Cáncer de tiroides

¿Qué es?

El cáncer de tiroides es el crecimiento descontrolado de células anormales de la glándula tiroidea. La glándula tiroidea tiene la forma de una mariposa y está localizada debajo de la nuez de Adán, delante de la garganta. La mayoría de los cánceres de tiroides se curan. Una de las funciones de la glándula tiroidea es producir hormona tiroidea y esta hormona requiere el uso del elemento yodo. La glándula tiroidea posee funciones especializadas que pueden capturar y atrapar el yodo de la dieta alimenticia y concentrarlo en la glándula para la producción de la hormona tiroides. Los médicos, muy a menudo explotan esta función en el tratamiento del cáncer de tiroides.

Existen otras dos características importantes en la anatomía de la glándula tiroidea. En primer lugar, existen cuatro pequeñas glándulas llamadas paratiroides situadas cerca del tejido tiroideo, que influyen notablemente en el uso que el cuerpo hace del calcio. Si se realiza una operación en la glándula tiroidea, es importante que el cirujano las identifique y evite dañar estas pequeñas glándulas.

El nervio que controla la caja de la voz (laringe) se encuentra también muy cerca y se relaciona con la tiroides. Por lo tanto, si se contempla la cirugía de tiroides, es importante reconocer este nervio. Si está glándula resulta dañada, podría quedar una ronquera permanente.

En la tiroides hay dos tipos de células que producen dos hormonas que ayudan a regular las funciones corporales.

  • Las células foliculares en la tiroides producen hormona tiroidea llamada tiroxina o T-4, que controla la tasa de metabolismo del cuerpo. El metabolismo regulado por la glándula tiroidea es un proceso complejo que podría afectar la función de varios órganos del cuerpo.
  • Las células C, también llamadas células parafoliculares, producen calcitonina, una hormona que ayuda a regular el nivel de calcio en la sangre.

Hay cinco tipos de cánceres de tiroides:

  • Carcinoma papilar (también conocido como adenocarcinoma papilar): este es el tipo más común de cáncer, que representa el 75% de todos los cánceres de tiroides. Se desarrolla en las células foliculares y por lo general crece lentamente. En la mayoría de los casos, este cáncer se desarrolla en solo uno de los dos lóbulos de la glándula tiroidea, pero afecta ambos lóbulos en el 10 al 20 por ciento de los pacientes. El carcinoma papilar a menudo se propaga a los ganglios linfáticos cercanos en el cuello, pero también puede propagarse a otras áreas más alejadas del cuerpo.
  • Carcinoma folicular: este es el segundo tipo más común de cáncer de tiroides y comienza en las células foliculares. Este tipo de cáncer a menudo afecta solo la glándula tiroidea, pero a menudo se propaga a otras áreas del cuerpo, especialmente los pulmones y los huesos. Solo alrededor de un tercio de los tumores que aparecen en las células foliculares son cancerosos. Algunos cánceres de tiroides se encuentran en las células papilares y foliculares.
  • Neoplasia de células de Hurthle: (adenocarcinoma folicular): este es un cáncer menos frecuente, aunque similar al carcinoma folicular.
  • Carcinoma anaplásico: (cáncer de tiroides indiferenciado). Esta es la forma más rara de cáncer de tiroides y tiene el peor pronóstico. Los científicos creen que se desarrolla de un carcinoma papilar o folicular. El carcinoma anaplásico es agresivo y se propaga rápidamente al cuello y otras partes del cuerpo. Dada la gran proximidad de la tiroides con la tráquea, los pacientes con este tipo de cáncer podrían experimentar severa falta de aire y requerir, por consiguiente, el uso de un tubo insertado a través de la tráquea para ayudarlo a respirar.
  • Carcinoma medular tiroideo (CMT): este es el único tipo de cáncer de tiroides que se desarrolla en las células C de la tiroides. Puede propagarse a los ganglios linfáticos, los pulmones y el hígado aún antes de haberse detectado un nódulo tiroideo. El CMT produce la hormona calcitonina, además de una proteína llamada antígeno carcinoembriónico (CEA). Ambos químicos se liberan en la sangre. Existen dos tipos principales de CMT: el CMT esporádico (80 por ciento de todos los casos de CMT) no se hereda y por lo general se desarrolla en solo un lóbulo de la tiroides. EL CMT familiar (20 por ciento de los casos) presenta dos formas, cada uno de los cuales puede afectar varias generaciones de una misma familia.

En casos muy raros, los tumores que se forman en el tejido conectivo (sarcomas) y los ganglios linfáticos (linfomas) también pueden aparecer en la glándula tiroidea. El tratamiento para estos cánceres es diferente del tratamiento para otros cánceres de tiroides.

Aunque los científicos no han identificado la causa exacta del cáncer de tiroides, algunos estudios sugieren que las personas expuestas a la lluvia radioactiva o a los accidentes en las centrales atómicas tienen un riesgo más alto de desarrollar cáncer de tiroides. En parte, esto se debe a la presencia de yodo radioactivo que podría estar presente en la lluvia radioactiva. Dado que la tiroides tiene una atracción por el yodo, el tejido tiroideo acumula esta sustancia radioactiva, que con el paso del tiempo podría causar cáncer. Las personas que recibieron una alta dosis de radiación para tratarse el acné o las amígdalas inflamadas (hinchadas) cuando niños presentan un riego mayor. La incidencia del cáncer de tiroides también es más alta en los países donde las dietas son bajas en yodo. Además, las personas con ciertas condiciones médicas, como la enfermedad de Cowden y poliposis familiar, presentan un mayor riesgo de desarrollar cáncer de tiroides.

Las personas que recibieron tratamiento con radiación en la región del pecho (por ejemplo para la enfermedad de Hodgkin y otros cánceres infantiles) presentan un aumento en la incidencia de las anomalías en la tiroides, incluidas cáncer, en especial si el campo radioactivo incluyó la tiroides. Los pacientes necesitarán un control de por vida tanto para evaluar la función de la tiroides como para controlar la presencia de cáncer.

Algunas formas de cáncer de tiroides son hereditarias. Estas se manifiestan solas (CMT hereditario) o como parte de un síndrome de cáncer familiar conocido como neoplasia endócrina múltiple (NEM) tipo 2. Los pacientes con NEM tipo 2 desarrollan tumores en otros órganos, como la glándula suprarrenal (feocromocitomas) y el sistema nervioso periférico (neuromas y gangliomas).

Estudios científicos recientes también indican que algunas formas de cáncer de tiroides podrían estar causadas por cambios (mutaciones) en el ADN.

El cáncer de tiroides es raro y representa solo aproximadamente el 1,5 por ciento de todos los tipos de cáncer. Este cáncer ataca  aproximadamente 18.000 personas en Estados Unidos por año y provoca más de 1.200 muertes. La enfermedad es más frecuente en mujeres que en hombres.

Síntomas

Por lo general, el único síntoma es un bulto que aparece en el cuello. Cuando aparecen otros síntomas, estos pueden incluir:

  • dolor en el cuello que se irradia a los oídos
  • dificultad para tragar
  • ronquera
  • dificultad para respirar
  • tos persistente

Algunos de estos síntomas podrían también manifestarse en otras enfermedades aparte del cáncer.

Diagnóstico

Durante el examen físico, su médico revisará su cuello para evaluar el tamaño y la firmeza de la tiroides y para detectar algún bulto en la tiroides o agrandamiento de los ganglios linfáticos. Para ayudar a diagnosticar el cáncer de tiroides, su médico le ordenará que se haga los siguientes exámenes:

  • Aspiración con aguja fina (AAF) de un nódulo tiroideo: cuando su médico detecta un nódulo tiroideo en su cuello, este procedimiento se considera la prueba de diagnóstico más efectiva para el cáncer de tiroides. Este procedimiento puede generalmente realizarse en el consultorio del médico. Se inyecta anestesia local para adormecer la piel que cubre el nódulo tiroideo. Entonces el médico inserta la aguja fina dentro del nódulo tiroideo y extrae células y líquido. Esta muestra se envía a un laboratorio y se la examina bajo un microscopio en busca de signos de cáncer. En el 60 al 80 por ciento de los procedimientos de aspiración con aguja fina, el examen de laboratorio muestra que el nódulo no es canceroso (benigno). Aproximadamente el 5 por ciento de los casos resulta ser cáncer. El 15 al 35 por ciento restante de los casos se los considera sospechoso, lo que sugiere que podría existir la presencia de cáncer.
  • Examen de calcitonina en sangre: esta prueba se ordena cuando el médico sospecha de la presencia de CMT.
  • Ecografía de tiroides: en este examen, se bebe o inyecta en la vena una pequeña cantidad de sustancia radioactiva. Este químico radioactivo es absorbido por la glándula tiroidea. Se coloca una cámara especial cerca de su cuello para medir las cantidades de químicos radioactivos en la región de la tiroides. Esta ecografía puede ayudar al médico a determinar si un nódulo en la glándula está produciendo activamente hormona tiroidea. Si está produciendo la hormona, es poco probable que haya cáncer. Si tiene cáncer de tiroides, este examen podrían determinar si se ha propagado a otras áreas del cuerpo, en especial después de haber extirpado quirúrgicamente la glándula tiroidea.
  • Ecografía de la tiroides: mediante este examen, se usan ondas sonoras para crear imágenes de la tiroides sin utilizar radiografías. Una ecografía de tiroides podría ayudar al médico a determinar si un bulto o quiste es un tumor.
  • Tomografía computada (TAC) o imagen por resonancia magnética (IRM) del cuello: la TAC es un haz de radiografía modificado que toma imágenes transversales del área de la tiroides. Mediante la IRM se utilizan grandes imanes y ondas radiales para tomar imágenes transversales generadas por computadora de la glándula tiroidea y de las estructuras del cuello cercanas.

Duración

El cáncer de tiroides puede desarrollarse lentamente y no detectarse durante años. Al igual que otros cánceres, este seguirá creciendo y se diseminará hasta que se lo trate.

Prevención

Dado que muchas personas desarrollan cáncer de tiroides sin presentar ningún factor de riesgo conocido de la enfermedad, esta forma de cáncer por lo general no puede prevenirse. No obstante, pueden hacerse los nuevos análisis de sangre genéticos que ayudan a identificar aquellas personas con un alto riesgo de desarrollar los tipos familiares de CMT. Cuando el CMT ataca una persona dentro de una familia, todos los miembros de esa familia deberían ser examinados. Aquellas personas con exámenes positivos sin presentar síntomas de cáncer de tiroides podrían extirparse la tiroides para prevenir el cáncer de tiroides. Después de la cirugía, estos pacientes necesitan tomar hormonas tiroideas de por vida.

La Asociación Americana de Tratamiento del Cáncer (American Cancer Society) recomienda que después de los 40 años, una persona debería incluir un examen de tiroides en su examen físico de rutina anual. Las personas entre 20 y 39 años deberían examinarse su glándula tiroidea cada tres años.

Tratamiento

La cirugía es el método principal para tratar el cáncer de tiroides. Un cirujano extirpará todo el cáncer, además de toda o parte de la porción restante de tiroides y los ganglios linfáticos cercanos.

Otras fases importantes del plan de tratamiento podrían incluir:

  • Tratamiento con hormonas tiroideas: si se extirpa quirúrgicamente toda la glándula tiroidea, los medicamentos con hormonas para la tiroides ayudarán a restablecer el metabolismo normal y a suprimir las hormonas de la hipófisis que pueden acelerar el crecimiento de cualquier célula remanente de cáncer de tiroides. La persona debe tomar comprimidos de hormona de la tiroides de por vida.
  • Tratamiento con yodo radioactivo: el yodo radioactivo puede utilizarse después de la cirugía de la tiroides por dos razones: para destruir cualquier tejido remanente normal de la tiroides, o para destruir las células cancerosas remanentes o tratar el cáncer que se ha manifestado nuevamente. Cuando se le utiliza para destruir tejido normal, el tratamiento puede realizarse de manera ambulatoria con niveles de radiación relativamente bajos. Para el tratamiento del cáncer, se utilizan dosis mucho más grandes, a menudo en un hospital.
  • Quimioterapia: en este tratamiento, se toman medicamentos anticancerosos por boca o inyectados dentro de la vena. Los efectos secundarios pueden incluir pérdida de pelo, náuseas y vómitos. La quimioterapia se utiliza para tratar formas más agresivas del cáncer de tiroides y para cánceres más avanzados.
  • Tratamiento con haz de radiación externo: en este tratamiento, rayos o partículas de rayos de alta potencia se enfocan sobre el cáncer para destruir las células cancerosas.

El plan de tratamiento específico depende del tipo de cáncer de tiroides y de su grado de diseminación. Cada tratamiento de cáncer de tiroides tiene efectos secundarios que pueden perdurar algunos meses. El seguimiento de control puede continuar durante 20 a 30 años.

Después de la cirugía se realiza de manera rutinaria un examen de sangre llamado tiroglobulina sérica, además de otros tratamientos para determinar si aún hay presencia de algún remanente de tejido tiroideo activo, incluidas células tiroideas cancerosas.

Cuándo llamar a un profesional

Póngase en contacto con su médico si descubre un bulto en cualquier área del cuello. Además busque atención médica si experimenta dolor persistente en el cuello, tos persistente o cualquier dificultad para respirar o tragar.

Pronóstico

El cáncer de tiroides por lo general puede curarse si se le detecta a tiempo. Existen más de 500.000 sobrevivientes de cáncer de tiroides en Estados Unidos. El pronóstico de los cánceres foliculares y papilares depende de la edad del paciente, las características del tumor, si el cáncer se ha propagado y si todo el tumor se extirpó quirúrgicamente. El pronóstico del CMT depende de si el cáncer ocurre sin causa conocida, si se hereda solo o si se hereda como parte de un síndrome de cáncer (MEN-2). Los seguimientos regulares de control son muy importantes porque en el 5 al 20 por ciento de los pacientes el tumor volverá a aparecer.

El carcinoma anaplásico es casi siempre mortal, y solo un 3 a 17 por ciento de los pacientes sobreviven cinco años después del diagnóstico.

Información adicional

American Cancer Society, ACS (Sociedad Americana del Cáncer, ACS) 1599 Clifton Road, NE Atlanta, GA 30329-4251 Gratuito: 1-800-227-2345 http://www.cancer.org/

National Cancer Institute, NCI (Instituto Nacional para el Tratamiento del Cáncer, NCI) U.S. National Institutes of Health Public Inquiries Office (Institutos Nacionales de Salud Pública de Estados Unidos, Oficina de información) Building 31, Room 10A03 31 Center Drive, MSC 8322 Bethesda, MD 20892-2580 Teléfono: 301-435-3848 Gratuito: 1-800-422-6237 TTY: 1-800-332-8615 Correo electrónico: cancergovstaff@mail.nih.gov http://www.nci.nih.gov/

American Thyroid Association, Inc. (Asociación Estadounidense de la Tiroides) 6066 Leesburg Pike Suite 650 Falls Church, VA 22041 Teléfono: (703) 998-8890 Fax: (703) 998-8893 Correo electrónico: admin@thyroid.org http://www.thyroid.org/

Última revisión: 2007-04-25T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-09-23T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


8 Comments en “Cáncer de tiroides”

  1. [...] Cáncer de tiroides [...]

  2. DRA. A QUE SE DEVE CUANDO SE TE INFLAMA LA GLANDULA TYROIDES O CUANDO TE DICE EL DR. KE TIENES UN AUMENTO DE LA MISMA? GRACIAS

  3. me agradaria pudiecen enviar un tes sobre la depresion o es estres laboral es por lo que estos pasando hoy llevo dos audiencias con un profesional pero no especialita y deseo pedir una hora con un neurologo creen que este me ayudaria porque de acuerdo a los sintomas queaparecen los tengo todos y sin exagerar. desde y es urgente.ya gracias.

  4. deseo la respuesta al correo que les envie gracias

  5. Quisiera saber si una persona que tuvo tratamiento para el cáncer de tiroide tiene algún problema si esta ya tiene un embarazo de mas de 2 meses y medio, que consecuencias puede traer

  6. En un diabetico se le detecta cancer de la tiroide que consecuencias puede tener. Hombre de Edad 46 anos y toda su vida ha sufrido de la tiroide y alta presion.
    Gracias.

  7. En un diabetico se le detecta cancer de la tiroide que consecuencias puede tener. Hombre de Edad 46 anos y toda su vida ha sufrido de la tiroide y alta presion.
    Gracias.

  8. que significa: “celulas remanentes” como resultado del barrido (estudio) gracias

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil