Paludismo

Harvard Logo

¿Qué es?

El paludismo es una infección causada por parásitos de una sola célula que ingresan a la sangre a través de la picadura del mosquito Anopheles. Estos parásitos, llamados plasmodios, pertenecen por lo menos a cinco especies. La mayoría de las infecciones en los humanos están causadas por el Plasmodium falciparum o el Plasmodium vivax. Varias partes de los parásitosplasmodios permanecen dentro del cuerpo humano durante casi todos sus ciclos de vida, mientras que otra parte permanece dentro del mosquito. Durante el lapso del ciclo de vida que pasan dentro del ser humano, los parásitos Plasmodium infectan y se multiplican dentro de las células del hígado y los glóbulos sanguíneos. Algunos glóbulos rojos infectados estallan debido a la gran cantidad de parásitos dentro de ellos. Muchos otros glóbulos infectados son destruidos por el bazo y el hígado, que filtran y eliminan de la circulación los glóbulos rojos viejos o dañados. Los plasmodios parasitan en el torrente sanguíneo y junto con los irritantes que se liberan de los glóbulos rojos causan los síntomas del paludismo.

La mayoría de las muertes por paludismo están causadas por el P. falciparum, que causa varias enfermedades. Antes de que el P. falciparum del paludismo haga estallar un glóbulo rojo, puede hacer que la superficie del glóbulo se una a otros glóbulos infectados como él. Esto hace que la sangre se coagule dentro de los vasos sanguíneos, lo que puede causar daño severo en otros órganos.

Portan el paludismo los mosquitos en las regiones de México, Haití, América del Sur y Central, África, Oriente Próximo, Turquía, India, Pakistán, Afganistán, Nepal, Bangladesh, Sri Lanka, Bután, Maldivas, Asia del Sur, China, el archipiélago malayo, Papúa Nueva Guinea y varias islas del Pacífico Sur.

Las personas que han vivido toda su vida en un país con una alta tasa de paludismo, por lo general han estado expuestas a los parásitos del paludismo varias veces. Después de la primera exposición, su sistema inmune comienza a protegerlo para que una segunda infección cause pocos o ningún síntoma. Si no está expuesto nuevamente, su sistema inmune solo sigue activo contra el paludismo durante algunos años. Esto explica porqué las personas pueden vivir durante años en los trópicos sin tener paludismo. No obstante, las personas de los trópicos que pasan varios años en otros países podrían perder su protección inmune. Las personas que nunca se infectaron con paludismo (como los niños pequeños y los viajeros) y las embarazadas son más propensas a presentar síntomas más severos.

Generalmente, los síntomas aparecen durante las primeras semanas después de haber sido picado por el mosquito. En personas con infecciones por P. vivax o P. ovale, es posible que algunos parásitos plasmodios permanezcan dentro del hígado. Si esto sucede, las formas parasitarias inactivas pueden volverse activas y desencadenar los síntomas del paludismo meses o años después de la primera exposición.

En regiones con una alta tasa de infección por paludismo, el paludismo puede diseminarse de varias maneras y no sólo por la picadura del mosquito, a través de las transfusiones de sangre infectada, los transplantes de órganos infectados y el uso compartido de agujas para usar drogas. En las embarazadas, la infección por paludismo puede transmitirse a través del torrente sanguíneo hacia el feto y causar bajo peso del recién nacido o muerte del feto. Este es más común en la infección con P. falciparum.

En la actualidad, el paludismo es una de las principales causas de muerte evitable en todo el mundo. Afecta a más de 500 millones de personas alrededor del mundo y causa de 1 a 2 millones de muertes al año. Es una enfermedad de los trópicos, rara en Estados Unidos, donde casi todos los casos se ven en personas provenientes de países extranjeros donde es común el paludismo. En los trópicos, la especie particular de plasmodio varía de un país a otro y en algunas áreas han aparecido nuevas cepas de paludismo resistentes a algunos medicamentos antipalúdicos. Esta aparición de cepas resistentes a los medicamentos complicó el tratamiento y la prevención del paludismo en los países tropicales y en los viajeros.

Síntomas

Los síntomas del paludismo empiezan de seis a ocho días después de una picadura de un mosquito infectado. Estos incluyen:

  • fiebre alta (hasta 105 grados Fahrenheit [40.5 grados Celsius]) con escalofríos intensos
  • sudor intenso cuando la fiebre baja
  • fatiga
  • dolor de cabeza
  • dolores musculares
  • molestia abdominal
  • nauseas y vómitos
  • sensación de desmayo al pararse o sentarse

Si se retrasa el tratamiento, pueden aparecer complicaciones muy severas del paludismo. La mayoría de los hombres que desarrollan estas complicaciones están infectadas con la especie del P. falciparum. Estos incluyen:

  • lesión del tejido cerebral, que puede causar somnolencia extrema, delirios, pérdida del conocimiento, convulsiones y coma
  • edema pulmonar, que es una acumulación peligrosa de líquido dentro de los pulmones que dificulta la respiración
  • insuficiencia renal (en los riñones)
  • anemia severa, como consecuencia de la destrucción de los glóbulos rojos infectados y disminución de la producción de nuevos glóbulos rojos
  • tonalidad amarillenta en la piel
  • bajos niveles de azúcar en sangre

Diagnóstico

Su médico podría sospechar que tiene paludismo en base a sus síntomas y antecedentes de viajes al extranjero. Cuando su médico lo examine, podría descubrir su bazo agrandado porque el bazo comúnmente se inflama durante la infección con paludismo. Para confirmar el diagnóstico de paludismo, su médico tomará muestras de sangre para untarlas en un portaobjetos de vidrio y evaluarlas con un microscopio. Estas muestras de sangre serán tratadas con químicos especiales en un laboratorio y serán examinadas en busca de parásitos plasmodios. Se harán análisis de sangre para determinar si el paludismo afectó sus valores de glóbulos rojos y plaquetas, la capacidad de su sangre para coagularse, la química de su sangre y las funciones de su riñón e hígado.

Duración

Con tratamiento apropiado, los síntomas de paludismo usualmente desaparecen rápidamente si se le trata dentro de dos semanas. Con tratamiento apropiado, los síntomas de paludismo usualmente desaparecen rápidamente, si se lo cura dentro de dos semanas. Después de la exposición repetida, los pacientes se volverán parcialmente inmunes y desarrollarán una enfermedad leve.

Prevención

Los investigadores están trabajando para crear una vacuna contra el paludismo. Se descubrió una vacuna que es parcialmente efectiva porque disminuye la probabilidad de desarrollar los síntomas del paludismo en niños de Mozambique. Esta vacuna tiene algunos efectos secundarios y no se usa masivamente; no obstante, se están estudiando otras vacunas. Se espera que la vacunación se convierta en una herramienta importante para prevenir el paludismo en un futuro cercano.

Una manera de prevenir el paludismo es evitar ser picado por un mosquito, siguiendo las estrategias a continuación:

  • permanezca, tanto como le sea posible, adentro en áreas bien controladas, especialmente durante la noche que es cuando los mosquitos se vuelven más activos
  • use mosquiteros y redes para cama para mosquitos; es mejor tratar las redes con repelente contra insectos con permetrina
  • use ropa que cubra la mayor parte de su cuerpo
  • use un repelente contra insectos que contenga DEET o picaridina, estos repelentes se aplican directamente sobre la piel, excepto alrededor de su boca y ojos; si elije un repelente con picaridina, necesitará aplicárselo varias veces al día
  • aplique permetrina en su ropa

Se recomienda que tome medicamentos preventivos cuando viaje a alguna región con paludismo. Recuerde que estos medicamentos pueden prevenir la mayoría de las infecciones de paludismo, pero los viajeros ocasionalmente se infectan con paludismo aún cuando están tomando alguno de estos medicamentos preventivos. Si desarrolla una enfermedad con fiebre durante el año posterior a haber regresado del extranjero, busque atención médica de inmediato y cuéntele a su profesional de la salud acerca de su viaje.

Los cuatro medicamentos antipalúdicos más comúnmente recetados en Estados Unidos cuando una persona viaja al extranjero incluyen:

  • Cloroquina (Aralen): este es el medicamento antipalúdico más comúnmente recetado en países donde no hay cepas resistentes a los antibióticos (Haití, República Dominicana, regiones de América Central, Egipto y algunos países de Oriente Próximo). Este medicamento se toma una vez a la semana, durante una a dos semanas antes de viajar y se continúa tomando las cuatro semanas posteriores a haber regresado del viaje. La mayoría de las personas tolera bien esta toma del medicamento y solo unos pocos pacientes tiene náuseas, picazón, visión borrosa y dolor de cabeza. Usted puede minimizar estos síntomas si toma este medicamento después de las comidas.
  • Mefloquina (Lariam): este es el tratamiento elegido para los que viajan a la mayoría de las regiones de África subsahariana y en otras regiones con altos niveles de parásitos de paludismo resistentes a la cloroquina. Al igual que la cloroquina, el medicamento se toma una vez a la semana, durante una a dos semanas antes de viajar y se continúa tomando las cuatro semanas posteriores a haber regresado del viaje. Los efectos secundarios comunes incluyen pesadillas, dificultad para concentrarse, náuseas y mareos. Puede haber alucinaciones y convulsiones, aunque son raras. El medicamento causa estos problemas en solo 1 de cada 10.000 usuarios. La depresión es otro efecto secundario común. Podrían aconsejarle que no tome esta medicina si el resultado de su electrocardiograma es anormal o tiene una alteración en su ritmo cardiaco. Tampoco debería tomar este medicamento si tiene convulsiones, una enfermedad neurológica o una enfermedad siquiátrica.
  • Doxiciclina (Apo-Doxy, Doryx, Doxy-Caps, Monodox, Vibramycin): este medicamento se receta comúnmente a los viajeros que no pueden tomar cloroquina o mefloquina y a personas que viajan a ciertas regiones de Tailandia, Camboya y Myanmar. La doxiciclina debería tomarse una vez por día, dos días antes de viajar y se continúa tomando las cuatro semanas posteriores a haber regresado del viaje. Es importante protegerse mucho de la exposición al sol mientras esté tomando doxiciclina porque puede causar más sensibilidad al sol y aumentar su riesgo de quemaduras por el sol. Las embarazadas y los niños pequeños no deberían tomar este medicamento.
  • Atovaquone y proguanil (Malarone): este medicamento se receta comúnmente para la prevención del paludismo resistente a la cloroquina. Necesita tomar un comprimido aproximadamente a la misma hora todos los días, uno o dos días antes de viajar y se continúa tomando los siete días posteriores a haber regresado del viaje. Los efectos secundarios más comunes del Malarone incluyen dolor abdominal, náuseas, vómitos y dolor de cabeza. No debería tomar este medicamento si está embarazada, si está amamantando o si tiene una enfermedad renal grave.

Además de estos medicamentos, también debería tomar un medicamento llamado primaquina (se vende como medicamento genérico) cuando regrese de su viaje si permaneció en el extranjero durante varios meses en alguna región del mundo donde estuvo muy expuesta a los mosquitos. Estas precauciones adicionales eliminan las formas de paludismo inactivas que podrían haber ingresado a su hígado y haber sobrevivido aunque haya estado tomando medicamento preventivo durante el viaje. La primaquina se toma durante dos semanas posteriores a haber salido de la región donde es común el paludismo. Las personas con una escasez genética de una enzima natural (deficiencias de piruvato quinasa y glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, G6PD por sus siglas en inglés) no pueden tomar primaquina porque pueden desarrollar anemia grave.

Existen posibles interacciones entre algunos medicamentos usados para tratar el virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH) y los medicamentos para tratar el paludismo. Si usted es VIH positivo, debería consultarle a su médico antes de tomar medicamentos antipalúdicos.

Tratamiento

El paludismo se trata con medicamentos antipalúdicos y medidas para controlar los síntomas, incluidos los medicamentos para controlar la fiebre, los medicamentos anticonvulsivantes, cuando es necesario tomarlos, líquidos y electrolitos. La probabilidad de desarrollar cirrosis depende de la gravedad de la enfermedad y de la respuesta al tratamiento. Los medicamentos más comúnmente usados son la cloroquina, la quinidina (Cardioquin, Quinaglute Dura-Tabs, Quinidex Extentabs, Quin-Release), el atovaquone (Mepron), el proguanil (se vende como genérico), la mefloquina, la clindamicina (Cleocin) y la doxiciclina.

Las personas con paludismo falciparum tienen síntomas más graves. Ellos podrían necesitar ser controlados en la unidad de cuidados intensivos de un hospital durante los primeros días del tratamiento porque la enfermedad puede causar insuficiencia respiratoria, coma e insuficiencia renal.

Las embarazadas, la cloroquina es el tratamiento preferido para el paludismo. La quinina, el proguanil y clindamicina generalmente se usan en las embarazadas con paludismo resistente a la cloroquina.

Cuándo llamar a un profesional

Visite a su médico antes de viajar a un país tropical donde el paludismo es común para que le recete medicamentos para prevenir el paludismo. Una vez que regrese a su país, llame a su médico si presenta fiebre durante los meses posteriores a haber regresado de viaje.

Pronóstico

En Estados Unidos, las personas con paludismo tienen un excelente pronóstico si se tratan apropiadamente con medicamentos antipalúdicos. Sin tratamiento, el paludismo puede ser mortal, en especial el P. falciparum. Las personas con paludismo grave tienen un alto riesgo de muerte. Del 10 al 40% de las personas con paludismo grave mueren aún con tratamiento médico avanzado. Es muy probable que el P. falciparum sea muy grave en los niños pequeños, las embarazadas y los viajeros expuestos al paludismo por primera vez.

Información adicional

Centers for Disease Control and Prevention, CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC) 1600 Clifton Road Atlanta, GA 30333 Teléfono: 404-639-3534 Gratuito: 1-800-311-3435 http://www.cdc.gov/

Última revisión: 2008-07-01T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-14T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Déjanos tu Comentario

2 Comentarios

  1. Publicado 26 febrero, 2013 en 3:56 pm | Permalink

    esta excelente gracias me sirvió de mucho

  2. Publicado 20 mayo, 2013 en 1:34 am | Permalink

    por favor informen sobre el parásito de toxoplasmosis

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.