. La giardia lamblia, el parásito que causa la giardiasis, es el parasito más común causante de la diarrea en los niños en Estados Unidos, especialmente aquellos en guarderías infantiles.

En todo el mundo, la gastroenteritis mata 3 a 5 millones de niños cada año, principalmente en los países en desarrollo donde las condiciones sanitarias y el cuidado de la salud son deficientes. La mayoría de estos niños mueren por deshidratación extrema (niveles anormalmente bajos de agua en el cuerpo) como consecuencia de una combinación de diarrea severa, vómitos y la falta de ingesta de suficiente cantidad de líquido. Aún en los países industrializados, ocurren millones de episodios de gastroenteritis cada año, especialmente en niños jóvenes. En Estados Unidos, la intoxicación por rotavirus es responsable de más de 3 millones de casos de gastroenteritis en niños cada año, con al  menos 50.000 hospitalizaciones y 20 a 40 muertes.

En términos generales, alrededor del 90% de los niños con gastroenteritis en Estados Unidos tienen síntomas tan leves que no necesitan ser tratados por un médico. Sin embargo, a veces, la gastroenteritis puede conducir a deshidratación severa y a otras complicaciones más peligrosas. Es más probable que esto suceda en bebés, niños con enfermedades crónicas y con medicación inmunosupresora.

¿Qué es?

La gastroenteritis es una inflamación del estómago y los intestinos que causan diarrea, vómitos, náuseas y otros síntomas de dolor de estómago. En los países industrializados, las causas más comunes de gastroenteritis en niños son los virus, las bacterias (intoxicación alimenticia) y los parásitos intestinales.

  • Gastroenteritis viral: en niños sanos, las infecciones virales del tubo digestivo a menudo son responsables de  episodios leves de gastroenteritis. En Estados Unidos, las causas más comunes de gastroenteritis viral en niños son los rotavirus, los adenovirus, enterovirus (durante los meses de verano) y los astrovirus y  virus Norwalk. Los rotaviruses son la causa más probable de diarrea infecciosa en niños menores de 5 años. Todos los virus tienden a diseminarse en manos que han tocado la materia fecal de una persona contagiada o las superficies contaminadas con material fecal infectada. Por esta razón, los niños pequeños, especialmente aquellos que están comenzando a aprender prácticas de higiene, son particularmente vulnerables a la gastroenteritis viral. Ellos podrían tocar pañales sucios (los suyos o los de otros niños) olvidarse de lavar sus manos después de usar el baño, ponerse los dedos sucios en la boca, comerse las uñas, o masticar o chupar los juguetes que otros niños han tocado con las manos sucias. Los padres y el personal encargado del cuidado de niños también puede diseminar gastroenteritis viral, particularmente si no lavan sus manos minuciosamente después de cambiar pañales sucios. Además, los adultos que tienen gastroenteritis viral a veces pueden diseminar su infección viral a los niños, especialmente si preparan la comida de los niños sin antes haberse lavado las manos. Ocasionalmente, también se han encontrado algunos virus que causan gastroenteritis viral en el agua potable y los alimentos, principalmente en los países en desarrollo y en las zonas rurales donde las condiciones sanitarias son deficientes.
  • Gastroenteritis bacteriana (intoxicación alimenticia): la comida que no fue preparada o almacenada adecuadamente pueden formar bacterias sobre la superficie y estas bacterias a veces producen químicos irritantes llamados toxinas. Si un niño come la comida con estos gérmenes, los síntomas de gastroenteritis se desencadenan por las bacterias  o por los productos irritantes. Además, ciertos tipos de bacterias agresivas, como  Campylobacter,  Salmonella o E. coli 0157, pueden causar formas más severas de intoxicación alimenticia que producen fiebre alta, síntomas gastrointestinales severos y deshidratación, aún en niños que generalmente son fuertes y saludables.
  • Parásitos intestinales: pueden diseminarse en niños con las manos sucias, en las superficies sucias de los juguetes, en las llaves de los baños y en el agua o alimentos contaminados. La giardia lamblia, el parásito que causa la giardiasis, es el parasito más común causante de la diarrea en los niños en Estados Unidos, especialmente aquellos en guarderías infantiles.

