Hipertensión secundaria

Harvard Logo

¿Qué es?

Se desconoce la causa de la presión arterial alta (hipertensión) en la mayoría de los casos. No obstante, en aproximadamente el 6 por ciento de los casos, la presión arterial alta está causada por otra condición o enfermedad. Cuando ese es el caso, se denomina hipertensión secundaria.

La mayoría de los factores que causan hipertensión secundaria están relacionados con la sobreproducción de una de las hormonas del cuerpo. Algunos de los problemas médicos que pueden causar hipertensión secundaria incluyen:

  • Enfermedad renal (en los riñones): la hipertensión secundaria relacionada con la enfermedad en los riñones (renal) se denomina hipertensión renal. La mayoría de los tipos de enfermedades renales que conduce a la hipertensión secundaria están relacionada con el estrechamiento de la arterial renal, uno de los principales vasos sanguíneos que transportan sangre a cada riñón. Cuando se reduce el suministro de sangre a los riñones, estos producen niveles más altos de una hormona llamada renina. Los altos niveles de renina desencadenan la producción de otras sustancias en el cuerpo que elevan la presión arterial, particularmente una molécula llamada angiotensina II.
  • Enfermedad de las glándulas suprarrenales: las glándulas suprarrenales se asientan sobre la parte superior de los riñones y producen varias hormonas que ayudan a regular la presión arterial. A veces, una o dos glándulas suprarrenales producen y segregan un exceso de una de estas hormonas.

Tres diferentes tipos de enfermedades de las glándulas suprarrenales causan presión arterial alta:

  • Feocromocitoma: un tumor de las glándulas suprarrenales que produce hormona epinefrina en exceso (adrenalina) y norepinefrina (noradrenalina).
  • Hiperaldosteronismo: (también llamado síndrome de Conn). Ambas glándulas suprarrenales pueden producir en exceso la hormona aldosterona que retiene sal o formar un tumor suprarrenal benigno.
  • Hipercortisolismo: (también llamado síndrome de Cushing). Ambas glándulas suprarrenales pueden producir en exceso la hormona cortisol o formar un tumor benigno o maligno.
  • Hiperparatiroidismo: cuatro hormonas pequeñísimas localizadas en el cuello llamadas glándulas paratiroides producen una hormona llamada paratohormona. Si estas glándulas producen demasiada hormona, los niveles de calcio en sangre se elevan. Las personas con hiperparatiroidismo son más propensas a sufrir de presión arterial alta. Se desconoce la causa exacta de esta asociación.

Otras causas raras de hipertensión secundaria incluyen:

  • Acromegalia: un tumor en la hipófisis que produce demasiada hormona de crecimiento.
  • Un tumor en la hipófisis que produce corticotropina (ACTH, por sus siglas en inglés). La hipófisis normalmente produce a diario una pequeña cantidad de ACTH. La producción y secreción en exceso de ACTH hace que las glándulas suprarrenales produzcan cortisol, que aumenta la presión arterial.
  • Un cáncer de pulmón que produce corticotropina (ACTH, por sus siglas en inglés).
  • Estrechamiento aórtico, una malformación de los principales vasos sanguíneos que transportan sangre desde el corazón al resto del cuerpo.

La presión arterial alta podría ser un efecto secundario de la medicación, tal como los anticonceptivos hormonales y los AINE (agentes antiinflamatorios no esteroides).

Síntomas

La definición tradicional de la presión arterial alta es una presión arterial sistólica (el valor más alto de los dos valores de la presión arterial) de 140 milímetros de mercurio (mm Hg) o por encima de este valor, y la presión arterial diastólica (el valor de presión arterial más bajo) de 90 mm Hg o por encima de este valor. En la hipertensión secundaria, podría haber otros síntomas relacionados con la enfermedad que causa hipertensión. Por ejemplo, un tumor de la glándula suprarrenal llamado feocromocitoma, que puede causar sudoración, palpitaciones, ansiedad severa y pérdida de peso. En el síndrome de Cushing podría haber aumento de peso, debilidad, crecimiento anormal de vello corporal y ausencia de periodos menstruales en la mujer, además de la aparición de “marcas alargadas” de color violeta en el abdomen (estrías abdominales). El hiperparatiroidismo con niveles altos de calcio puede causar cansancio severo, aumento de la micción (orina), constipación y cálculos (piedritas) renales.

Diagnóstico

Su médico le preguntará si tiene algún síntoma relacionado con la enfermedad que causa la hipertensión secundaria. Durante un examen físico, su médico prestará especial atención a cualquier aumento o pérdida repentina de peso, signos de exceso de líquido en sus tejidos, aumento anormal del vello y marcas de color violeta en su abdomen. El médico también revisará su abdomen en busca de cualquier masa tumoral y usará un estetoscopio para escuchar sonidos anormales del flujo sanguíneo en sus riñones.

Según los resultados de su examen físico, el médico le pedirá otros exámenes para detectar la causa de su hipertensión secundaria. En caso de que se sospeche de enfermedad renal, estos exámenes podrían incluir análisis de sangre para creatinina y nitrógeno ureico en sangre (NUS) un análisis de orina, una ecografía de abdomen para detectar inflamación (hinchazón) renal, valores de la renina en sangre o ecografías para tomar imágenes de sus riñones y arterias. Estas ecografías podrían ser angiografía por resonancia magnética (ARM), imagen por resonancia magnética (IRM) o tomografía computada (TC). A veces, se le pide al paciente un examen llamado arteriografía renal. En los casos de feocromocitoma, podrían analizar su orina o sangre para medir los niveles de catecolaminas (hormonas epinefrinas y norepinefrinas). Para el síndrome de Cushing, se miden los niveles de cortisol en orina y sangre. Para el hiperparatiroidismo, se miden los niveles de paratohormona, calcio y fosfato en sangre. Se sospecha generalmente de estrechamiento aórtico usualmente en base a la edad del paciente, a los hallazgos en el examen físico (presión arterial en los brazos mucho más alta que la presión en las piernas) y en base a los cambios específicos observados en la radiografía de pecho.

Duración

La hipertensión secundaria durará hasta que se trate el problema médico que la causa.

Prevención

La mayoría de los problemas médicos que causan hipertensión secundaria no puede prevenirse. Esto convierte la hipertensión secundaria en un problema diferente de la hipertensión esencial, que puede prevenirse haciendo ejercicio físico, restringiendo el consumo de la sal, siguiendo una dieta saludable, controlando su peso y evitando el cigarrillo.

Tratamiento

El tratamiento de la hipertensión secundaria depende de su causa. Cuando la hipertensión secundaria es consecuencia de un tumor y anomalías en los vasos sanguíneos, se recomienda cirugía. No obstante, la decisión de recurrir a la cirugía a menudo dependerá de la edad y la salud general del paciente. En algunos pacientes, los medicamentos antihipertensivos podrían ser una opción más segura que la cirugía.

Cuándo llamar a un profesional

Cuéntele a su médico si tiene cualquier síntoma asociado con las enfermedades que causan hipertensión secundaria, como cambio de peso inexplicable, palpitaciones, inflamación en las piernas (edema), mucha fatiga, crecimiento anormal del vello o nuevas marcas alargadas en su piel.

Pronóstico

En muchos pacientes con hipertensión secundaria, la presión arterial alta puede curarse cuando la enfermedad subyacente se trata satisfactoriamente.

Información adicional

National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI (Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre, NHLBI) P.O. Box 30105 Bethesda, MD 20824-0105 Teléfono: (301) 592-8573 TTY: (240) 629-3255 Fax: (301) 592-8563 Correo electrónico: nhlbiinfo@rover.nhlbi.nih.govhttp://www.nhlbi.nih.gov/

American Heart Association, AHA (Asociación Americana del Corazón, AHA) 7272 Greenville Ave. Dallas, TX 75231 Gratuito: (800) 242-8721 http://www.americanheart.org/

Última revisión: 2007-02-14T00:00:00-07:00

Última modificación: 2007-04-05T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2007 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.