Enfermedades y Condiciones

Artritis Infecciosa

¿Qué es?

La artritis infecciosa consiste en tener en las articulaciones dolor, inflamación (hinchazón) y rigidez causada por una infección por bacterias, virus u hongos.

Estas infecciones pueden ingresar a la articulación de varias maneras:

  • después de diseminarse a través de la sangre de una parte a otra del cuerpo, por ejemplo desde los pulmones durante una neumonía
  • a través de una herida cercana
  • después de una cirugía, una inyección o un traumatismo, como una picadura de insecto

Una vez que la infección llega a la articulación, puede causar síntomas de inflamación de la articulación, y a veces, fiebre y escalofríos. Según el tipo de infección, podrían verse afectadas una o más articulaciones.

La articulación más comúnmente afectada por infección bacteriana es la rodilla. Algunas articulaciones, como la de los dedos de la mano y de los pies, son más propensas a infectarse después de una infección viral o una lesión directa, como una mordedura. En personas que usan drogas intravenosas, pueden verse afectadas las articulaciones de la médula espinal o del esternón. Las personas que ya tuvieron artritis reumatoide u otra artropatía (enfermedad de la articulación) son más propensas a desarrollar artritis infecciosa.

Ciertas bacterias pueden causar una forma de artritis infecciosa llamada artritis reactiva (anteriormente llamada enfermedad de Reiter) que parece estar causada por el sistema inmune que reacciona a las bacterias, y no por la infección misma. En la artritis reactiva, la inflamación de la articulación se desarrolla semanas, meses o hasta años después de la infección. La artritis reactiva sucede más comúnmente después de infecciones en las vías gastrointestinales y genitales.

Síntomas

Los síntomas de la artritis infecciosa incluyen:

  • dolor y la rigidez en la articulación, típicamente en la rodilla, el hombro, el tobillo, el dedo de la mano, la muñeca o la cadera.
  • calor y enrojecimiento alrededor de la articulación
  • fiebre y escalofríos con temblor
  • salpullido en la piel

Los otros síntomas varían según la causa de la artritis infecciosa. Algunos síntomas más frecuentes de artritis infecciosa incluyen:

Enfermedad de Lyme: está causada por bacterias que viven en las garrapatas del ciervo (venado) y entran a la sangre de la persona cuando la garrapata pica a la persona.

Dado que la picadura de la garrapata a menudo pasa desapercibida y el salpullido que provoca podría ser ignorado, la enfermedad de Lyme no siempre se diagnostica inmediatamente. Cuando la infección no se trata, podrían desarrollarse otros síntomas, incluidos inflamación de la articulación (más comúnmente en la rodilla). La artritis típicamente se desarrolla en las etapas finales de la enfermedad de Lyme.

Gonorrea: es una infección bacteriana transmitida sexualmente que puede causar dolor en una o más articulaciones o tendones y a veces también causa salpullido o fiebre. Alrededor de un tercio de las personas con gonorrea dicen tener dolor en las articulaciones.

Infección por Estafilococo: los estafilococos son bacterias comunes que pueden causar infecciones a través de cortes u otras lesiones en la piel, o a través de alimentos contaminados. Las bacterias se liberan en el flujo sanguíneo y se diseminan a la rodilla o a otras articulaciones, lo que causa dolor repentino e intenso, inflamación e inmovilidad de la articulación. Esta es una condición grave porque el daño en la articulación puede desarrollarse en días si la infección no se detecta y se trata rápidamente.

Tuberculosis: es una infección causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Usualmente afecta los pulmones, aunque puede afectar otras partes del cuerpo, incluidas las vías gastrointestinales, el sistema linfático y la piel, así como los huesos y las articulaciones. La artritis causada por la tuberculosis usualmente afecta a la médula espinal o a las articulaciones grandes, como las caderas o las rodillas. La inflamación de la articulación causada por la tuberculosis tiende a ser menos drástica que la inflamación causada por algunas otras bacterias infecciosas y se desarrolla lentamente.

Virus: la artritis puede estar causada por la infección de muchos virus, incluidos aquellos que causan resfríos, infecciones de las vías respiratorias superiores, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la hepatitis, la rubéola y las paperas. Pueden verse afectadas muchas articulaciones al mismo tiempo y los síntomas de la artritis infecciosa viral pueden ser similares a los síntomas de la artritis reumatoide. Sin embargo, los síntomas de la artritis viral usualmente desaparecen en días o semanas si la enfermedad que causa el problema desaparece. El VIH y algunas formas de hepatitis viral podrían causar infección crónica (prolongada) y síntomas en las articulaciones que duran más tiempo.

Diagnóstico

Si su médico sospecha que los síntomas en la articulación están relacionados con una infección bacteriana, probablemente le extraerá líquido de la articulación afectada con una aguja y la hará analizar con un laboratorio. Podrían hacerle análisis de orina y sangre. Si su médico piensa que una enfermedad de transmisión sexual podría estar causando el problema, le hará un examen pélvico si es mujer y si es hombre le extraerá una muestra de flujo de su pene para analizarlo, además de hacerle una análisis de orina. La orina y el material extraído se envían a un laboratorio para ser analizados. Nos hay análisis disponibles para diagnosticar la mayoría de las enfermedades virales; sin embargo, casi todas estas enfermedades virales, como el parvovirus, la hepatitis B, la hepatitis C y VIH, pueden generalmente diagnosticarse con análisis de sangre.

Duración

La duración del los síntomas depende de la causa y la rapidez con la que se comienza el tratamiento. Los síntomas pueden mejorar en 24 horas después de iniciar el tratamiento. No obstante, estos pueden continuar durante semanas o meses cuando están relacionados con la enfermedad de Lyme, con muchas cepas de bacterias o con la tuberculosis. Si la infección daña las articulaciones, los síntomas podrían durar de por vida.

