Virus Respiratorio Sincicial (VRS)

Harvard Logo


¿Qué es?

El virus respiratorio sincicial (VRS) es uno de los virus que causan los resfríos, infecciones comunes en las vías respiratorias superiores. El VRS también puede causar infección en las vías respiratorias inferiores, como neumonía en los tejidos del pulmón y bronquiolitis dentro de las vías más pequeñas (bronquiolos) de los pulmones

El VRS se disemina a través de las secreciones cuando alguien tose o estornuda. El VRS también puede propagarse en las manos sucias y en objetos contaminados, como pañuelos sucios, picaportes y escritorios. Por lo general ingresa al cuerpo a través de los ojos, nariz o boca cuando alguien con los dedos contaminados toca su cara u ojos o respira gotículas del virus.

Las personas que tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades serias relacionadas con el VRS:

  • bebés, especialmente aquellos que nacieron antes de tiempo (prematuros)
  • ancianos
  • personas de cualquier edad con ciertos tipos de enfermedades cardiaca, enfermedad pulmonar crónica o con sistemas inmunes debilitados

En Estados Unidos, las infecciones del VRS ocasionen muchas visitas al hospital y miles de muertes cada año, usualmente entre el final del otoño y el comienzo de la primavera. Las tasas más altas de casos serios del VRS durante la niñez ocurren en bebés menores de 6 meses. Casi todos los niños han estado expuestos al VRS a los 2 años y en la mayoría de los casos la enfermedad no es peligrosa. Es posible contraer el VRS más de una vez, pero las infecciones que siguen el primer cuadro son generalmente más leves.

Síntomas

El VRS tiende a causar síntomas típicos de resfrío incluidos:

  • dolor de garganta
  • goteo nasal
  • congestión nasal
  • tos
  • sibilancia (sonido chillón al respirar) leve
  • dolor de cabeza leve
  • fiebre leve

En general, los síntomas causados por el VRS tienden a ser más severos que el resfrío común. Los síntomas comúnmente comienzan una semana después de haber estado expuesto a una persona con infección de VSR.

En bebés y niños menores de 3 años o en niños más grandes con problemas pulmonares, cardiacos e inmunes subyacentes, el VSR podría comenzar pareciéndose a un resfrío leve con estornudos y goteo nasal. Después de dos o tres días, el VRS puede diseminarse al pecho, causando tos, respiración más rápida que lo normal y sibilancia. Los niños pequeños también pueden tener fiebre alta. Los bebés con problemas para respirar podrían quejarse, agrandar sus fosas nasales o tener “retracciones”, que significa que los músculos del pecho se retraen por eso se pueden observar las costillas cuando el bebé se esfuerza por respirar

<!–nextpage–>

Diagnóstico

Su médico podría sospechar una infección de VRS en base a los síntomas y a un examen físico durante determinados momentos del año cuando el VRS es más común. En la mayoría de los adultos y niños más grandes, es necesario hacer más exámenes porque los síntomas del VRS son generalmente leves y la enfermedad por lo general se trata en el hogar.

Al examinar los bebes y niños menores de tres años o a los niños con problemas pulmonares, cardiacos e inmunes subyacentes, el médico revisara si hay fiebre, tos, congestión nasal que podría interferir con la alimentación, retracción del pecho, sibilancia, respiración acelerada y un color azulado en los labios y uñas de los dedos de las manos. Si los síntomas de su hijo son severos o no son los esperados, el médico podría querer confirmar el diagnóstico de VRS tomando una muestra de las secreciones nasales o de la garganta para examinar el virus en un laboratorio.

Duración

En personas que son básicamente sanos, la infección del VRS por lo general dura alrededor de una a dos semanas. La sibilancia que causa el VRS; no obstante, puede durar un mes o más.

Prevención

Prevenir el VRS es difícil porque el virus es altamente contagioso y se disemina de persona a persona. Se están desarrollando actualmente vacunas contra el VRS, pero el progreso ha sido lento y no es probable que una dosis de vacuna pueda brindar una buena protección contra una segunda infección con este virus.

La manera más fácil de prevenir la infección del VRS es lavarse las manos regularmente, en especial cuando alguien en la familia tiene síntomas de resfrío. Los adultos y los niños más grandes deberían lavarse siempre las manos, evitar tocarse sus caras y ojos sin necesidad y mantenerse alejados del contacto directo con personas que tienen síntomas de resfrío evidentes. Los bebés más pequeños deberían mantenerse alejados de cualquier persona con síntomas de infección respiratoria, aún si es un resfrío leve.

Los bebés prematuros o con problemas pulmonares, enfermedad cardiaca congénita o problemas con sus sistemas inmunes tienen más posibilidades de contraer graves infecciones de VRS. En el caso de bebés con estos problemas, están disponibles dos medicinas que ayudan a prevenir una infección de VRS o al menos hacerla menos severa. La inmunoglobulina contra el virus sincicial respiratorio (IgVSR) se produce con sangre de personas sanas que tuvieron la infección del VSR; esta inmunoglobulina contiene anticuerpos (sustancias en la sangre que combaten las infecciones) contra el VSR. El Palivizumab (Synagis) también contiene anticuerpos contra el VSR, pero este tipo de anticuerpo se produce en un laboratorio. Ambos medicamentos deben suministrarse una vez al mes justo antes de la estación en donde se manifiesta el VSR (noviembre) y hasta el fin de la estación (abril). El Palivizumab se suministra en forma de inyección en un músculo (al igual que las vacunas estándar que se colocan durante la niñez) y la IgVSR se coloca en la vena (por vía intravenosa).

Tratamiento

Para los casos leves de infecciones del VSR, el tratamiento tiene como objetivo hacer sentir bien al paciente. El tratamiento podría incluir:

  • algún medicamento contra la fiebre y el dolor, por ejemplo, el acetaminofén (Tylenol y otros) o el ibuprofeno (Advil y otros)
  • tomar mucho líquido para prevenir la deshidratación
  • reposo en cama
  • un humidificador para aliviar la garganta y la nariz y posiblemente para aliviar la tos
  • gotas nasales salinas (agua salada)
  • jeringa de bulbo para aflojar levemente la mucosidad que bloquea la nariz del bebe o el niño

Los bebés y los niños más pequeños con infección severa de VSR podrían necesitar hospitalización. En el hospital, el bebé o el niño podría recibir oxígeno, líquidos (en la vena) y medicamentos para ayudar a respirar mejor. El bebé o el niño podrían recibir la ribavirina en forma de aerosol. La ribavirina es un medicamento antiviral que en raras ocasiones se usa para tratar las infecciones de VSR. No obstante, no se ha demostrado que ayude mucho y además es difícil darlo y es muy caro.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de inmediato si su bebé o niño más pequeño tiene:

  • fiebre alta
  • tos severa
  • sibilancia
  • dificultad para alimentarse
  • dificultad para respirar
  • respiración anormalmente rápida
  • se queja
  • ensancha sus fosas nasales
  • retracciones en el pecho
  • tono azulado en los labios o en las uñas de los dedos de las manos

Si tiene un bebé prematuro o con problemas respiratorios u otros problemas de salud serios, hable con su médico sobre la necesidad de que su bebé tome medicinas preventivas durante la estación desde fines del otoño hasta principios de primavera.

Pronóstico

La mayoría de las infecciones de VSR desaparecen por completo y no dejan efectos prolongados. Con diagnóstico adecuado y tratamiento apropiado, la mayoría de los bebés y niños se recuperan de las enfermedades respiratorias serias causadas por las infecciones de VSR. Las muertes por infecciones de VSR son relativamente raras, pero las infecciones de VSR pueden causar muestre en los bebes de 2 a 6 meses con alto riesgo y en personas mayores con problemas del sistema inmune. Los niños que tienen bronquiolitis por el VSR durante su infancia tienen un riesgo levemente mayor de tener sibilancia recurrente a medida que crecen. Se desconoce si el VSR lo causa o si los niños que tienen más riesgo de sufrir de asma son más propensos a enfermarse si se exponen al VSR durante la infancia.

Información adicional

Centers for Disease Control and Prevention (CDC) (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) (CDC) 1600 Clifton Road Atlanta, GA 30333 Gratuito: 1-800-232-4636 TTY: 1-888-232-6348 http://www.cdc.gov/

Última revisión: 2008-07-23T00:00:00-06:00

Última modificación: 2009-02-23T00:00:00-07:00

Fuente: Copyright © 2009 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Ingrese Su nombre de Credenciales

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.