Hepatitis, aspectos generales

¿Qué es?

La hepatitis es la inflamación del hígado. Existen muchos tipos de hepatitis, así como distintas causas.

En la actualidad en Estados Unidos, la mayoría de los casos infecciosos son causados por uno de los tres virus de hepatitis (A, B o C). Una infección con uno de estos virus puede no causar síntomas o sólo puede causar una enfermedad leve parecida a la gripe. No obstante, también puede ocasionar insuficiencia hepática, coma y  hasta la muerte. Por lo general, la hepatitis A es una enfermedad leve y de corta duracion, pero la hepatitis B, la hepatitis C y la hepatitis D pueden causar infecciones de largo duracion o cronicas. La hepatitis D y E, que son otros dos tipos de virus de hepatitis, no son muy frecuentes en Estados Unidos. La hepatitis D infecta solo a las personas que ya estuvieron infectadas con el virus B. La hepatitis E se presenta solo en personas que han vivido o viajado fuera de Estados Unidos.

Según el tipo de virus, la hepatitis se puede diseminar de distintas maneras, incluyendo:

  • el contacto con las heces de una persona infectada (hepatitis A)
  • la ingesta de mariscos de aguas contaminadas con aguas residuales (hepatitis A)
  • el contacto con la sangre, los flujos vaginales, el semen o la leche de pecho de una persona infectada (hepatitis B)
  • las relaciones sexuales sin protección (hepatitis B y C)
  • el uso compartido de agujas contaminadas (hepatitis B, C y D)

Desde principios de los 90, han mejorado las técnicas  para la detección  de hepatitis en la  sangre de donadores y esto  ha reducido en gran medida el riesgo de contraer hepatitis B o C por transfusiones de sangre. Según los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. (NIH), el riesgo actual de contraer hepatitis C de esta manera es de 1 en 100.000 unidades de sangre transfundida.

La hepatitis tiene otras causas posibles como:

  • consumo de alcohol: en niveles altos, es  una causa común de la hepatitis en Estados Unidos
  • medicamentos: incluendo nitrofurantoin (Furadantin, Macrobid, Macrodantin), metildopa (Aldomet, Amodopa), fenitoína (Dilantin y otras marcas), isoniacida (Laniazid, Nydrazid), ketoconazol (Nizoral), dantrolene (Dantrium) y algunos medicamentos para bajar el colesterol. La hepatitis se desarrolla por razones poco claras en un pequeño grupo de personas que toman estos medicamentos, incluso en las dosis recomendadas.
  • otros virus: como el citomegalavirus, el virus de Epstein-Bar (que causa mononucleosis infecciosa), virus del herpes simple,  el virus de la varicela  y el virus de la  rubéola.
  • bacterias: como las que causan fiebre tifoidea, sífilis, brucelosis, enfermedad del legionario y leptospirosis (aunque estas enfermedades rara vez causan hepatitis en Estados Unidos)
  • hongos: incluidas la histoplasmosis y la candida (en personas con sistemas inmunológicos deprimidos)
  • parásitos: incluidos los que causan la ascariasis, toxocariasis, amebiasis, strongyloides, esquistosomiasis, toxoplasmosis y malaria.
  • sistema inmunologico: que puede causar una condición llamada hepatitis autoinmune, donde el sistema inmunologico ataca a las células del hígado .

Síntomas

Los síntomas de la hepatitis pueden variar dependiendo de la causa de la enfermedad y de la cantidad de hígado dañado. En los casos leves, muchas personas no tienen síntomas o tienen síntomas parecidos a una gripe que incluyen fiebre, generalmente una sensación de cansancio y de malestar, nauseas y vómitos, fatiga, malestar en la parte superior del lado derecho del abdomen y dolor muscular.

En los casos más graves, los quimicos y enzimas del hígado pueden acumularse en la sangre u orina, causando los siguientes síntomas:

  • un color amarillo en la piel y en lo blanco en los ojos (ictericia)
  • orina oscura con color parecido al té
  • heces claras de color gris

Diagnóstico

El médico le preguntará sobre:

  • sus antecedentes de consumo de alcohol
  • su exposición a químicos tóxicos
  • el uso de medicamentos que causan daño al hígado
  • antecedentes de relaciones sexuales sin protección
  • antecedentes de uso de drogas intravenosas
  • consumo reciente de mariscos de aguas potencialmente contaminadas
  • algún viaje hacia otro país donde la infección de hepatitis es mas frecuente
  • la exposición cercana a alguna persona que sepa que tiene hepatitis

El doctor lo examinará para ver si tiene un color amarillo en su piel y en lo blanco de los ojos, y revisar si tiene hipersensibilidad o dolor  en el area  del hígado.

Para comprobar  de que el paciente tiene hepatitis, el médico le pedirá análisis de sangre y otros exámenes, y raramente biopsia hepática.

Duración

El tiempo que dura la hepatitis depende del tipo de hepatitis, la edad y la salud de la persona. Por ejemplo, la mayoría de los adultos y niños sanos que desarrollan hepatitis A se recuperan por completo en un mes.

Aproximadamente el 5% de los adultos que contraen hepatitis B desarrollan la enfermedad a largo plazo. El índice es mucho mayor para los bebés y niños pequeños. Un pequeño porcentaje de personas desarrolla finalmente cirrosis o cáncer de hígado.

El 80% de las personas infectadas con hepatitis C desarrollan una infección crónica y aproximadamente del 20 al 30% desarrollan cirrosis. Aproximadamente el 10% de las personas con cirrosis desarrollarán cáncer de hígado en un período de 10 años.

La hepatitis causada por una infección bacteriana o parasitaria por lo general mejora cuando se trata la infección, pero el daño del hígado puede persistir en algunos casos.

Por lo general, la hepatitis relacionada con los medicamentos o el alcohol mejoran cuando los agentes causales se retiran, pero puede quedar algún daño en el hígado en algunos casos.

Prevención

Usted puede reducir la posibilidad de contraer hepatitis víral siguiendo algunas de las siguientes recomendaciones:

  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Compre mariscos solo en tiendas  de confianza.
  • Si pesca sus propios mariscos, sáquelos solo de aguas que han sido consideradas seguras por las autoridades de la salud.
  • Antes de viajar a países extranjeros, pregunte a su médico si necesita una vacuna contra la hepatitis A o una inmunoglobulina para protegerse de la infección.
  • Si tiene una vida sexual activa, tenga relaciones sexuales solo con una persona que no esté infectada con hepatitis, y use preservativos.
  • Evite inyectarse drogas ilegales.
  • Si está por realizarse una cirugía, pregúntele a su médico si puede donar un poco de su sangre previo a esta. Si fuese necesario, se puede volver a hacer una transfusión con esta sangre durante la cirugía. Esto se llama autotransfusión de sangre.
  • Pregúntele a su médico si necesita vacunarse contra la hepatitis B. Esta vacuna, que ahora es de rutina para los bebés, puede servir para algunos adultos que tienen un riesgo mayor de contraer hepatitis B.
  • Si cree que ha estado expuesto a alguna persona con hepatitis B, consulte a su médico si necesita una inmunoglobulina contra la hepatitis B y/o una vacuna contra la hepatitis B.

Tratamiento

Una persona con un caso grave de hepatitis víral necesitará ver un médico que se especialice en el sistema digestivo (un gastroenterólogo) y puede necesitar tratamiento hospitalario. Para los casos leves, el médico le puede recomendar reposo en  cama y una modificación en la dieta: por lo general, comidas frecuentes en pequeñas cantidades, altas en calorías y con muchos líquidos. Existe una variedad de medicamentes para tratar la hepatitis B y C.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico si tiene síntomas de hepatitis o si cree que estuvo expuesto a una persona con hepatitis. Si planea viajar fuera del país, consulte a su médico si necesita vacunarse contra la hepatitis antes de viajar.

Pronóstico

La mayoría de las personas con hepatitis A o B se recuperan con tratamiento. Alrededor del 85% de las personas con hepatitis C y un pequeño porcentaje con hepatitis B, desarrollan una hepatitis a largo plazo (crónica). Algunas personas con hepatitis B son portadoras de la enfermedad de por vida, y pueden contagiar la infección  a otras personas. Aquellos con hepatitis C crónica también pueden contagiar a otros, ya que el virus se contagia a través de la sangre.

Información adicional

American Liver Foundation (Fundación Americana del Hígado) 75 Maiden Lane Suite 603 New York, NY 10038 Teléfono: 212-668-1000 Gratuito: 1-800-465-4837 Fax: 212-483-8179 Correo electrónico: info@liverfoundation.orghttp://www.liverfoundation.org/

Última revisión: 07-12-2007 T00:00:00-07:00

Última modificación: 2008-08-19T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.