Enfermedades y Condiciones

Cáncer de las Paratiroides

¿Qué es?

El cáncer de las paratiroides, también llamado carcinoma de las glándulas paratifoideas, es un tipo de cáncer muy raro que se desarrolla en las glándulas paratifoideas, dos pares de glándulas del tamaño de un frijol ubicadas al lado de la tiroides, en frente de la garganta. Las glándulas paratifoideas producen hormona paratiroidea (PTH, por sus siglas inglés), un químico que entra al torrente sanguíneo y eleva los niveles de calcio en sangre. Esto se realiza al hacer que los huesos liberen calcio, estimulen los intestinos para que absorban más calcio de los alimentos y ordenen a los riñones a que retengan calcio de la orina. Normalmente, las glándulas paratifoideas tienen un mecanismo de retroalimentación natural que permite ajustar su producción de PTH para mantener los niveles de calcio en el índice normal.

Cuando las células paratiroides se vuelven malignas (cancerosas), se multiplican descontroladamente y por lo general forman un tumor firme y de color blanco grisáceo que puede invadir la glándula tiroides y los músculos del cuello. A medida que las células cancerosas crecen, usualmente producen demasiado PTH. En la mayoría de los casos, el resultado final son niveles anormalmente altos de PTH en la sangre (hiperparatiroidismo) con niveles anormalmente altos de calcio en la sangre (hipercalcemia). Los niveles de PTH son tan altos que hacen que los huesos liberen grandes cantidades de calcio, lo que pueden causar dolor de hueso y conducir a la osteoporosis (adelgazamiento de los huesos). El PTH elevado también hace que los riñones retengan grandes cantidades de calcio, que desencadena la formación de cálculos renales (piedritas en el riñón). Los niveles excesivamente altos de calcio pueden causar daño renal (en el riñón), deshidratación y cambios en la función neurológica, incluida confusión. Es más frecuente que exista un agrandamiento de la glándula paratiroides debido a un tumor de la glándula, llamada adenoma.

El cáncer de las paratiroides es tan raro que hasta un centro médico importante podría atender no más de una docena de pacientes con esta enfermedad en un lapso de varias décadas. Se diagnostica hiperparatiroidismo a alrededor de 1 de cada 2.000 personas en Estados Unidos en un año, pero solo 20 a 40 de estos pacientes tienen cáncer de las paratiroides. El cáncer de las paratiroides ocurre más comúnmente en adultos entre los 45 y los 51 años de edad, aunque ha habido casos de personas tan jóvenes como de 19 años y tan ancianos como de 81 años de edad. Dado que el cáncer de las paratiroides es tan raro, los investigadores no han podido determinar si existe algún factor específico ambiental o de estilo de vida que incremente el riesgo de esta enfermedad. Unos pocos casos han demostrado una tendencia hereditaria, con varias generaciones de solo un miembro de la familia con esta enfermedad.

Síntomas

Los síntomas del cáncer de paratiroides incluyen:

  • un pequeño bulto en frente de la garganta (22 al 50% de los casos)
  • cálculos renales (dolor en la espalda o el costado y sangre en la orina) y signos tempranos de insuficiencia renal (hasta el 90% de los casos)
  • dolor de huesos y osteoporosis (hasta en el 70% de los casos)
  • ronquera (hasta en el 10% de los casos) causada por el cáncer que invade las cuerdas vocales o los nervios de las cuerdas vocales
  • otros diversos síntomas, como constipación, debilidad muscular, vómitos o pérdida leve del conocimiento

Dado que el aumento de calcio puede ser gradual en pacientes con carcinoma de las paratiroides, el cuerpo puede adaptarse y los pacientes comúnmente solo manifiestan síntomas leves aún con niveles de calcio que serían mortales si fueran alcanzados más rápidamente.

Diagnóstico

La mayoría de los pacientes con cáncer de las paratifoideas visitan a un médico porque tienen síntomas de problema renal, óseo (en los huesos) o en ambos. Por eso, el médico generalmente le hará preguntas sobre los factores de riesgo relacionados con varios tipos de enfermedades renales u óseas. Dado que el cáncer de las paratifoideas es tan raro, un médico nunca podría ver a un paciente con esta enfermedad a lo largo de toda su carrera profesional.

Su médico probablemente comenzará el proceso de diagnóstico con un examen físico completo, además de análisis de laboratorios básicos, como de sangre y de orina. Según sus síntomas específicos, su médico también podría ordenarle radiografías especiales de su cuello, huesos o riñones. Si tiene cáncer de las paratifoideas, sus análisis de sangre probablemente muestren un nivel de calcio en sangre anormalmente alto. Esto puede llevar a que su médico le haga un análisis para detectar hipercalcemia, incluidos análisis para ver si hay niveles altos de PTH en sangre, especialmente si su médico detecta un bulto en su cuello durante el examen médico.

La única manera de confirmar si alguien tiene cáncer de las paratifoideas es eliminar el tumor quirúrgicamente y examinarlo bajo un microscopio.

Duración

El cáncer de las paratifoideas continuará creciendo hasta que no se trate.

Prevención

Dado que se desconocen los factores de riesgo del cáncer de las paratifoideas, no existe manera de prevenirlo.

Tratamiento

Una vez que su médico confirma que usted tiene cáncer de las paratifoideas, su tratamiento dependerá de si el cáncer afecta solo sus glándulas paratifoideas o se ha diseminado (metastatizado) a otras áreas. El cáncer de las paratifoideas más comúnmente se disemina a los ganglios linfáticos, pulmones, huesos e hígado. Si tiene cáncer solo en sus paratiroides, entonces le extirparán quirúrgicamente sus glándulas paratifoideas junto con su glándula tiroides del mismo lado. Antes de la cirugía, usted recibirá medicación para controlar sus niveles de calcio hasta que le extirpen el tumor. En algunos centros médicos, se suministra tratamiento con radiación después de la cirugía.

Si el cáncer de las paratifoideas se ha diseminado  más allá de sus paratiroides, necesitará someterse a una cirugía para extirpar el cáncer tanto como se pueda. Esto ayudará a disminuir los altos niveles de PTH y calcio en sangre. Antes y después de la cirugía, usted recibirá medicación para ayudar a mantener sus niveles de calcio lo más normales posible. Si no es posible someterlo a una cirugía, los altos niveles de calcio a menudo pueden controlarse con la plicamicina (Mithracin), la pamidronata (Aredia), la calcitonina (Calcimar, Cibacalcin, Miacalcin), o menos comúnmente, con los nitratos de galio (Ganite). Los pacientes con cáncer metastatizado de las paratiroides pueden optar por participar en pruebas clínicas que evalúan tratamientos alternativos y que involucran radiación, cirugía con radiación o quimioterapia.

Cuándo llamar a un profesional

Llame de inmediato a su médico si tiene síntomas de cáncer de las paratifoideas, especialmente si tiene dolor de huesos o un bulto en su cuello.

Pronóstico

Al momento del diagnóstico, en la mayoría de los pacientes con cáncer de las paratifoideas, la enfermedad está localizada y puede ser tratada con cirugía. No obstante, aún después de haber extirpado totalmente un tumor localizado, el cáncer de las paratifoideas a menudo regresa. Usualmente esto sucede dentro de los primeros 2 a 5 años después del tratamiento inicial, pero podría tardar más de una década.

Aún el cáncer metastatizado de las paratiroides (cáncer que se ha diseminado a otras áreas) tiende a crecer lentamente. En general, alrededor del 60% de los pacientes sobreviven durante al menos 5 años después de haber sido diagnosticados con cáncer de las paratifoideas y la mitad o más sobreviven al menos 10 años. El porcentaje promedio de supervivencia después del diagnóstico de cáncer de las paratifoideas es de 6 a 7 años.

Información adicional

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional para el Tratamiento del Cáncer) U.S. National Institutes of Health Public Inquiries Office (Institutos Nacionales de Salud Pública de Estados Unidos, Oficina de Información) Building 31, Room 10A0331 Center Drive, MSC 8322Bethesda, MD 20892-2580 Teléfono: 301-435-3848 Gratuito: 1-800-422-6237 TTY: 1-800-332-8615 Correo electrónico: cancergovstaff@mail.nih.govhttp://www.nci.nih.gov/

American Cancer Society, (ACS) (Sociedad Americana de Tratamiento del Cáncer) 1599 Clifton Road, NE Atlanta, GA 30329-4251 Gratuito: 1-800-227-2345http://www.cancer.org/

American Association of Clinical Endocrinologists (Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos) 245 Riverside Ave. Suite 200Jacksonville, FL 32204 Teléfono: 904-353-7878 Gratuito: 1-888-507-8427 Fax: 904-353-8185 Correo electrónico: aabb@aace.comhttp://www.aace.com/

Última revisión: 2007-07-08T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-15T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil