Enfermedades y Condiciones

Cetoacidosis diabética

¿Qué es?

La cetoacidosis diabética es una complicación potencialmente mortal de la diabetes que ocurre cuando una persona tiene mucha menos insulina que la que el cuerpo necesita. Este problema hace que la sangre se vuelva ácida y el cuerpo se deshidrate de manera peligrosa. La cetoacidosis diabética puede presentarse cuando la diabetes no se trata de manera adecuada o cuando se está gravemente enfermo.

Para comprender esta enfermedad, usted necesita entender el modo en el que el cuerpo se proporciona energía a sí mismo con el azúcar y con otros combustibles. El cuerpo metaboliza (digiere, descompone) los alimentos que comemos y mucho de lo que ingerimos se convierte en glucosa (un tipo de azúcar), que ingresa al torrente sanguíneo (a la sangre). La insulina ayuda a la glucosa a pasar del torrente sanguíneo a las células, en donde se la utiliza para generar energía. Normalmente, el páncreas produce insulina, pero las personas con diabetes de tipo 1 (diabetes insulino-dependiente) no producen suficiente insulina y deben inyectársela a diario.

El cuerpo necesita una fuente constante de energía. Cuando usted tiene mucha  insulina, las células del cuerpo pueden obtener toda la energía que necesitan de la glucosa. Si no tiene suficiente insulina en la sangre, el hígado se programa para fabricar combustibles de emergencia. Estos combustibles, producidos de la grasa, se llaman cetonas (o cetoácidos). En un apuro, las cetonas pueden darle energía. Sin embargo, si el cuerpo depende durante mucho tiempo de las cetonas para obtener energía, usted pronto se enfermará. Las cetonas son químicos ácidos que son tóxicos en concentraciones elevadas.

En la cetoacidosis diabética, las cetonas se acumulan en la sangre, lo que altera seriamente la química normal de la sangre e interfiere con el funcionamiento de muchos órganos. Hacen que la sangre se vuelva ácida, lo que produce vómitos y dolor abdominal. Si el nivel de acidez de la sangre se vuelve extremo, la cetoacidosis puede hacer que la presión arterial baje, puede producir un coma y la muerte.

La cetoacidosis siempre está acompañada de deshidratación, lo que produce niveles elevados de glucosa en la sangre. La glucosa se acumula en la sangre si no hay suficiente insulina para hacer que la glucosa entre en las células. Durante un episodio de cetoacidosis, es común que el azúcar en la sangre se eleve a un nivel superior a 400 miligramos por decilitro. Cuando los niveles de azúcar en la sangre son tan altos, una pequeña cantidad de azúcar “inunda” la orina. Así como el azúcar es transportada por la orina, el agua, la sal y el potasio entran en la orina con cada molécula de azúcar y el cuerpo pierde grandes cantidades de líquido y electrolitos, que son minerales que desempeñan un papel crucial en el funcionamiento de las células. Al tiempo que esto sucede, usted produce mucha más orina de lo normal. Finalmente, es probable que para usted sea imposible beber suficiente líquido como para igualar las cantidades que orina. Los vómitos producidos por la acidez de la sangre también contribuyen a la pérdida de líquidos y a la deshidratación.

Las personas con diabetes de tipo 1 están en riesgo de padecer cetoacidosis diabética. Si tiene diabetes de tipo 1, puede tener cetoacidosis porque ha dejado de recibir las inyecciones de insulina o porque la dosis de insulina es demasiado baja. Puede ser provocada por una infección o por un estrés físico intenso, como una lesión o una cirugía, porque su cuerpo puede necesitar más insulina de la normal durante estos episodios de estrés. La cetoacidosis no ocurre a menudo en personas con diabetes de tipo 2. En la mayoría de las personas que tienen diabetes de tipo 2, los niveles de insulina en la sangre no descienden lo suficiente como para enviar al hígado la señal para producir cetonas.

En aproximadamente el 25% de los niños con diabetes, los síntomas de cetoacidosis son la primera señal de que tienen diabetes.

Síntomas

Los síntomas de la cetoacidosis diabética incluyen:

  • orinar frecuentemente
  • sed intensa
  • boca seca
  • piel fría
  • náuseas y vómitos con o sin dolor abdominal

A medida que los niveles de las cetonas en la sangre aumentan, el patrón de la respiración de la persona puede hacerse lenta y profunda, y su aliento puede tener un olor a frutas. La persona con cetoacidosis puede parecer cansada o confundida, o puede tener problemas para prestar atención. Sin un tratamiento rápido en el primer día de la aparición de los síntomas, la enfermedad puede producir presión arterial baja, pérdida del conocimiento, coma o la muerte.

Si tiene diabetes de tipo 1, es importante que mida sus niveles de glucosa en la sangre en su hogar con una máquina llamada glucómetro. También debe tener las tiras de papel para la prueba que pueden detectar las cetonas en la orina. Si la lectura de la glucosa en sangre es superior a los 300 miligramos por decilitro, debe hacer una prueba para detectar cetonas en la orina. Si la tira de la prueba de la orina demuestra una lectura “moderada” o “alta”, es posible que tenga cetoacidosis.

Diagnóstico

Las personas con cetoacidosis diabética se tratan siempre en un hospital. Su médico le hará análisis de sangre para ver los niveles de glucosa, cetonas y electrolitos, como el sodio y el potasio. Si ha estado usando insulina sin saltarse ninguna dosis, su médico querrá determinar si tiene una infección.

Duración

Los síntomas de la cetoacidosis diabética pueden desarrollarse en un período de pocas horas y el resultado del tratamiento es una recuperación rápida. Generalmente, las personas que desarrollan cetoacidosis permanecen hospitalizadas de uno a tres días.

Prevención

Si tiene diabetes tipo 1, generalmente puede prevenir la cetoacidosis diabética al seguir su régimen de insulina y una dieta recetada por su médico, y chequeándose su glucosa (azúcar) en la sangre regularmente. Si su cuerpo se estresa por una infección, la cetoacidosis puede aparecer en horas y es posible que usted no pueda evitarlo. Es importante que usted monitoree su azúcar en la sangre con más frecuencia durante una infección, para que pueda regular el tratamiento. También es importante que reconozca que los vómitos y el dolor abdominal pueden ser síntomas de cetoacidosis, así puede obtener ayuda médica rápidamente.

Para ayudar a asegurarse de que recibirá el tratamiento de emergencia apropiado para la cetoacidosis diabética si está lejos de su hogar, use un collar con identificación médica o una pulsera que lo identifique como diabético. Esto ayudará al personal de emergencias a reconocer su problema rápidamente si se encuentra entre personas extrañas y está demasiado enfermo como para hablar por sí mismo.

Tratamiento

Cuando esté en el hospital, tratarán su cetoacidosis diabética con insulina para disminuir el nivel de glucosa en la sangre. También recibirá una gran cantidad de líquidos intravenosos (a través de una vena). Medirán frecuentemente sus niveles de glucosa en sangre y de acidez, y recibirá suplementos de potasio para reestablecer el almacén de este mineral esencial en su cuerpo. Hasta que los análisis (exámenes) sanguíneos vuelvan a ser normales, seguirán sus signos vitales (temperatura, pulso, respiración y presión arterial) y diuresis (cantidad de orina). Si su episodio de cetoacidosis fue provocado por una infección, se usarán antibióticos u otros medicamentos para tratar la infección.

Cuándo llamar a un profesional

Si tiene diabetes tipo 1 y tiene una lectura del glucómetro de 300 miligramos por decilitro, debe chequear su orina para determinar si hay cetonas. Llame a su médico si hay niveles moderados o altos de cetonas, o si no ha hablado antes sobre cómo ajustar su dosis de insulina cuando el nivel de azúcar está alto. Su médico le dará recomendaciones más específicas acerca de cuándo y con cuánta frecuencia chequear la glucosa en sangre y la orina, y cuáles lecturas debe buscar. También llame a su médico siempre que tenga náuseas y vómitos y no entienda la causa, ya sea que tenga dolor abdominal o no lo tenga.

Pronóstico

Con tratamiento apropiado, más del 95 por ciento de los pacientes se recuperan de la cetoacidosis diabética.

Información adicional

National Diabetes Information Clearinghouse (Centro Coordinador Nacional de Información sobre Diabetes) 1 Information Way Bethesda, MD 20892-3560 Teléfono: (301) 654-3327 Gratuito: (800) 860-8747 www.niddk.nih.gov/health/diabetes/ndic.htm

Última revisión: 04-09-2007T00:00:00-06:00

Última modificación: 07-11-2007 T00:00:00-07:00

Fuente: Copyright © 2007 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic aquí:

2 Comments en “Cetoacidosis diabética”

  1. gracias por toda la informacion no soy yo la k presento esta enfermedad pero si un familiar muy cercano en cuba y s eencuentra hospitalisado en cuidados intensivos en condicion critica con cetoacidosis diabeticas gracias una ves mas por tan inportante informacion

  2. lastima que mi madre nunca quiso, atenderse, por mas que le suplicamos he intentamos cuidarla… ahora ella no esta con nostros, aunque ella padecia diabetes tipo 2 ella fallecio segun reporte medico por cetoacidosis diabetica, en tan solo 12 horas!!! de aparentar estar bien y andar en una reunion de ahi empezo con dolor de espalda baja y vomito, ya no paro !! hasta en hipotermia entro, eso dijeron en el seguro social zona 11 de nuevo laredo! por favor no ignoren esta enfermedad, ES MORTAL

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil