Tumores de la médula espinal

¿Qué es?

La médula espinal, que se encuentra protegida dentro de la columna vertebral, contiene nervios que transmiten mensajes entre el cerebro y los nervios de todo el cuerpo. Un tumor en o cerca de la médula espinal puede interrumpir esta comunicación, deteriorar el funcionamiento y poner la salud en grave riesgo.

Los tumores de la médula espinal son masas de células anormales que crecen en la médula espinal, entre su vaina protectora o sobre la superficie que cubre la médula espinal. Cada año en Estados Unidos, aproximadamente 10.000 personas desarrollan tumores de la médula espinal. La mayoría de los tumores no cancerosos se forman dentro de la médula espinal en vez de diseminarse a otras partes del cuerpo. Estos se denominan tumores primarios y generalmente son no cancerosos (benignos). Los cánceres de la médula espinal primarios pocas veces se diseminan a otras partes del cuerpo. Esto es poco común, lo que ha puesto a los tumores de la médula espinal en el centro de la investigación científica, dado que sus características exclusivas podrían sugerir nuevos métodos de prevención y tratamiento del cáncer.

La mayoría de los tumores de la médula espinal cancerosos son secundarios, lo que significa que se diseminan desde el tumor a otra región del cuerpo. Una de cada cuatro personas con cáncer diseminado a otras regiones del cuerpo, tienen metástasis (diseminación) en el cerebro o médula espinal. Por lo general, los tumores secundarios derivan del cáncer de pulmón y mamas.

Los tumores de la médula espinal pueden afectar a personas de cualquier edad; no obstante, son más frecuentes en adultos jóvenes y de mediana edad.

Los médicos clasifican los tumores de la médula espinal en tres grupos principales en base a su ubicación:

  • Tumores extradurales: crecen entre el conducto vertebral óseo y la duramadre (la membrana que protege la médula espinal).
  • Tumores extramedulares: crecen fuera de la médula espinal y fuera de la duramadre.
  • Tumores intramedulares: crecen dentro de la médula espinal y fuera de la duramadre.

Síntomas

Los tumores la médula espinal generalmente se forman lentamente y empeoran con el tiempo. Pueden causar muchos síntomas según su ubicación. Los síntomas se manifiestan cuando el tumor presiona sobre la médula espinal o los nervios que salen de la médula espinal. Los tumores también podrían disminuir el flujo de sangre a la médula espinal. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor: el dolor en la espalda es generalmente el síntoma más notable; no obstante, la presión en la médula espinal puede desencadenar dolor que se siente como si viniera de diferentes regiones del cuerpo. Este dolor, a veces severo, es también constante y puede ser ardiente y fuerte.
  • Cambios en la sensibilidad: estos pueden manifestarse como entumecimiento, cosquilleo, disminución de la sensibilidad por los cambios de temperatura o por el frío.
  • Problemas motores: tumores que dificultan la comunicación nerviosa puede causar síntomas en los músculos, como debilidad muscular progresiva o pérdida de control intestinal o de la vejiga.

La región del cuerpo afectada por los síntomas varían según la ubicación del tumor sobre la médula espinal. En general, los síntomas ocurren en regiones del cuerpo que están al mismo nivel o por debajo del tumor.

Diagnóstico

Si presenta cualquier de los síntomas de un tumor de la médula espinal, su médico lo examinará y revisará su historia clínica en busca de otras condiciones que podrían causar síntomas similares. El examen físico incluirá un examen neurológico básico, que examina movimiento de los ojos, reflejos de los ojos y reacción de las pupilas; reflejos; audición; sensibilidad; fuerza; además de equilibrio y coordinación.

Otros exámenes de diagnóstico podrían incluir:

  • Tomografía computada (TAC): puede determinar la ubicación del tumor en la médula espinal y también puede ayudar a detectar inflamación (hinchazón), hemorragia (sangrado) y otras condiciones asociadas. La técnica crea una vista transversal del tejido y estructura del cuerpo mediante una computadora y una cámara radiográfica que rota alrededor del cuerpo. A veces se inyecta un tinte dentro de una vena antes de hacer la radiografía para mostrar las diferencias entre los tejidos, lo que facilita la vista del tumor.
  • Imagen por resonancia magnética (IRM): esta técnica brinda una imagen de la médula espinal usando un poderoso imán, un transmisor de ondas electromagnéticas y una computadora. Puede brindar mejores imágenes de los tumores cerca del hueso que la tomografía computada.
  • Mielograma: esta es una técnica radiográfica especializada en la cual se inyecta un tinte dentro de la médula espinal que absorbe los rayos X. El tinte delinea la médula espinal, pero no pasará a través del tumor, lo que creará una imagen con un área oscura y angosta que indica la ubicación del tumor. Los mielogramas se hacen solo en algunas ocasiones porque la IRM brinda información similar y no requiere colocar una inyección en la médula espinal.
  • Punción lumbar: este procedimiento toma una muestra de líquido cefalorraquídeo, que se analiza para detectar células anormales que podrían sugerir la presencia de un tumor en la médula espinal.

Duración

Una vez que se desarrolla, el tumor en la médula espinal continuará creciendo hasta que se le trate. Si tratamiento, puede haber parálisis permanente, discapacidad significativa y muerte.

Prevención

Aunque los tumores de la médula espinal no pueden prevenirse, algunas formas de cáncer que se propagan a la médula espinal pueden prevenirse o curarse antes de que se propaguen a la columna vertebral. Los ejemplos incluyen el cáncer de pulmón, que podría prevenirse al no fumar y el cáncer de mama, que podría curarse si se realiza una detección apropiada. A pesar de que a menudo algunos tumores benignos son hereditarios, sigue siendo un misterio la causa de los tumores de la médula espinal primarios. Las causas posibles incluyen genes defectuosos, virus y químicos.

Tratamiento

Generalmente, se recomienda cirugía de los tumores de la médula espinal primarios no cancerosos y cancerosos, y generalmente la cirugía resulta exitosa en los tumores ubicados fuera de la médula espinal. No obstante, podría resultar imposible extirpar otros tumores sin causar daño significativo a la médula espinal. En esos casos, podría aplicarse radioterapia para disminuir el crecimiento de los tumores. La extirpación quirúrgica de las vértebras cercanas también puede ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas al disminuir la presión en los nervios raquídeos. Podría recomendarse quimioterapia en ciertos tipos de tumores que continúan creciendo después de la cirugía o radioterapia.

En tumores secundarios, el tratamiento dependerá del tipo de cáncer que se ha propagado a la médula espinal. No obstante, se considera la radioterapia como tratamiento primario en los casos de cáncer secundario que comprime la médula espinal. Cuando se realiza radioterapia, es necesario limitar el daño al tejido medular sano porque ese daño puede continuar empeorando y puede ser irreversible. La médula espinal es aún más sensible a los efectos de la radioterapia que el tejido cerebral. En particular, los segmentos torácicos de la médula espinal en el área de las costillas, donde aparecen aproximadamente la mitad de todos los tumores de la médula espinal, son los más sensibles a los efectos de la radiación.

En todos los tipos de tumores la médula espinal, también podrían recetarse corticoesteroides para reducir la inflamación en la médula espinal. Además, podría ser necesaria la fisioterapia para ayudar a la persona a restablecer el control y la fuerza muscular después de la radioterapia o la cirugía.

Cuándo llamar a un profesional

El dolor en la columna vertebral es un problema común y usualmente no es un signo de cáncer. No obstante, llame a su médico para programar un examen si tiene dolor en la columna vertebral persistente o que empeora, especialmente si lo mantiene despierto durante la noche. Si experimenta entumecimiento, cosquilleo o debilidad, llame a su médico para una evaluación urgente. Esto es especialmente importante en personas que ya han tenido cáncer.

Pronóstico

El pronóstico dependerá de la ubicación del tumor en la médula espinal, el tipo de tumor y el tamaño del tumor al momento del diagnóstico. El diagnóstico y tratamiento precoz son vitales para restablecer la función y prevenir el daño permanente en la médula espinal.

Información adicional

National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares) P.O. Box 5801 Bethesda, MD 20824 Teléfono: (301) 496-5751 Gratuito: (800) 352-9424 TTY: (301) 468-5981 http://www.ninds.nih.gov/

American Brain Tumor Association (Asociación Americana de Tumor Cerebral) 2720 River Road Des Plaines, IL 60018 Teléfono: (847) 827-9910 Gratuito: (800) 886-2282 Fax: (847) 827-9918 Correo electrónico: info@abta.orghttp://hope.abta.org

Children’s Brain Tumor Foundation (Fundación para el Tratamiento del Tumor Cerebral Infantil) 274 Madison Ave. Suite 1301 New York, NY 10016 Teléfono: (212) 448-9494 Gratuito: (866) 228-4673 Fax: (212) 448-1022 Correo electrónico: info@cbtf.orghttp://www.cbtf.org/

Brain Tumor Society (Asociación de Lucha contra el Tumor Cerebral) 124 Watertown St. Suite 3H Watertown, MA 02472 Teléfono: (617) 924-9997 Gratuito: (800) 770-8287 Fax: (617) 924-9998 http://www.tbts.org/

Última revisión: 2007-01-30T00:00:00-07:00

Última modificación: 2007-05-11T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2007 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



 

 

Déjanos tu Comentario

8 Comentarios

  1. Carmen Angel
    Publicado 2 diciembre, 2013 en 3:22 pm | Permalink

    Buenas noches fui operada de un tumor medular intramedular de 6 cm aprox me estirparon un 70 por ciento pero quedo tumor alli para no ser tan agresivos yo pregunto como fue un tumor o es un tumor benigno se puede disolver? he estado en rehabilitacion desde hace cuatro mese que fue cuando me operaron porque todavia siento las rodillas muy debiles y todavia ando en andadera? cuanto tiempo pasara para que yo vuelva a caminar normal o no lo hare? gracias

  2. Petra
    Publicado 13 diciembre, 2013 en 7:30 am | Permalink

    Hola Carmen, no te preocupes te recuperarás. A mí me operaron de un ependimoma intramedular, también me dejaron como dos centímetros (de cuatro), y me reuperé muy bien.
    Próximamente me volverán a intervenir.

  3. Petra
    Publicado 13 diciembre, 2013 en 7:30 am | Permalink

    Hola Carmen, no te preocupes te recuperarás. A mí me operaron de un ependimoma intramedular, también me dejaron como dos centímetros (de cuatro), y me recuperé muy bien.
    Próximamente me volverán a intervenir.

  4. Miguel
    Publicado 25 marzo, 2014 en 1:21 pm | Permalink

    Buenas noches, fui operado de un tumor intramedular hace 7 meses y a día de hoy sigo con grandes dolores en la espalda, pese a ir a rehabilitación y estar de baja. Estoy bastante desesperado, es normal tanto tiempo? Me abruma mi futuro. Gracias.

  5. Marcel
    Publicado 8 julio, 2014 en 10:19 pm | Permalink

    Hola, estoy desesperada ,tengo un tumor ependimoma en la cervical, abarca desde la c5 hasta c7. Aún estoy en shock, mañana vere al neurocirujano, Qué me van hacer, me recuperaré, volveré a trabajar algún día. Tengo 45 años y me siento muy jovial aún!

  6. *carmen
    Publicado 6 agosto, 2014 en 11:19 am | Permalink

    hola yo tengo fractura y aplastamiento en la columna ala altura de
    l 12 fui opereda el 13/06/2011 se me iso la descomprecion x artrodecis y viopcia de tumor la qe dio qe es benigno tengo riesgo de paralicis pero no tengo los medios para operarme tengo 38 años y soy mama de 7chicos y no se qe aser estoy mal con mucho dolor mi correo es carmencaceres354@gmail.com

  7. Paola
    Publicado 9 octubre, 2014 en 10:24 am | Permalink

    mi hijo nació con un tumor que rodea la médula, lo operaron cuando tenia 6 meses no controla muy bien los efinteres, no me explicaron muy bien las consecuencias siempre lo e llevado a sus controles y ahora esta sintiendo debilitación en sus pierna derecha y como que le pasa una corriente fuerte pero este dolor lo siente en las noches cuando esta descansando. según ahora el doctor me dice que corre muchos riesgos no se uqe hacer a quien acudir o donde llevarlo, me dicen que lo lleve al brasil o estados unidos no se que posibilidades habrá que mi hijo se recupere, es un niño que fue operado de espina bífida, por favor ayudenme.

  8. alexei
    Publicado 20 noviembre, 2014 en 1:53 pm | Permalink

    Hola Paola,
    yo sseré operado dentro de poco de un tumor intramedular en Alemania.No sé si es posible para tí traerlo aquí, pero he leído sobre casos con tumores extramedulares que presentan una prognosis postiva. Primero, manten la calma. Segundo, considera que la operación es la únca salida. Ojalá que todo les vaya bien.

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.