En todo el mundo, la gastroenteritis mata 3 a 5 millones de niños cada año, principalmente en los países en desarrollo donde las condiciones sanitarias y el cuidado de la salud son deficientes. La mayoría de estos niños mueren por deshidratación extrema (niveles anormalmente bajos de agua en el cuerpo) como consecuencia de una combinación de diarrea severa, vómitos y la falta de ingesta de suficiente cantidad de líquido. Aún en los países industrializados, ocurren millones de episodios de gastroenteritis cada año, especialmente en niños jóvenes. En Estados Unidos, la intoxicación por rotavirus es responsable de más de 3 millones de casos de gastroenteritis en niños cada año, con al  menos 50.000 hospitalizaciones y 20 a 40 muertes.

En términos generales, alrededor del 90% de los niños con gastroenteritis en Estados Unidos tienen síntomas tan leves que no necesitan ser tratados por un médico. Sin embargo, a veces, la gastroenteritis puede conducir a deshidratación severa y a otras complicaciones más peligrosas. Es más probable que esto suceda en bebés, niños con enfermedades crónicas y con medicación inmunosupresora.

Síntomas

En niños, los síntomas de la gastroenteritis incluyen:

  • diarrea leve
  • dolor abdominal
  • cólicos
  • vómitos
  • irritabilidad
  • poco apetito

Algunos niños también tienen poca  fiebre o se quejan de dolor de cabeza.

Diagnóstico

Para ayudar con el diagnóstico, su médico podría hacerle las siguientes preguntas:

  • estuvo expuesto su hijo a un adulto o niño con diarrea, especialmente en una guardería infantil o en preescolar?
  • jugó su hijo con una mascota con síntomas de gastroenteritis, como diarrea?
  • tocó su hijo reptiles de mascota? los reptiles, especialmente las tortugas a veces tienen la bacteria de la salmonella
  • ha viajado recientemente su hijo a un país en desarrollo, ha estado en un lugar donde el agua potable no se analiza a diario o ha estado cerca de arroyos, lagos o lagunas en Estados Unidos?
  • ha tomado recientemente su hijo leche no pasteurizada, ha comido verduras sin lavar o alimentos que quedaron a temperatura ambiente durante un largo tiempo?

Para ayudar a evaluar el riesgo de deshidratación de su hijo, su médico podría también hacerle preguntas relacionadas con la ingesta y pérdida de líquidos. En especial, el médico podría querer saber:

  • el número de episodios de vómitos
  • si su hijo puede tomar líquidos sin vomitar
  • el número de episodios de movimientos intestinales
  • si los movimientos intestinales de su hijo son semisólidos, levemente “flojos” o muy líquidos
  • la frecuencia con que su hijo ha estado orinando, a menudo medido según el número de pañales húmedos en las últimas 8 a 12 horas o el número de viajes al baño para orinar

En la mayoría de los casos, el médico diagnostica gastroenteritis y deshidratación en base a los síntomas, a los antecedentes de exposición a la diarrea, a los alimentos sucios o al agua contaminada y a los resultados del examen físico. No es necesario realizar exámenes especiales a menos que su hijo tenga síntomas inusualmente severos, como:

  • fiebre alta o fiebre que dura muchos días
  • diarrea muy líquida y severa
  • signos de deshidratación, incluidos boca seca, ojos y piel, falta de lágrimas al llorar, pañales secos en las últimas 12 horas, “partes blandas” hundidas, llanto débil, somnolencia inusual o falta de movimiento en el cuerpo y pérdida de peso repentina, que puede suceder con la pérdida de líquido del cuerpo en los niños pequeños
  • materia fecal con sangre o pus
  • diarrea que dura más de dos semanas

Si es necesario realizar más exámenes, estos podrían incluir análisis para detectar los signos de infección y deshidratación, así como otros análisis de laboratorio, como cultivo de materia fecal. En el laboratorio, podría hacerse un cultivo de las muestras de materia fecal para detectar la presencia de bacterias (especialmente Campylobacter, Salmonella, o menos comúnmente E. coli 0157) o examinarlas en busca de parásitos microscópicos.

Duración

En los niños, la mayoría de los casos de gastroenteritis leves y sin complicaciones duran alrededor de dos a tres días. Sin embargo, aún después de que la mayoría de los síntomas desaparecen, su hijo podría continuar teniendo a veces materia fecal floja durante más de una semana.

