Sigmoidoscopia

¿Qué es?

La sigmoidoscopia es el examen del tercio inferior del intestino grueso, el recto y la parte inferior del colon. Para realizar este examen, el médico utiliza un sigmoidoscopio, un tubo flexible con una luz y un lente o videocámara en un extremo, y un visor o pantalla de video en el otro. El sigmoidoscopio permite al médico ver dentro de los intestinos mediante tecnología de fibra óptica.

Durante la sigmoidoscopia, el médico puede detectar cáncer, úlceras y crecimientos anormales llamados pólipos. Por lo general, el procedimiento dura menos de 15 minutos y se puede realizar en el consultorio del médico. Prácticamente no se sienten molestias, ya que el sigmoidoscopio está lubricado y se dobla con facilidad.

Para qué se lo utiliza

La sigmoidoscopia se utiliza para diagnosticar ciertos problemas intestinales como sangrado inexplicable, diarrea, constipación o dolor rectal. Si el médico detecta un área sospechosa, puede conectar un accesorio en el extremo del sigmoidoscopio para tomar una muestra de tejido y enviarla al laboratorio para que se la analice con un microscopio. Esto se denomina biopsia. Si el médico detecta un área anormal durante el examen, podría recomendar un examen más exhaustivo llamado colonoscopia.

La sigmoidoscopia también se utiliza como una prueba para la detección de cáncer colorrectal. Por lo general, se realiza una vez cada 5 años, a partir de los 50 años de edad. Se puede combinar con un análisis fecal para detectar sangrado oculto a fin de garantizar que el cáncer no se haya pasado por alto en la parte superior del colon. Como alternativa, el médico podría recomendar una colonoscopia cada 5 a 10 años.

Preparación

La última parte del intestino grueso debe estar considerablemente vacía durante la sigmoidoscopia para brindar al médico una visión clara de la pared intestinal. Para ayudar a vaciar el intestino, su médico le dará instrucciones específicas acerca del uso de enemas el día del procedimiento. En ciertos casos, podría ser necesario el uso de laxantes el día previo al procedimiento. En el día del procedimiento, es posible que le soliciten que no coma o que trate de ingerir solo líquidos. Su médico le proporcionará más detalles acerca de la dieta al programar su sigmoidoscopia.

El médico le podría solicitar que deje de tomar ciertos medicamentos hasta una semana antes del procedimiento, esto incluye aspirinas, warfarina (Coumadin) y suplementos de hierro.

Cómo se lleva a cabo

Se le explicará el procedimiento y se le solicitará que firme un consentimiento. Es posible que se le solicite información básica acerca de su historia clínica, los medicamentos que toma y si tiene alergias.

Luego le entregarán una bata de hospital y la persona que asista al médico registrará su temperatura, pulso, presión arterial y frecuencia respiratoria (cantidad de inhalaciones por minuto). Se recostará de costado en la camilla, con una o ambas rodillas hacia el pecho. La parte inferior del cuerpo estará cubierta con una sábana. El médico introducirá un sigmoidoscopio lubricado y flexible en el recto y, según sea necesario, bombeará una pequeña cantidad de aire a través del sigmoidoscopio para inflar el paso intestinal a fin de obtener una visión más clara. Es posible que el médico también tome una muestra de heces o de tejido para una biopsia.

Si bien a menudo las personas se preocupan por sentir molestias durante una sigmoidoscopia, no debería ser peor que una sensación de presión o un cólico leve. Es poco frecuente la necesidad de utilizar medicamentos para el dolor o sedantes, y el procedimiento completo suele durar apenas cinco minutos. Informe al médico de inmediato si comienza a sentir dolor intenso u otro tipo de molestia durante el procedimiento.

Seguimiento

Una vez que haya finalizado la sigmoidoscopia, se puede vestir y volver a su dieta normal y retomar sus actividades diarias. Si su médico tomó una muestra de heces o de tejido para una biopsia, consulte sobre los resultados unos días después.

Riesgos

Si bien es posible que se dañen los intestinos durante una sigmoidoscopia, es muy poco frecuente, tiene una incidencia de 1 en 10,000 procedimientos.

Cuándo llamar a un profesional

Llame al médico de inmediato si detecta sangrado rectal después de una sigmoidoscopia. Llámelo si tiene sensación de desmayo, mareo, falta de aire o palpitaciones. Llame a su médico si tiene náuseas, vómitos, calambres o algún tipo de dolor abdominal, o si desarrolla fiebre o tiene escalofríos, dolor de cabeza o dolor muscular severo.

Información adicional

National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Disorders (Instituto Nacional de Diabetes, Enfermedades Digestivas y del Riñón) Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas Building 31, Room 9A04 31 Center Drive, MSC 2560 Bethesda, MD 20892-2560 Teléfono: 301-496-4000 http://www.niddk.nih.gov/

American Society for Gastrointestinal Endoscopy (ASGE) (Asociación Americana para la Endoscopia Gastrointestinal) 1520 Kensington Road Suite 202 Oak Brook, IL 60523 Teléfono: 630-573-0600 Gratuito: 1-866-353-2743 http://www.asge.org/

National Library of Medicine (NLM) (Biblioteca Nacional de Medicina) 8600 Rockville Pike Bethesda, MD 20894 Teléfono: 301-594-5983 Gratuito: 1-888-346-3656 Fax: 301-402-1384 http://www.nlm.nih.gov/

American Cancer Society, ACS (Sociedad Americana del Cáncer, ACS) 1599 Clifton Road, NE Atlanta, GA 30329-4251 Gratuito: 1-800-227-2345 http://www.cancer.org/

Última revisión: 2008-06-15T00:00:00-06:00

Última modificación: 2009-03-13T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2009 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


 

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.