Insomnio

¿Qué es?

El insomnio es la dificultad para dormir lo necesario o el tener problema para dormir sin interrupción. Podría tener dificultad para dormirse, podría despertarse demasiado temprano o varias veces durante la noche. Cualquier tipo de insomnio puede impedir que se sienta descansado y renovado durante el día. La mayoría de las personas hemos tenido insomnio en algún momento; sin embargo, pero el insomnio no es un problema a corto plazo para todos. Se denomina insomnio crónico cuando sucede casi todas las noches durante por lo menos un mes. El insomnio se puede relacionar a una enfermedad médica o psiquiátrica, puede deberse al estrés mental o a una emoción, o puede deberse a sus hábitos durante el día y a la hora en que se va a dormir.

Sus hábitos y su entorno son las causas comunes de los problemas de insomnio a corto plazo. Los factores que contribuyen al insomnio pueden incluir:

  • estrés o ansiedad
  • cambio en el entorno para dormir (dormir en un hotel o en la casa de un familiar)
  • medio ambiente para dormir incómodo (demasiado calor, demasiado frío, demasiada luz, demasiado ruidoso)
  • colchón incómodo
  • pijamas demasiado ajustadas
  • compañero de cama que ronca o tiene patrones de sueño perturbadores
  • mirar la televisión, leer un libro o resolver problemas en la cama, de manera que su cerebro relaciona el hábito de dormir con actividades diferentes al sueño
  • consumir una comida pesada antes de dormir
  • tomar medicamentos recetados que tengan insomnio como efecto secundario
  • tomar bebidas alcohólicas antes de ir a dormir
  • tomar muchas bebidas que contengan cafeína (café, té, cola) durante el día
  • fumar
  • hacer ejercicio inmediatamente antes de ir a dormir
  • no hacer suficiente ejercicio durante el día, de manera que tiene energías de sobra
  • tomar un baño caliente o ducha antes de ir a dormir
  • viajar a un lugar con diferente horario
  • viajar a un lugar con mayor altitud
  • trabajo por turnos (en que trabaja de noche o le están cambiando el horario de trabajo)

Las mujeres embarazadas son particularmente vulnerables al insomnio. Pueden tener insomnio debido a cambios hormonales, acidez, calambres en las piernas o necesidad de orinar con mayor frecuencia. Además, como el bebé se va moviendo a medida que crece en el vientre, esto hace que la madre no encuentre una posición cómoda para dormir.

El insomnio crónico puede ser causado por un problema médico o psiquiátrico. Algunas de las causas comunes incluyen:

  • enfermedad psiquiátrica, especialmente depresión o trastorno por estrés postraumático (TEPT).
  • enfermedad mental crónica, especialmente nefropatía, insuficiencia cardíaca o asma.
  • enfermedades dolorosas, especialmente artritis, neuropatía, reflujo ácido o cáncer.
  • desequilibrio hormonal, especialmente menopausia o hipertiroidismo.
  • tomar medicamentos recetados que tengan como efecto secundario insomnio.
  • apnea obstructiva del sueño: los roncadores o las personas con sobrepeso pueden tener episodios repetidos en los que la respiración se detiene cada 10 ó 30 segundos durante el sueño, justo cuando la persona empieza a relajarse y entrar en un sueño profundo. Casi siempre, la apnea del sueño se produce cuando los músculos de la lengua y de la garganta se relajan, y adoptan una posición en la que se cierran las vías respiratorias. Su cuerpo reacciona a la apnea del sueño liberando hormonas de “alarma” parecidas a la adrenalina, entonces usted se despierta y continúa respirando. Estas hormonas lo mantienen despierto durante determinados momentos de la noche y pueden causar presión arterial elevada que dura todo el día.
  • narcolepsia: en esta enfermedad, el sueño del paciente se ve perturbado por la noche, pero se duerme de repente e involuntariamente durante el día.
  • síndrome de las piernas inquietas: este trastorno provoca sensaciones incómodas en las piernas. Los síntomas pueden incluir espasmos musculares en las piernas, hábito de movimientos repetitivos de las piernas y calambres en las mismas.