Prevención

En primer lugar, sería ideal no tener jamás estas infecciones y estar al día con las vacunas de sus hijos puede ayudar a lograr el objetivo. Por ejemplo, los bebés deberían recibir la vacuna contra el rotavirus, que ha demostrado que protege a los niños contra el 85 a 98 por ciento de las enfermedades serias por rotavirus. Existe también una vacuna contra la hepatitis A que se recomienda en todo el mundo para los bebés de 12 a 23 meses de vida.

Además, para ayudar a prevenir la gastroenteritis en todos los miembros de su familia, usted debe:

  • lavar sus manos frecuentemente, en especial después de usar el baño, de cambiar pañales y después de cuidar a un niño con diarrea
  • lavar sus manos antes y después de preparar comidas, especialmente después de tocar carne cruda
  • lavar la ropa sucia con diarrea con detergente y cloro; si las superficies de los baños están contaminadas con materia fecal, use limpiador con cloro
  • cocine todas las carnes como es debido antes de servirlas a su familia y refrigere las sobras dentro de las dos horas de haberlas cocinado
  • asegúrese de no colocar comida cocida sobre platos mal lavados con carne cruda
  • lave las alacenas y los utensilios de cocina minuciosamente luego de haberlos usado para preparar carne
  • nunca tome leche pasteurizada, sidra no pasteurizada o agua de la llave
  • si viaja a un área donde las medidas sanitarias son deficientes, asegúrese de que su familia tome solo agua embotellada o bebidas gaseosas y que no coman helados, verduras sin cocinar y fruta que usted mismo no haya pelado

Si su hijo va a una guardería infantil, asegúrese que todo el personal de ese lugar lave sus manos frecuentemente, en especial luego de cambiar pañales sucios y antes de preparar alimentos. Además, revise que su guardería infantil siga las recomendaciones básicas de los pediatras para manejar los casos de diarrea:

  • si un niño tiene diarrea mientras está en una guardería infantil, notifíquelo al padre o al tutor para que este lleve su hijo a su casa lo antes posible
  • no permita que el niño enfermo regrese a la guardería hasta que la diarrea haya comenzado a mejorar

Tratamiento

En niños sanos, la mayoría de los casos de gastroenteritis desaparecen gradualmente en pocos días. Mientras tanto, usted puede seguir las sugerencias a continuación:

  • para prevenir la deshidratación, estimule a su hijo a tomar mucho líquido. Su médico podría recomendar una solución rehidratante oral de una marca especial y de venta libre, además del amamantamiento, la leche de fórmula o leche común. En general, estas soluciones son mejores que los bebidas gaseosas, los jugos de frutas u otras bebidas endulzadas, que usualmente tienen demasiados carbohidratos y poco sodio (sal) para restablecer el balance normal de líquido en los niños con gastroenteritis
  • si su hijo tiene muchas náuseas cuando toma la cantidad de líquido normal durante una de sus comidas, trate de darle pequeños sorbos más seguidos durante un largo periodo.
  • una vez que los vómitos del niño han cedido, vuelva a la dieta normal gradualmente, mientras continúa con la solución rehidratante oral; comience con carnes magras y carbohidratos complejos, como arroz, papas y pan evite las comidas grasosas y las bebidas azucaradas; si está amamantando a su hijo, vuelva a darle el pecho tan pronto como pueda
  • no le dé a su hijo medicamentos antidiarreicos sin antes consultarlo con su médico, estos medicamentos puede interferir con la capacidad del intestino de expulsar los virus, las bacterias, los parásitos y las toxinas fuera del cuerpo a través de la materia fecal
  • haga que su hijo descanse en cama hasta que los síntomas cedan; no permita que su hijo regrese a la escuela hasta que la diarrea haya comenzado a mejorar

Si su hijo muestra signos graves de deshidratación y no puede tomar líquidos, su médico lo enviará al hospital para que le coloquen líquidos por vía intravenosa (a través de la vena). Su hijo también podría necesitar antibióticos si los análisis de materia fecal confirman que la gastroenteritis está causada por una infección bacteriana más seria. Para los parásitos intestinales, su médico le recetará una medicación antimicrobiana.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de inmediato siempre que un niño menor de 2 meses de vida presenta síntomas de gastroenteritis. En el caso de niños mayores con diarrea y vómitos, llame a su médico si su hijo tiene alguno de los siguientes problemas:

  • materia fecal con sangre, pus o con olor nauseabundo
  • signos de deshidratación
  • sangre o bilis (líquido verdoso) en el vómito
  • dolor abdominal severo o abdomen distendido
  • antecedentes de viaje reciente a un país en desarrollo o a un región donde las condiciones sanitarias son deficientes
  • una condición médica crónica, especialmente una condición que debilite el sistema inmunológico o que se esté tratando con medicamentos inmunosupresores

Además, llame a su médico de inmediato si su hijo toma cualquier medicamento oral para tratar una condición médica crónica y si le provoca náuseas tragar la medicina o ha vomitado después de haberla tomado. No le vuela a dar la dosis del medicamento que su hijo vomitó sin antes consultarlo con su médico.

Pronóstico

En general, el pronóstico es excelente. Casi todos los niños con gastroenteritis se recuperan por completo sin complicaciones.

Información adicional

National Institute of Allergy and Infectious Diseases, NIAID (Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas) Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas 6610 Rockledge Drive, MSC6612 Bethesda, MD 20892-6612 Teléfono: (301) 496-5717 http://www.niaid.nih.gov/

National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Disorders (Instituto Nacional de la Diabetes, las Enfermedades Digestivas y del Riñón) Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas Building 31, Room 9A04 31 Center Drive, MSC 2560 Bethesda, MD 20892-2560 Teléfono: (301) 496-4000 Correo electrónico: niddk_inquiries@nih.govhttp://www.niddk.nih.gov/

National Center for Infectious Diseases Office of Health Communication Centers for Disease Control and Prevention (Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas) Oficina de Comunicación sobre Salud. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Entrega de correo: C-14 1600 Clifton Road Atlanta, GA 30333 Gratuito: (888) 232-3228 http://www.cdc.gov/ncidod/

American College of Gastroenterology, ACG) (Colegio Americano de Gastroenterología) P.O. Box 3099 Arlington, VA 22302 http://www.acg.gi.org/

American Academy of Pediatrics, (AAP) (Academia Americana de Pediatría) 141 Northwest Point Blvd. Elk Grove Village, IL 60007-1098 Teléfono: (847) 434-4000 Fax: (847) 434-8000 Correo electrónico: kidsdocs@aap.orghttp://www.aap.org/

Última revisión: 2007-01-27T00:00:00-07:00

Última modificación: 2008-08-19T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Síntomas

En niños, los síntomas de la gastroenteritis incluyen:

  • diarrea leve
  • dolor abdominal
  • cólicos
  • vómitos
  • irritabilidad
  • poco apetito

Algunos niños también tienen poca  fiebre o se quejan de dolor de cabeza.

Diagnóstico

Para ayudar con el diagnóstico, su médico podría hacerle las siguientes preguntas:

  • estuvo expuesto su hijo a un adulto o niño con diarrea, especialmente en una guardería infantil o en preescolar?
  • jugó su hijo con una mascota con síntomas de gastroenteritis, como diarrea?
  • tocó su hijo reptiles de mascota? los reptiles, especialmente las tortugas a veces tienen la bacteria de la salmonella
  • ha viajado recientemente su hijo a un país en desarrollo, ha estado en un lugar donde el agua potable no se analiza a diario o ha estado cerca de arroyos, lagos o lagunas en Estados Unidos?
  • ha tomado recientemente su hijo leche no pasteurizada, ha comido verduras sin lavar o alimentos que quedaron a temperatura ambiente durante un largo tiempo?

Para ayudar a evaluar el riesgo de deshidratación de su hijo, su médico podría también hacerle preguntas relacionadas con la ingesta y pérdida de líquidos. En especial, el médico podría querer saber:

  • el número de episodios de vómitos
  • si su hijo puede tomar líquidos sin vomitar
  • el número de episodios de movimientos intestinales
  • si los movimientos intestinales de su hijo son semisólidos, levemente “flojos” o muy líquidos
  • la frecuencia con que su hijo ha estado orinando, a menudo medido según el número de pañales húmedos en las últimas 8 a 12 horas o el número de viajes al baño para orinar

En la mayoría de los casos, el médico diagnostica gastroenteritis y deshidratación en base a los síntomas, a los antecedentes de exposición a la diarrea, a los alimentos sucios o al agua contaminada y a los resultados del examen físico. No es necesario realizar exámenes especiales a menos que su hijo tenga síntomas inusualmente severos, como:

  • fiebre alta o fiebre que dura muchos días
  • diarrea muy líquida y severa
  • signos de deshidratación, incluidos boca seca, ojos y piel, falta de lágrimas al llorar, pañales secos en las últimas 12 horas, “partes blandas” hundidas, llanto débil, somnolencia inusual o falta de movimiento en el cuerpo y pérdida de peso repentina, que puede suceder con la pérdida de líquido del cuerpo en los niños pequeños
  • materia fecal con sangre o pus
  • diarrea que dura más de dos semanas

Si es necesario realizar más exámenes, estos podrían incluir análisis para detectar los signos de infección y deshidratación, así como otros análisis de laboratorio, como cultivo de materia fecal. En el laboratorio, podría hacerse un cultivo de las muestras de materia fecal para detectar la presencia de bacterias (especialmente Campylobacter, Salmonella, o menos comúnmente E. coli 0157) o examinarlas en busca de parásitos microscópicos.

Duración

En los niños, la mayoría de los casos de gastroenteritis leves y sin complicaciones duran alrededor de dos a tres días. Sin embargo, aún después de que la mayoría de los síntomas desaparecen, su hijo podría continuar teniendo a veces materia fecal floja durante más de una semana.

Prevención

En primer lugar, sería ideal no tener jamás estas infecciones y estar al día con las vacunas de sus hijos puede ayudar a lograr el objetivo. Por ejemplo, los bebés deberían recibir la vacuna contra el rotavirus, que ha demostrado que protege a los niños contra el 85 a 98 por ciento de las enfermedades serias por rotavirus. Existe también una vacuna contra la hepatitis A que se recomienda en todo el mundo para los bebés de 12 a 23 meses de vida.

Además, para ayudar a prevenir la gastroenteritis en todos los miembros de su familia, usted debe:

  • lavar sus manos frecuentemente, en especial después de usar el baño, de cambiar pañales y después de cuidar a un niño con diarrea
  • lavar sus manos antes y después de preparar comidas, especialmente después de tocar carne cruda
  • lavar la ropa sucia con diarrea con detergente y cloro; si las superficies de los baños están contaminadas con materia fecal, use limpiador con cloro
  • cocine todas las carnes como es debido antes de servirlas a su familia y refrigere las sobras dentro de las dos horas de haberlas cocinado
  • asegúrese de no colocar comida cocida sobre platos mal lavados con carne cruda
  • lave las alacenas y los utensilios de cocina minuciosamente luego de haberlos usado para preparar carne
  • nunca tome leche pasteurizada, sidra no pasteurizada o agua de la llave
  • si viaja a un área donde las medidas sanitarias son deficientes, asegúrese de que su familia tome solo agua embotellada o bebidas gaseosas y que no coman helados, verduras sin cocinar y fruta que usted mismo no haya pelado

Si su hijo va a una guardería infantil, asegúrese que todo el personal de ese lugar lave sus manos frecuentemente, en especial luego de cambiar pañales sucios y antes de preparar alimentos. Además, revise que su guardería infantil siga las recomendaciones básicas de los pediatras para manejar los casos de diarrea:

  • si un niño tiene diarrea mientras está en una guardería infantil, notifíquelo al padre o al tutor para que este lleve su hijo a su casa lo antes posible
  • no permita que el niño enfermo regrese a la guardería hasta que la diarrea haya comenzado a mejorar

Tratamiento

En niños sanos, la mayoría de los casos de gastroenteritis desaparecen gradualmente en pocos días. Mientras tanto, usted puede seguir las sugerencias a continuación:

  • para prevenir la deshidratación, estimule a su hijo a tomar mucho líquido. Su médico podría recomendar una solución rehidratante oral de una marca especial y de venta libre, además del amamantamiento, la leche de fórmula o leche común. En general, estas soluciones son mejores que los bebidas gaseosas, los jugos de frutas u otras bebidas endulzadas, que usualmente tienen demasiados carbohidratos y poco sodio (sal) para restablecer el balance normal de líquido en los niños con gastroenteritis
  • si su hijo tiene muchas náuseas cuando toma la cantidad de líquido normal durante una de sus comidas, trate de darle pequeños sorbos más seguidos durante un largo periodo.
  • una vez que los vómitos del niño han cedido, vuelva a la dieta normal gradualmente, mientras continúa con la solución rehidratante oral; comience con carnes magras y carbohidratos complejos, como arroz, papas y pan evite las comidas grasosas y las bebidas azucaradas; si está amamantando a su hijo, vuelva a darle el pecho tan pronto como pueda
  • no le dé a su hijo medicamentos antidiarreicos sin antes consultarlo con su médico, estos medicamentos puede interferir con la capacidad del intestino de expulsar los virus, las bacterias, los parásitos y las toxinas fuera del cuerpo a través de la materia fecal
  • haga que su hijo descanse en cama hasta que los síntomas cedan; no permita que su hijo regrese a la escuela hasta que la diarrea haya comenzado a mejorar