Prevención

La mejor manera de prevenir la artritis infecciosa varía según el tipo de infección:

  • Artritis estafilocóccica: si tiene una infección estafilocóccica, pueden usarse antibióticos para prevenir este tipo de artritis. Sin embargo, en muchas personas, el dolor y la inflamación en la articulación son los primeros signos de la infección.
  • Artritis gonocócica: usted puede prevenir este tipo de artritis si previene la gonorrea. Mantenga relaciones sexuales sin riesgo o no tenga relaciones sexuales.
  • Artritis por enfermedad de Lyme: la mejor manera de prevenir la artritis causada por la enfermedad de Lyme es evitar contraer la enfermedad de Lyme. Use pantalones largos y camisas mangas largas; aplíquese repelente para garrapatas y evite bosques, malezas y otras áreas donde viven las garrapatas. Si vive en una región donde es común la enfermedad de Lyme, puede prevenirla si toma antibióticos inmediatamente después de encontrar una garrapata de ciervo adherida o hinchada. De igual manera, puede prevenir la artritis de Lyme si toma antibióticos cuando observa el salpullido de esta enfermedad.
  • Artritis relacionada con la tuberculosis: una vacuna para la tuberculosis podría ayudar a prevenirla al igual que a la artritis asociada. Sin embargo, la vacuna para la tuberculosis no es obligatoria en muchas partes del mundo, incluido en Estados Unidos y la vacuna es solo levemente efectiva. Si tiene tuberculosis, los antibióticos podrían prevenir la infección y la artritis de las articulaciones. Si un examen muestra exposición reciente a la tuberculosis o si una radiografía sugiere tuberculosis activa, los antibióticos podrían impedir que la infección se disemine a las articulaciones.
  • Artritis viral: la mejor manera de evitar la artritis causada por una infección viral es evitar contraer la infección. Lave sus manos después de haber estado cerca de niños enfermos o de otras personas con infección viral. Algunas maneras de prevenir la hepatitis B, la hepatitis C y el VIH incluyen evitar el uso de drogas intravenosas y no tener relaciones sexuales sin protección con una persona que podría estar infectada.

Tratamiento

Dado que muchas infecciones bacterianas pueden destruir permanentemente el cartílago de alrededor de las articulaciones, una articulación infectada con bacterias necesita ser tratada de inmediato con antibióticos.

Las infecciones virales no responden a los antibióticos y la mayoría desaparecerá por sí sola. No obstante, están disponibles las terapias antivirales para algunas infecciones virales, como la hepatitis C y el VIH. La aspirina y el ibuprofeno (Advil, Motrin entre otras marcas comerciales) pueden aliviar el dolor y la inflamación durante el tiempo que tarda la infección en desaparecer. Las infecciones virales usualmente no causan lesión en la articulación.

Si tiene una infección bacteriana, probablemente necesite ser hospitalizado para poder drenar la articulación infectada, además podrían darle antibióticos por vía intravenosa (dentro de la vena) y pedirle que ponga en reposo la articulación.

En algunos casos, podría ser necesaria la cirugía para eliminar el tejido dañado de la articulación. Si la articulación ya tiene un daño serio, podría ser necesaria la cirugía para reconstruir la articulación. Raramente la cirugía es necesaria en los casos de artritis asociada con gonorrea o infecciones virales.

La artritis reactiva podría tratarse con otras medicinas, pero una vez que la infección fue curada. Estos medicamentos incluyen medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs), los corticosteroides, el metotrexato (Folex, Methotrexate LPF y Rheumatrex) y la sulfasalazina (Azulfidine).

Mientras la articulación se recupera de la infección, podría ser necesario inmovilizarla por un tiempo breve con una abrazadera ortopédica o una tablilla. No obstante, se recomienda tratamiento y ejercicio físico tan pronto como sea posible para restablecer la fuerza y la movilidad.

Cuándo llamar a un profesional

Si experimenta cualquier síntoma de artritis infecciosa durante más de unos días, comuníquese de inmediato con su médico.

Pronóstico

Si la artritis infecciosa se detecta y trata de inmediato, es poco probable que haya lesión en la articulación Sin embargo, en muchos tipos de infecciones es posible que haya lesión en la articulación, especialmente cuando una infección bacteriana no se diagnostica y se trata de inmediato.

Información adicional

American College of Rheumatology (Colegio Americano de Reumatología) 1800 Century Place Suite 250 Atlanta, GA 30345-4300 Teléfono: 404-633-3777 Fax: 404-633-1870 http://www.rheumatology.org/

Arthritis Foundation (Fundación para la Artritis) P.O. Box 7669 Atlanta, GA 30357-0669 Teléfono: 404-872-7100 Gratuito: 1-800-283-7800 http://www.arthritis.org/

Última revisión: 2008-06-19T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-09-18T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


4 Comments en “Artritis Infecciosa”

  1. [...] Artritis Infecciosa [...]

  2. mi madre sufre artritis en las muñecas, sus tendodes, cartilagos y parte de hueso ha sido degastado de manera importante, le hicieron estudios de sangre, orina, de osteoporosis, rayos X y resonancia magenetica. Todo apunta a que es una artritis infecciosa pero al momento que le intentaron sacar liquido de la muñeca para investigar no le sali÷o nada. Asi que no se sabe si es una bacteria u simplemente artritis. Tiene alguna observacion, comentario, oini÷on sobre esto? gracias.

  3. buen dia doctora quiesiera saber sobre ola osteoporosis

  4. Buenos Dias Doctora tengo un hermano con artritis infecciosa le da fiebre me puede ayudar

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil