Nefrectomía

Harvard Logo

¿Qué es?

La nefrectomía es la extirpación quirúrgica de un riñón, el órgano que filtra los desechos de la sangre y produce orina. Hay dos riñones, el derecho y el izquierdo. Cada riñón mide alrededor de 4 a 5 pulgadas de largo; están ubicados detrás del abdomen, justo debajo del diafragma, detrás del hígado el riñón derecho y detrás del bazo el riñón izquierdo. Una porción de cada riñón está protegida por una o las dos costillas inferiores y por los músculos que recubren la espalda y los costados del cuerpo. Según la causa de la nefrectomía, se extirpará todo o parte de un riñón.

  • Nefrectomía parcial: se extirpa parte de un riñón.
  • Nefrectomía simple: se extirpa todo un riñón.
  • Nefrectomía radical: se extirpa un riñón junto con la glándula suprarrenal cercana (la glándula que produce adrenalina y que se apoya sobre la parte superior del riñón) y los nódulos linfáticos cercanos.
  • Nefrectomía bilateral: se extirpan ambos riñones.

    ¿Qué es?

    La nefrectomía es la extirpación quirúrgica de un riñón, el órgano que filtra los desechos de la sangre y produce orina. Hay dos riñones, el derecho y el izquierdo. Cada riñón mide alrededor de 4 a 5 pulgadas de largo; están ubicados detrás del abdomen, justo debajo del diafragma, detrás del hígado el riñón derecho y detrás del bazo el riñón izquierdo. Una porción de cada riñón está protegida por una o las dos costillas inferiores y por los músculos que recubren la espalda y los costados del cuerpo. Según la causa de la nefrectomía, se extirpará todo o parte de un riñón.

    • Nefrectomía parcial: se extirpa parte de un riñón.
    • Nefrectomía simple: se extirpa todo un riñón.
    • Nefrectomía radical: se extirpa un riñón junto con la glándula suprarrenal cercana (la glándula que produce adrenalina y que se apoya sobre la parte superior del riñón) y los nódulos linfáticos cercanos.
    • Nefrectomía bilateral: se extirpan ambos riñones.

    Una nefrectomía puede hacerse mediante una cirugía abierta convencional. Para la nefrectomía simple, la cirugía laparoscópica está también disponible en cada vez más centros médicos.

    En una nefrectomía abierta convencional, el cirujano extirpa el riñón mediante un corte estándar (corte quirúrgico) de entre ocho y 12 pulgadas de longitud. Siempre que sea posible, se hace este corte en un costado del cuerpo para que el cirujano pueda acceder al riñón y no lesionar los órganos abdominales. No obstante, según la causa de la nefrectomía y la salud del paciente, podría hacerse un corte en frente del abdomen o en la espalda.

    Mediante el procedimiento con laparoscopía, se hacen cuatro cortes pequeños en la pared del abdomen. El médico utiliza un laparoscopio (un instrumento parecido a un tubo con un cámara en un extremo para ver dentro del cuerpo) para guiar los instrumentos quirúrgicos y para liberar el riñón. Si el riñón se extirpa para ser donado, debe hacerse un corte de entre 6 y 9 centímetros de longitud para que pueda extirparse el riñón completo. Usualmente, este corte más largo se hace cerca del pubis y en el caso de una mujer se hace a lo largo de la línea del bikini en la parte inferior del abdomen.

    Tanto la nefrectomía abierta convencional como la nefrectomía laparoscópica se hacen bajo anestesia general para que el paciente no esté despierto durante el procedimiento. La recuperación de la nefrectomía laparoscópica es usualmente menos dolorosa que la de la nefrectomía convencional, además tiene una recuperación más rápida y la cicatrización es menos evidente. No obstante, la nefrectomía laparoscópica lleva más tiempo de anestesia que una nefrectomía abierta y requiere que la intervención sea realizada por un cirujano especializado en laparoscopia. La nefrectomía laparoscópica no es práctica para las personas con gran cicatrización alrededor del riñón o de las personas que necesitan una nefrectomía radical.

    Podría hacerse una nefrectomía para extirpar un riñón debido a las siguientes razones:

    • Cáncer en el riñón, esto usualmente requiere una nefrectomía radical.
    • El riñón está dañado y el daño causa síntomas o problemas recurrentes (como infección). El daño puede estar causado por infección, cálculos renales o quistes. Puede también haber daño si la orina causa presión debido a la obstrucción en alguna porción de las vías urinarias.
    • El paciente tiene una severa presión arterial alta (hipertensión) causada por estenosis arterial renal. En esta condición, una enfermedad arterial produce daño en un riñón. La nefrectomía usualmente no cura la presión arterial alta de la enfermedad, pero puede hacer que sea más manejable la presión arterial.
    • El traumatismo severo, como un accidente automovilístico, causa daño irreparable en el riñón.
    • La persona desea donar uno de sus riñones a otra persona.
    • El cuerpo del receptor rechazó el riñón transplantado y el riñón no funciona. La cirugía para eliminar el riñón se denomina nefrectomía del aloinjerto y es en términos quirúrgicos diferente de la extirpación del propio riñón del paciente.

    Preparación

    Aproximadamente una semana antes de la cirugía, usted necesitará dejar de tomar aspirinas y otros medicamentos anticoagulantes. Desde la medianoche anterior a la cirugía, no deberá comer ni tomar nada porque esto reduce el riesgo de vómitos durante la misma. Como parte de las preparaciones generales para la cirugía, su médico revisará sus alergias y antecedentes médicos y quirúrgicos. Si es mujer y existe la posibilidad de que esté embarazada, debe decirle esto al médico antes de la cirugía.

    Cómo se lleva a cabo

    El equipo médico inserta una vía intravenosa, en una de las venas para dar líquidos y medicamentos. Le colocarán anestesia general.

    • Nefrectomía simple: cuando la nefrectomía se hace con un corte en el costado de su cuerpo, el procedimiento se lleva a cabo en una camilla angular. Usted se acostará de costado con su cuerpo doblando bien su cintura. Esta posición estira su costado y hace que riñón sea más accesible para el equipo médico quirúrgico. El cirujano hace un corte angular en la piel y el músculo de su costado, a lo largo del borde inferior de sus costillas o cerca de su 11 o 12 costilla. Este corte generalmente se extiende desde su columna, alrededor de su costado, hasta el frente de su abdomen. De ser necesario, le extirparán una porción de una o dos costillas para dejar expuesto el riñón. Los órganos cercanos se corren hacia el lado con mucho cuidado. Los vasos sanguíneos de los riñones y el uréter se ligan y se cortan, y se saca el riñón fuera del cuerpo. Las capas internas del corte se cierran con puntos, mientras que las capas externas de piel se cierran con puntos o puntos quirúrgicos. En algunos casos, se inserta un tubo de drenaje temporal para que los líquidos de las heridas drenen. Después de la cirugía, lo llevarán a la sala de recuperación. Después de aproximadamente 24 a 48 horas, le sacarán el tubo de drenaje. Es posible que permanezca en el hospital durante cinco a siete días.
    • Nefrectomía radical: el procedimiento es similar a una nefrectomía simple, excepto que el corte a menudo se hace al frente del abdomen, y podría extenderse hasta la región inferior del pecho. Normalmente, el corte es más largo que el que se hace en la nefrectomía simple, especialmente si el cirujano necesita extirpar un tumor más grande que afecta la porción superior del riñón. En una nefrectomía radical, los ganglios linfáticos cercanos y la glándula suprarrenal se extirpan junto con el riñón.
    • Nefrectomía laparoscópica: se insertan pequeños instrumentos y un laparoscopio en el abdomen a través de cuatro cortes pequeños (cada corte tiene aproximadamente 12 milímetros de longitud). El cirujano usa una cámara pequeñísima en un extremo del laparoscopio para guiar los instrumentos quirúrgicos para separar su riñón de los vasos sanguíneos conectivos y el uréter. Hacia el final del procedimiento, se agranda uno de los pequeños cortes (normalmente el que está justo debajo del pubis) para poder sacar afuera del cuerpo el riñón. Mediante los instrumentos médicos, el cirujano maniobra los bordes de un cabestrillo blando debajo del riñón. Al tirar los bordes del cabestrillo, el cirujano puede levantar y sacar el riñón a través del corte. Al final del procedimiento, los cortes en el abdomen se cierran con puntos o cinta quirúrgica.

    Seguimiento

    Aproximadamente una semana después de regresar del hospital a su casa, volverá a visitar a su médico para un seguimiento. En esta consulta, su médico controlará la cicatrización del corte y le dirá cuando podrá volver a realizar sus actividades normales. Para la mayoría de las personas que tuvieron una cirugía abierta convencional, la recuperación total tarda aproximadamente seis semanas. Si un cirujano con mucha experiencia realiza la nefrectomía laparoscópica, una persona típicamente puede regresar a su trabajo en aproximadamente cuatro semanas.

    En la mayoría de las personas a quienes solo se les extirpó un riñón, el riñón restante puede funcionar lo suficientemente bien como para satisfacer las necesidades del cuerpo y la esperanza de vida del paciente es normal. Las personas a quienes se les extirpa ambos riñones necesitarán un transplante de riñón o diálisis, un procedimiento mecánico que hace el trabajo de filtrado que normalmente hacen los riñones.

    Riesgos

    Los riesgos del procedimiento dependen del tipo de nefrectomía (simple, radical, bilateral, laparoscópica) y del abordaje quirúrgico (ubicación del corte). Algunos riesgos incluyen:

    • lesión en los órganos cercanos, como intestinos, hígado, bazo y páncreas
    • hemorragia (sangrado), tanto dentro del abdomen como en la herida de la cirugía
    • corte o perforación accidental dentro de la cavidad del pecho, que causa colapso de pulmón
    • disminución temporal de la función pulmonar inmediatamente después de la cirugía
    • infección de la herida
    • disminución temporal en la función del riñón si solo se extirpara un riñón
    • lesión en los nervios cercanos al área del corte
    • hernia (abultamiento en el intestino) que causa un bulto debajo de la cicatriz del corte

    La nefrectomía radical es un procedimiento quirúrgico muy seguro que tiene un riesgo de muerte del 2 por ciento. No obstante, alrededor del 20 por ciento de los pacientes presentan complicaciones mayores o menores después de la cirugía. Un estudio publicado en 2004 examinó los primeros seis años de una destacada experiencia hospitalaria en donde se realizó una nefrectomía laparoscópica, y luego se informaron las tasas de complicaciones. En este estudio, la nefrectomía laparoscópica estuvo complicada por la hemorragia debido a vasos sanguíneos lesionados en alrededor del 6% de los pacientes. Un problema menos frecuente es la obstrucción intestinal que requiere cirugía para aliviar el problema,  esta ocurrió en el 17% de los pacientes. Se espera que la tasa de complicación para la nefrectomía laparoscópica mejore a medida que los cirujanos tengan más experiencia en esta técnica introducida recientemente.

    Cuándo llamar a un profesional

    Una vez que regrese a su casa del hospital, llame a su médico de inmediato si:

    • tiene fiebre
    • su herida se pone roja, sensible o se inflama (hincha)
    • tiene náuseas, vómitos o dolor abdominal severo
    • tiene tos o dificultad para respirar

    Información adicional

    National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón) 30 East 33rd St. New York, NY 10016 Teléfono: (212) 889-2210 Gratuito: (800) 622-9010 Fax: (212) 689-9261 http://www.kidney.org/

    Última revisión: 2006-10-12T00:00:00-06:00

    Última modificación: 2007-01-24T00:00:00-07:00

    Fuente: Copyright © 2007 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

    Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Una nefrectomía puede hacerse mediante una cirugía abierta convencional. Para la nefrectomía simple, la cirugía laparoscópica está también disponible en cada vez más centros médicos.

En una nefrectomía abierta convencional, el cirujano extirpa el riñón mediante un corte estándar (corte quirúrgico) de entre ocho y 12 pulgadas de longitud. Siempre que sea posible, se hace este corte en un costado del cuerpo para que el cirujano pueda acceder al riñón y no lesionar los órganos abdominales. No obstante, según la causa de la nefrectomía y la salud del paciente, podría hacerse un corte en frente del abdomen o en la espalda.

Mediante el procedimiento con laparoscopía, se hacen cuatro cortes pequeños en la pared del abdomen. El médico utiliza un laparoscopio (un instrumento parecido a un tubo con un cámara en un extremo para ver dentro del cuerpo) para guiar los instrumentos quirúrgicos y para liberar el riñón. Si el riñón se extirpa para ser donado, debe hacerse un corte de entre 6 y 9 centímetros de longitud para que pueda extirparse el riñón completo. Usualmente, este corte más largo se hace cerca del pubis y en el caso de una mujer se hace a lo largo de la línea del bikini en la parte inferior del abdomen.

Tanto la nefrectomía abierta convencional como la nefrectomía laparoscópica se hacen bajo anestesia general para que el paciente no esté despierto durante el procedimiento. La recuperación de la nefrectomía laparoscópica es usualmente menos dolorosa que la de la nefrectomía convencional, además tiene una recuperación más rápida y la cicatrización es menos evidente. No obstante, la nefrectomía laparoscópica lleva más tiempo de anestesia que una nefrectomía abierta y requiere que la intervención sea realizada por un cirujano especializado en laparoscopia. La nefrectomía laparoscópica no es práctica para las personas con gran cicatrización alrededor del riñón o de las personas que necesitan una nefrectomía radical.

Podría hacerse una nefrectomía para extirpar un riñón debido a las siguientes razones:

  • Cáncer en el riñón, esto usualmente requiere una nefrectomía radical.
  • El riñón está dañado y el daño causa síntomas o problemas recurrentes (como infección). El daño puede estar causado por infección, cálculos renales o quistes. Puede también haber daño si la orina causa presión debido a la obstrucción en alguna porción de las vías urinarias.
  • El paciente tiene una severa presión arterial alta (hipertensión) causada por estenosis arterial renal. En esta condición, una enfermedad arterial produce daño en un riñón. La nefrectomía usualmente no cura la presión arterial alta de la enfermedad, pero puede hacer que sea más manejable la presión arterial.
  • El traumatismo severo, como un accidente automovilístico, causa daño irreparable en el riñón.
  • La persona desea donar uno de sus riñones a otra persona.
  • El cuerpo del receptor rechazó el riñón transplantado y el riñón no funciona. La cirugía para eliminar el riñón se denomina nefrectomía del aloinjerto y es en términos quirúrgicos diferente de la extirpación del propio riñón del paciente.

Preparación

Aproximadamente una semana antes de la cirugía, usted necesitará dejar de tomar aspirinas y otros medicamentos anticoagulantes. Desde la medianoche anterior a la cirugía, no deberá comer ni tomar nada porque esto reduce el riesgo de vómitos durante la misma. Como parte de las preparaciones generales para la cirugía, su médico revisará sus alergias y antecedentes médicos y quirúrgicos. Si es mujer y existe la posibilidad de que esté embarazada, debe decirle esto al médico antes de la cirugía.

Cómo se lleva a cabo

El equipo médico inserta una vía intravenosa, en una de las venas para dar líquidos y medicamentos. Le colocarán anestesia general.

  • Nefrectomía simple: cuando la nefrectomía se hace con un corte en el costado de su cuerpo, el procedimiento se lleva a cabo en una camilla angular. Usted se acostará de costado con su cuerpo doblando bien su cintura. Esta posición estira su costado y hace que riñón sea más accesible para el equipo médico quirúrgico. El cirujano hace un corte angular en la piel y el músculo de su costado, a lo largo del borde inferior de sus costillas o cerca de su 11 o 12 costilla. Este corte generalmente se extiende desde su columna, alrededor de su costado, hasta el frente de su abdomen. De ser necesario, le extirparán una porción de una o dos costillas para dejar expuesto el riñón. Los órganos cercanos se corren hacia el lado con mucho cuidado. Los vasos sanguíneos de los riñones y el uréter se ligan y se cortan, y se saca el riñón fuera del cuerpo. Las capas internas del corte se cierran con puntos, mientras que las capas externas de piel se cierran con puntos o puntos quirúrgicos. En algunos casos, se inserta un tubo de drenaje temporal para que los líquidos de las heridas drenen. Después de la cirugía, lo llevarán a la sala de recuperación. Después de aproximadamente 24 a 48 horas, le sacarán el tubo de drenaje. Es posible que permanezca en el hospital durante cinco a siete días.
  • Nefrectomía radical: el procedimiento es similar a una nefrectomía simple, excepto que el corte a menudo se hace al frente del abdomen, y podría extenderse hasta la región inferior del pecho. Normalmente, el corte es más largo que el que se hace en la nefrectomía simple, especialmente si el cirujano necesita extirpar un tumor más grande que afecta la porción superior del riñón. En una nefrectomía radical, los ganglios linfáticos cercanos y la glándula suprarrenal se extirpan junto con el riñón.
  • Nefrectomía laparoscópica: se insertan pequeños instrumentos y un laparoscopio en el abdomen a través de cuatro cortes pequeños (cada corte tiene aproximadamente 12 milímetros de longitud). El cirujano usa una cámara pequeñísima en un extremo del laparoscopio para guiar los instrumentos quirúrgicos para separar su riñón de los vasos sanguíneos conectivos y el uréter. Hacia el final del procedimiento, se agranda uno de los pequeños cortes (normalmente el que está justo debajo del pubis) para poder sacar afuera del cuerpo el riñón. Mediante los instrumentos médicos, el cirujano maniobra los bordes de un cabestrillo blando debajo del riñón. Al tirar los bordes del cabestrillo, el cirujano puede levantar y sacar el riñón a través del corte. Al final del procedimiento, los cortes en el abdomen se cierran con puntos o cinta quirúrgica.

Seguimiento

Aproximadamente una semana después de regresar del hospital a su casa, volverá a visitar a su médico para un seguimiento. En esta consulta, su médico controlará la cicatrización del corte y le dirá cuando podrá volver a realizar sus actividades normales. Para la mayoría de las personas que tuvieron una cirugía abierta convencional, la recuperación total tarda aproximadamente seis semanas. Si un cirujano con mucha experiencia realiza la nefrectomía laparoscópica, una persona típicamente puede regresar a su trabajo en aproximadamente cuatro semanas.

En la mayoría de las personas a quienes solo se les extirpó un riñón, el riñón restante puede funcionar lo suficientemente bien como para satisfacer las necesidades del cuerpo y la esperanza de vida del paciente es normal. Las personas a quienes se les extirpa ambos riñones necesitarán un transplante de riñón o diálisis, un procedimiento mecánico que hace el trabajo de filtrado que normalmente hacen los riñones.

Riesgos

Los riesgos del procedimiento dependen del tipo de nefrectomía (simple, radical, bilateral, laparoscópica) y del abordaje quirúrgico (ubicación del corte). Algunos riesgos incluyen:

  • lesión en los órganos cercanos, como intestinos, hígado, bazo y páncreas
  • hemorragia (sangrado), tanto dentro del abdomen como en la herida de la cirugía
  • corte o perforación accidental dentro de la cavidad del pecho, que causa colapso de pulmón
  • disminución temporal de la función pulmonar inmediatamente después de la cirugía
  • infección de la herida
  • disminución temporal en la función del riñón si solo se extirpara un riñón
  • lesión en los nervios cercanos al área del corte
  • hernia (abultamiento en el intestino) que causa un bulto debajo de la cicatriz del corte

La nefrectomía radical es un procedimiento quirúrgico muy seguro que tiene un riesgo de muerte del 2 por ciento. No obstante, alrededor del 20 por ciento de los pacientes presentan complicaciones mayores o menores después de la cirugía. Un estudio publicado en 2004 examinó los primeros seis años de una destacada experiencia hospitalaria en donde se realizó una nefrectomía laparoscópica, y luego se informaron las tasas de complicaciones. En este estudio, la nefrectomía laparoscópica estuvo complicada por la hemorragia debido a vasos sanguíneos lesionados en alrededor del 6% de los pacientes. Un problema menos frecuente es la obstrucción intestinal que requiere cirugía para aliviar el problema,  esta ocurrió en el 17% de los pacientes. Se espera que la tasa de complicación para la nefrectomía laparoscópica mejore a medida que los cirujanos tengan más experiencia en esta técnica introducida recientemente.

Cuándo llamar a un profesional

Una vez que regrese a su casa del hospital, llame a su médico de inmediato si:

  • tiene fiebre
  • su herida se pone roja, sensible o se inflama (hincha)
  • tiene náuseas, vómitos o dolor abdominal severo
  • tiene tos o dificultad para respirar

Información adicional

National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón) 30 East 33rd St. New York, NY 10016 Teléfono: (212) 889-2210 Gratuito: (800) 622-9010 Fax: (212) 689-9261 http://www.kidney.org/