Si su hijo muestra signos graves de deshidratación y no puede tomar líquidos, su médico lo enviará al hospital para que le coloquen líquidos por vía intravenosa (a través de la vena). Su hijo también podría necesitar antibióticos si los análisis de materia fecal confirman que la gastroenteritis está causada por una infección bacteriana más seria. Para los parásitos intestinales, su médico le recetará una medicación antimicrobiana.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de inmediato siempre que un niño menor de 2 meses de vida presenta síntomas de gastroenteritis. En el caso de niños mayores con diarrea y vómitos, llame a su médico si su hijo tiene alguno de los siguientes problemas:

  • materia fecal con sangre, pus o con olor nauseabundo
  • signos de deshidratación
  • sangre o bilis (líquido verdoso) en el vómito
  • dolor abdominal severo o abdomen distendido
  • antecedentes de viaje reciente a un país en desarrollo o a un región donde las condiciones sanitarias son deficientes
  • una condición médica crónica, especialmente una condición que debilite el sistema inmunológico o que se esté tratando con medicamentos inmunosupresores

Además, llame a su médico de inmediato si su hijo toma cualquier medicamento oral para tratar una condición médica crónica y si le provoca náuseas tragar la medicina o ha vomitado después de haberla tomado. No le vuela a dar la dosis del medicamento que su hijo vomitó sin antes consultarlo con su médico.

Pronóstico

En general, el pronóstico es excelente. Casi todos los niños con gastroenteritis se recuperan por completo sin complicaciones.

Información adicional

National Institute of Allergy and Infectious Diseases, NIAID (Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas) Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas 6610 Rockledge Drive, MSC6612 Bethesda, MD 20892-6612 Teléfono: (301) 496-5717 http://www.niaid.nih.gov/

National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Disorders (Instituto Nacional de la Diabetes, las Enfermedades Digestivas y del Riñón) Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas Building 31, Room 9A04 31 Center Drive, MSC 2560 Bethesda, MD 20892-2560 Teléfono: (301) 496-4000 Correo electrónico: niddk_inquiries@nih.govhttp://www.niddk.nih.gov/

National Center for Infectious Diseases Office of Health Communication Centers for Disease Control and Prevention (Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas) Oficina de Comunicación sobre Salud. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Entrega de correo: C-14 1600 Clifton Road Atlanta, GA 30333 Gratuito: (888) 232-3228 http://www.cdc.gov/ncidod/

American College of Gastroenterology, ACG) (Colegio Americano de Gastroenterología) P.O. Box 3099 Arlington, VA 22302 http://www.acg.gi.org/

American Academy of Pediatrics, (AAP) (Academia Americana de Pediatría) 141 Northwest Point Blvd. Elk Grove Village, IL 60007-1098 Teléfono: (847) 434-4000 Fax: (847) 434-8000 Correo electrónico: kidsdocs@aap.orghttp://www.aap.org/

Última revisión: 2007-01-27T00:00:00-07:00

Última modificación: 2008-08-19T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Déjanos tu Comentario

3 Comentarios

  1. cristia
    Publicado 17 enero, 2013 en 7:41 pm | Permalink

    Muy Buena La Pagina! Muy Util!

  2. mirta castaño
    Publicado 23 junio, 2013 en 2:17 pm | Permalink

    mi nieta tiene 1año y 8 meses esta con gastroentiritis hace 3 días desde anoche hasta hora no tiene bomitos toma poco liquido y no hizo pis es normal

  3. Clarisa
    Publicado 24 junio, 2013 en 4:11 pm | Permalink

    que alimentos le puedo ir dando a mi niña que tuvo gastroenteritis viral pero sin dearrea. yo le hago arroz, fideo con queso, pechuga al horno, gelatina, polenta con queso. y quisiera cambiarle el menu para que no se canse de lo mismo.Leche le puedo dar? ella tiene 4 años.
    Desde ya muchas gracias. Recibire sus comentarios.

Un Trackback

  1. [...] Gastroenteritis en niños [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.