Se calcula que entre el 25 y el 33% de las personas en Estados Unidos tiene alguna forma de insomnio. Generalmente, las píldoras para dormir no son la mejor manera de corregir este problema, pero están entre los medicamentos más recetados en Estados Unidos. Esta enfermedad afecta más a las mujeres que a los hombres, especialmente a las mujeres mayores de 60 años.

Síntomas

Los síntomas de insomnio pueden incluir:

  • dificultad para dormir
  • despertarse periódicamente durante la noche
  • despertarse en la madrugada, pero no sentirse descansado
  • sentirse cansado e irritable durante el día
  • problemas para concentrarse

Diagnóstico

Con frecuencia, su médico puede determinar la causa de su insomnio preguntándole sobre sus hábitos y su entorno de sueño, revisando sus síntomas y examinándolo. Puede sugerirle que lleve un diario de cuando se va a dormir y cuando duerme (anotaciones de sus patrones de sueño) para dar un registro exacto de las horas que duerme, de los síntomas que pueden provocar que se despierte, y de las horas en que permanece despierto. Si su médico sospecha que la causa del insomnio es una enfermedad médica, es posible que usted necesite otras pruebas. En algunos pacientes, puede ser necesario llevar a cabo un estudio del sueño. Durante este estudio, siguen las ondas cerebrales, los patrones de respiración y los niveles de oxígeno, y se observan los movimientos del cuerpo.

Duración

El insomnio puede durar sólo una o dos noches, o puede continuar durante semanas, meses o años. La duración depende de la causa, y del éxito de los cambios en el estilo de vida y del tratamiento.

Prevención

El hecho de tener hábitos que estimulen un sueño sano ayuda:

  • Siga un horario regular de sueño. Tenga un horario de rutina para irse a dormir y despiértese aproximadamente a la misma hora todas las mañanas.
  • Duerma con ropa suelta y cómoda en una cama cómoda.
  • Elimine las fuentes de ruido o las luces brillantes que impidan o perturben el sueño. Si no se puede eliminar el ruido del exterior, podría tapar ese ruido con creando un ruido monótono propio. Utilice un ventilador, una estación radial con ruido estático, o una grabación de olas de mar para crear un sonido que lo adormezca.
  • Mantenga una temperatura agradable en la habitación.
  • Durante el día, disminuya el consumo de bebidas que contengan cafeína, ya que los efectos estimulantes de la cafeína pueden durar muchas horas.
  • Evite las comidas pesadas antes de irse a dormir.
  • Elimine el alcohol, ya que muchas personas se despiertan a medida que el efecto del alcohol desaparece.
  • Haga ejercicio todos los días, preferiblemente durante el día.
  • Si lee antes de irse dormir, hágalo en una silla o en otra habitación.
  • Considere la posibilidad de dormir en una cama separada o en otra habitación si su compañero lo mantiene despierto.

Si tiene insomnio crónico debido a dolor crónico, a una enfermedad médica o a problemas psiquiátricos, busque un tratamiento rápido para su problema de salud. No crea que el insomnio es una parte inevitable de su enfermedad.

Tratamiento

Los cambios en el entorno y en los hábitos a la hora de irse a dormir que pueden estimular el sueño son generalmente la manera más importante de controlar el insomnio.

También se peden utilizar las terapias conductuales ( de conducta) para tratar algunos pacientes con esta enfermedad. Estas terapias incluyen:

  • terapia de relajación: técnicas especiales para tranquilizar la mente y relajar los músculos
  • restricción del sueño: programa que al principio sólo permite unas pocas horas de sueño por noche, luego las horas de sueño nocturnas aumentan gradualmente
  • reacondicionamiento: un programa que enseña a los pacientes a relacionar la cama sólo con el hábito de dormir (y la actividad sexual), esto hace que el paciente vaya solamente a la cama cuando tiene sueño y evite las siestas durante el día

Si su médico descubre que tiene una enfermedad, un problema de salud mental o un trastorno del sueño (como apnea respiratoria), entonces es importante recibir el  tratamiento específico. Hay medicamentos disponibles para tratar la narcolepsia y el síndrome de las piernas inquietas. Se pueden utilizar máscaras especiales para ayudar a los pacientes con apnea del sueño a respirar mejor.

Su médico puede recetarle medicamentos de uso a corto plazo o esporádico. Hoy en día, hay una amplia variedad de medicamentos disponibles. Algunos tienen acción rápida y son más útiles si usted tiene problemas para quedarse dormido. Otros tienen duración de la acción más prolongada si su problema es permanecer dormido. Muchos de los medicamentos están disponibles en su forma genérica, por lo que tienden a ser mucho menos costosos. Las personas mayores deben evitar los medicamentos de acción prolongada ya que el efecto sedante puede durar mucho más que 8 ó 9 horas.

La melatonina, un suplemento dietético, les funciona a algunas personas y pero a otras no. Su perfil de seguridad es bueno si se la utiliza según la dosis que indica la etiqueta.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico si tiene problemas para dormir, especialmente si no duerme suficiente o si la interrupción de su sueño en las noches está afectando su capacidad para funcionar normalmente durante el día. El insomnio se considera un problema médico urgente si los problemas del sueño hacen que no pueda conducir un automóvil de una manera segura o si interfieren con su habilidad de realizar tareas potencialmente peligrosas en el trabajo.

Pronóstico

En muchas personas con insomnio, los patrones normales de sueño regresan a los pocos días, especialmente si desaparece o se modifica el estilo de vida (estrés, hábito de comidas pesadas antes de ir a dormir, cambio de zona horaria).

En las personas con insomnio crónico, las perspectivas dependen del problema de fondo. En las personas con apnea obstructiva del sueño, el 80% nota alivio después de usar una máscara nasal que proporciona una presión de aire leve y continuo a través de la boca y la nariz. Esta máscara debe ser recetada por un médico.

Información adicional

National Center on Sleep Disorders Research (Centro Nacional de Investigación sobre Trastornos del Sueño) Institutos Nacionales de Salud 6705 Rockledge Drive One Rockledge Centre, Suite 6022 Bethesda, MD 20892-7993 Teléfono: 301-435-0199 Fax: 301-480-3451 http://www.nhlbi.nih.gov/about/ncsdr/

Última revisión: 16-11-2007T00:00:00-07:00

Última modificación: 15-08-2008T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic aquí:

Déjanos tu Comentario

2 Comentarios

  1. Publicado 24 diciembre, 2012 en 9:46 am | Permalink

    Dra le agradezco mucho sus consejos que recibo en su pagina me están sirbindo de mucho como este que acabo de leer.
    Dra le deseo que pase un bonita navidad al lado de sus seres queridos .
    sauluds
    juan

  2. Publicado 24 diciembre, 2012 en 9:48 am | Permalink

    no tengo observcio

3 Trackbacks

  1. [...] la Escala Internacional del SPI (International RLS Scale), la gravedad de los síntomas del SPI, la calidad del sueño, el estado de ánimo y los niveles de [...]

  2. [...] la Escala Internacional del SPI (International RLS Scale), la gravedad de los síntomas del SPI, la calidad del sueño, el estado de ánimo y los niveles de [...]

  3. [...] El insomnio o los problemas para mantenerse dormido durante toda la noche, no son sólo territorio de los adultos. Los niños pueden tener dificultades para conciliar el sueño que se manifiestan en problemas para quedarse o mantenerse dormidos y ocasionan que se despierten muy temprano. [...]

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.