Última revisión: 2006-10-12T00:00:00-06:00

Última modificación: 2007-01-24T00:00:00-07:00

Fuente: Copyright © 2007 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

9 Comentarios

  1. Publicado 5 febrero, 2013 en 4:05 pm | Permalink

    Dra, Cordial saludo. Tengo un bebe de solo 3 años de edad, y le diagnosticaron Atrofia Renal Isq, y los medicos especialistas ya le aprobaron la NEFRECTOMIA (CIRUGIA)Su riñonsito no le sirbe, Pero yo estoy muy preocupado por lo de la cirugia. Ud, me podria ayudar con algunos consejos, se lo agradecere de corazon. Felicidades, y muchas Gracias

  2. nayeli
    Publicado 19 septiembre, 2013 en 9:38 pm | Permalink

    Hola hace un año me detectar el síndrome de fraley o riñon bífido, quisiera saber si es posible una operación para regalar mi riñon

  3. Ale Rodriguez
    Publicado 14 octubre, 2013 en 6:59 pm | Permalink

    Buenas noches, a mi mama le hicieron una nefrectomia laparoscopica y le sacaron un rinon con un tumor que resulto benigno. El tema es que al mes de la operacion empezo con fuertes dolores y la tuvieron que volver a operar, primero me dijeron que podia ser una oclusion y luego de la operacion me dijeron que el intestino se habia acomodado mal y que esto podia volver a repetirse. Esto es algo natural o normal o algo fallo en la primera operacion. Agradezco toda la informacion que me puedan brindar ya que estoy muy preocupada. Muchas gracias

  4. yackeline ivon
    Publicado 31 octubre, 2013 en 10:30 pm | Permalink

    hola hace dos semanas operaron a mi papa le hicieron una nefrectomia quisiera saber que alimentos puede consumir y que no para su pronta recuperación….

  5. Ignacia Yañez
    Publicado 15 noviembre, 2013 en 8:18 am | Permalink

    Hola, quisiera poder resolver algunas dudas..
    mi padre fue operado de nefrectomia simple hace 3 meses aproximadamente, por tener un quiste maligno.
    (como dato adicional, el es hipertenso) Por lo tanto, le cambiaron sus medicamentos, anterior a la operacion tomaba LOSARTAN y desde su operacion está tomando AMLODIPINO (10mg), que no le ha traido complicaciones hasta ahora. Hace un par de semanas tuvo mareos, donde le diagnosticaron Vertigo, para lo que le indicaron debia tomar CINARIZINA. Al tercer dia de tomar este medicamento comenzó con hinchazon en las pantorrillas y los pies, incluso con dolor y calor al tacto, por lo que nos preocupamos bastante y sospechamos que era el medicamento recetado para el vertigo.
    Sin embargo, un especialista le indicó que no tenia relacion y que la retencion de liquidos e hinchazon era producto del medicamento de la presion. Razon por la cual, señaló que debia volver a tomar LOSARTAN.-
    Mis dudas son:
    - Losartan es un medicamento recomendable para una persona con 1 solo riñon?
    - Es posible que Cinarizina haya causado este tipo de reaccion (retencion de liquidos e hinchazon)??

    espero me puedan ayudar a resolver estas dudas.
    muchas gracias.

  6. Publicado 6 enero, 2014 en 10:15 pm | Permalink

    tube una nefrectomia parcial, me gustaria saber que clase de alimentacion debo tener y los aliomentos que mas me conbienen y varios tips Buenos grasias

  7. Publicado 6 enero, 2014 en 10:19 pm | Permalink

    me hicieron una nefrectomia parcial,y me gustaria me instruyan como debo alimentarme y que debo eliminar en mi regimen

  8. silvia elgert
    Publicado 18 enero, 2014 en 9:31 am | Permalink

    hola,hace casi 5 meses me extirparon el rinion derecho x un calculo,ya q yo sufro de este problema hace muchos anios,siempre los elimine pero este era muy grande y la litotricia percutanea no dio resultado..siempre mi problema fue en el rinion derecho…quisiera saber si tengo q tener algun cuidado especial sobre todo en la alimentacion para cuidar mi rinion sano.muchas gracias

  9. angel juarez
    Publicado 24 febrero, 2014 en 8:47 am | Permalink

    buenos dias, hace un mes me hicieron una nefrectomia, hace 2 semanas me operaron por que el una parte del abdomen se extendio los puntos se safaron y tiraba liquido, habia sangrado. hoy estoy tirando menos liquido este es de color amarillo, es igual al aceite con el que se cocina. el dr. dice que todo va bien, por favor requiro su opinion gracias

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.