Suturas

¿Qué son?

Las suturas, en general denominadas puntos, son hilos quirúrgicos estériles utilizados para reparar cortes (laceraciones). También se utilizan para cerrar incisiones de una cirugía. Algunas heridas (de traumas o cirugías) se cierran con grapas metálicas en lugar de suturas.

Para qué se le utiliza

Las suturas se pueden utilizar para cerrar heridas superficiales o heridas profundas. Para cerrar una herida profunda, es posible que el médico deba coser dos bordes juntos capa por paca, colocando y dejando algunas suturas bajo la superficie de la piel.

Existen dos tipos de suturas que se utilizan para la reparación de heridas.

Suturas no reabsorbibles: son ideales para heridas en la piel porque crean una herida menos notable que resulta más atractiva cosméticamente. Cuando estas suturas se utilizan en heridas en la piel, se extraen una vez que la herida haya sanado. En la mayoría de las áreas de la piel, toma aproximadamente siete días el desarrollo de un puente que conecte los tejidos de los dos bordes de la herida. Después de eso, las suturas se pueden extraer de manera segura y la herida puede seguir sanando sin los puntos. Si se dejan los puntos en la piel por más tiempo del necesario, es probable que dejen una cicatriz permanente.

Las suturas no reabsorbibles también son ideales para heridas internas que deben curar durante un largo período de tiempo. Según de qué estén hechas las suturas, las suturas no reabsorbibles son permanentes o se deterioran de manera muy lenta. Mantienen su resistencia durante 300 días o más. Se realizan a partir de fibras naturales o de hilos sintéticos, como nylon, polipropileno, polietileno o poliéster. Al final de una cirugía, estas suturas de larga duración se utilizan para juntar tejidos internos fibrosos debido a que estos tejidos no tienen mucho flujo sanguíneo y requieren un largo período de tiempo para una curación completa. Cuando las suturas no reabsorbibles se utilizan en tejidos profundos, se dejan en el lugar de manera permanente.

Las capas que curan rápidamente se pueden reparar con suturas absorbibles. Estas suturas están realizadas con materiales que se disuelven gradualmente dentro del cuerpo, como las fibras que recubren los intestinos animales (catgut) Estas suturas son muy fuertes en los primeros días de curación, porque están realizadas con múltiples fibras, lo que hace que sea menos probable que se rompan. Sin embargo, pierden la mayor parte de su fuerza al final de las primeras dos semanas de curación. Las suturas absorbibles son ideales para reparar músculos, porque los músculos requieren suturas más fuertes cuando comienzan a curar y, sin embargo, curan rápido. Los puntos absorbibles no se extraen. El cuerpo los absorbe, por lo general en un plazo de 60 días.

Preparación

Antes de suturar su corte, el médico necesitará saber:

  • Cómo ocurrió su corte. Fue con un trozo de vidrio, madera o metal que pudo haberse roto dentro de la herida? . La herida estaba contaminada con suciedad, estiércol o saliva (animal o humana)?
  • Cuándo ocurrió el corte. Si ha esperado varias horas antes de buscar tratamiento, su riesgo de infección es mayor que en la mayoría de los casos.
  • Si es alérgico a anestesias o antibióticos
  • Sus medicamentos actuales. Toma medicamentos recetados o no recetados que puedan aumentar el sangrado o demorar la curación?
  • La fecha aproximada de su última vacuna contra el tétanos

Estas preguntas ayudarán a su médico a saber si las suturas pueden ser la forma adecuada de ayudar a curar su herida. Algunas heridas contaminadas no deben cerrarse con suturas porque puede evitar que la infección drene. Algunas heridas que han estado abiertas durante más de seis horas tampoco deben ser cerradas con suturas. En estos casos, la herida se puede limpiar, mantener abierta debajo de un vendaje y permitirle que sane lentamente desde los bordes externos hacia adentro.

Su médico revisara si su sentido del tacto es normal alrededor del corte. El médico también sentirá su pulso y verificará que pueda mover los músculos alrededor del corte con normalidad. Esto ayudará a su médico a saber si se han cortado nervios, vasos sanguíneos o tendones importantes. Algunas veces, resulta necesario verificar cuán profundo es el corte al insertar un hisopo o un instrumento de sonda. El médico inspeccionará dentro de la herida para comprobar que no haya pequeños trozos de suciedad, vidrio, metal u otros residuos. En caso de ser necesario, el médico ordenará una radiografía que puede revelar fragmentos de vidrio o metal en la herida.

Cómo se lleva a cabo

Primero, el médico adormecerá el área alrededor del corte con una aguja para inyectar una anestesia local. Luego, cortará suavemente el vello cercano a los bordes de la herida. El médico enjuagará la herida con una solución salina y extraerá la suciedad obvia o el tejido muerto.

Luego, es posible que pinten la piel alrededor de la herida con un líquido antibacteriano. Puede colocarse un paño estéril alrededor del área del corte para protegerlo de bacterias y cualquier otra contaminación mientras es reparada.

En caso de ser necesario, el médico reparará primero las capas más profundas de la herida y luego la piel superficial. Para colocar los puntos, el médico utilizará un instrumento (un “porta aguja”) para agarrar una aguja quirúrgica curva enhebrada. Luego de pasar la aguja y el hilo a través del tejido, el médico tensará el hilo, lo anudará y cortará los extremos del hilo con tijera.

Por lo general, las heridas recién reparadas se recubren con un ungüento antibiótico y se cubren con un vendaje.

Si su última vacuna contra el tétanos no figura en su historial médico y no está seguro de haber recibido una vacuna contra el tétanos en los últimos cinco años, muchos médicos recomendarán una inyección de refuerzo. Si han pasado más de 10 años desde la última vez que recibió la vacuna contra el tétanos, definitivamente necesitará un refuerzo. Es seguro recibir un refuerzo incluso si ha recibido uno en los últimos cinco o 10 años.

Seguimiento

Una vez que vuelve a su casa, si tiene una herida recién suturada en un brazo o una pierna, deberá tratar de mantener el área herida elevada por sobre el nivel de su corazón durante la mayor parte del primer día de recuperación. Esto hará que sea menos probable que la herida se hinche, para que pueda curar con más facilidad. También debe asegurarse de que el vendaje se mantenga limpio y seco, especialmente durante las primeras 24 a 48 horas.

En caso de laceraciones en la mayor parte del cuerpo, los puntos se pueden extraer en aproximadamente siete días. Para las laceraciones del rostro, los puntos se pueden extraer antes (en tres a cinco días). La extracción temprana puede ayudar a minimizar la cicatriz. En el caso de laceraciones sobre una articulación, el médico puede recomendar dejar los puntos en su lugar durante al menos 14 días, porque requiere un mayor tiempo para que la herida cure lo suficientemente como para soportar los repetidos tirones y estiramientos por los que pasa la piel cuando se encuentra cerca de una articulación.

Riesgos

La piel es una barrera natural que evita infecciones. Un corte se puede infectar, incluso cuando se limpia y cose correctamente. Aunque un corte parezca limpio antes de la sutura, el médico le dará antibióticos, en especial si el corte es en la mano.

Pueden surgir otros problemas después de la reparación de una herida:

  • Puede tener una cicatriz permanente. Las cicatrices de suturas desaparecen muy lentamente.
  • El área suturada de la piel puede moverse con menos facilidad que el resto de la piel, creando una sensación de tirantez.
  • Puede formarse una cicatriz abultada llamada queloide. Las heridas queloides pueden ocasionar picazón o incomodidad y pueden causar preocupaciones cosméticas.
  • A veces, los tejidos internos se separan sin curar bien y esto puede pasar desapercibido. En el abdomen, una mala curación interna puede permitir la formación de una hernia, un bulto de los intestinos a través de las capas de una herida que no selló.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico o al departamento de emergencias si:

  • La piel alrededor de la herida se vuelve roja, se hincha, tiene temperatura o le duele.
  • Los bordes de la herida filtran sangre o pus.
  • Tiene fiebre.
  • Nota rayas rojas en la piel alrededor de la herida.
  • Se abre una sutura y los bordes se separan.

Información adicional

U.S. Food and Drug Administration (FDA) Administración Norteamericana de Alimentos y Fármacos 5600 Fishers Ln. Rockville, MD 20857-0001 Teléfono: (301) 827-6242 Gratuito: (888) INFO-FDA (1-888-463-6332) http://www.fda.gov/

American College of Physicians/American Society of Internal Medicine, ACP/ASIM (Colegio Americano de Médicos/Sociedad Americana de Medicina Interna) 190 North Independence Mall West Philadelphia, PA 19106-1572 Teléfono: (215) 351-2600, ext. 2600 Gratuito: (800) 523-1546 http://www.acponline.org/

Última revisión: 2008-07-11T00:00:00-06:00

Última modificación: 07-11-2008T00:00:00-07:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


 

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.