Transplante de pulmón

Harvard Logo

¿Qué es?

En la cirugía de transplante de pulmón, una persona con problemas respiratorios que ponen en riesgo su vida recibe uno o ambos pulmones sanos de una persona sin vida. Si se transplanta un pulmón, el procedimiento se denomina trasplante simple de pulmón. Si se transplantan ambos pulmones, es un transplante doble o bilateral de pulmón.

Los pulmones para transplante generalmente son de personas jóvenes y sanas que sufrieron daño cerebral severo por traumatismo o paro cardiaco (el corazón deja de funcionar). Los pulmones y otros órganos se mantienen con máquinas de apoyo de vida.

Bajo ciertas condiciones, dos personas con vida pueden donar pequeñas partes de sus pulmones a una persona en necesidad urgente de un transplante. Cada persona dona un lóbulo (sección) de un pulmón. Este uso raro de donantes con vida se hace en algunos casos debido a la gran escasez de pulmones disponibles de donantes sin vida. Nunca se transplantan los pulmones completos de un donante sano con vida dado el gran riesgo de complicaciones.

La mayoría de los donantes de pulmón han sido no fumadores sanos menores de 55 años. Se hace un examen médico exhaustivo para asegurarse de que los pulmones estén sanos y sin  daño serio y enfermedad. En hasta el 80% de los posibles donantes, los pulmones no se consideran apropiados para el transplante. Los donantes y los receptores necesitan tener un peso similar para que los pulmones tengan el tamaño adecuado. Además, los tipos de sangre tienen que ser compatibles para reducir el riesgo de que el sistema inmune del receptor ataque el pulmón transplantado como un cuerpo extraño. Este procedimiento se denomina rechazo al órgano.

A finales del 2007, alrededor de 4.100 las personas en Estados Unidos fueron evaluadas para un posible transplante de pulmón. El año pasado, los cirujanos realizaron 1.468 transplantes en Estados Unidos. Los pulmones de 3 de estos transplantes eran de donantes con vida. Alrededor de otras 30 personas se someten a transplantes combinados de pulmón y corazón. En comparación, cada año los cirujanos realizan alrededor de 16.000 transplantes renales, 6.500 transplantes de hígado y 2.200 transplantes de corazón. Se realizan relativamente pocos transplantes de pulmones debido a la escasez general de donantes para transplantes y porque son muy pocos los donantes que cumplen con los requisitos estrictos para un transplante. El tiempo promedio de espera para un transplante de pulmón es de menos de dos años. Alrededor del 10% de los pacientes que esperan un transplante mueren cada año. Los posibles órganos donados usualmente se encuentran a través de una organización llamada Red Internacional de Distribución de Órganos, UNOS (United Network for Organ Sharing). Una vez que hay compatibilidad en el tamaño del cuerpo y en el tipo de sangre, se hace una selección de las personas que van a recibir nuevos pulmones en base a varios criterios.

El transplante de pulmón solía tratar la enfermedad mortal de pulmón en etapa terminal cuando han fallado otras opciones de tratamiento. Dado los riesgos que conlleva los transplantes generalmente se reservan para las personas que probablemente morirían de una enfermedad pulmonar en uno o dos años. Recibir un transplante de pulmón parece que mejora la calidad de vida del paciente. Sin embargo, la esperanza de vida no siempre mejora.

En Estados Unidos, los transplantes de pulmones usualmente se realizan por las siguientes razones:

  • enfermedad pulmonar obstructiva crónica, incluidos enfisema (27% de todos los transplantes de pulmón en Estados Unidos, según registros del 2005).
  • fibrosis quística (14%)
  • fibrosis pulmonar idiopática (16%)
  • deficiencia de alfa-1 antitripsina (5%)
  • hipertensión pulmonar primaria (12%)
  • un segundo transplante cuando el primer transplante falló (2%)
  • otras causas (24%) incluidos bronquiectasia y sarcoidosis

La mayoría de los transplantes de pulmón se hacen en adultos entre los 18 y los 65 años. Se realizan unos pocos transplantes a niños cada año, generalmente adolescentes y adultos mayores.

¿Qué es?

En la cirugía de transplante de pulmón, una persona con problemas respiratorios que ponen en riesgo su vida recibe uno o ambos pulmones sanos de una persona sin vida. Si se transplanta un pulmón, el procedimiento se denomina trasplante simple de pulmón. Si se transplantan ambos pulmones, es un transplante doble o bilateral de pulmón.

Los pulmones para transplante generalmente son de personas jóvenes y sanas que sufrieron daño cerebral severo por traumatismo o paro cardiaco (el corazón deja de funcionar). Los pulmones y otros órganos se mantienen con máquinas de apoyo de vida.

Bajo ciertas condiciones, dos personas con vida pueden donar pequeñas partes de sus pulmones a una persona en necesidad urgente de un transplante. Cada persona dona un lóbulo (sección) de un pulmón. Este uso raro de donantes con vida se hace en algunos casos debido a la gran escasez de pulmones disponibles de donantes sin vida. Nunca se transplantan los pulmones completos de un donante sano con vida dado el gran riesgo de complicaciones.

La mayoría de los donantes de pulmón han sido no fumadores sanos menores de 55 años. Se hace un examen médico exhaustivo para asegurarse de que los pulmones estén sanos y sin  daño serio y enfermedad. En hasta el 80% de los posibles donantes, los pulmones no se consideran apropiados para el transplante. Los donantes y los receptores necesitan tener un peso similar para que los pulmones tengan el tamaño adecuado. Además, los tipos de sangre tienen que ser compatibles para reducir el riesgo de que el sistema inmune del receptor ataque el pulmón transplantado como un cuerpo extraño. Este procedimiento se denomina rechazo al órgano.

A finales del 2007, alrededor de 4.100 las personas en Estados Unidos fueron evaluadas para un posible transplante de pulmón. El año pasado, los cirujanos realizaron 1.468 transplantes en Estados Unidos. Los pulmones de 3 de estos transplantes eran de donantes con vida. Alrededor de otras 30 personas se someten a transplantes combinados de pulmón y corazón. En comparación, cada año los cirujanos realizan alrededor de 16.000 transplantes renales, 6.500 transplantes de hígado y 2.200 transplantes de corazón. Se realizan relativamente pocos transplantes de pulmones debido a la escasez general de donantes para transplantes y porque son muy pocos los donantes que cumplen con los requisitos estrictos para un transplante. El tiempo promedio de espera para un transplante de pulmón es de menos de dos años. Alrededor del 10% de los pacientes que esperan un transplante mueren cada año. Los posibles órganos donados usualmente se encuentran a través de una organización llamada Red Internacional de Distribución de Órganos, UNOS (United Network for Organ Sharing). Una vez que hay compatibilidad en el tamaño del cuerpo y en el tipo de sangre, se hace una selección de las personas que van a recibir nuevos pulmones en base a varios criterios.

El transplante de pulmón solía tratar la enfermedad mortal de pulmón en etapa terminal cuando han fallado otras opciones de tratamiento. Dado los riesgos que conlleva los transplantes generalmente se reservan para las personas que probablemente morirían de una enfermedad pulmonar en uno o dos años. Recibir un transplante de pulmón parece que mejora la calidad de vida del paciente. Sin embargo, la esperanza de vida no siempre mejora.

En Estados Unidos, los transplantes de pulmones usualmente se realizan por las siguientes razones:

  • enfermedad pulmonar obstructiva crónica, incluidos enfisema (27% de todos los transplantes de pulmón en Estados Unidos, según registros del 2005).
  • fibrosis quística (14%)
  • fibrosis pulmonar idiopática (16%)
  • deficiencia de alfa-1 antitripsina (5%)
  • hipertensión pulmonar primaria (12%)
  • un segundo transplante cuando el primer transplante falló (2%)
  • otras causas (24%) incluidos bronquiectasia y sarcoidosis

La mayoría de los transplantes de pulmón se hacen en adultos entre los 18 y los 65 años. Se realizan unos pocos transplantes a niños cada año, generalmente adolescentes y adultos mayores.

Preparación

Los transplantes de pulmón se realizan en menos de 100 centros médicos alrededor de Estados Unidos. Para ser considerado para un transplante de pulmón, usted debe solicitar ser agregado en una lista de espera en 1 o más centros específicos de transplante. Cada centro tiene sus propias reglas de admisión. En general, un buen candidato:

  • tiene enfermedad pulmonar en etapa terminal con una esperanza de vida limitada
  • no obtuve buen resultado de todos los tratamientos quirúrgicos y médicos disponibles
  • tiene buen potencial para completar un programa de recuperación complicado y enérgico
  • está mentalmente preparado para someterse a un proceso de transplante y cuenta con mucho apoyo de la familia y los amigos
  • tiene seguro médico que cubrirá los costos del transplante y las visitas de control
  • es menor de 65 años para un transplante simple de pulmón o es menor de 60 años para un transplante doble de pulmón
  • no está enfermo (aparte de la enfermedad de pulmón), médicamente inestable o desnutrido
  • no tiene infecciones intratables e incontrolables; cánceres recientes o incurables, o problemas médicos serios que afecten el corazón, el hígado, los riñones o el cerebro
  • no fuma, no abusa del alcohol ni usa drogas
  • no tiene el virus de la inmunodeficiencia adquirida o hepatitis B activa o infección de la hepatitis C
  • no ha tenido cirugía de tórax (pecho) anterior y extensiva, que podría dificultar técnicamente el transplante

Si cumple con estas pautas, usted deberá realizarse una evaluación médica extensiva antes del transplante. El objetivo de la misma es asegurarse de que realmente necesita un transplante y que puede médicamente soportar el difícil proceso. La evaluación a menudo incluye análisis de sangre, radiografías, mediciones de los pulmones y las funciones del corazón y exámenes sicológicos. Se determinan sus tipos de sangre y tejidos para encontrar un donante apropiado.

Mientras espera el transplante de pulmón, usted se reunirá regularmente con miembros del equipo de transplante. Estos especialistas ofrecen amplios servicios de apoyo durante el largo periodo anterior al transplante. Usted probablemente usará un localizador (beeper) para que puedan contactarlo tan pronto como aparezca un donante disponible.

Cómo se lleva a cabo

Cuando hay disponible un pulmón donado, un banco de órganos de la región sigue las pautas de la UNOS. Se selecciona el primer candidato de la lista que mejor cumpla con los requisitos para recibir el transplante. Una vez que lo seleccionan y lo contactan, usted deberá dirigirse de inmediato a un centro de transplante para someterse a la cirugía.

Le colocarán una vía intravenosa en una de las venas de su brazo para enviar líquidos y medicamentos, además de anestesia general. El cirujano que realizará el transplante examinará el pulmón o pulmones donados para asegurarse de que sean sanos y apropiados. El cirujano hará un corte grande en su pecho. El corte podría ser horizontal y extenderse desde abajo del omóplato haciendo un giro hasta llegar al centro del pecho, o también podría hacerse en medio del esternón. En el caso de un transplante doble de pulmón, podría hacerse un corte al estilo “concha de almeja” para dejar al descubierto toda la región frontal del pecho. El corte al estilo concha de almeja se extiende desde una axila hasta la otra, por debajo de la caja torácica, por eso el pecho queda abierto como una concha de almeja.

En el caso de los transplantes simples de pulmón, el cirujano hunde el pulmón enfermo, sujeta sus vasos sanguíneos y cortas sus principales vías respiratorias (bronquios). Se extrae el pulmón enfermo y se coloca el pulmón donado en el pecho. Se reconectan las vías respiratorias y luego se vuelven a unir los vasos sanguíneos del pulmón. Una vez que el nuevo pulmón está en su lugar, el cirujano lo examina por dentro con un telescopio (broncoscopio). El médico confirmará que el pulmón es de color rosado y sano por dentro y extraerá sangre o todo exceso de mucosidad en las vías respiratorias.

En la mayoría de los casos, un transplante doble de pulmón es igual que un trasplante simple de pulmón que se realiza dos veces. Primero se transplanta un pulmón (usualmente el pulmón más deficiente), seguido del transplante del otro pulmón. En alrededor del 10 al 20% de estos transplantes, el paciente es conectado temporalmente a una máquina corazón-pulmón, que bombea sangre y provee oxígeno fresco.

Al final del transplante, se cerrará el corte en el pecho. Lo trasladarán a una unidad de cuidados intensivos donde permanecerá hasta que esté estable. A menudo esto lleva 2 a 5 días o más. Todo el equipo de transplante, concluidos cirujanos, especialistas en transplantes, enfermeras y especialistas en respiración, lo controlarán de cerca. Usted recibirá medicamentos para suprimir el sistema inmune e impedir que su cuerpo rechace el pulmón transplantado. También recibirá medicamentos para mejorar la función del pulmón, tratar las infecciones y reducir el dolor y la molestia. En caso de ser necesario, un respirador artificial le ayudará a respirar la mayoría del tiempo. Cuando ya no necesite ayuda para respirar y su condición se haya estabilizado, será transferido a un hospital normal donde permanecerá 10 a 14 días. La terapia física y terapia ocupacional comienzan alrededor de dos días después de la cirugía. Le harán con frecuencia análisis de sangre, radiografías de pecho y estudios para controlar la función del pulmón.

Seguimiento

Antes de darle el alta del hospital, le darán indicaciones precisas:

  • recibirá recetas de todos los medicamentos, incluidos aquellos que impiden que su cuerpo rechace el pulmón transplantado
  • le enseñarán como usar un dispositivo llamado espirómetro, este dispositivo manual mide la función pulmonar y puede detectar el primer signo de rechazo u otros problemas del pulmón
  • programarán visitas regulares al centro de transplante durante estas visitas, le harán exámenes periódicos para controlar su función pulmonar, análisis de sangre y broncoscopia para controlar el pulmón transplantado.
  • también podría registrarse en un programa de rehabilitación pulmonar

También le recomendarán que se ponga en contacto con su equipo de transplante en cualquier momento del día o de la noche si tiene cualquier pregunta, duda o síntoma inesperado.

Riesgos

Aunque el primer transplante de pulmón se hizo en 1960, el procedimiento no se usó ampliamente hasta 1990. Las estadísticas de supervivencia han ido mejorado con el paso del tiempo. No obstante los transplantes de pulmón siguen siendo muy riesgosos, especialmente comparados con los transplantes de riñón o de corazón. Según las últimas estadísticas de supervivencia de los registros de UNOS:

  • alrededor del 10% de los pacientes con transplante mueren dentro del primer mes de la cirugía
  • veinte tres por ciento mueren dentro del primer año de la cirugía
  • treinta y ocho por ciento mueren dentro de los tres primeros años de la cirugía
  • cincuenta y cuatro por ciento mueren dentro de los 5 primeros años de la cirugía

Casi todos los pacientes desarrollan al menos alguna complicación. Dentro de las 3 a 4 semanas después de la cirugía, la mayoría de los pacientes tienen un episodio de rechazo de órganos. Ellos reciben tratamiento con medicamentos durante unos pocos días para suprimir el sistema inmune. Inmediatamente después de la cirugía, existen también factores de infección, hemorragia (sangrado), disfunción del pulmón donado o cicatrización lenta en la cual las vías respiratorias del pulmón donado se unen con las vías respiratorias del receptor. En hasta el 50% de los pacientes, una forma de rechazo crónico llamado bronquiolitis obliterante ataca los nuevos pulmones. Esto causa dificultad para respirar que a menudo empeora a pesar del tratamiento. El uso prolongado de medicamentos inmunosupresores también puede causar diabetes, daño en el riñón, osteoporosis y más sensibilidad a las infecciones mortales.

Cuándo llamar a un profesional

Cuando le den de alta del hospital, le indicarán cuales son los posibles problemas y signos de advertencia.

Si presenta una complicación, consulte la información que le dan al irse del hospital. Póngase en contacto con su médico de inmediato si desarrolla:

  • fiebre
  • tos o dolor en el pecho
  • falta de aire o disminución de la lectura de la espirometría (capacidad del pulmón)
  • hemorragia, dolor o secreción en el corte de la cirugía

Información adicional

United Network for Organ Sharing (UNOS) (Red Internacional de Distribución de Órganos, UNOS) P.O. Box 2484 Richmond, VA 23218 Gratuito: 1-888-894-6361 http://www.unos.org/

National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI (Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre, NHLBI) P.O. Box 30105 Bethesda, MD 20824-0105 Teléfono: 301-592-8573 TTY: 240-629-3255 Fax: 240-629-3246 http://www.nhlbi.nih.gov/

Última revisión: 2008-10-07T00:00:00-06:00

Última modificación: 2009-02-23T00:00:00-07:00

Fuente: Copyright © 2009 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Preparación

Los transplantes de pulmón se realizan en menos de 100 centros médicos alrededor de Estados Unidos. Para ser considerado para un transplante de pulmón, usted debe solicitar ser agregado en una lista de espera en 1 o más centros específicos de transplante. Cada centro tiene sus propias reglas de admisión. En general, un buen candidato:

  • tiene enfermedad pulmonar en etapa terminal con una esperanza de vida limitada
  • no obtuve buen resultado de todos los tratamientos quirúrgicos y médicos disponibles
  • tiene buen potencial para completar un programa de recuperación complicado y enérgico
  • está mentalmente preparado para someterse a un proceso de transplante y cuenta con mucho apoyo de la familia y los amigos
  • tiene seguro médico que cubrirá los costos del transplante y las visitas de control
  • es menor de 65 años para un transplante simple de pulmón o es menor de 60 años para un transplante doble de pulmón
  • no está enfermo (aparte de la enfermedad de pulmón), médicamente inestable o desnutrido
  • no tiene infecciones intratables e incontrolables; cánceres recientes o incurables, o problemas médicos serios que afecten el corazón, el hígado, los riñones o el cerebro
  • no fuma, no abusa del alcohol ni usa drogas
  • no tiene el virus de la inmunodeficiencia adquirida o hepatitis B activa o infección de la hepatitis C
  • no ha tenido cirugía de tórax (pecho) anterior y extensiva, que podría dificultar técnicamente el transplante

Si cumple con estas pautas, usted deberá realizarse una evaluación médica extensiva antes del transplante. El objetivo de la misma es asegurarse de que realmente necesita un transplante y que puede médicamente soportar el difícil proceso. La evaluación a menudo incluye análisis de sangre, radiografías, mediciones de los pulmones y las funciones del corazón y exámenes sicológicos. Se determinan sus tipos de sangre y tejidos para encontrar un donante apropiado.

Mientras espera el transplante de pulmón, usted se reunirá regularmente con miembros del equipo de transplante. Estos especialistas ofrecen amplios servicios de apoyo durante el largo periodo anterior al transplante. Usted probablemente usará un localizador (beeper) para que puedan contactarlo tan pronto como aparezca un donante disponible.

Cómo se lleva a cabo

Cuando hay disponible un pulmón donado, un banco de órganos de la región sigue las pautas de la UNOS. Se selecciona el primer candidato de la lista que mejor cumpla con los requisitos para recibir el transplante. Una vez que lo seleccionan y lo contactan, usted deberá dirigirse de inmediato a un centro de transplante para someterse a la cirugía.

Le colocarán una vía intravenosa en una de las venas de su brazo para enviar líquidos y medicamentos, además de anestesia general. El cirujano que realizará el transplante examinará el pulmón o pulmones donados para asegurarse de que sean sanos y apropiados. El cirujano hará un corte grande en su pecho. El corte podría ser horizontal y extenderse desde abajo del omóplato haciendo un giro hasta llegar al centro del pecho, o también podría hacerse en medio del esternón. En el caso de un transplante doble de pulmón, podría hacerse un corte al estilo “concha de almeja” para dejar al descubierto toda la región frontal del pecho. El corte al estilo concha de almeja se extiende desde una axila hasta la otra, por debajo de la caja torácica, por eso el pecho queda abierto como una concha de almeja.

En el caso de los transplantes simples de pulmón, el cirujano hunde el pulmón enfermo, sujeta sus vasos sanguíneos y cortas sus principales vías respiratorias (bronquios). Se extrae el pulmón enfermo y se coloca el pulmón donado en el pecho. Se reconectan las vías respiratorias y luego se vuelven a unir los vasos sanguíneos del pulmón. Una vez que el nuevo pulmón está en su lugar, el cirujano lo examina por dentro con un telescopio (broncoscopio). El médico confirmará que el pulmón es de color rosado y sano por dentro y extraerá sangre o todo exceso de mucosidad en las vías respiratorias.

En la mayoría de los casos, un transplante doble de pulmón es igual que un trasplante simple de pulmón que se realiza dos veces. Primero se transplanta un pulmón (usualmente el pulmón más deficiente), seguido del transplante del otro pulmón. En alrededor del 10 al 20% de estos transplantes, el paciente es conectado temporalmente a una máquina corazón-pulmón, que bombea sangre y provee oxígeno fresco.

Al final del transplante, se cerrará el corte en el pecho. Lo trasladarán a una unidad de cuidados intensivos donde permanecerá hasta que esté estable. A menudo esto lleva 2 a 5 días o más. Todo el equipo de transplante, concluidos cirujanos, especialistas en transplantes, enfermeras y especialistas en respiración, lo controlarán de cerca. Usted recibirá medicamentos para suprimir el sistema inmune e impedir que su cuerpo rechace el pulmón transplantado. También recibirá medicamentos para mejorar la función del pulmón, tratar las infecciones y reducir el dolor y la molestia. En caso de ser necesario, un respirador artificial le ayudará a respirar la mayoría del tiempo. Cuando ya no necesite ayuda para respirar y su condición se haya estabilizado, será transferido a un hospital normal donde permanecerá 10 a 14 días. La terapia física y terapia ocupacional comienzan alrededor de dos días después de la cirugía. Le harán con frecuencia análisis de sangre, radiografías de pecho y estudios para controlar la función del pulmón.

Seguimiento

Antes de darle el alta del hospital, le darán indicaciones precisas:

  • recibirá recetas de todos los medicamentos, incluidos aquellos que impiden que su cuerpo rechace el pulmón transplantado
  • le enseñarán como usar un dispositivo llamado espirómetro, este dispositivo manual mide la función pulmonar y puede detectar el primer signo de rechazo u otros problemas del pulmón
  • programarán visitas regulares al centro de transplante durante estas visitas, le harán exámenes periódicos para controlar su función pulmonar, análisis de sangre y broncoscopia para controlar el pulmón transplantado.
  • también podría registrarse en un programa de rehabilitación pulmonar

También le recomendarán que se ponga en contacto con su equipo de transplante en cualquier momento del día o de la noche si tiene cualquier pregunta, duda o síntoma inesperado.

Riesgos

Aunque el primer transplante de pulmón se hizo en 1960, el procedimiento no se usó ampliamente hasta 1990. Las estadísticas de supervivencia han ido mejorado con el paso del tiempo. No obstante los transplantes de pulmón siguen siendo muy riesgosos, especialmente comparados con los transplantes de riñón o de corazón. Según las últimas estadísticas de supervivencia de los registros de UNOS:

  • alrededor del 10% de los pacientes con transplante mueren dentro del primer mes de la cirugía
  • veinte tres por ciento mueren dentro del primer año de la cirugía
  • treinta y ocho por ciento mueren dentro de los tres primeros años de la cirugía
  • cincuenta y cuatro por ciento mueren dentro de los 5 primeros años de la cirugía

Casi todos los pacientes desarrollan al menos alguna complicación. Dentro de las 3 a 4 semanas después de la cirugía, la mayoría de los pacientes tienen un episodio de rechazo de órganos. Ellos reciben tratamiento con medicamentos durante unos pocos días para suprimir el sistema inmune. Inmediatamente después de la cirugía, existen también factores de infección, hemorragia (sangrado), disfunción del pulmón donado o cicatrización lenta en la cual las vías respiratorias del pulmón donado se unen con las vías respiratorias del receptor. En hasta el 50% de los pacientes, una forma de rechazo crónico llamado bronquiolitis obliterante ataca los nuevos pulmones. Esto causa dificultad para respirar que a menudo empeora a pesar del tratamiento. El uso prolongado de medicamentos inmunosupresores también puede causar diabetes, daño en el riñón, osteoporosis y más sensibilidad a las infecciones mortales.

Cuándo llamar a un profesional

Cuando le den de alta del hospital, le indicarán cuales son los posibles problemas y signos de advertencia.

Si presenta una complicación, consulte la información que le dan al irse del hospital. Póngase en contacto con su médico de inmediato si desarrolla:

  • fiebre
  • tos o dolor en el pecho
  • falta de aire o disminución de la lectura de la espirometría (capacidad del pulmón)
  • hemorragia, dolor o secreción en el corte de la cirugía

Información adicional

United Network for Organ Sharing (UNOS) (Red Internacional de Distribución de Órganos, UNOS) P.O. Box 2484 Richmond, VA 23218 Gratuito: 1-888-894-6361 http://www.unos.org/

National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI (Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre, NHLBI) P.O. Box 30105 Bethesda, MD 20824-0105 Teléfono: 301-592-8573 TTY: 240-629-3255 Fax: 240-629-3246 http://www.nhlbi.nih.gov/

Última revisión: 2008-10-07T00:00:00-06:00

Última modificación: 2009-02-23T00:00:00-07:00

Fuente: Copyright © 2009 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

11 Comentarios

  1. paola torres
    Publicado 11 diciembre, 2012 en 9:12 am | Permalink

    mi mamá tiene fibrosis pulmonar cronica depende de oxigeno permanente y queremos hacer un trasplante pulmonar. como haria para enviar historia clinica mas placas?

  2. juan david torres baena
    Publicado 5 enero, 2013 en 12:55 pm | Permalink

    Mi esposa tiene HIPERTENSION PULMONAR y BRONQUIECTASIAS PULMONAR. me gustaria saber como incluirla en listas, soy de colombia pero no me importaria tener que viajar lejos de casa, lo unico que quiero es que se cure; es cantante, y la verdad, creo que eso es lo que la mantiene positiva. DIOS bendiga a quienes donan sus organos y a los medicas…

  3. Publicado 15 marzo, 2013 en 11:37 am | Permalink

    soy maria de la ciudad de quetzaltenango, guatemala tengo 38 años tengo hipertension pulmonar, fibrosis quistica neumonia interticial. me gustaria saber como poder incluirme o estar en una lista de transplante de pulmon a quien poder acudir o que me oriente, tengo toda mi historia clinica. porfavor necesito ayuda tengo 2 hijos por quien velar gracias.

  4. francisco suarez
    Publicado 27 abril, 2013 en 4:13 pm | Permalink

    Soy sangre tipo O+ y quisiera donar un pulmón a una paciente con sangre A-. Tengo 66 años y ella 42.
    Puedo donarle el pulmón?

  5. Giovanni Galvez
    Publicado 28 junio, 2013 en 12:00 pm | Permalink

    Como es eso de los trasplantes, me gustaría saber, ya q tengo un tío q no puede dejar de usar el oxigeno, me gustaría saber q necesitamos hacer para poder viajar, somos de guatemala y queremos ver la posibilidad de q lo atiendan, les agradecería q me respondieran, saludos q dios les bendiga

  6. Boris Nucete
    Publicado 22 julio, 2013 en 7:25 am | Permalink

    Buenos días soy de Venezuela tengo enfisema pulmonar grave , quisiera saber como hacer para optar por un transplante de pulmón , gracias y saludos.

  7. M
    Publicado 18 septiembre, 2013 en 12:41 pm | Permalink

    hola quisiera saber si una persona de 76 años tiene la posibilidad de que reciba un trasplante.

  8. Publicado 20 febrero, 2014 en 2:24 am | Permalink

    Hola buenos días: Mi esposo padece una enfermedad pulmonar denominada neumonía organizada, está en lista de espera para trasplante de pulmón, mi pregunta es; ¿cuantos años de vida tiene una persona después de transplantado? mi esposo tiene actual mente 62 años y hace 4 años que le detectaron la enfermedad.
    Gracias de antemano por su información.
    Atte.
    Paquita

  9. YESI
    Publicado 28 marzo, 2014 en 3:25 pm | Permalink

    HOLA BORIS NUCETE SI AUN ESTAS INTERESADO RESPONDE ESTE MENSAJE Y DAME TU CORREO.

  10. KARIN GARCIA ACOSTA
    Publicado 8 agosto, 2014 en 8:24 am | Permalink

    Tengo a mi mamá de 64 años con fibrosis pulmonar, ahora ella depende del oxígeno, ella es atendida en el seguro social del Perú, deseo saber si hay alguna posibilidad de obtener una donación, agradezco cualquier respuesta a mi correo, ¡gracias!

  11. Deiby Torres
    Publicado 26 agosto, 2014 en 7:11 am | Permalink

    Buenos dias vivo en Venezuela mi hermana sufre de fibrosis pulmonar necesita de un transplante con urgencia, esta conectada al oxigeno de por vida, la enfermedad le daño un pulmon y la mitad del otro necesitamos de su ayuda

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.