Enfermedades y Condiciones

Cáncer de Páncreas

¿Qué es?

El cáncer de páncreas es un crecimiento anormal de células en el tejido del páncreas. El páncreas tiene alrededor de 6 pulgadas de largo (alrededor de 13 cm) y está localizado al lado del intestino delgado, detrás del estómago.  Este órgano realiza dos funciones principales en el cuerpo.  Produce jugos y enzimas para ayudar al proceso de la digestión y de la absorción de los alimentos. También produce varias hormonas, como la insulina, que regulan la manera en que su cuerpo almacena y procesa los alimentos.

Alrededor del 95% de todos los cánceres de páncreas comienzan en la región del páncreas que produce líquidos digestivos (páncreas exocrino). El 5 por ciento restante comienza en la región que produce hormonas (el páncreas endocrino). Los diferentes tipos de tumores son muy diferentes.   Es extremadamente importante que los médicos confirmen el tipo de cáncer en el páncreas porque existen diversos tratamientos.  Dado que una mayoría de cánceres en el  páncreas son tumores en el páncreas exocrino (adenocarcinomas), este artículo hará énfasis en este tipo de cáncer.

A menos que el cáncer de páncreas se detecte en su etapa inicial, por lo general ya se ha diseminado más allá del páncreas al momento del diagnóstico.  El cáncer de páncreas tiende a ocurrir en personas mayores y la incidencia de la enfermedad aumenta a medida que la persona envejece.  En Estados Unidos, los profesionales de la salud calcularon que se diagnosticarían 33.730 personas con cáncer pancreático en 2006 y 32.300 morirían de esta enfermedad.  Se espera que el cáncer de páncreas sea la cuarta causa de muerte de cáncer en hombres y la quinta causa principal de muerte en mujeres en 2006.

Se desconoce a ciencia cierta la causa del cáncer de páncreas; no obstante, fumar cigarrillos aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas. Existen datos de que el riesgo de sufrir de cáncer de páncreas aumenta más en una persona que fuma y ha fumado por muchos años.  Los fumadores que han abandonado el hábito tienen un riesgo menor de desarrollar cáncer de páncreas que aquellos que continúan fumando.

En la mayoría de los pacientes con cáncer de páncreas, no se detecta la causa.

Síntomas

Una persona con cáncer de páncreas en las primeras etapas de la enfermedad podría no presentar síntomas.  Cuando se manifiestan los síntomas, estos pueden parecerse a muchas otras enfermedades del estómago, los intestinos, el hígado y la vesícula. Las características que más comúnmente se observan son dolor, pérdida de peso y piel amarillenta si hay ictericia. A medida que el cuerpo va descomponiendo los glóbulos rojos  viejos, el hígado procesa el pigmento de los glóbulos rojos y lo elimina a través de la bilis. El área anatómica (del cuerpo) donde ocurre esta descarga está muy cerca de la porción principal del páncreas.  Por lo tanto, si hay una obstrucción causada por el agrandamiento del páncreas, el pigmento con bilis se acumula dentro de la piel y en otros tejidos como el ojo.

Además de la ictericia, los síntomas podrían incluir picazón, orina de color marrón y material fecal de color muy claro.

Diagnóstico

No existe método efectivo de detectar cánceres en el páncreas. Dado que el páncreas está escondido entre muchos órganos, detectar el cáncer de páncreas resulta difícil. Desafortunadamente, una vez diagnosticado, el cáncer ya ha alcanzado una etapa avanzada debido a la ausencia de síntomas durante las primeras etapas de crecimiento del cáncer.

Si presenta síntomas de cáncer de páncreas, su médico le preguntará sobre sus antecedentes médicos, lo examinará y le ordenará realizarse exámenes de diagnóstico para detectar otras posibles causas.  Estos exámenes de diagnóstico incluyen:

  • Análisis de laboratorio de rutina: estos análisis pueden evaluar el funcionamiento de su hígado y ayudar a disminuir las posibles causas de sus síntomas.
  • Ultrasonido: mediante este examen se observan  imágenes creadas por el eco de ondas de ultrasonido.   Aunque el ultrasonido no es el mejor método de diagnostico de un tumor de páncreas, podría ayudar a descubrir otras posibles causas de sus síntomas, como enfermedades de vesícula o quistes en el páncreas.
  • Tomografía computada (TAC): las imágenes que produce este examen se consideran más precisas para la detección del cáncer de páncreas.  Una TAC utiliza radiografías para crear una imagen del interior del abdomen.
  • Imagen por resonancia magnética (IRM): este es otro examen más preciso que usa un campo magnético y ondas radiales para producir imágenes. Podría realizarse un tipo especial de IRM, llamada colangiopancreatografía por resonancia magnética para buscar más minuciosamente obstrucciones de las vías biliares del páncreas.
  • Tomografía por emisión de positrones (TEP): también  puede realizarse este examen solo o junto con una TAC para evaluar la actividad del cáncer en la región abdominal del páncreas, y además puede ayudar a evaluar si el cáncer se ha diseminado a otros órganos en el abdomen o a áreas más lejanas.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica: mediante este examen el médico inserta un tubo flexible dentro de la boca, que pasa por el estómago y luego por el primer tramo del intestino delgado donde el conducto biliar se vacía.  Podría insertarse un pequeño instrumento a través del tubo para poder inyectar un tinte y tomar radiografías en busca de obstrucciones de las vías biliares o las vías biliares en el páncreas.  Si se detecta una obstrucción o una masa tumoral, el médico puede tomar muestras de tejido para examinarlo en busca de cáncer. Aunque este examen a menudo es muy útil, debe ser realizado solo por médicos muy experimentados porque podría haber  complicaciones durante o después del procedimiento.
  • Biopsia guiada por TAC: La TAC se usa para guiar la aguja de la biopsia justo al área indicada para obtener muestras de tejido sospechoso. En raras ocasiones, podría necesitarse cirugía para hacer el diagnóstico.

Duración

La mayor esperanza de cura existe cuando el cáncer se detecta en una etapa inicial antes de haberse diseminado.  Lamentablemente, al momento que se manifiestan los síntomas y se hace el diagnóstico, el cáncer generalmente se ha diseminado afuera del páncreas. El control de los síntomas depende del grado de diseminación del cáncer, su edad y salud general, y el nivel de respuesta de su cuerpo al tratamiento. Aún en casos donde es imposible curar el cáncer, el tratamiento a veces puede mejorar el tiempo de supervivencia y la calidad de vida si se controlan los síntomas y las complicaciones del cáncer. Se han introducido varios medicamentos quimioterapéuticos nuevos para ayudar a manejar el cáncer de páncreas.

Prevención

No existe manera de prevenir el cáncer de páncreas.  Tampoco hay un método para poder detectar el cáncer de páncreas en las etapas iniciales y poder tratarlo.  Dado que fumar cigarrillos es el factor de riesgo más significativo asociado con el cáncer de páncreas, es importante dejar de fumar cigarrillos o evitar comenzar a hacerlo.  Para evitar cualquier cáncer, se recomienda una dieta que incluya vegetales y fibra.

Tratamiento

Una vez que su médico diagnostica cáncer de páncreas, hará más exámenes para determinar el grado de diseminación del cáncer, un proceso conocido como estadios.  El tratamiento depende del estadio del cáncer.

Podría hacerse cirugía para eliminar parte o todo el páncreas y todo tejido canceroso cercano.  Su médico también podría recurrir a la quimioterapia (tratamiento con medicamentos para eliminar el tumor) y a la radioterapia para eliminar las células tumorales y controlar los síntomas de la enfermedad.  En algunos casos, su médico podría ofrecerle nuevos y prometedores tratamientos, que aún no han sido aprobados como procedimiento estándar.  Estos tratamientos se denominan pruebas clínicas.

Aún si la probabilidad de cura es pequeña, el tratamiento podría ayudar a prevenir o controlar el desarrollo de los síntomas.

El cáncer de páncreas se clasifica y se  trata según los siguientes estadios:

Cáncer resecable: el cáncer no se ha diseminado afuera del páncreas. Es raro que se diagnostique cáncer de páncreas en esta etapa inicial.  El tratamiento de los cánceres en esta etapa típicamente involucra cirugía, no obstante podría incluir cualquiera de los siguientes tratamientos:

  • cirugía para eliminar la cabeza del páncreas, parte del intestino delgado y algo de tejido cercano (procedimiento Whipple)
  • eliminación de todo el páncreas y órganos cercanos (pancreatectomía total)
  • eliminación del cuerpo y la cola del páncreas (pancreatectomía distal)
  • cirugía seguida de radio y quimioterapia
  • pruebas clínicas: la radioterapia y posiblemente la quimioterapia se suministran antes, durante y después de la cirugía

Cáncer localmente avanzado: el cáncer se ha diseminado a los órganos cercanos, como al duodeno (la primera porción del intestino delgado), los vasos sanguíneos e intestinos cercanos. Debido a esta diseminación, generalmente no es posible eliminar el páncreas quirúrgicamente.  El tratamiento para pacientes en esta etapa de cáncer de páncreas podría incluir:

  • radioterapia externa con o sin quimioterapia
  • cirugía u otros procedimientos para reducir los síntomas
  • pruebas clínicas: radioterapia y quimioterapia suministradas antes de la cirugía; radioterapia además de medicamentos para hacer que las células cancerosas tengan una mejor respuesta a la radiación (radiosensibilizadores); quimioterapia y radioterapia suministrada durante la cirugía con o sin radioterapia interna.
  • Colocación de stent: si el cáncer obstruyó la vía biliar cercaba al hígado, un especialista podría colocar un stent (un tubo de malla metálica) para abrir la vía. Esto aliviará los síntomas de la obstrucción de las vías biliares, incluidos la ictericia.  El procedimiento no requiere realizar cirugía porque se hace mediante un endoscopio.

Cáncer metastatizado: el cáncer se ha propagado hacia órganos distantes, como el hígado, los órganos pélvicos, la cavidad abdominal y los pulmones. El tratamiento para los pacientes con cáncer en esta etapa podría ser incluir cualquiera de los siguientes:

  • quimioterapia
  • tratamientos para el dolor y otros síntomas
  • cirugía u otros procedimientos para reducir los síntomas
  • pruebas clínicas: quimioterapia o terapia biológica ( llamada inmunoterapia), que usa el sistema inmune del cuerpo, directa o indirectamente, para combatir el cáncer y los efectos secundarios causados por los tratamientos contra el cáncer.
  • Colocación de stent: si el cáncer obstruyó la vía biliar cercana al hígado, un especialista podría colocar un tubo de malla metálica para abrir la vía. Esto aliviará los síntomas de la obstrucción de las vías biliares, incluidos la ictericia. Se hace con un endoscopio, un tubo flexible que se inserta por la boca, pasa por el estómago y luego por el primer tramo del intestino delgado donde la vía biliar se vacía.

Cáncer recurrente: si el cáncer ha reaparecido (es recurrente) después de haber sido tratado, tanto en el páncreas como en otras regiones del cuerpo.  Además de cualquiera de los tratamientos para el cáncer de páncreas detallados anteriormente, el tratamiento podría incluir radioterapia externa para reducir los síntomas.

Cuándo llamar a un profesional

Visite a su médico lo antes posible si observa cualquiera de los síntomas de cáncer de páncreas.  Su médico podría derivarlo a un gastroenterólogo (un especialista en el aparato digestivo) o a un oncólogo (un especialista en cáncer).

Pronóstico

El cáncer de páncreas es una enfermedad grave y su tasa de muerte es alta. Sus probabilidades de recuperación dependen de su edad, de la magnitud de diseminación del cáncer al momento del diagnóstico, de su salud general y del grado de efectividad del tratamiento.

Aproximadamente el 19 por ciento de los pacientes con cáncer de páncreas sobreviven al menos 1 año después del diagnóstico, pero solo el 1 al 2 por ciento de las personas con cáncer de páncreas sobreviven 5 años después del diagnóstico.

Información adicional

National Cancer Institute, NCI (Instituto Nacional para el Tratamiento del Cáncer, NCI) U.S. National Institutes of Health Public Inquiries Office (Institutos Nacionales de Salud Pública de Estados Unidos, Oficina de información) Building 31, Room 10A03 31 Center Drive, MSC 8322 Bethesda, MD 20892-2580 Teléfono: 301-435-3848 Gratuito: 1-800-422-6237 TTY: 1-800-332-8615 Correo electrónico: cancergovstaff@mail.nih.gov http://www.nci.nih.gov/

American Cancer Society, ACS (Sociedad Americana del Cáncer, ACS) 1599 Clifton Road, NE Atlanta, GA 30329-4251 Gratuito: 1-800-227-2345 http://www.cancer.org/

Cancer Research Institute (Instituto de Investigaciones del Cáncer) 681 Fifth Ave. New York, NY 10022 Gratuito: 1-800-992-2623 Correo electrónico: info@cancerresearch.org http://www.cancerresearch.org/

Última revisión: 2007-05-04T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-14T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


4 Comments en “Cáncer de Páncreas”

  1. [...] y hasta hace solamente unas semanas, su dinámico Director Ejecutivo, sufre de una forma rara del cáncer pancreático que representa el 5% del total de los casos de cáncer del páncreas que se diagnostican cada [...]

  2. [...] y hasta hace solamente unas semanas, su dinámico Director Ejecutivo, sufre de una forma rara del cáncer pancreático que representa el 5% del total de los casos de cáncer del páncreas que se diagnostican cada [...]

  3. [...] al tratamiento de alta calidad en los cánceres comunes como los de pulmón, estómago, hígado y páncreas, que tienen un gran número de muertes, no mejoró su supervivencia. ¿La conclusión? Los expertos [...]

  4. [...] (EPOC), bronquitis y cáncer del pulmón, cáncer del esófago, cáncer del estómago, cáncer del páncreas y de otros órganos, como elcáncer de la piel. Pero hay noticias alentadoras, que pueden darte el [...]

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil