Enfermedades y Condiciones

Absceso Periamigdalino

¿Qué es?

El espacio periamigdalino se encuentra entre cada amígdala y la pared de la garganta. Una infección puede causar inflamación (hinchazón) con pus (absceso) en ese espacio. Los abscesos periamigdalinos, también llamados flegmones, usualmente son consecuencia de la amigdalitis. Los abscesos más frecuentes están causados por bacterias estreptocócicas (los estreptococos beta hemolíticos del grupo A). Si el absceso periamigdalino no se trata apropiadamente, la infección puede diseminarse al cuello, paladar y pulmones. La inflamación puede empujar las amígdalas hacia el centro de la garganta y desplazar la úvula (el colgajo de tejido en la parte posterior de la garganta) desde el centro hacia la región no afectada de la garganta. En varios casos, la inflamación puede dificultar la respiración o puede cerrar las vías respiratorias.

Los abscesos periamigdalino ocurren generalmente en los niños mayores, los adolescentes y los adultos jóvenes. Son menos comunes que en el pasado porque la amigdalitis en la actualidad se trata comúnmente con antibióticos, que destruyen las bacterias que causan la infección.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • dolor de garganta persistente
  • dificultad para tragar o abrir bien grande la boca
  • ganglios inflamados en el cuello
  • dolor de cabeza
  • escalofríos o fiebre
  • inflamación en la cara
  • cambios específicos en el habla, a veces llamada “voz gangosa o de papa caliente” porque suena como si la persona estuviera hablando con la boca llena de papas

Diagnóstico

Su médico examinará su garganta, boca y cuello y extraerá una muestra de su garganta. El material extraído se envía al laboratorio para un análisis de cultivo, que puede identificar el tipo de bacteria que causa la infección. Su médico podría observar su garganta con un endoscopio que es un tubo flexible. Su médico podría pedirle una radiografía o tomografía computada (TAC) para ver mejor la magnitud de la infección en los tejidos del cuello.

Duración

Después del tratamiento, los síntomas deberían desaparecer en cinco a siete días.

Prevención

Una vez diagnosticada, la amigdalitis debería tratarse lo antes posible para ayudar a prevenir la formación del absceso periamigdalino.

Tratamiento

Su médico le recetará antibióticos para tratar la infección. En los casos de infecciones severas, estos antibióticos podrían darse por vía intravenosa (dentro de la vena). Generalmente necesitará tomar antibióticos durante al menos 10 días, y es importante tomar todos los comprimidos que le receten, aún si se siente mejor.

Muchos abscesos no responden solo a los antibióticos, y necesitarán ser drenados. Esto puede hacerse con una aguja o haciendo un pequeño corte y succionando el líquido. Esto a menudo se hace en el consultorio del médico o en una sala de urgencias, pero ocasionalmente podría ser necesario realizarla en una sala de operaciones, especialmente si la infección se ha extendido a su cuello. Su médico lo sedará y lo medicará contra dolor para que se sienta bien durante la intervención. Dado que los síntomas hacen que resulte difícil comer y beber, algunas de las personas podrían necesitar líquidos intravenosos (se colocan en la vena) para tratar o prevenir la deshidratación.

Si la amigdalitis o el absceso periamigdalino siguen apareciendo, podría ser necesario que le extirpen sus amígdalas quirúrgicamente mediante una intervención llamada tonsilectomía.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico si:

  • tiene dolor de agudo de garganta, especialmente con fiebre o ha estado expuesto a alguna persona con amigdalitis estreptocócica.
  • tiene dolor de garganta y le cuesta tragar, cambia la voz o inflamación de la boca.

Si lo han tratado por un absceso periamigdalino, pero aún así tiene síntomas después de dos a tres días, vuelva a visitar a su médico.

Pronóstico

Después del tratamiento, el pronóstico es generalmente excelente. Los abscesos periamigdalinos pueden, no obstante, volver a formarse. Las posibles complicaciones de los abscesos severos incluyen neumonía, líquido alrededor de los pulmones o corazón, obstrucción e infección de la piel del cuello o mandíbula.

Información adicional

American Academy of Otolaryngology, Head and Neck Surgery (Academia Americana de Otolaringología, Cirugía de Cabeza y Cuello) One Prince St. Alexandria, VA 22314-3357 Teléfono: (703) 836-4444 http://www.entnet.org/

Última revisión: 2007-09-26T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-20T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil